Real Federación Española de Atletismo







 viernes, 21 de mayo de 2021   ENTREVISTA WEB 59/2021
… y Mesfin Escamilla se escapa del grupo

Por : Emeterio Valiente


El refranero, también el atlético, es sabio y se ha cumplido aquello de "los últimos, en fecha de nacimiento, serán los primeros"; así al menos aconteció en Torrevieja, donde dio un recital pulmonar que le acredita como una de las más vastas esperanzas del fondo patrio. Tal es su caudal atlético que, para que no se desborden el Huécar y el Júcar, cuenta con una bicefalia de mentores.

Apenas dos apariciones le han bastado a Mesfin para hacerse con una envidiable hoja de servicios en los 5000m: tras su debut en la renovada pista 'Luis Ocaña' saldado con 14:46.03 ¡a los 15 años y 4 meses!, Torrevieja le encumbró como monarca sub-18, a pesar de alistarse como el benjamín del evento; ya barruntaba Mesfin su fácil aproximación a la distancia, "para la prueba del 5.000m se necesita mucha concentración y saber controlar muy bien la mente; la verdad es que me ha sorprendido poder lograr esas marcas, pero sabía que me iba a adaptar al 5.000 mejor que a otras pruebas".

Su superioridad sobre el tartán levantino, cronometrada en 14:49.34, se presumía tal que los guionistas del campeonato idearon algún contratiempo para equilibrar la contienda entre nuestros mejores fondistas jóvenes, "el día anterior a la carrera tenía un dolor en el costado izquierdo de la espalda que me impedía respirar al 100%, pero lo solucioné muy rápidamente con mis entrenadores y al final competí sin mayor problema".

Lo que parece inequívoco es que sus probabilidades de romper la cinta en primera posición aumentan de forma proporcional a la distancia a cubrir, como corresponde al gran fondista en ciernes que es; para el conjunto de su carrera deportiva no descarta la disciplina de Filípides, pero antes aún debe cubrir muchas etapas en pruebas menos alcalinas, "la verdad es que primero quiero probar muchas distancias en la pista y con el tiempo ya se verá lo que haré, pero es verdad que me encuentro más cómodo y seguro en distancias largas". Generoso él, concede una pista a sus compañeros de viaje, "no me gusta llegar a los últimos metros en compañía porque no soy un atleta muy rápido". Quizás por ese último aserto el campo a través goza de su preferencia frente a la pista, "creo que me gusta más el cross por dos motivos, una es porque la distancia allí suele ser mayor que en pista y el otro porque es mucho más ameno y variado que dar vueltas a la pista". Ese apego al cross le ha llevado a echar de menos esa preciosa especialidad este último invierno, "no he podido correr cross esta temporada y me hubiese encantado hacerlo; prefiero los circuitos llanos a los que tienen cuestas porque son más rápidos".

Mesfin sí ha saboreado la pista en los últimos meses, tanto a cubierto como al aire libre, pero la felicidad no ha sido completa, "la verdad es que se echa de menos el público y sobre todo familiares o amigos que te van a ver; se hace duro que tu madre no pueda entrar a la instalación o que dejen entrar a un entrenador y como yo tengo dos…". Mesfin detalla a qué se debe tener esa dupla de técnicos a su tierna edad, "son Miguel Ángel Castillo y Alberto Fernández Fuentes; no es que cada uno lleve una parte de la preparación, sino que tienen que entrenar a más atletas del club y se van turnando con los diferentes grupos; hablan mucho entre ellos, tienen muy buena comunicación y llevan la planificación semanal de todos nosotros; ambos nos dicen siempre que, para conseguir nuestros objetivos, lo primero es entrenar".

A nadie escapa que, a la hora de atraer talento, uno de los mayores rivales del atletismo tiene forma de esférico y se llama balompié, "hasta hace un par de años también jugaba en las categorías inferiores del Conquense, la verdad es que me encantaba y jugaba de medio centro, pero, sin que nadie me presionara, me di cuenta de que antes o después tendría que elegir uno de los dos deportes y preferí el atletismo gracias a mis entrenadores y a mis compañeros de entrenos, disfruto mucho en cada competición". Sabia decisión sin duda la de este talento nacido en Etiopía y que reside en tierras castellano-manchegas desde que apenas contaba con seis años.

Aunque pueda ser difícil de creer, ha sido en plena pandemia cuando la pista de atletismo de Cuenca 'Luis Ocaña' ha vuelto a ser homologada tras perder unos años atrás ese status debido a su notorio desgaste, "fue una gran noticia que volvieran a homologar la instalación, ahora podemos entrenar, competir y conseguir mínimas para el Nacional allí".

Siendo ciertamente el atletismo un deporte individual, sabe bien estar acompañado en el podium por un compañero de club; eso fue lo que aconteció en Torrevieja, cuando Unai Naranjo se colgó el bronce al cuello en ese 5.000m que alumbró a las estrellas del mañana, "Unai es un gran compañero, aunque no entrenamos juntos porque él es de Puertollano; creo que su mejor cualidad como atleta es que, al igual que yo, es un guerrero y lucha a tope siempre por sus objetivos".

Bajo la égida y atenta mirada de Miguel Ángel y Alberto Mesfin acumula "unos 80kms a la semana, aunque bajo un poco si tengo competición; las sesiones que más me gustan son las de series largas, de 600m en adelante", confirma este diamante en bruto de excelsa capacidad cardiovascular. Respecto a su nombre, comenta: "nací en Etiopía y cuando llegué a España a mis padres les gustaba mi nombre y lo quisieron conservar". Los atletas-estudiantes no gozan de demasiado tiempo libre, pero sabe bien cómo disfrutarlo, "me gusta quedar con los amigos y pasar un rato divertido y también pasear un rato con el perro". Aún le restan dos años de instituto más el sprint final de éste, pero adelanta, "la verdad es que quiero hacer alguna carrera o algo que esté relacionado con el deporte".

Sus próximas incursiones en el tartán durarán menos de nueve minutos, con sendos 3.000s en lontananza, "el 5 de junio espero que acudamos al Campeonato de España Federaciones Autonómicas sub-18 en Granollers porque va a haber un gran nivel allí; luego a finales de julio se disputa el Nacional sub-18 en Huelva y espero conseguir un buen puesto allí". En 2022 también militará en la categoría y mira de reojo a los estratosféricos 14:16.7 que ostenta el malogrado Alejandro Gómez como flamante plusmarca española de 5.000m, "la verdad es que ahora mismo no me veo cerca de la marca de Alejandro, pero dentro de unos años me gustaría estar cerca de sus 14:16".

Quizás el encontrarnos en el quinto mes del año ha facilitado a Mesfin la elección de su referencia como atleta, "mi atleta favorito es Carlos Mayo porque es un atleta competitivo y que le da igual cómo se encuentre físicamente que él siempre va a darlo todo"

La innovadora iniciativa de la RFEA de retransmitir vía streaming la práctica totalidad de campeonatos de España ha supuesto, reconoce Mesfin, un inesperado pero muy agradable reconocimiento a su aún corta pero ya exitosa trayectoria, "lo noto, son pruebas que siguen miles de espectadores y me han felicitado muchas personas de toda España, tanto gente que conocía como gente que no. Aunque sepa que se va a retransmitir mi competición, yo simplemente pienso en hacer mi carrera y ya está, pero sí que es cierto que hace que la gente te conozca más y tengas más repercusión".

Quizás, si las lesiones no existieran, no saldrían ahora a la luz estas líneas, "cuando solo jugaba al fútbol se lesionó un compañero del colegio y yo le sustituí para poder completar el equipo en la competición; como la primera carrera no se dio mal ya me apunté al equipo de atletismo". Y el resto de la historia de este zagal de 1,72m y 57kgs la acaban de leer ustedes…

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia

















[foto: Portal de Deportes Castilla La Mancha]
[foto: Portal de Deportes Castilla La Mancha]









Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |