Real Federación Española de Atletismo







 martes, 21 de septiembre de 2021   ENTREVISTA WEB 103/2021
Sabina Asenjo: aún le queda retirarse

Por : Alfredo Varona


Hace tres semanas Sabina Asenjo dio a luz a su segundo hijo.

Y ahora está en Lillo (León) en casa de sus padres.

- Llevo 5 años en Nueva Zelanda y al estar el país cerrado decidí venir con mis padres para que me ayudasen. Mi marido tuvo que quedarse allí trabajando y no conoce a nuestro segundo hijo. No sabemos cuando va a poder venir con las limitaciones del covid.

Pero lo pensaron y lo decidieron así.

- Creímos que la mejor opción era esta. Son dos bebes porque se llevan año y medio y en Nueva Zelanda las bajas de paternidad son sólo dos semanas. Y, cuando tomamos la decisión, sabíamos que iba a ser cosa de mucho tiempo.

Sabina lleva 5 años en Nueva Zelanda.

- Mi marido hizo ingeniería forestal y en Nueva Zelanda la economía la mueve la madera. Fue allí y enseguida encontró trabajo.

Nueva Zelanda. Quién no quisiera ir a Nueva Zelanda.

- Tenemos una idea idílica de esos países - contesta Sabina-. Pero allí también tienes que pagar tus impuestos. Es difícil encontrar casa o que te den la residencia: ponen muchas trabas a los extranjeros. Pero sí es verdad que es un país tranquilo, con calidad de vida.

Hoy, con dos hijos tan pequeños, Sabina Asenjo está en las antípodas de la atleta que fue.

- Siempre quise formar una familia. Tenía la idea después de los JJOO de Río. Luego, decidí prolongar hasta 2018. Pero entonces no me fue bien y decidí retirarme por un tiempo indefinido. Llevaba muchos años haciendo lo mismo. Necesitaba parar.

- Sin embargo, ahora lo echo de menos y quiero volver y que mi familia me vea - añade Sabina Asenjo-. Quizas en 2022. De hecho, en 2020 volví a entrenar después de tener a mi primer hijo. Pero con esto del coronavirus encontré muchas dificultades con las barreras entre países. No podía salir de Nueva Zelanda y decidí tener un segundo hijo.

Pero es prematuro hacer testamento de su vida como atleta.

- No volveré como estaba antes. No estoy en las condiciones de cuando me fui a León. No creo que vuelva a lanzar lo mismo. Pero quiero volver. Me apetece poder despedirme. El covid me lo ha impedido. Y no quiero que esto quede así.

Sabina tiene ahora 35 años.

- He reseteado la cabeza - insiste.

- Fue usted una gran atleta -la digo.

- Más bien fui una atleta normal. Grande es el que consigue cosas importantes a nivel internacional y yo no las hice.

- Nos dio usted esperanzas.

- Sobre todo, al batir el récord de España en 2015. Y, sí, tuve una final de un Europeo. Me costó tanto llegar a los 60. Nunca creí que fuese a lanzar 61,89 metros. Pero tuve años buenos. Y, sobre todo, disfruté. Lo pasé bien y no creo que me faltase nada.

- Lo importante es estar feliz con lo que se ha hecho.

- Hayas hecho lo que hayas hecho - añade ella-. Era el único miedo que tenía. No disfrutar. Pero yo disfruté. Lo habré hecho mejor o peor. Pero siempre lo di todo y eso es con lo que me quedo. Fue una vida bonita. Fue una vida como en una burbuja. De atleta sólo tienes que centrarte en ti.

- Igual que ahora con 2 hijos.

- Eso es. Mis hijos encima no duermen. No me dejan ni un minuto de descanso. Y es lo contrario del atletismo. Y claro que lo echas de menos. Pero siempre he pensado que la nostalgia no es mala.

Sabina Asenjo recuerda porque se dedicó al lanzamiento de disco.

- Sobre todo, por mi físico. Fui siempre grande de pequeña. Eso me condicionó hasta que encontré el disco, que resulta que se me daba bien. Y como tuve resultados... Siempre digo que fue un amor a primera vista. El primer año ya fui campeona de España.

- ¿Qué le quedó por lograr?

- Me quedó la cuenta pendiente de los JJOO. Estaba genial cuando llegué a Río. Me quedé con la sensación de haberlo dado todo y de que no sirvió para nada. Iba para meterme en la final o, como mínimo, para un buen puesto o una buena marca. Y me fui llorando, 'tanto tiempo para esto', me dije.

- Pero la suerte fue vivirlo.

- Cuando tomas distancia es cuando sales de esta vorágine. Los atletas siempre queremos más. Nunca estamos conformes. Cuando te separas del deporte te das cuenta de que no hay que dar tanta importancia a las cosas y de que lo importante es disfrutar.

- Todos los atletas deberían leer esta respuesta suya.

- Estamos tan centrados en nosotros mismos. Es un exceso. Hasta la familia se preocupa por nuestro descanso y cualquier problema, hasta una competición que sale mal, le damos mucha importancia. Y no debe ser asi. Tienes una vida que firmaría cualquiera y sobre todo estás haciendo lo que te gusta.

¿Dónde le gustaría retirarse?

En un campeonato de España que es mi competición favorita: esos dos días son muy bonitos, para mí, ese fin de semana.

- ¿Y lo logrará?

- Ojalá.

Y añade:

- No sé cómo llegar. Pero yo soy muy testaruda y sé que llegaré y, sea como sea, espero que sea muy emocionante. Al menos, la puerta está abierta y como me dijo Manolo, mi entrenador cuando me quedé embarazada por segunda vez, "tienes que volver y vas a volver mejor que antes".

Y ahora mismo Sabina Asenjo lo tiene muy claro:

- No puedo permitir no despedirme.

Enlaces relacionados:

HISTORIAL DEPORTIVO DE SABINA ASENJO
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia

























Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |