Real Federación Española de Atletismo







 miércoles, 13 de octubre de 2021   NOTICIA WEB 186/2021
Las rutas salvajes de Mo Katir

Por : Miguel Calvo


Otro glorioso día en la montaña en el que uno parece estar disuelto, absorbido y lanzado palpitando hacia adelante, no sabemos dónde. La vida no parece ni larga ni corta y no prestamos más atención para ahorrar tiempo o apresurarnos como hacen los árboles y las estrellas. Esta es la verdadera libertad, una buena clase práctica de inmortalidad.

Mi primer verano en la sierra, diario de John Muir en su primer viaje a Yosemite.

Cuanto más ruido, más silencio. A más velocidad, más pausa. Y una vez que la calma del otoño nos hace recordar el frenético verano como algo ya muy lejano, Mo Katir no duda en definirse a sí mismo distinguiendo al atleta de la persona: “Me gusta mucho la tranquilidad y siempre huyo del ruido y el jaleo, que me agobia, pero en la pista saco mi otra cara: me considero un corredor agresivo y cuando compito siempre doy el 100%, corro con rabia”.

Lejos del estadio olímpico de Tokio y de las principales citas de la Diamond League en las que ha sorprendido durante este año al atletismo mundial, para encontrar el verdadero mundo de Katir debemos de viajar al pueblo de Mula, situado en un fértil valle a poco más de siete leguas de Murcia.

En su casa, en las mismas calles que le llevan viendo correr desde niño, Katir se siente feliz. Cada día disfruta la soledad del corredor de fondo por los caminos que dibujan una primavera infinita en la vega murciana. Perdido entre árboles, sueña sus mejores entrenamientos alrededor de una balsa de agua situada a las afueras del pueblo, su patio de recreo preferido. Apegado a la tierra, cada vez que el descanso se lo permite continúa ayudando a su abuelo desde el amanecer en los campos de uvas, naranjas, limones y melocotones de su familia. Y después de un año para enmarcar en el que ha hecho soñar a toda España con la posibilidad de conquistar una medalla olímpica frente a los mejores fondistas del mundo, cada noche vuelve a sonreír esperando que lleguen los días que le llevarán de nuevo a sus retiros espirituales en Sierra Nevada o Font Romeu, las montañas que tanto le llenan y donde su vida se vuelve si cabe aún más monacal, centrado exclusivamente en correr, comer, descansar y encontrar la motivación escribiendo textos para sí mismo, casi a modo de diario personal y a medio camino entre la prosa rodeada de naturaleza que tanto le gusta leer o los versos de Lorca o Machado.

En realidad, nada que haga sospechar que entre tanta calma pueda surgir la chispa de la velocidad necesaria para convertirse en el octavo corredor de toda la historia capaz de correr los 1.500 metros por debajo de 3:30, los 3.000 metros por debajo de 7:30 o los 5.000 metros por debajo de 13:00, una gesta solo al alcance de nombres como El Guerrouj, Aouita, Komen, Lagat o Jakob Ingebrigtsen, tal y como recuerda Nacho Barranco en el último número de la revista CORREDOR\.

Conozco a Katir desde que era un crío y sabía que era un gran fondista, pero también que tenía que trabajar más la velocidad, ponerse más rápido, y ese ha sido uno de los principales aspectos que más hemos trabajado desde que el pasado verano me pidió comenzar a entrenar conmigo”, afirma Gabi Lorente, el jovencísimo entrenador de Fuente Álamo (Murcia) que un día recogió en su pueblo el testigo del legendario José Antonio Esparza y que, gracias a su trabajo con atletas de la talla de Katir o Mariano García, ya es uno de los entrenadores españoles de referencia, apegado tanto a la receta de saber escuchar a los atletas que aprendió de su maestro Esparza como a su enorme vocación académica que le hace estar cada día muy pendiente de todas las publicaciones científicas para absorber todo lo posible de ellas, desde el brillante grupo de investigadores españoles actuales liderados por nombres propios como Jordan Santos o Arturo Casado a todo el universo de su admirado Nic Bideau o los omnipresentes hermanos Ingebrigtsen.

Mi entrenamiento es muy variado y no me gusta hacer siempre lo mismo. En la planificación no repito ciclos y no hago bloques de semanas que se vayan repitiendo, que mis atletas no sepan el entrenamiento que les espera, pero sin dejar de hablar con ellos y de buscar sus sensaciones -reflexiona el entrenador del UCAM Cartagena sobre su propia filosofía de entrenamiento y los secretos que están detrás de la explosión del atleta muleño esta temporada-. Katir se ha adaptado muy bien, sin un solo contratiempo en todo el año, y ha sido un crecimiento y un aprendizaje exponencial. El primer salto de calidad lo dio en febrero y desde ahí cada entrenamiento ha sido mejor, hasta el punto de que cada mes hemos ido haciendo entrenamientos infinitamente mejor que el mes anterior. Detrás de esa constancia ha venido un cambio de mentalidad muy importante, creyéndoselo cada vez más, y otros factores como el equipo que hemos podido ir formando, desde la incorporación de un nutricionista hasta el equipo médico de la UCAM o la figura de Miguel Mostaza como mánager que nos ha abierto la puerta de las mejores competiciones del mundo”.

Gabi no era ningún extraño, porque me conoce desde infantil, y sabía que él iba sacar mis puntos máximos. Desde el primer momento me dijo los aspectos que teníamos que mejorar para ser mejor corredor y los resultados hablan por sí solos”, continúa el atleta murciano que, sin moverse de su pueblo, realiza un 90% de sus entrenamientos en solitario, con el seguimiento de Gabi desde la distancia, y completa la programación uniéndose cada semana al resto del grupo en Cartagena para hacer series y entrenamientos más específicos.

Mi distancia preferida son los 3.000 metros, que ojalá fuera una prueba olímpica, pero también disfruto mucho los 1.500 y los 5.000 metros. En la actualidad, desde Mo Farah a Jakob Ingebrigtsen o Selemon Barega, los mejores fondistas te rinden igual en todas estas distancias y, aunque estoy más centrado en los cinco mil, toca afinar todo. Fijándome en ellos, en mi caso tengo que mejorar la fuerza final, que es muy importante”, continua el atleta de Mula al mismo tiempo que habla de la filosofía vital de Eliud Kipchoge y el estilo y la versatilidad en todos los terrenos de Barega como sus ídolos y corredores preferidos.

Los atletas que tienen un mejor final son los que mejores marcas hacen y la fuerza es uno de los aspectos sobre los que más vamos a trabajar esta nueva temporada, porque si bien es algo que él ya había trabajado antes, creo que es un punto donde puede ganar mucho – continúa el entrenador Gabi Lorente diseccionando a su pupilo -. En la pista Katir parece un corredor fuerte, pero comparándolo con Mariano García nos queda mucho trabajo que hacer en ejercicios de gimnasio y estabilidad, lo que va a poder darle un plus para llegar más descansado a los finales de carrera. Si algo caracteriza a Katir es que es súper disciplinado con el entrenamiento, muy ordenado y siempre centrado en entrenar, comer y dormir, a lo que se dedica en cuerpo y alma. Como ya hemos visto, tiene un potencial enorme, pero tenemos que seguir trabajando para mejorar”.

Mi sueño era ser un atleta olímpico, pero nunca me había imaginado un año como este y llegar ahí en el grupo de los principales favoritos – continúa reflexionando Mo Katir -. Es una motivación enorme y ojalá pudiera ver lo que vendrá en el futuro. Luego, lo normal es que la gente te pida mucho, pero lo importante es estar ahí y yo voy a seguir intentando mejorar en cada entrenamiento, muy ilusionado y con mucha paciencia y ganas. Es el momento de seguir centrado en mi camino, convencidos de lo que estamos haciendo”.

Mientras, los colores del otoño comienzan a apoderarse poco a poco del paisaje. Después de unas semanas de desconexión absoluta, atleta y entrenador vuelven a recobrar la pausa de los entrenamientos y la zancada de Katir vuelve a apoderarse de los caminos murcianos en medio de sus rodajes. Los dos siguen recordando la alegría de un año tan maravilloso como el que han vivido y la necesidad de un descanso mental total tras un final de temporada que se alargó tanto. 2022 asoma ya en el calendario cargado de grandes competiciones, con los campeonatos del mundo y de Europa al aire libre presidiéndolo todo allá a lo lejos, cuando todo vuelva a ser verano. Y ambos, como claro ejemplo del romanticismo y el amor por el deporte que siempre simbolizarán la figura del entrenador y el atleta, se aferran a conceptos como la paciencia, el trabajo, la velocidad y la belleza para seguir escribiendo su propio camino, tan jóvenes los dos, pero a la vez tan veteranos después de un curso acelerado de matrícula de honor.

Correr es un deporte muy bello, que te ayuda a conocerte a ti mismo, y se disfruta mucho. Me encanta entrenar cada día en la soledad de mi pueblo. Disfruto muchísimo las concentraciones en altitud, totalmente desconectado de todo y únicamente centrado en lo que estoy haciendo. Y, por encima de todo, lo que más me gusta son las carreras tipo Diamond League en las que se sale desde el principio a toda ostia”, concluye Mo Katir.

Cuanto más ruido, más silencio. A más velocidad, más pausa. Y en medio de todas las rutas salvajes de regreso a la naturaleza que nos rodea, la misma belleza que uno de los mejores atletas españoles del momento puede descubrir tanto en la calma de sentarse a escribir sobre un folio en blanco como en la velocidad de correr los mil quinientos por debajo del antiguo récord nacional de Fermín Cacho para conseguir superar a los mejores fondistas del mundo.

Enlaces relacionados:

Biografía Mohamed Katir
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia


Imagen Instagram mo.katir
Imagen Instagram mo.katir

Katir en su primera internacionalidad en Torun2021
Katir en su primera internacionalidad en Torun2021

Imagen Instagram mo.katir
Imagen Instagram mo.katir

Katir en Tokyo 2020
Katir en Tokyo 2020

Imagen Instagram mo.katir
Imagen Instagram mo.katir

Katir con el podio olímpico de 5.000m
Katir con el podio olímpico de 5.000m

Imagen Instagram mo.katir
Imagen Instagram mo.katir

Katir y Gabi Lorente
Katir y Gabi Lorente









Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |