Real Federación Española de Atletismo





 miércoles, 28 de abril de 2021   ENTREVISTA WEB 49/2021
Matrimonio Marqués González: Pasión por el atletismo en mayúsculas

Por : Vicente Capitán


María Luisa González y Antonio Marqués, son el matrimonio más longevo del atletismo español, la unidad familiar más laureada entre nuestros máster, desde que ambos empezaran a hacer atletismo a principios de los 80. Esta pareja cántabra acumula más de 100 medallas en campeonatos de España de la categoría, algunas preseas internacionales en Europeos y Mundiales, y a fecha de hoy aún ostentan 11 récords de España. Pero, por encima de resultados, son un ejemplo de constancia, de romper barreras generacionales para seguir en activo, en definitiva, un ejemplo de vida saludable vinculada la actividad deportiva cotidiana.

María Luisa (87 años) y Antonio (92) son cántabros de pura cepa, han alumbrado siete hijos, todos ellos deportistas y muchos vinculados a la competición en especialidades muy variadas. Desde hace casi dos años la familia Marqués González vive con resignación tras el ictus que sufrió Antonio y que poco a poco les ha alejado de la competición. "Pero yo no paro, intento mantenerme activa, lo que pasa es que ya no bajo al complejo deportivo a correr tres veces a la semana como hacía antes. Íbamos los dos juntos hiciera el tiempo que hiciera, pero desde que mi marido tuvo el ictus todo ha cambiado", nos cuenta María Luisa, mujer enérgica y vital con la que repasamos su vida y la de su marido, ya que en las diversas conversaciones que mantenemos para hacer esta entrevista, Antonio no se encuentra con ánimos para contestarnos directamente como habíamos previsto.

Inicios atléticos en los 80
La historia de ambos se remonta a cuando aquellos dos niños vivían en la zona centro de Santander, en la calle Enseñanza, y de allí surgió el conocimiento, la amistad y la relación posterior. Antonio empezó a hacer atletismo en 1976 y María Luisa en 1981. "Él había hecho deporte toda la vida, desde que tenía 12 años. Había jugado al fútbol, al baloncesto, también fue árbitro de baloncesto y hockey… y yo era muy activa, pero con siete hijos no tuve tiempo de dedicarme al deporte, hasta que con 48 años me dije que ya estaba bien de estar en casa y me propuse que había que hacer deporte, como hacía mi marido", nos dice María Luisa. "Empecé jugando al tenis con él y se me daba bien y empezamos a ir a algún torneo, todo a nivel local o regional y también mi inicié con el atletismo al poco tiempo. Lo que hacía era llevar a los niños pequeños con nosotros mientras hacíamos deporte. Me llevaba la comida o lo que hiciera falta".

"Antonio me decía que me animara con el atletismo, que ya se veía a mujeres corriendo, y así empecé. Mi primer campeonato de España fue en Oviedo, en pista cubierta. Mi marido era velocista puro y yo al empezar me acuerdo que hacía mucho cross, por ahí por los prados, llenos de barro, y casi siempre sacaba trofeo en mi edad. Antonio también hacía cross y ahí él hacía valer su sprint final. Después de aquella cita de Oviedo fui al aire libre a Valencia y saqué dos medallas, entonces hacía velocidad, 100 y 200. Mi forma de entrenamiento era ir haciendo cada vez un poco más de distancia en aquellos inicios. Recuerdo que competí los 10km de New Balance aquí en Santander y acabé en 53 minutos, era el primer 10.000 que hacía en mi vida".

Pronto llegaron los viajes internacionales de los que María Luisa recuerda aquel primer viaje a una competición fuera de España: "Fue en el Mundial de Roma 1985, fue un viaje precioso, mi marido se llevó la medalla de bronce en el pentatlón y yo también participé en el 100 y el 200, pero entonces estaba lejos de las medallas".

Medallas y sobre todo muchos campeonatos
Aquella fue la primera de las cuatro medallas internacionales de Antonio, un atleta rápido como nos decía su mujer y además polifacético, porque su colección de preseas se completa con 60 metros (2014), 200 metros (2009) y salto de longitud (2014). A nivel nacional, el abanico de medallas conquistadas por Antonio se extiende también a otras disciplinas.

María Luisa nos cuenta cómo fue pasando por diversas disciplinas en la pista hasta ser una reputada lanzadora: "Yo siempre he seguido haciendo velocidad, pero más adelante descubrí el peso y el disco y se me daba bien. A partir de entonces empecé a combinar las pruebas de velocidad con el peso y el disco y más de una vez se me juntaban ambas en el horario, por lo que dejaba algún intento en los lanzamientos para irme a la salida de la carrera que tocase", nos dice riendo María Luisa, que recuerda el susto que tuvo en el Mundial de Málaga 2018, cuando sufrió una aparatosa caída en la final de 100 metros. "Tenía aquella carrera preparadísima y éramos siete en la final, yo iba tan tranquila cuando otra atleta se tropezó conmigo y me vi en el suelo, me quedé como atontada y no me levantaba, pero bueno me pude recuperar y luego hacer el disco y el peso con aquellas dos medallas".

Su sistema de entrenamiento autodidacta se ha basado estos años en hacerlos días alternos, con un calentamiento y luego hacer o la velocidad o los lanzamientos. "Yo hacía lanzamientos casi todos los días que entrenaba", nos cuenta María Luisa, "y los entrenamientos los hacíamos al mediodía porque por la mañana solíamos atender a algunos de nuestros nietos. Nos íbamos a entrenar cuando los recogían sus padres y luego comíamos tarde, sobre las 16h. Recuerdo que de vez en cuando aparecía alguien que conocíamos y yo charlaba un poco con quien fuera y Antonio me decía que dejara la charla y estuviera concentrada en el entrenamiento, así es él".

Su última participación juntos fue en el Nacional de pista cubierta en Ourense, del que tienen una foto preciosa, "como yo era la más mayor de todas las participantes y la única F85 en el 60, salí a correr con los hombres más mayores, entre ellos mi marido, y le gané aquel día". Unas semanas más tarde de aquel campeonato del 2018, Antonio sufrió el ictus. "Le operaron y quedó fenomenal, pero luego empezó a no querer moverse, le molestaba la espalda la zona lumbar y quería estar más metido en la cama, dice que ya tiene todo hecho y está sin ganas de vivir, eso me dice a mí a mis hijos", nos cuenta serena María Luisa, que destaca como incluso hasta esos 90 años Antonio ha estado conduciendo para llevarles a los campeonatos, aunque fueran a 1.000 kilómetros, "y le gustaba hacer los viajes, por largos que fueran del tirón, ya los últimos años yo le obligaba a hacer alguna parada intermedia. Su pasión y facilidad para conducir ha sido tremenda, de hecho, después del ictus renovó el carnet de conducir". Sin lugar a dudas estamos ante gente de otra pasta.

El deporte como legado para toda la familia
De su estirpe sobresale Cristina que fue campeona de Europa en San Sebastián, en los 60 vallas, coincidiendo con la participación allí de sus padres. En aquel campeonato de 2013, María Luisa fue oro y plata en disco y peso F75. "Fue un momento muy bonito y recuerdo a mi hija haciendo las vallas frente a aquellas atletas extranjeras que eran tan altas, con aquellas piernas".

Luego, su hijo Alberto les ha salido corredor de 100 km nada menos. Las otras tres hijas han jugado el baloncesto y también alguna jugó al hockey y Cristina hizo patinaje. Otro hijo, Eduardo, jugó al fútbol a buen nivel, incluso en Segunda División, en la Gimnástica de Torrelavega y también le dio al tenis, deporte del que es profesor en la actualidad. El tercer hijo les salió más ciclista y varios de ellos también jugaron al bádminton. Y en sus nietos continúa la pasión por el deporte que les han inculcado los abuelos, alguno jugó al rugby, otro al fútbol, otros hacen surf, y alguno levantamiento de pesas y una de las que sigue la pasión atlética es la pequeña Daniela de 10 años, "que es una corredora de raza, y está en el mismo club que nosotros, el España Cueto"

En algún Campeonato de España recibieron los ánimos in situ de varios de sus hijos y nietos, siempre contentos y orgullosos de esos abuelos, a los que la prensa local ha tributado reportajes de vez en cuando. "A mí me bautizaron como la superabuela aquí en la prensa de Cantabria, porque desde hace años soy la más mayor en participar en el atletismo español, por eso las medallas son relativas porque en mi categoría ya no hay casi ninguna y de hecho a nivel internacional alguna vez tampoco somos muchas, algo lógico", nos cuenta María Luisa como quitándose mérito y queriendo ser honesta con los números de inscripción.

La última competición que hizo esta mujer fue el Nacional al aire libre de Sagunto, en verano de 2019, con el triplete de 100 metros, peso y disco, "luego con el Covid ya no hemos vuelto a competir nada, aunque sí he intentado correr en casa, hacer ejercicios en una cinta y algo de pesas. Aunque tengo artrosis en una rodilla, nunca he dejado de hacer deporte".

Debido a la situación actual por la enfermedad de Antonio, María Luisa tiene claro que "me gustaría volver a competir de nuevo. Cuando ya no entrenaba Antonio y llovía, me iba a la playa del Sardinero, en una zona de escalera cerrada en frente del Casino y allí hacía series como una loca, y la gente alucinaba al verme corriendo y tan mayor… seguro que habré perdido estos meses sin hacer nada de atletismo, pero tengo que volver a hacer algo".

Y cerramos este pequeño homenaje a la pareja Marqués González, contentos y con la sensación del deber cumplido con este ejemplo de personas en nuestro deporte, que desde luego han hecho calar en el seno de su familia la pasión por la actividad física y la competición, y que seguro que han inspirado a otros compañeros de su edad para ponerse un dorsal sin complejos. Por último, quiero agradecer a María Luisa su presencia en Liencres con motivo del reciente Campeonato de España de Carreras de Montaña-Trail, a donde acudió para saludarnos y conocernos personalmente tras varios días de conversaciones telefónicas. Estuvo acompañada por si hija Cristina y así conocí a esta señora jovial, activa y con una mente privilegiada y ejemplar a sus 87 años. ¡Enhorabuena y que sea por muchos años más!

María Luisa
1ª Peso F80 Cto. Mundo AL Málaga 2018
3ª Disco F80 Cto. Mundo AL Málaga 2018
3ª 60 m F80 Cto. Mundo PC Budapest 2014
3ª Peso F80 Cto. Mundo PC Budapest 2014
1ª Disco F75 Cto. Europa PC San Sebastián 2013
2ª Peso F75 Cto. Europa PC San Sebastián 2013

Antonio
1º 60 m M85 Cto. Mundo PC Budapest 2014
3º Longitud M85 Cto. Mundo PC Budapest 2014
1º 200 m M80 Cto. Europa PC Ancona 2009
3º Pentatlón M55 Cto. Mundo AL Roma 1985

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia


































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |