Real Federación Española de Atletismo







 miércoles, 29 de septiembre de 2021   ENTREVISTA WEB 106/2021
Toni Abadía: lo peor ya ha pasado

Por : Alfredo Varona


Su vida entró en un túnel desde que se retiró el pasado mes de diciembre en el maratón de Valencia. Un problema digestivo sin diagnóstico que derivó en una crisis de ansiedad y que le hizo la vida muy difícil a Toni Abadía (31 años). Llegó a engordar 8 kilos. Llegó a pensar que nunca volvería a competir. Pero, al final, Toni ha salido adelante. Hoy, es un atleta feliz que ha regresado al alto nivel. El pasado domingo lo hizo en la media maratón de Madrid a 3'05"/km.

- Me ha tocado vivir una lección -explica hoy-. La vida me ha dado una lección que no debo olvidar. No veía claro volver a ponerme un dorsal, estar en una línea de salida. He tenido que sortear muchas curvas en este tiempo y lo he logrado: he vuelto.

¿Qué se prometió si lo lograba?
Me prometí ser más egoísta conmigo mismo: escuchar más a mi cabeza, no sólo a mi cuerpo. Al final, la salud mental lo es todo. Los atletas dedicamos mucho tiempo a cultivar nuestro cuerpo pero no nuestra mente. ¿Qué nos apetece hacer cuando no estamos corriendo? A lo mejor es más rentable ir a un cine que quedarse descansando todo el día.

¿Volverá a ser medallista en un Europeo?
No lo sé. Ni me lo planteo. Pero ahora doy más valor a lo que hice en 2016. Para mí, ahora hacer más de 140 km ya es una victoria. Tengo esa motivación, tengo esa ilusión por disfrutar el presente. Ahora, ésa es mi misión.

¿Se convirtió en un viejo prematuro?
Cumplir años es hacerte más sabio. Por eso me encanta que me haga esa pregunta y diría que sí, que me he convertido en un viejo prematuro y me parece un halago, porque cada experiencia acostumbra a hacerte mejor persona.

Y si ganar ya no es lo más importante ¿en qué se ha convertido el atletismo para usted? Quiero valorar el proceso, no el resultado. Mi victoria será ésa, y si eso me da para ser vigésimo en una carrera bienvenido sea. Pero si he dado el cien por cien siempre estaré satisfecho. No me arrepentiré de nada.

¿Volverá a correr maratón?
No volveré a corto y medio plazo. He escuchado consejos. He tenido dos grandes padrinos que me lo han explicado y me han convencido que esperar en este caso es la victoria.

¿Y quienes fueron esos dos padrinos?
Eduardo Zorrilla y Luis Javier Casas, que han entrenado conmigo este verano en Laredo y que me han visto empezar con 8 kilos con los que me dejaba la vida para hacer miles a 3'15". Han sido dos cómplices en un gran plan, que era salir de esto, y lo he logrado.

¿Ya no le genera ansiedad el maratón?
Sí. Sí me la genera. Me gusta hablar con criterio. Reconocer la decepción es lo más sabio: el maratón desencadenó todos mis males. Fue muy complejo. Tras retirarme en Valencia enganché una llorera… Me quedé con tristeza como cuando dejas una relación. No sabía en qué podía haberme exigido más.

Algún día me gustaría escribir: 'Toni Abadía hace 2h06m en maratón'.
Pero soy realista y no sé si esa noticia llegará. Prefiero la humildad. En el maratón no hay matemáticas que valgan y la mejor advertencia es que esto es muy largo y de qué todo se cocina a fuego lento.

Mire a Lamdassem en el maratón de los JJOO con casi 40 años.
Ayad es un atleta todoterreno cuya tipología es diferente a la mía: él es más delgado y yo soy más corpulento. Pero si hablamos de la edad, sí, está claro que sí.

¿Puede ser usted mejor atleta de lo que ha sido?
El tiempo lo dirá. El atletismo vive de resultados. Me siento muy querido. Y eso es lo más valioso. Mi madre, que estuvo ayer en la media maratón de Madrid, me lo decía, 'hay que ver como te quiere la gente, como te animaba'.

¿Qué puede hacer usted por la gente?
Contarles mi historia, contarles lo que he pasado y como he salido de ésta. Traté de agotar el diagnóstico orgánico y no había manera hasta que Pepe, mi entrenador, me insistió en ir al psiquiatra. Él tomó esa decisión por mí.

Rompió prejuicios.
Sobre todo, el miedo a lo desconocido. Siempre buscamos un por qué a todo y te agobias si no lo encuentras. Yo estaba en un pozo que me costaba contar. La ansiedad me tenía frito. Me intentaba autodiagnosticar. Leía por Internet. Buscaba lo que fuese. Pero no había manera. Cuando tienes ansiedad te mata la incertidumbre.

Y ahora es otro.
Ahora soy otro, sí. Me he conocido mejor por dentro. He entendido que la vida es algo más que planificar lo que va a pasar. Por eso ahora busco más la armonía conmigo mismo que un estado de forma. Y, aunque parezca muy abstracto, es así: la armonía es fundamental. Parece que lo cotidiano aburre y yo ya pienso lo contrario.

¿Y no le da rabia que ahora le gane Carlos Mayo?
No, no, para nada. Carlos es una prolongación de mi persona. Y si puedo ayudarle a que sea mejor ahí estaré encantado. Tenía claro desde que le conocí cuál era su potencial.

¿Y fue suficiente lo que hizo JJOO?
Si, por supuesto. Fue un año muy completo para él. Estuvo en cabeza en la final de 10.000. Nos sentimos muy orgullosos de él. Grité como el que más viéndole correr y no le podemos pedir más a alguien que lo da todo y que se quedó a 120 metros de una medalla olímpica. ¿Quién no hubiese firmado su 13 puesto? Pasará a la historia.

¿Y dónde acabará la historia de Toni Abadía?
No lo sé. Pero ojalá que pueda decidir yo cuándo . Estoy preparado para que ese momento llegue. Más que el cuándo, me preocupa el cómo. Quiero seguir exprimiendo el cuerpo al cien por cien. He tenido la suerte de tener un entrenador que me ha enamorado del sufrimiento.

¿Será usted un buen entrenador?
No lo sé. Pero no seré tan bueno como Pepe. Eso seguro. Su calidad humana es insuperable: yo sólo quiero ser un discípulo suyo y con eso será mi homenaje a todo lo que nos ha dado, a todo lo que he aprendido de él en estos años. No hubiese existido nadie mejor.

¿Sigue yendo al psiquiatra?
Sí, mi siguiente cita es en noviembre.

¿Qué carrera necesita ganar?
Cualquiera.

Creí que me iba a decir en Valencia
Es verdad que allí empezó todo mi calvario. Sería de justicia más que bonito. Pero en el cross de Elgoibar que es mi cross idilíco, también sería un sueño. El tiempo dirá en cualquier caso.

Enlaces relacionados:

HISTORIAL DEPORTIVO DE ANTONIO ABADÍA
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia




























Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |