Real Federación Española de Atletismo





 viernes, 12 de marzo de 2021   ENTREVISTA WEB 28/2021
Asier Martínez: "En 110m vallas es donde realmente tengo que sacar mi máximo partido"

Por : Antonio Aparicio


El navarro Asier Martínez Echarte (22-abr-2000) causó sensación en los 60m vallas del pasado Europeo en pista cubierta. El vallista de Zizur, uno de los 11 españoles que debutaban con la selección absoluta en Torun, fue el más joven de los tres que acariciaron el podio con sendos cuartos puestos (Asier, Ignacio Fontes y Mohamed Katir); y además aderezó su 'medalla de chocolate' con un nuevo récord nacional sub-23 (7.60). Es decir, la misma marca con la que se logró el oro en Belgrado 2019; y el mismo puesto que obtuvo en esa edición anterior el ilustre ausente Orlando Ortega… Un colofón inmejorable a una soberbia campaña invernal en la que el vigente bicampeón de España absoluto y sub-23 no ha cesado de ir a más, prosiguiendo con su imparable progresión que empezó a hacerse patente para todos el año pasado.

"Mi 4º puesto no se lo esperaba nadie, ni siquiera yo mismo", afirma este estudiante de Ciencias Políticas que entrena solo en Bilbao 3 o 4 días a la semana, antes de regresar los findes para pulir la faceta técnica en Pamplona a las sabias órdenes de François Beoringyan. Hemos entrevistado al prometedor veinteañero para saber más sobre su pequeña proeza en Torun, así como sobre sus inicios, su dura pero valiosa experiencia como júnior en su única internacionalidad importante anterior, sus virtudes y aspectos mejorables, su rivalidad de años con Enrique Llopis y Luis Salort, sus objetivos futuros, los secretos de su entrenador… y por qué podría correr y saltar las vallas con los ojos cerrados.

Asier, con todavía 20 años vienes de ser 4º a 4 centésimas del bronce en tu debut con la Selección absoluta, y además estableciendo un nuevo récord nacional sub-23 (7.60). ¿Cómo valoras tu actuación en el Europeo en pista cubierta de Torun?
No se puede valorar de manera más positiva. Todo el trabajo realizado junto con mi entrenador ha dado sus frutos. Cada momento de dolor y de sufrimiento se han visto recompensados. No puedo estar más contento. Aunque puede que la primera parte de la carrera no fuese perfecta, creo que la actuación fue inmejorable. Esa carrera y ese cuarto puesto no se lo esperaba nadie, ni siquiera yo mismo.

Aun así, dentro de ese perfeccionismo inconformista que caracteriza a los atletas, ¿te quedó algún 'regustillo' ahí? ¿Crees, por ejemplo, que el podio estaba a tu alcance?
Sinceramente creo que no, ya que la final era de altísimo nivel. Pese a que mi actuación fue inmejorable, creo que no se podía haber obtenido una mejor posición, ya que los rivales eran de talla mundial [de hecho, relegó al 5º puesto a Aurel Manga, vigente bronce mundialista en Birmingham 2018].

Aunque no dejabas de ser un novato, llegabas con la 6ª mejor marca de la temporada entre los inscritos. ¿Qué objetivo te habías marcado con tu entrenador a priori? ¿Llegar a la final era casi 'obligado', o era mejor no presionarse demasiado en ese aspecto?
Pues nos marcamos un objetivo realista: acceder a semifinales y, una vez allí, luchar por la final. Algo que hemos cumplido y de manera muy satisfactoria… En semifinales sí que estaba más nervioso, pero en la final no sentí presión y salí a disfrutar.

¿Cuáles consideras tus principales virtudes como vallista, y en qué aspectos crees que tienes más margen de mejora?
Mis virtudes serían la fuerza, la potencia y, cómo no, la técnica, que son los aspectos en los que más hemos hecho hincapié mi entrenador y yo. Por lo demás, creo que a nivel técnico sigue habiendo un margen de mejora, pero el más notorio es el apartado físico. Ahí es donde tenemos proyección de cara al futuro: intentar implementar un poco esa potencia, que pese a ser ya buena, todavía podemos sacar más partido de ella. Y luego el tema de la salida, que influye directamente en esa primera valla.

Tu entrenador François Beoringyan, al elogiar tu sentido de la rítmica, ha llegado a afirmar que podrías "hacer la carrera con los ojos cerrados". ¿Cuánto de verdad y de exageración hay en esa frase?
La verdad es que se podría decir que ya la hago con los ojos cerrados, porque mi vista es bastante mala [miopía] y no ando muy lejos de ello [risas]. Eso, aparte de la mecánica que ya tengo cogida con esta distancia y con la altura de la valla. Es una carrera muy medida en la que, tanto yo como cualquier vallista en general, tenemos los pasos perfectamente cuadrados y medidos. De hecho, creo que cualquier vallista de buen nivel podría hacer la carrera con los ojos cerrados.

¿Qué tiene de especial François (alias "Swan"), para haber llevado a proclamarse campeón de España de pista cubierta en 2021 no solo a ti, sino también a Nerea Bermejo (200m) e Izaskun Turrillas (altura)?
Su determinación y su compromiso lo hacen especial. Su planificación, así como el trabajo que dedica a cada entrenamiento, son increíbles.

Tu invierno ha sido espectacular, con 2 títulos nacionales, 8 marcas personales (batidas o igualadas) y una gran regularidad. ¿Cómo habéis hecho para preparar tan bien una prueba tan técnica como la tuya sin una instalación cubierta; especialmente en la época nevada de 'Filomena'?
Ha sido una preparación centrada en la potencia, ya que consideramos que es una de las claves del vallista. Es cierto que no somos la única comunidad ni la única provincia que no tiene pista cubierta, pero aquí [en Navarra] el clima es duro. Tenemos unos 4-5 meses de duro invierno, y eso puede ser una dificultad añadida a los entrenamientos. Pero yo creo que los hemos ejecutado bien; hemos intentado sacar el mayor partido a cada entrenamiento, y eso se ha notado al final.

Por cierto, ¿cómo empezaste en el atletismo, y qué motivaciones o referentes te llevaron a practicar este deporte?
Mi madre [Elena] fue vallista en su día, y mi padre [Jesús] sigue siendo atleta hoy en día; sigue entrenando como velocista veterano. Ellos fueron quienes, de manera indirecta, influyeron en mis inicios.

De juvenil compatibilizaste con éxito las vallas y el salto de altura. Y aunque lograste medallas nacionales en ambas disciplinas, brillaste incluso más en altura, con tres títulos de campeón de España de la categoría (y saltando 2,04m con 17 años). Pese a ello, ¿por qué acabaste decantándote por las vallas?
Fue mi entrenador François quien decidió optimizar los entrenamientos en las vallas. Viendo lo que realmente disfrutaba con esta prueba, decidió que lo oportuno era centrarse en las vallas.

Hasta este invierno, tu única gran competición internacional había sido el Europeo Sub-20 de Boras 2019, donde llegaste a semifinales en 110m vallas. ¿Qué sabor te dejó esa experiencia? ¿Te sirvió de algo para tu buena actuación en Torun?
La experiencia fue muy enriquecedora, ya que de una situación difícil conseguí aprender muchas cosas nuevas. Aunque al principio fue una muy mala competición y un palo muy duro, sí que luego supe sacar un aprendizaje de ese fracaso. Hoy por hoy estoy agradecido, porque creo que compito de la manera que compito por esos aprendizajes, y en cierto sentido estoy orgulloso de esa competición.

En Polonia formaste un trío de jóvenes vallistas con Enrique Llopis, de tu misma edad, y Luis Salort, un año mayor. En las categorías juvenil y júnior, ambos se hincharon a batir récords y a brillar como internacionales. Sin embargo, ahora eres tú el que ha firmado 4 récords de España sub-23 en pocos días (7.63, 7.61, 7.61 y 7.60) y el primero que ha deslumbrado con la Selección absoluta. ¿Cómo explicas eso?
Creo que mi progresión se debe al enfoque que ha tenido mi entrenador al prepararme en esas dos categorías inferiores. Es un enfoque de cara más al futuro, con una visión un poco más amplia de lo que es el vallista y lo que tiene que ser realmente en un futuro. Y eso creo que me ha beneficiado bastante en lo que sería la valla alta; el trabajar la técnica para conseguir una valla absoluta óptima creo que es lo que más se ha notado, y el porqué de esta progresión.
Por lo demás, Quique y Salort son grandísimos compañeros y muy buenos atletas. Disfruto mucho compitiendo con ellos y, en esta ocasión, he tenido además el placer de convivir con ellos. Esta generación viene muy fuerte, y la sana competitividad que tenemos es algo muy valioso.

Llopis y Salort también te ganaban en todos los Campeonatos de España en que coincidíais, pero desde el verano pasado has tomado el mando con 4 títulos nacionales seguidos (2 sub-23 y 2 absolutos, con y sin techo), aunque Llopis siempre ha estado cerquita de ti. ¿Crees que podréis ofrecernos muchos grandes duelos en el futuro?
Estoy seguro de ello. Cada competición es un nuevo reto para los dos, y eso nos hace crecer mucho a ambos.

El gran ausente en esos duelos este último año ha sido Orlando Ortega. ¿Has echado de menos su competencia?
Tengo muchas ganas de verlo correr como él sabe. Orlando tiene mucho que sacar todavía, estoy seguro.

Tu progresión en 60m vallas estos 4 últimos años ha sido constante: 8.09 (2018), 7.92 (2019), 7.78 (2020) y 7.60 (2021); al igual que en 110m vallas: 14.38 (2018), 13.93 (2019), 13.70 (2020). ¿A qué registro crees que podrías llegar este año al aire libre? ¿El tope sub-23 de Llopis (13.50) es un objetivo?
Me gustaría plasmar mi segunda parte del 110m vallas con esta primera parte del 60. Si lo hago puedo hacer una buena marca, pero no sabría decirte exactamente cuál. El 13.50 podría ser un objetivo, pero también creo que son marcas muy complicadas, y para ello va a haber que entrenar duro y preparar un buen aire libre. No te diría que no, pero tampoco creo que sea el objetivo principal ni que haya que romperse la cabeza por ello.

¿Y qué objetivos vas a fijarte al aire libre en cuanto a campeonatos?
Me gustaría disfrutar tanto como en esta pista cubierta. Además, tenemos una cita internacional con el Europeo en categoría sub-23 [del 8 al 11 de julio en Bergen], por lo que voy a enfocar toda la temporada a dicho objetivo. No sabría decirte si aspiraré seriamente al oro, porque, aparte de la competición en el momento, entran en juego otras cosas: gente que igual no ha preparado tanto la pista cubierta, gente que se le da mejor el 110m v… En todo caso, creo que hay que plasmar esta progresión en el 110, y ahí es donde realmente tenemos que sacarnos nuestro máximo partido.

Y aunque no sea objetivo prioritario, ¿ves posible clasificarte para los JJ.OO. de Tokio?
Pues si te soy sincero, no. A los Juegos les tengo un respeto muy especial, y valoro mucho a toda esa gente que ha conseguido llegar a los JJ.OO. Personalmente, no me gusta adelantarme, y tampoco ponerme unas metas excesivamente complicadas, y hoy por hoy no contemplo ir a los JJ.OO. Pero eso no quita para que tengamos una mínima posibilidad de ir...

Y más a largo plazo, ¿qué te dice el hecho de haber igualado como 4º en el ranking de siempre a Javier Moracho (7.60), haber dejado atrás a Yidiel Contreras o Carlos Sala, y tener ya solo por delante a Orlando, Jackson Quiñónez y Felipe Vivancos? ¿Crees que podrás emular o incluso superar sus logros, especialmente en 110m vallas?
Creo que soy principalmente un vallista de 110, y que todo el trabajo acumulado acabará dando sus frutos al aire libre. Mi prueba es el 110 y, aunque el 60 vallas me ha ido muy bien este año, ahí es donde mejor puedo funcionar por mis condiciones. Aún queda mucho [para dar todo lo que puedo dar], pero sé que François y yo vamos a trabajar duro por conseguirlo.

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Asier Martínez
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia








































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |