Real Federación Española de Atletismo







 viernes, 06 de mayo de 2022   ENTREVISTA WEB 30/2022
Susana Rodríguez, correr con el corazón en un puño

Por : Aurora Pérez - Fotos: Braga 2022 - gentileza de Raúl Gracia


Viene Susana (Ronda, 1971) a estas páginas porque a pesar de llevar apenas tres años entrenando atletismo ha conseguido importantes logros, a sus 50 años, dentro de la velocidad master femenina española. Pero se irá de esta entrevista habiéndonos contado, y habiendo nosotros descubierto gracias a su testimonio, que hay algo mucho más importante que las marcas o las medallas y es sin duda la propia vida. Porque si seguís leyendo veréis que las palabras vida y vivir se repiten a lo largo de la entrevista como se repitieron incesantemente a lo largo de la conversación y no he querido obviarlas ni disminuir su frecuencia para que el mensaje llegue de forma consistente y nítida hasta nosotros.

Esta entrevista trata de plasmar y dar a conocer esos ejemplos que nos da el deporte, el atletismo en este caso, y a esos atletas que hacen del esfuerzo su bandera, que trabajan para llegar a su máximo rendimiento deportivo y conseguir los anhelados resultados, pero que portan en su biografía algo más que mostrar.

Viene al mundo y no fue todo de color de rosa desde el principio, quedando huérfana muy pronto, "mi infancia no fue del todo fácil, soy la segunda de cinco hermanos, con un padre muy estricto y una madre sin autoridad, yo siempre fui una niña de carácter y rebeldía y eso hacía que empeorara la situación, con los años entendí que ellos querían lo mejor para mí y a largo plazo hasta se lo agradezco. Estudie enfermería especialidad laboratorio, me quede embarazada muy joven, trabajé en la hostelería, en una empresa que ascendía si estudiaba para opositar a mi plaza, y estudié turismo".

Si saltamos ahora a su vida deportiva encontramos que esta se inicia en 2020, y empieza de una forma exitosa, destacando en la velocidad en los campeonatos de Andalucía donde no se baja del podio, a pesar de su corta experiencia, con meritorias preseas y unos registros más que aceptables con una gran progresión. Ya en febrero de ese mismo año compite en el nacional master de Antequera, parando después por la pandemia y retomando en agosto con el nacional de aire libre de San Fernando, donde gana los 100 m, en F45 aún, y compite también en 200 m. En 2021 continúa el ascenso y en el campeonato de aire libre en Málaga, en su tierra, consigue un bronce 100 m (F45), para posteriormente en el campeonato de España de pista cubierta en Ourense, donde ya es F50, quedar segunda en 60 m y tercera en 200 y 60 m vallas. En la pista cubierta de este año, en Valencia, consigue 3 bronces en 60 m, 200 m y 60 m vallas. Las marcas de estas escasas temporadas de competición no son nada desdeñables y en el cómputo de las dos categorías en las que ha militado han resultado ser de 8.58 (60 m), 13.59 (100 m), 28.41 (200 m), 16.59 (80 m v) y 10.66 (60 m v). Tras el periplo competitivo español se bautiza en el atletismo master internacional con un tercer puesto en los 60 m del campeonato de Europa de pista cubierta en la ciudad de Braga de la vecina Portugal, y una plata en un accidentado relevo con rotura de isquio incluida. Para ella esta entrada triunfal "ha sido todo un sueño, jamás me esperaba la evolución, era una sensación de estar con los mejores". Y respecto a su complicado relevo, en el que corrió la primera posta lesionándose y aun así dio el 200% para no dejar tiradas a sus compañeras en una carrera que a todas les ilusionaba tanto: "sí, lo hice y a pesar de mi lesión lo volvería hacer por ellas lo primero, y por el equipo, yo no estoy acostumbrada a tirar la toalla, me acostumbré a luchar por sobrevivir, y lo plasmo así". Plasma también su entusiasmo por el entrenamiento del que, al igual que el dicho popular "del cerdo me gustan hasta los andares", a ella "la velocidad en pista me encanta, las series cortas más, trabajo de fuerza es lo mío, técnica de vallas es avanzar cada día y que yo lo vea me fascina … ¿¿nací para esto?? Sííííí". Porque el atletismo dice "me hace sentir viva, me aporta compañerismo, entrega, satisfacción, amar lo que hago, lucha, VIDA".

VIDA, vivir, sobrevivir… Susana está viviendo una segunda vida, una vida de trasplantada, con un nuevo corazón que ha hecho suyo después de años de convivencia. Y aquí empieza su verdadera historia, la de supervivencia de una persona apasionada y optimista que ha sabido reaccionar a unas circunstancias ciertamente injustas y que siente que "la vida una vez vino a por mí, eso no es justo, pero también me ha regalado la persona que soy hoy, me refiero a la madurez, creo que la vida nos da lecciones, y tenemos que cambiarlo todo a positivo". El día que volvió a nacer fue un día feliz y consciente, un día para el recuerdo, para celebrar la vida, un segundo cumpleaños, pero cada aniversario es al mismo tiempo proclive a la tristeza por la persona que se fue dejando detrás una familia rota y un corazón latiendo en otro cuerpo. En esta controversia entre risa y llanto se encuentra Susana cada mes de marzo desde hace más de 15 años. Por eso ella, en agradecimiento, decide festejar cada día como un regalo. Como un regalo es su pequeño nieto que le da ese plus de motivación y con el que le encanta estar a esta jovencísima abuela abierta y vitalista a la que golpeó el devenir, pero que sigue manteniendo ese carácter porque "…siempre, siempre soy así, a veces también tengo problemas, como todo el mundo supongo, pero reconozco que sobrellevar una enfermedad como la que tuve con mi carácter o vivir al día a día con la que cae, con alegría es mejor y más llevadero, ¿no crees?"

Hace muchos años que empieza su tremenda historia de enfermedad cardíaca, una de esas historias que son capaces de remover las entrañas de cualquiera y que pone la vida patas arriba. Médicos, pruebas, tratamientos… previsión de dos meses de vida y el ansiado trasplante que llega para salvar casi in extremis las ganas de vivir que nunca, ni en los peores momentos, decayeron. "Enfermé con 30 años aproximadamente, aunque no supe la magnitud de mi enfermedad hasta 3 años después (cuando me dieron la noticia de que me quedaban 2 meses de vida)". Pero su espíritu rebelde tenía que salir, "… yo no podía morir, tenía un hijo que cuidar, ¡a mí no me podía estar pasando esto! Eso pensé, y tuve que luchar contra la muerte… en esa lucha diaria, solo pensaba en salir adelante, y darme la oportunidad de fortalecer mi mente, ser positiva en un grado indescriptible. Todo lo demás, me refiero a hospitales, UVI, ICI, y enfermedades que me producía mi propia enfermedad, paso a ser parte del proceso … cada día era un obstáculo y una nueva meta … era parte del juego".

Un juego que no acaba nunca, que exige un esfuerzo diario, y esos primeros años del actual siglo los vive con mucha incertidumbre y se forja en ella un carácter ciertamente indomable que expresa en cada palabra y trasmite con cada acción "cuando salgo del hospital , me doy cuenta que la vida de un trasplantado es muy corta, y las estadísticas no se equivocan, al principio son 12 años, hasta 23 años lo máximo, ME VA A FALTAR VIDA PARA VIVIRLA, pues debo ponerme fuerte , porque he oído que hacen bitrasplantes, no es egoísmo, obviamente hay que dar prioridad a los que nunca han tenido mi suerte ... pero quien sabe…"

En ese anhelo de supervivencia, en esa búsqueda de fortaleza se encuentra cuando descubre el atletismo. Toman contacto con ella desde Deporte y Trasplante España para hablarle de los Juegos Mundiales de Trasplantados en Perth (Australia) en 2023. Hasta entonces solo hacía deporte de mantenimiento y crossfit, pero piensa en el atletismo y se anima a ver qué tal se le da. Va a las pistas de Carranque y le ponen muchas pegas, "en Carranque lo vieron inviable, entiendo que ¿quién va a llevar a una trasplantada de corazón? Tendrían que comprar un desfibrilador…"

Y es entonces cuando se encuentra con una persona, que se convierte en su padre atlético, a la que los retos, como a ella, no le asustan y a la que no duda en describir como alguien muy importante en su devenir no solo atlético sino casi me atrevería a decir vital, "él es mi mentor, se lo debo todo a él, él me guía, pero no solo en el deporte, en mi vida cotidiana, es como mi padre, la gente que tenga el placer de conocerlo sabe lo que estoy hablando, él es duro en el deporte y una persona extraordinaria y amigo ( no puedo evitar emocionarme). Sin su ayuda no hubiese llegado a estar compartiendo momentos en los entrenos, y competir a nivel internacional era un sueño para mí, él apostó por mí, cosa que le agradezco, él hace que me olvide que estoy trasplantada… y me trata igual que todos mis compañeros, eso me gusta", así habla de su entrenador, Paco Montesinos, que descubrió en ella una atleta entregada, trabajadora y muy motivada, y de su familia atlética "el atletismo quedaba muy lejos, nunca había corrido, pero cuando descubrí a Paco, a compañeros de mi club de Ronda, amigos master, son mi familia, ellos me dieron otra visión de lucha en los campeonatos, yo esa forma de lucha ya la conocía en la cuenta atrás para sobrevivir en mi vida … me encanta lo que hago". Con él hace entrenos adaptados a su situación y no duda en calificarle como "el mejor", por eso le duele que no reconozcan suficientemente su trabajo desde los medios de comunicación "ojalá dejaran a un lado el fútbol y reconocieran el atletismo y otras modalidades que también tiene mi ciudad".

A todo el entorno que la arropa y ayuda a que su vida sea normal hay que añadir los preceptivos controles que le prescriben sus médicos, a los que agradece siempre haber podido salir adelante y que el deporte pueda formar parte de su rutina "paso revisiones cada 6 meses, ellos por lo que dije atrás de la corta vida de un trasplantado, no me dicen nada al contrario me animan a seguir demostrando, que con una vida prestada se puede hacer una vida normal, me consta que están muy orgullosos de mí y es recíproco, ellos me ayudaron también a estar viva"

Después de todos estos avatares a los que se ha visto sometida estaba claro que ante la lesión en el relevo de Braga no iba a dejarse amedrentar "si yo lo hubiera dejado o hubiera tirado la toalla, me estaría preguntando ahora: cuando estaba tan mala esperando un órgano, que nunca llegaba, ¿qué hubiera pasado, si hubiera tirado la toalla o me hubiera abandonado? Pues que ahora no estaría aquí sumando experiencia…así veo yo la vida" Y trata siempre de aprovechar cada oportunidad y no dejar de agradecer cada momento de disfrute en el tartán no olvidando los malos momentos, pero con la vista en el futuro pues cada vez que compite es un avance "si cerraba los ojos me imaginaba en el hospital , era inevitable pensar atrás , hoy aún lo hago cada vez que hago un control, y pienso que todo lo que consiga es un regalo, tengo la oportunidad que otros enfermos no pueden, soy afortunada, todo lo que consiga es vida para mí!"

Como los objetivos no se acaban nunca tiene en vista acudir en 2023 a Perth para participar en los Juegos Mundiales de Trasplantados "quiero conocer a mis compañeros trasplantados, será muy bueno conocer y convivir. Será una experiencia única, vamos a hacer lo que mejor sabemos, dejar un legado de que ¡SE PUEDE!"

Pero el mejor legado de Susana es que se reconozca la importancia de donar órganos (España es pionera en donaciones), porque "la gente se muere diariamente esperando vida. Hay que ser consciente de que hay gente con ganas de vivir, que regalar vida es un acto precioso, que nos trasforma y que no hay más lujo que la salud. Que con una vida prestada se puede hacer una vida totalmente normal. Quiero agradeceros el trato y os doy las gracias por difundir mi experiencia, gracias por el reconocimiento. Pero yo soy normal, una persona que alguien alguna vez se le ocurrió Donar un Corazón, tras el dolor de una perdida, y que a mí me ha dado la vida en todos los aspectos. ¡Gracias por todo!" ¡Gracias a ti por tus enseñanzas y tu ejemplo!

Y me despido de esta rondeña, preciosa ciudad Ronda, musa de escritores, artistas y poetas que enamoró a Hemingway, la que Rilke denominó como "ciudad soñada" y donde inició la Elegía VI de las "Elegías de Duino" y se inspiró para su "Epistolario Español", donde reposan las cenizas de Orson Welles. Lugar en el que entre riscos y murallas inexpugnables se forjó el carácter de Susana, inquebrantable como los pinsapos, que crecen de forma espontánea en la Serranía de Ronda, árbol perenne que permanece inalterable, ajeno a los cambios del tiempo y de la VIDA.

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia








































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |



Real Federación Española de Atletismo. Av. Valladolid, 81, 1º - 28008 Madrid – Tel. 91 548 24 23 – Fax: 91-547 61 13 / 91-548 06 38