Real Federación Española de Atletismo





 jueves, 18 de marzo de 2021   ENTREVISTA WEB 30/2021
Carla Domínguez deshoja un trébol...de 3000 metros

Por : Emeterio Valiente


En menos de cuatro meses cumplirá los envidiados 18 años, aunque atléticamente hablando fue en Getafe,¿quién dijo cuestas? donde alcanzó su mayoría de edad atlética después de una portentosa exhibición y es que en el Parque del Cerro corrió como los ángeles. En pro de su evolución siempre estuvo José y es ahora Albert quien maquina a fuego lento su futuro, que ¡ojalá! sea atlético.

Un lustroso lustro lleva ya Carla en su particular pluriempleo deportivo, "ésta es mi quinta temporada compitiendo y siempre lo he combinado con el triatlón, aunque sí es verdad que antes ya había corrido alguna carrera popular con mi padre". Dotada de un indudable talento para todo lo aeróbico, su doble rol de triatleta y atleta no fue nunca óbice para que se asomara a los puestos de honor ya en sus primeras incursiones, "mi primer campeonato de España fue en Antequera, era cadete (sub 16) de primer año, lo recuerdo como un viaje muy bonito con mis compañeras y entrenador y no me esperaba para nada quedar cuarta, pero mucho menos la marca personal que me llevé (10:28.22). Al aire libre, volví a quedar cuarta y también estaba súper contenta porque había podido aguantar gran parte de la carrera con Julia De La Piedra y María Forero, que eran y son dos grandes referentes para mí y ahora tengo la suerte de compartir una gran amistad con ellas".

Donde su nombre está ya escrito con letras de oro merced a su triunfo en la edición de 2020, la última disputada hasta ahora, es en Elgoibar, cuna y referencia indiscutible del campo a través, "el cross de Elgoibar es uno de mis favoritos, ya no solo por el espectacular circuito, sino porque vamos cada año con la selección catalana y es el mejor viaje del año. Lo que más me gusta de allí, es el ambiente, los ánimos del público, y poder disfrutar después de las carreras de los absolutos con mis amigos". Tras semejante aserto no sorprende sobremanera su prelación en términos de superficie, "mi favorita es el cross y aunque me gusta mucho correr al aire libre, me gusta más la pista cubierta". Cuando a uno le apasiona algo el resultado es muy probable que sea brillante y eso es lo que ocurrió en el Nacional de cross recientemente celebrado en Getafe donde Carla ganó de bóbilis, "la verdad es que no me esperaba para nada ganar y menos con esa ventaja, me encontré muy a gusto en el circuito a pesar de las cuestas interminables y, sobre todo, agradecí mucho poder volver a competir".

Una competición inolvidable para esta nativa de Tarrasa fue el mitin de pista cubierta de Barcelona donde se jugó los cuartos, por vez primera, con atletas absolutas y el rédito que consiguió se puede tildar de absolutamente positivo, "tenía muchas ganas de competir con las mayores y ver hasta dónde podía llegar, aunque 'se me fue un poco la pinza', ya que decidí ir con ellas hasta que no aguantara más; cuando vi que pasábamos el primer 1.000 en 3.00 sabía que 'se me había ido la olla', pero aún así al final me llevé una buena marca (9:33.86) y disfruté mucho de la experiencia". Pocas fechas después mejoró hasta 9:28:41 compitiendo ya con sus coetáneas donde todo había empezado, en Antequera, sede del Nacional sub-20; le inquirimos sobre sus posibilidades de poner en jaque el exigente récord que ostenta Celia Antón con 9:15.55, "la temporada que viene, con un año más, creo que puedo rebajar mi marca, pero no sé si tanto como batir el récord, ya que lo veo un poco lejos".

A su nada provecta edad, la perla de la Juventud Atlética Sabadell ya conoce los sinsabores emanados de una lesión importante y es que, antes de viajar e Riga el verano pasado sufrió la servidumbre del deporte de alto nivel, si bien fueron en esa ocasión los fans del triatlón los que se quedaron huérfanos de su concurso,"sí, me lesioné justo antes de competir, tuve un desgarro del ligamento accesorio del vasto externo del cuádriceps y una fisura en la parte interna del cartílago de la rótula. Fue una recuperación dura y larga, iba casi cada día al 'fisio' a hacer tratamiento y estuve un mes entero sin poder hacer nada; poco a poco introduje algunos entrenamientos en bicicleta sin desnivel y cuando ya estuve recuperada del todo empecé a rodar al fin".

Las próximas líneas harán concebir grandes esperanzas a los apasionados de nuestro deporte, al esbozar Carla las líneas maestras que diseñó junto a su técnico en los albores de esta temporada, "cuando empecé esta temporada no tenía claro qué haría con mi trayectoria deportiva, pero lo que decidí con mi entrenador, Albert Parreño, fue empezar con el atletismo que es la disciplina que se me da mejor e ir poco a poco tocando las otras especialidades. Actualmente estoy muy centrada en el atletismo y seguramente prepararé algún duatlón, pero el tema de los triatlones ya lo veré más adelante. Mi idea es estar muy vinculada con el atletismo porque me hace mucha ilusión hacerlo bien este año y ver hasta dónde puedo llegar, pero no dejo de contemplar la liga nacional de triatlón y si me encontrara bien algo más. De momento voy paso a paso y estoy centrada en el atletismo y duatlón". No hace falta hacerle la pregunta del millón porque comenta proactiva, "siempre me preguntan por qué deporte me voy a decidir y la verdad es que aún no sé responder a eso; sé que por el momento voy a combinar las dos especialidades y el tiempo dirá hacia dónde me encaminaré".

Con la mínima del 3.000m para el Europeo sub-20 de Tallin ya en el zurrón por el vasto margen de 20 segundos, Carla expresa un deseo que será sin duda concedido, "uno de mis objetivos es que me seleccionen para ir al Europeo y aunque pueda hacer la mínima también en el 5.000, me gustaría más correr el 3000". Sus contrincantes allí no se podrán quejar de la evidente ventaja que les otorga al distribuir su carga de trabajo hasta en tres disciplinas, "ahora mismo estoy haciendo unas 3 sesiones de cada deporte a la semana. Mi entrenador es Albert, para mí es de la familia, y me lleva tanto los entrenamientos de triatlón como los de carrera a pie. En el club de atletismo está José Pro, quien también me ha ayudado a crecer mucho".

Al final, una buena receta siempre es hacer lo que a uno más le gusta; en ese sentido, sondeamos a Carla sobre qué deporte le hace disfrutar más, "siempre me he sentido más atleta que nadadora o ciclista, pero tengo una estima hacia al triatlón que hace que, a día de hoy, aún no sepa a qué dedicarme". No muy lejano queda el caso de Mario Mola, destacado júnior (sub-20) como atleta que acabó poniendo el 2 en la quiniela dedicando sus mejores años al triatlón, "lo conozco por lo bueno que es, pero nunca he tenido la oportunidad de hablar con él".

En el mencionado Nacional de campo a través de Getafe, Carla rompió la cinta de meta nada menos que 23 segundos antes de que arribara su menos lejana perseguidora, y amiga, María Forero, de lo que se infiere que en un evento de duatlón o triatlón, las remontadas en el segmento postrero deben ser de las que hacen afición y levantan a la gente de sus asientos, "en los triatlones siempre llegamos unas cuantas chicas juntas en bici, es por eso que siempre se determinan las posiciones en el segmento de carrera a pie. No siempre llego en el primer grupo de bici, pero terminar corriendo suele ayudarme a avanzar posiciones", confirma modesta y sutil, para rematar, "dos pruebas que recuerdo realmente bonitas fueron las ligas nacionales de triatlón en Sevilla y Boiro, donde competí con absolutas y logré llevarme una primera y segunda posición".

Si su condición de espectadora fuera la que desnivelara la balanza,ya estaríamos brindando, "me gusta mucho más ver el atletismo, de hecho cuando competí en Antequera se estaba celebrando el Europeo en Torun y estábamos a dos pantallas en el hotel viendo las dos competiciones. Lo que más destacaría de Torun es la pedazo carrera que se pegó Águeda Muñoz y las dos medallas que se llevó Jakob Ingebrigtsen, ya que soy muy fan de ambos".

En seis meses se convertirá en universitaria y, dudar es de sabios, también ahí emerge una disyuntiva, "me gustaría estudiar Medicina aunque tengo que acabar de mirar bien las diferentes opciones ya que también me llama la atención la Biomedicina". Sea como fuere, en cinco años estaremos en buenas manos y mejor, y más rápidas, piernas.

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |