Real Federación Española de Atletismo







 miércoles, 15 de diciembre de 2021   ENTREVISTA WEB 114/2021
Cristina Ruiz: "El atletismo es como una montaña rusa"

Por : Alfredo Varona


Para Cristina Ruiz (Burgos, 1999), "la felicidad es conformarse". Lo dice ella misma con una claridad infinita. Con la misma claridad con la que cada día mantiene los pies en el suelo y los éxitos (como este último 7º puesto en el Europeo de cross sub 23) no le alejan del camino. Cristina es atleta desde los seis años. Desde entonces, ha aprendido que "el atletismo es como una montaña rusa" en la que hay algo más importante que ganar: correr. "Ganar es gratificante pero solo lo hace una y lo más probable es que no ganes". Por eso la ambición no la despista. "Mi misión es mantener los pies en el suelo".

Ha sido séptima en el Europeo de cross. ¿Lo esperaba?
El año pasado en Lisboa fui décima. Pero nunca se sabe cómo va a salir una carrera que no has hecho nunca. No puedes decir 'yo voy a conseguir'. Pero está claro que me ha dejado muy satisfecha porque se trata de un gran campeonato.

¿Se ha convertido en una de las mejores?
No lo sé. Lucho para serlo pero eso solo se demuestra en cada carrera. Mi deber es intentarlo y lo voy a seguir intentando. Pero es verdad que a nivel europeo cada vez me siento más cerca.

¿Hizo la carrera perfecta en Dublín?
Salimos adelante. Fuimos valientes. Siempre nos quedaremos con esa sensación que es lo más importante y, en mi caso, me quedé en la parte trasera del grupo de cabeza. Hasta la última vuelta me encontré muy bien.

¿Fue un premio suficiente el séptimo puesto?
Sí, sí, estar entre las diez mejores europeas con el nivel que hay porque en el cross compite gente de todas las distancias….

¿Y qué significa esto una vez logrado?
Espero que sea la primera piedra de algo mejor.

Siempre queremos más.
Es nuestro deber. Hasta ahora los objetivos los voy logrando. Es lo más importante para mí. De hecho, esta temporada me siento muy a gusto. Me conozco y sé que mi forma de ser es la de ir despacio porque eso me permite encontrarme bien.

Dicen que se compite como se entrena.
Bueno, no lo sé. La competición siempre es diferente. A veces, las cosas salen y otras no. Pero lo importante es intentarlo, creer en tus opciones y que los entrenamientos te ayuden a convencerte y este año me estoy encontrando bien.

Es lo más importante.
Creo que sí. La satisfacción contigo misma es importante. Saber hasta donde puedes llegar. Si hubiese ido más adelante a lo mejor lo hubiese pagado al final. Por eso creo que ahora este es mi sitio y es muy gratificante. Lo di todo. El trabajo dio sus frutos. Vine a hacer esto y lo logré.

¿Es tan importante el atletismo?
Es una forma de vivir para mí. Llevo toda la vida entrenando por las tardes. Empecé a los seis años en Burgos. Recuerdo que mi hermana mayor hacia atletismo y me apuntaron a mí. Me gustó. Luego, hice amistades. Y si disfrutas de algo sigues. Es lo mejor que te puede pasar.

¿Su familia viene del atletismo?
No, no, mi padre trabajaba de distribuidor de productos para tiendas de animales y mi madre es médico….

¿Cómo fue su primera victoria?
Fue un cross de Venta de Baños. Fue en juvenil. Gané a chicas que creía que estaban otro nivel y me convencí de que yo podía estar ahí.

¿Ha tenido ídolos?
Siempre he visto a atletas como Natalia Rodríguez o Maite Martínez con admiración, con muchísima admiración. ¿Cómo no iba a fijarme en ellas? Estaban en sitios a los que a mí me gustaría llegar algún día.

Fueron medallistas internacionales.
Sí.

¿Y usted?
Yo llegaré hasta donde pueda llegar. De momento, me conformo con mejorar poco a poco. Claro que una medalla olímpica es el sueño, pero ya veremos sí hay posibilidad de acercarse. Prefiero tener los pies en el suelo.

El día a día.
Este deporte, en realidad, es el día a día. Requiere mucho esfuerzo, mucha disciplina. Hay días que hay que saber superar y que no es fácil. Pero si algo he aprendido a su lado es que el atletismo es como una montaña rusa, que esto no son matemáticas, que hay días buenos y días malos.

¿Compite contra sí misma o contra las demás?
Intento competir contra mí misma. Me ayuda a saber donde estoy. A partir de ahí claro que me comparo a las demás. Pero mi forma de hacerle frente es mejorar cada día. Y, mientras el atletismo me haga feliz, lo seguiré intentando. Hay mucha gente que me apoya y se merece que lo intente.

Eso es lo más emotivo
Sí, lo más bonito de este deporte es compartirlo con gente que quiere lo mejor para ti.

¿Sin su entrenador esto sería posible?
No, imposible. Esa respuesta la tengo clarísima. Es como mi segundo padre. Sin él no estaría aquí. Llevo con Benjamín Álvarez Furones desde que empecé. Ha entregado mucha vida por nosotros. Estoy tan agradecida…

¿Y qué le dijo después del Europeo?
Le llamé después de correr y me dijo lo que siempre me dice, 'bien hecho, este deporte es muy duro'.

Su dureza enseña humildad.
Sí, a mí me ha enseñado a trabajar y a valorar lo que logro porque nadie sabe mañana. Mi hermana Sara llegó a ser internacional sub 23 y tuvo que dejarlo por una lesión. Hoy, con 27 años, lo hace como hobby.

Cómo pasa el tiempo
La verdad es que sí.

¿Y cómo se ve en el futuro?
Espero seguir corriendo muchos, muchos años

¿Qué prefiere: correr o ganar?
Correr. Siempre correr. Al final, es lo que haces cada día y lo que te hace disfrutar. Ganar es gratificante pero solo lo hace una y lo más probable es que no ganes: lo tengo completamente asimilado.

Es una buena filosofía de vida.
La felicidad es saber conformarse y aceptar lo que venga.

¿Cómo será su futuro?
Acabo de terminar la carrera de traducción e interpretación en inglés y alemán. Me encanta este mundo y espero que en el futuro pueda dedicarme. Del atletismo he aprendido la disciplina y de que todo con trabajo, al final, da sus frutos.

¿Pero ahora la prioridad es el atletismo?
Quizás, sí, claro. Pero, a pesar de terminar la carrera, no he incrementado las horas de entreno. Mi entrenador sabe lo que debo hacer. Yo hago lo que él me manda porque me conoce de toda la vida.

¿Y usted no se mueve de Burgos?
Aquí estoy muy bien y me encanta. He vivido un año fuera, en Vitoria, durante la carrera y prefiero mi ciudad. Me cuesta alejarme de ella. Me gusta estar con la gente a la que quiero a pesar del frio del invierno, le he cogido, incluso, cariño al frío (risas).

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia




























Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |