Real Federación Española de Atletismo







 viernes, 13 de mayo de 2022   ENTREVISTA WEB 31/2022
Marta Molist y su talento escondido

Por : Vicente Capitán


Marta Molist Codina (Vic, 10-2-1982) es madre desde hace algo más de cuatro años y flamante campeona de España de Ultra Trail Running, el pasado 23 de abril en Penyagolosa. Esta deportista es uno de los, cada vez más numerosos ejemplos que tenemos en el atletismo y por amplitud en el deporte español, de mujeres que, habiendo sido madres y lejos del potencial deportivo que se supone en la juventud, alcanzan sus mejores resultados en plena madurez y con un horizonte a medio plazo de continua mejora y sin techos o límites.

Deportista a partir de los 20

Molist es además atleta tardía, porque hasta pasados los 20 años de edad la catalana estuvo alejada del deporte en general. "Hice unos cambios personales en mi vida. Acabé una relación y eso me llevó a cambiar mis amistades. Me regalaron una perra y así empecé a salir a andar y correr con ella. Las nuevas amistades era gente que hacía deporte y las amigas me animaron a hacerlo con ellas y esos fueron mis inicios deportivos hace unos 20 años. También por aquella época sufrí la muerte de mi padre y el hecho de empezar a hacer deporte me venía muy bien para que la mente estuviera ocupada, y cada vez me fui enganchando más". "Me inicié haciendo algunas carreras populares, todo por montaña eso sí, y así estuve unos años yendo a carreras, digamos de pueblo. No me iba mal en los resultados y evidentemente me iba animando cada vez un poco más".

Como vemos Marta fue quemando etapas poco a poco, pero sin dejar de progresar en resultados y sensaciones y ella misma considera un punto de inflexión en 2013: "Todo cambió aquel año cuando una amiga me propuso poder preparar e ir a la Transvulcania, a la distancia larga, y entonces empecé a seguir un plan de entrenamiento. Fue una experiencia muy interesante, me encontré bien. Recuerdo que yo no había tomado un gel nunca y el primero lo tomé en aquella carrera. Acabé 14ª. Mi entrenador entonces era Jordi Pamias, entrenaba a distancia, a Jordi no le veía, me mandaba lo que tenía que hacer y ya está. Le conocí por el equipo Diedra Trail, con el que tenía relación, porque yo entrenaba con Marc Erra y él tenía relación con Jordi. Luego mi entrenador fue Andrés Arroyo y por último desde hace cuatro años estoy con Rafa Flores. De todos ellos he aprendido muchas cosas".

Marta nos confiesa que en aquellos primeros años con un plan de entrenamiento al que atenerse: "No hacía todo como ellos me lo mandaban. La clave era que antes de ser madre tenía mucho más tiempo para entrenarme y entonces de lo que me mandaban, lo adaptaba y muchas veces hacía más. Esto es algo que he ido mejorando con el paso de los años, para atenerme a lo que el entrenador me manda y como te digo sobre todo al ser madre, porque el tiempo que tengo para entrenar es el que es y no hay más".

Buena corredora en media distancia y maratón

"Cuando empecé a competir de forma asidua mis distancias favoritas siempre fueron el medio maratón y la maratón, me gustaban ambas y así estuve varios años haciendo pruebas internacionales de las Skyrunning, pero tras mi maternidad esto ha cambiado radicalmente porque ya no quiero viajar tanto y además antes era siempre lo mismo, cada año, y ahora prefiero elegir yo dónde me apetece y puedo ir".

Justo coincidiendo con su maternidad, la de Vic inició su etapa deportiva a las órdenes de Rafa Flores, uno de los técnicos de referencia en el Trail Running español. "Con Rafa empecé hace cuatro años, tras recuperarme del embarazo, y a finales de 2018 me estrené en mi primer campeonato de España de la RFEA, lo hice bien y me sirvió para ser seleccionada para el Mundial de Portugal. Allí me sentí muy bien, fue una gran experiencia, el ambiente, el gran nivel que tenía la prueba, etc". Marta quedó quinta en ese Nacional disputado previamente en Cehegín (Murcia) y tres meses más tarde acabó tercera en el primer campeonato de España de Trail por Federaciones, por lo que estaba con claridad entre las mejores de España.

La selección se colgó la medalla de plata con el equipo femenino en aquel Mundial de junio de 2019, en un combinado en el que estuvieron Sheila Avilés, Azara García, Gemma Arenas, Anna Comet, Montse Martínez, Laia Cañes y Mónica Vives, es decir un equipazo. Marta fue la cuarta de las nuestras y acabó 14ª. "Yo estaba acostumbrada a carreras más técnicas, aquí se podía correr más y me costó mucho adaptarme a ello, por tema de ritmos y demás. Gracias a los entrenos con Rafa he podido ir mejorando este sentido, de hecho, nos pasamos bastantes horas en las pistas de atletismo, algo que para mí era impensable a finales de 2018 tras haber sido madre".

Pero Marta no era una desconocida en el Trail Running Nacional. Desde aquel 2013 en el que debutó en la Transvulcania, Molist fue coleccionando puestos importantes en citas importantes dentro y fuera de nuestras fronteras como: Olla de Núria, Marató de la Fageda, Marató Emona, Vallderibes, Comapedrosa, Matterhorn Ultraks, Marató del Montseny, Trail de Otañes, Zegama, Limone Extreme, Vall del Congost, Rocacorba, Transgrancanaria, Falco Trail o Louzantrail, muchas de estas con victorias o podios de la atleta.

Cambios en la preparación con Rafa Flores

Molist nos confiesa que aquel cambio radical en su preparación con Flores, le hizo dudar al inicio de que fuera capaz de hacer aquellos ritmos, "yo pensaba que eso no iba conmigo, pero conforme ha ido pasando el tiempo, mejor me voy adaptando y más me gusta hacerlo"

Y lógicamente hay que preguntarle a nuestra protagonista por esa capacidad de adaptación a entrenar, no sólo por la nueva metodología, sino tras la maternidad.

"No es fácil compaginarlo, pero mi pareja, Noel, me ha ayudado mucho para poder entrenar, y eso es fundamental. Yo trabajo en el negocio familiar, que es una autoescuela y mi día a día es muy simple. Me levanto, pronto, a las 6:00 y hago algo de fuerza, core, etc. Llevamos a mi hijo al cole y me voy a entrenar. Después de comer, trabajo por la tarde y nos recogemos pronto, cenamos con nuestro hijo e intentamos acostarnos pronto, generalmente a las 22h ya estamos en la cama".

Y respecto a la distribución de cargas, tal y como nos han contado otros deportistas conducidos por Flores, Marta hace entreno cruzado con bicicleta: "Trabajamos con la bici para hacer más aeróbico sin impacto y a mí me gusta cogerla, que la llevo usando desde mis inicios como deportista, mis amigas también montaban en bici y así empecé. Respecto a mis entrenos de carrera la mayoría los hago sola sin problemas, pero cuando tengo que hacer ritmos altos y sobre todo en llano, necesito gente para poder apoyarme en ellos. Tengo un buen grupo de compañeros en Vic y con ellos quedo en las pistas de atletismo o el terreno de cross, al lado, y allí solemos hacer los entrenamientos rápidos, además en la pista podemos usar el perímetro exterior por arena y no tocar todo el rato el tartán. Normalmente, cada semana hago dos días de bici, uno de rodar sin más y otro con cambio o series, muchas veces en cuesta. Luego de carrera hago un día de trabajo de series o cambios de ritmo, que pueden ser en la pista o el campo de cross, algún día más de rodaje o trabajo de cuestas y por último la tirada larga del fin de semana y también algún fin de semana cojo la bici. Mis rodajes largos de fin de semana por montaña no son muy largos, puedo moverme entre 20 y 30 kilómetros, pero te diría que a los 30 kms he llegado en contadas ocasiones. De tres horas paso muy pocas veces, y cuando lo hago suele ser más en pretemporada".

El éxito al saltar a la ultra distancia

2021 fue el año elegido para dar el salto a la ultra distancia, algo que no deja de sorprendernos en una mujer que ha cumplido 40 años, y como ya hemos dicho tras su maternidad hace cuatro años. Molist nos explica el porqué de ese salto y cómo le fue: "El paso a los ultras, aunque había hecho alguna competición de larga distancia, fue el año pasado, cuando decidimos prepararlo más específico, con el tema de la alimentación, suplementos en carrera y todo esto. Fuimos a la Ultra de Sierra Nevada, gané y batí el récord de la prueba. Teníamos previsto ese estreno en el calendario y luego fuimos a la Blue Trail, en Tenerife, que también gané. El objetivo era ir en agosto a la CCC del Mont Blanc (100 km) y allí estuvimos y gané también", como podemos ver un cambio de distancia redondo en resultados.

"En el campeonato de España de Penyagolosa (lugar en el que Marta había ganado ya el pasado mes de octubre) llegué muy contenta a meta, además con la presencia allí de mi madre y de mi hermana que me hacían la asistencia técnica. De inicio no tenía buenas sensaciones, pero fue encontrándome mejor. Ganar ha sido una gran recompensa y claro que me hace ilusión poder ir al Mundial de Tailandia, el año pasado ya me lo había ganado, pero al final no se puedo hacer, ojalá que este año sí podamos estar. Es cierto que me han hablado también de la posibilidad de estar en el Europeo de La Palma, pero yo al inicio de temporada me había marcado una carrera en mi calendario que es la Mozart Trail, en Austria, y es dos semanas antes del Europeo, por lo que quiero recuperarme bien del campeonato de España y vamos a ver qué hacemos. Me gusta ir con el calendario poco a poco, marcando objetivos más a medio plazo y no todo lo que hacemos en el año de golpe, además también tengo que ver los compromisos con mi patrocinador, la marca italiana Crazy, y no es fácil ubicarlo todo".

Marta reconoce que antes sí miraba más ganar algo de dinero con las carreras de Trail Running pero ahora "prefiero ir a las carreras que me gustan y disfrutar así, no estoy tan pendiente de si aquí o allí me pagan algo más o menos y obligarme a ir. Si coincide que lo que me apetece hacer puedo sacar algo, pues mejor, pero ya no es una prioridad como me ocurría antes. En nuestro deporte hay poco dinero y también tener que estar pendiente siempre de si te van a pagar o no, acaba desgastanto mucho".

Molist cuida muchos aspectos más allá del entrenamiento puro y duro, como la alimentación y el descanso como ya hemos señalado. "En temas de nutrición trabajo con Ana Griffols desde el año pasado, aprendo un montón con ella y veo que lo que me marca funciona y me encuentro mejor".

Sobre su futuro a medio y largo plazo, la de Vic mira de reojo a una carrera en la que quiere hacer un buen papel y que tiene al lado de casa, la Ultra Pirineu en la que nunca ha estado en su distancia reina. "Espero seguir años como estoy, de momento las lesiones las he controlado bien y espero seguir así", nos cuenta esta mujer que nos habla igualmente de sus referentes en el mundillo, "claro que tengo referencias de chicas que han estado en lo más alto. Yo siempre me he fijado en Maite Maiora, sobre todo y también en Oihana Kortazar, Gemma Arenas y Nuria Picas. Me gusta cómo son y cómo compiten".

Actualmente Marta coincide en las filas del C.E. Penedés con algunas de las mejores corredoras de Trail Running nacional como son: Mónica Vives, Nuria Gil, Mieria Pons y Anna Comet, entre otras.

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia


































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |



Real Federación Española de Atletismo. Av. Valladolid, 81, 1º - 28008 Madrid – Tel. 91 548 24 23 – Fax: 91-547 61 13 / 91-548 06 38