Real Federación Española de Atletismo







 martes, 11 de mayo de 2021   ENTREVISTA WEB 55/2021
Mariam Benkert marca el ritmo y consigue marca

Por : Emeterio Valiente

Si ustedes buscan en Google "carrera táctica Mariam Benkert" la quintaesencia de los buscadores les devolverá aquello de "no se encontraron resultados coincidentes" y es que nuestra protagonista no se presta a juegos de anodinas estrategias; la única que ella conoce y pone en práctica es salir como alma que lleva el diablo y poner tierra o tartán de por medio con el resto de bípedas. La suspensión, y ya van dos, del Europeo sub-18 de Rieti la ha irritado pero siempre ha sido su máxima el hacer las mínimas y ya barrunta su presencia en Tallin, sede del continental sub-20.

Dicen que el que da primero da dos veces y, de ser cierto, el futuro que le auguramos a Mariam es más que halagüeño pues con apenas ¡7 años! ya ganó el cross de Atapuerca en categoría benjamín; de aquello han transcurrido ya casi dos lustros pero ella mantiene el recuerdo tan fresco como el clima de aquél día, "como suele ocurrir en Atapuerca, hacía mucho frío y había bastante viento. Me acuerdo de que éramos muchas niñas en la salida por lo que salí lo más rápido posible para colocarme en un buen puesto. La carrera no llegaba a los 1000m y, a medida que avanzaba éramos menos en los primeros puestos. Cuando entramos en el pueblo, íbamos juntas otra chica y yo y al salir del pueblo quedaba solo la última recta hasta meta, que fue cuando se decidió todo. Tras ver la pancarta de meta la otra chica y yo tiramos y al final pude cruzar la meta unos segundos por delante de ella".

De aquel 2011 a este 2021 han cambiado muchas cosas, pero si algo ha permanecido invariable es su estrategia en carrera, que se resume muy sencillamente en aquel "la que pueda, que me siga"; el último capítulo de esa serie de acción lo rodó hace un mes en Torrevieja, donde obnubiló a todos con una exhibición de principio a fin en el campeonato de España sub-18 de 5000m, distancia que cubrió a una media inferior a 3:22, enviando al limbo el récord de los campeonatos que detentaba Lucía Rodríguez gracias a un crono de 16:49.42, mejorando en 18 segundos su anterior tope, "mi entrenador (Nacho Lacarra) y yo sabíamos que estábamos para bajar de los 17:00 y me quedé con ganas de ello cuando competí en Los Corrales de Buelna (17:07.11), por lo que fuimos a Torrevieja con ese objetivo; en todo caso, aun sabiendo, por entrenos previos al campeonato, que lo podía conseguir, el hecho de batir el récord (17:13.99) de una atleta a la que admiro y sigo a día de hoy, es algo que sigo asimilando".

Allí, a orillas del mediterráneo, el maremoto protagonizado por Mariam fue de tal magnitud que solo una de sus compañeras de travesía se libró de ser doblada, aunque ella ve siempre el lado positivo y, más allá de las décimas que se pierden adelantando a otras atletas, considera esa situación un aliciente, "me quedo con el beneficio de tener el estímulo de ir adelantando a las demás rivales porque al ir sola, tenía la motivación de ir adelantando cada vez a más atletas y eso me ayudó a no pensar en las vueltas que quedaban". Su victoriosa cabalgada la llevó hasta la antesala del récord de España sub-18, que ostenta otra asturiana, Alicia González, cuyos 16:40.04 no está nada claro que vayan a cumplir ¡20 años! como plusmarca española el próximo 29 de junio, "mi próximo 5.000 será un control en Las Mestas, por lo que si tengo la oportunidad de batir el récord sería un gran logro, pero tampoco quiero presionarme para ello".

La otra distancia fetiche de Mariam es la de 3.000m donde conquistó la medalla de plata en el Nacional de pista cubierta acaecido en Barcelona con una marca personal de 9:44:30 que parece tener los días contados, "mi entrenador me ha dicho que con mi marca de 1.500 (4:34.85 en pista cubierta), en 3000 puedo rondar sobre 9:35 o así y yo también lo creo por lo que es otro de los objetivos de este año". Lo que parece evidente es que este diamante en bruto que defiende los colores del Gijón Atletismo no va a dedicar un solo segundo de su precioso tiempo a buscar liebre, ya se encarga ella de avivar la cadencia, "es como más cómoda me siento porque desde pequeña salgo tirando en las carreras, es una manera de 'controlar' el ritmo de carrera. Además, al no tener un final tan fuerte como el de otras rivales me favorece salir tirando y 'ahogarlas', aunque y eso no quiere decir que si la carrera es más lenta no pueda hacerlo bien y destacar, pero prefiero salir tirando". A juzgar por su testimonio, bien podríamos cambiar el nombre de su entrenador, de Nacho Lacarra a Nacho 'La caña', "llevo con mi él desde que empecé en el atletismo con 4 años y es el mejor entrenador que se puede tener; desde pequeña hasta el día de hoy siempre ha estado ahí cuando se le necesita, está siempre animándonos, apoyándonos y aguantándonos cuando las cosas no salen como las habíamos planeado, además de que nos entiende perfectamente". La densidad de su grupo permite a Mariam reservar sus dotes de 'front runner' para las competiciones, "tengo la suerte de tener un grupo de entreno en el que tod@s nos ayudamos y como somos un grupo en el que hay mediofondistas y fondistas, me ayudan unos compañeros u otros depende del entreno que toque".

Sus filias y fobias con respecto a sesiones de entrenamientos esconden algún vestigio del pasado, "mi entrenamiento favorito, y a la vez el más duro, es hacer 12x400 con 1min de recuperación. El entrenamiento que menos me gusta son las series de 500m porque cuando era pequeña y tenía que competir en esa prueba, siempre me acababan cerrando o algo y la verdad es que me quedó una especie de 'trauma'. Ironías del destino, es muy posible que 'Trauma' sea una de las asignaturas preferidas de esta estudiante ejemplar, que, cual gimnasta de postín, no desciende del 9.5, "mis asignaturas favoritas son Anatomía, Química y Matemáticas. Me encantaría estudiar Medicina, pero mi mayor sueño es poder compaginarlo con el atletismo por lo que si puedo estar en una residencia de atletas sería increíble".

Si alguien quiere localizar a Mariam en carrera, lo tiene sencillo, basta con prestar especial atención al grupo de cabeza y si ahí persisten las dudas, tenemos la receta definitiva: es la que luce mallas piratas, "corro con mallas pirata por religión".

Preso de una maldición llamada pandemia, el Europeo sub-18 de Rieti no se celebró el año pasado y tampoco tendrá lugar este verano, lo que sin duda cercena sus posibilidades de alcanzar quién sabe qué puesto de honor, "la suspensión de este año me ha afectado más, porque el año pasado también se canceló, pero este año tenía muchas más posibilidades de quedar en buen puesto, además de que sería mi primera internacionalidad con la selección española". Pero atletas de la prestancia de Mariam siempre tienen un plan B, que se llama Tallin, sede del Europeo sub-20, "sí, quiero intentar ir al sub-20 y teniendo la mínima en ambas distancias se puede decir que tengo más posibilidades, aunque quiero bajar mis marcas en ambas pruebas por si acaso; además, sería un gran logro para mí ir con la selección española y más estando en una categoría que aún no es la mía".

De la dicotomía 3.000/5.000 comenta, "es una pregunta difícil de responder porque me encantan ambas pruebas, pero creo que me encuentro mejor en pruebas más largas por lo que elijo el 5.000, aunque llevo compitiendo más años en el 3.000 y es una prueba que me encanta" y respecto a las diferentes superficies nos desvela su particular podium de preferencias, "prefiero el cross porque creo que es una prueba en la que tienes que estar fuerte tanto física como mentalmente. Después prefiero la pista cubierta, me gusta mucho porque se corre más rápido al no haber viento. Y, por último, estaría la pista al aire libre".

Gijonesa por los cuatro costados, la familia de Mariam se instaló en la preciosa Asturias procedente de Marruecos, poco antes de que ella llegara al mundo, hace 17 años y no pierde ocasión para visitar su país de origen, "mi madre es de Sidi Ifni y mi padre de Tiznit, aunque vivían en Agadir, una ciudad que está a 2h30 de Marrakech; llegaron a España con mis dos hermanos y res años después nací yo; intentó ir cada verano a Marruecos, ya que la gran mayoría de mi familia vive ahí, aunque en los dos últimos años por la pandemia no he podido ir; me encanta el país, porque la gastronomía es de 10, hay un montón de sitios para hacer turismo y deportes, la gente es muy amable y además el clima es muy bueno".

En no pocas ocasiones, nuestro protagonista, 1.63m y 47 kgs de pura fibra, elige como referencias a atletas ya retirados o de edad mucho más provecta, pero los espejos que cita Mariam se verán en breve en la tesitura de soportar estoicamente su trepidante ritmo desde el pistoletazo, "las atletas que tengo como referencia son Lucía Rodríguez, Águeda Muñoz y Celia Antón porque son atletas muy luchadoras y que dan su máximo en cada carrera. Además, son un ejemplo a seguir tanto a nivel deportivo como académico; tuve la suerte de conocerlas en Atapuerca y también son unas personas increíbles".

Si usted se topa hoy con Mariam, felicítela, no solo por sus logros deportivos, ¡es su cumpleaños!

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |