Real Federación Española de Atletismo





 lunes, 18 de enero de 2021   ENTREVISTA WEB 7/2021
Belén Azpeitia, la brava guipuzcoana

Por : José Javier Etayo


Hace unas semanas comentábamos el historial de la mediofondista Coro Fuentes. Vamos hoy a repasar a la que sin duda fue su sucesora, en el atletismo guipuzcoano y en el nacional, Belén Azpeitia. Nacida en San Sebastián el 21 de diciembre de 1952, su aparición en el atletismo se produjo en 1968. El 3 de marzo en Barreda (Santander) se celebró el Campeonato nacional de cross. Tomaron enseguida el mando las representantes guipuzcoanas, Coro Fuentes y Belén Azpeitia, que se hicieron con una clara ventaja. Belén, con quince años recién cumplidos, se hizo con el subcampeonato. En la pista pronto llegó su primer récord nacional, en el relevo 3x800 metros, con una marca de 7:07.8, el 20 de octubre en Barcelona, junto con su hermana Maite y Coro Fuentes en el equipo guipuzcoano que se proclamó así campeón de España. A la vuelta a casa el día 26, logró su primera marca individual reseñable, 2:23.8.

Al año siguiente, en 1969, ya estaba en primera línea nacional. En febrero, en el Campeonato en pista cubierta, quedó segunda tras su compañera Coro. Con marcas respectivas de 2:17.8 y 2:21.8, ambas superaban el récord nacional. Ello no fue óbice para que también brillaran en cross. El nacional fue en Gobelas, en el campo del C.D. Guecho. Como era frecuente, Coro Fuentes lanzó la carrera y tomó cincuenta metros de ventaja, pero Belén y Elia Amieiro atacaron desde atrás y la desbordaron a pocos metros de la llegada, con victoria de Belén Azpeitia por poco más de un segundo. Ya en la pista al aire libre, el campeonato de España se solventó como el indoor. Ganó claramente Coro Fuentes, con récord nacional de 2:12.8, y Belén Azpeitia fue segunda en 2:16.0. Al mes siguiente, estrenó internacionalidad contra Grecia. En los 800 hubo doblete español, con victoria de Fuentes en 2.12.9, y segundo puesto de Belén con 2:16.6. También contra Portugal hubo doblete español, pero esta vez con victoria de Belén Azpeitia, 2:16.7, por delante de Consuelo Alonso. 1970 comenzó igual: subcampeona nacional de los 800 en pista cubierta, con 2:21.7 por detrás de Coro Fuentes que hizo 2:18.4. Y repetición también en el cross. En el histórico Lasarte hubo esta vez mucha lucha de un amplio grupo de corredoras, hasta que a falta de 500 metros se destacaron Belén, que repitió victoria, y Mª Paz de Lucas, sorprendente segunda. Posteriormente se lesionó, de modo que en el Campeonato en pista no participó en los 800, pero se estrenó en los 1.500: la campeona en ambas distancias fue Coro Fuentes, y Belén quedó cuarta en la prueba larga con 4:49.6. Lo mejor del año a nivel de marcas lo consiguió en el Gran Premio Fiesta de la Merced en Barcelona. El 800 fue una gran carrera que disputaron la yugoslava Vera Nikolic y la francesa Martine Duvivier, vencedora a la postre con 2:05.5. Pero Coro Fuentes quedó cuarta con 2:08.6, nuevo récord de España, y Belén Azpeitia quinta con 2:11.4, récord junior. También había hecho récord junior de 1.500 en septiembre en París, con 4:34.2, batiendo en ambos casos marcas de Coro Fuentes, que en su momento habían sido récords absolutos. Con esas marcas se colocaba segunda de España en ambas pruebas, detrás de su compañera.

El salto de calidad definitivo llegó en 1971. Comenzó el año atlético el 27 de febrero, en el Campeonato en pista cubierta. Los 1.500 metros contemplaron la lucha entre Belén y la representante madrileña Consuelo Alonso, que no se resolvió hasta la meta: 4:48.6 para Belén y 4:48.8 para Consuelo. La marca de Azpeitia suponía el récord de España en pista cubierta, batiendo los 4:57.8 que Consuelo Alonso había logrado el mes anterior. El mismo par de atletas brilló también en el nacional de cross, la semana siguiente en Lasarte. El recorrido se había ido alargando, desde el kilómetro de 1968 hasta los 3 kilómetros que eran ya este año, sobre un piso muy blando. Ganó claramente Belén Azpeitia, con siete segundos de ventaja sobre Consuelo Alonso. Con este resultado, el 20 de marzo ambas repitieron en Lasarte, en una ocasión histórica: la primera participación española femenina en el Cross de las Naciones. Belén Azpeitia fue la mejor de nuestra representación, consiguiendo el puesto decimoquinto.

El 1 de julio se celebró en Milán un mitin internacional. Belén Azpeitia corrió los 1.500 metros, y aunque le perjudicó la caída de la noruega Christensen, sobre la que hubo de saltar, terminó quinta con 4:24.2, récord de España que mejoraba los 4:28.3 de Coro Fuentes en junio. La semana siguiente, en Vallehermoso, se celebró el Campeonato de España, en el que participó en los 800 metros, con una clara victoria en 2:11.3 por delante de Pilar Freixa, posteriormente descalificada, y de Consuelo Alonso. A la semana siguiente en Gijón intervino en el encuentro contra Irlanda y Holanda. Fue segunda en 400, con la que fue su mejor marca de siempre, 56.7, y corrió también los 800. En agosto llegó un nuevo hito. Se celebró en Helsinki el Campeonato de Europa, y por primera vez acudieron atletas españolas, tres corredoras: Josefina Salgado, Coro Fuentes y Belén Azpeitia. La mejor actuación de las tres correspondió a Belén. Participó en los 1.500 metros, con treinta atletas que reorganizaron en tres eliminatorias. Se clasificaban para la final las cuatro primeras de cada una. La guipuzcoana corrió en la primera, en la que ganó la alemana Ellen Tittel, por delante de la soviética Ludmila Bragina. Nuestra atleta quedó desplazada por un trompicón, en el que se hirió en una pierna, pero aun así terminó séptima, con una marca de 4:24.0, nuevo récord nacional. De regreso a España, a fin de mes participó en Madrid en el encuentro contra Francia en el que ganó los 1.500 metros con una marca de 4.27.2, la única victoria de nuestro equipo, y corrió también en el relevo 4x400, que con 3:51.6 batió el récord de España. En septiembre se celebró en Vallehermoso el II Festival Mundial Universitario de la FISU. Belén Azpeitia corrió los 800 metros, y en un gran final conservó la segunda posición que había ocupado al hundirse la británica Braithwaite, y logró una marca de 2:06.3, nuevo récord de España que batía los 2:07.8 que Coro Fuentes había establecido en junio. Esta sería su mejor marca de siempre en la prueba. De este modo se completaba el relevo entre Fuentes y Azpeitia. A la semana siguiente fue a Suiza al encuentro contra esta selección en el que ganó los 800 metros, única victoria española. La actividad no había terminado todavía. En octubre se celebraron en Esmirna los Juegos Mediterráneos, y Belén Azpeitia corrió los 1.500 metros. Ganó una carrera muy apretada Vera Nikolic, la yugoslava, que dobló en los 800, sobre la italiana Paola Pigni, y Belén fue 4:23.8 batiendo su propio récord nacional. De este modo acababa 1971, con récords de 800 y 1.500, y encaraba el año olímpico, el de Munich 1972. El año que traería sus mejores resultados, y su mayor disgusto deportivo.

La pista cubierta comenzó con el Gran Premio Vallehermoso. En los 1.500 triunfó la alemana Christa Merten, pero Belén Azpeitia logró el segundo puesto con una marca de 4:37.9 que batía su propio récord de España, en lucha difícil con Consuelo Alonso que atacó desde muy lejos y mejoró también la marca anterior. En el Campeonato de España ganó la prueba, con 4.560.6 por delante de Coro Fuentes. Y una semana después, pasando al cross, quedó de nuevo campeona en Granollers. Esta vez tuvo que emplearse más a fondo que en sus anteriores títulos. No sólo frente a Consuelo Alonso, que fue la animadora de la prueba y acabó tercera, sino ante una revelación que aguantó hasta los últimos 300 metros: Carmen Valero, una joven de 16 años que había de marcar una época, y que logró aquí el subcampeonato de España. Al Cross de las naciones no pudo ir Belén por una inoportuna gripe, por lo que la única española fue Carmen Valero que se clasificó la 31ª. José María Odriozola apostillaba que "esperemos sus futuras actuaciones con optimismo". Su pronóstico, desde luego, no pudo ser más acertado.

Ya en la pista al aire libre, la temporada olímpica se planteaba apasionante. El 14 de junio la Federación Española publicó una nota en la que recordaba las mínimas establecidas por la IAAF para inscribir a segundos o terceros atletas, por ejemplo 4:20.0 en los 1.500 metros femeninos. La federación añadía que "siguiendo las directrices del COE, exigirá a los atletas una forma y unas marcas que les acrediten para optar a su clasificación para las finales. No se tendrá en cuenta una marca esporádica, sino una sucesión de marcas y la mejora de su condición atlética a medida que se vaya acercando la fecha de los Juegos".

En julio la temporada se puso intensa. El 2 de julio en Bruselas se celebró un cuadrangular contra Bélgica, Francia y Noruega. En 1.500 eran favoritas las dos noruegas. Ellas, Belén Azpeitia y la belga Van Roy salieron decididas y estiraron el pelotón. A falta de 600 metros, las noruegas aceleraron, pero Belén alcanzó a Andersen, mientras Wenche Serum se iba a la victoria en 4:19.4. Nuestra atleta fue segunda, con 4:22.8, nuevo récord nacional. La semana siguiente se celebraron los Campeonatos de España. Belén Azpeitia corrió los 800, que ganó en 2:13.5 con escasa ventaja sobre Pilar Freixa y Rosa Ochandiano, después de que Freixa atacara al iniciar la segunda vuelta. El 19 de julio, en Oslo, en el marco del Noruega - España masculino, unas cuantas atletas españolas participaron fuera de concurso en unas pruebas que programó la Federación noruega. Entre ellas, un 1.500 en el que Belén Azpeitia peleó de nuevo con la noruega Serum. Esta le volvió a ganar, con 4:18.5, pero Belén con 4:20.7 batió otra vez su récord nacional. Y una semana después, en Helsinki, de nuevo unas cuantas españolas se incorporaron al encuentro Finlandia - Gran Bretaña. Nuevo 1.500 para Belén Azpeitia, y nuevo récord de España, nada menos que 4:18.6, con un cuarto puesto. En agosto comenzaban los Juegos de Munich. Revisando los criterios que había hecho públicos la Federación, y viendo la evolución de Belén en los 1.500 metros a lo largo del mes de julio, parecía claro que sería seleccionada. Pero la selección se limitó, según se dijo, a los que estaban entre los quince mejores del mundo en el año. Esta exigencia desmedida limitó el equipo a ocho corredores y el relevo corto. Ninguna atleta fue seleccionada, y en particular Belén Azpeitia no pudo ser la primera atleta olímpica española. El especialista italiano Elio Trifari lo explicaba muy bien en su resumen del año: "La mejor atleta ibérica ha resultado, una vez más, Mª Belén Azpeitia, ausente en Munich y quizá imposibilitada de beneficiarse del progreso que ha conquistado allí la especialidad y que se ha hecho notar. A pesar de la bondad de su 4:18.6, logrado en Helsinki, Belén Azpeitia se coloca alrededor del puesto 55 del ranking mundial de 1972". De hecho se colocó en el 52, después de que en 1971 fue la 61 en 800 y la 67 en 1.500. Pero no hubo caso, y no estuvo en Munich, donde Ludmila Bragina batió el récord del mundo por tres veces, y las siete primeras de la final superaron el récord anterior. Es melancólico pensar qué pudiera haber hecho allí Belén.

Pero el mundo continuaba, y llegó 1973. El nacional de cross se corrió en Las Mestas en Gijón, y lo ganó netamente destacada Carmen Valero, por delante de Belén Azpeitia, segunda. Estaba empezando a llegar el relevo. Al Cross de las Naciones acudieron ambas, encabezando el equipo español que por primera vez era completo. Carmen fue la 25ª, y Belén la 35ª, en la primera ocasión en que la IAAF se hacía cargo de la prueba, en Waregem. Ya en la pista, lo primero notable fue el récord nacional de 3.000 metros con 10:01.0, prueba que se iniciaba entonces, batiendo el 10:19.0 de Consuelo Alonso. En el campeonato de España compitió en los 1.500, donde fue derrotada por Carmen Valero, que se separó de ella en un ataque audaz y ganó con 4:32.5 por 4:34.9 de Belén. Lo mejor del año en lo cronométrico lo logró en la gira nórdica veraniega, al marcar 4:23.5 en Oslo el día 23 de agosto. En contrapartida, tres días después perdía el récord de España, mejorado por los 4:18.25 de Carmen Valero en su espectacular cuarto puesto del Europeo junior. También el de los 3.000 se lo arrebató en octubre, con 9:50.0, de modo que al término del año Belén conservaba sólo el de 800 metros.

1974 comenzó con victoria en el cross, al ganar en el Campeonato de clubes y el Memorial Muguerza, pero no compitió en el Nacional, ni tampoco en el de pista cubierta. Una operación la apartó de la competición, y su primera aparición importante fue en el Campeonato al aire libre, donde aún convaleciente sólo pudo ser cuarta en los 1.500 metros con 4:45.6. Había reaparecido en junio en el campeonato de clubes. En agosto participó en el encuentro frente a Bélgica, quedando cuarta en los 800 metros. Y terminó el año con una curiosa incursión en la ruta, en los 10 kilómetros de Guayanilla (Puerto Rico), donde registró 41:50.2.

Ya recuperada, en 1975 comenzó con el cross. Volvió a ganar el Memorial Muguerza, El nacional se celebró en el Hipódromo de Pineda en Sevilla, embarrado por la tremenda lluvia de la víspera. Además de las españolas, participó un grupo de atletas neozalandesas. El grupo de cabeza lo formaron cuatro de estas, junto con Carmen Valero, Mª Paz de Lucas y Belén Azpeitia, que quedó tercera del Campeonato. El Campeonato Internacional, antiguo Cross de las Naciones, se celebró en Rabat, y fue histórico. Por cuarta vez Harto era segundo en la prueba masculina, y en la femenina Carmen Valero hizo podio por primera vez al ser tercera. Belén Azpeitia quedó en la posición 46.

En la pista, en la eliminatoria de la Copa de Europa celebrada en Madrid corrió los 800 metros, ocupando la quinta posición. En julio repitió prueba en el encuentro contra Grecia, pero esta vez con victoria. El Campeonato de España se celebró en Anoeta. Esta vez dobló participación en los 800 y 1.500, y en ambas pruebas ocupó la segunda posición detrás de Carmen Valero, que hizo triplete con los 3.000. A las dos semanas se disputó el encuentro contra Dinamarca, en el que fue tercera en 1.500. Y agosto terminó con los Juegos Mediterráneos de Argel. Belén Azpeitia corrió los 800 metros donde hubo doblete italiano a cargo de Paola Pigni y Gabriella Dorio, y Belén fue cuarta con su mejor marca del año, 2:07.7, por delante, por primera vez en mucho tiempo, de Carmen Valero. A loa semana tocó viaje aún más largo, a Rio de Janeiro para la Copa Latina. También aquí corrió los 800 metros, y ocupó la segunda posición. Para completar el año, digamos que la mejor marca en 1.500 la consiguió en la reunión internacional de Barcelona, con 4:27.9. Y que en mayo Carmen Valero le batió el récord nacional de 800 metros, al obtener 2:06.0 en Sochi.

1976 volvía a ser año olímpico, con todo lo que ello trae aparejado. El 18 de enero Belén Azpeitia revalidó de nuevo el triunfo en el memorial Muguerza, y el 25 fue sexta, cuarta española, en el Cross de Lasarte que ganó Carmen Valero. El Campeonato de España fue, también en Lasarte, el 15 de febrero. Venció claramente Valero, y Belén quedó cuarta. De aquí se fue al IV Campeonato Internacional, en Chepstow, País de Gales. Como el año anterior, este fue histórico, pero más. Carmen Valero quedó campeona del mundo. Con ella puntuaron para el equipo español Encarnación Escudero, la 36, Montserrat Abelló, la 44, y Belén Azpeitia, la 48, completando así el décimo puesto para el equipo, por delante de Finlandia y País de Gales. Y mejor posición que el equipo masculino, que fue undécimo. Comenzando la temporada en pista, el 4 de abril Belén formó parte del cuarteto del Atlético San Sebastián que batió el récord de España de 4x800, con 9:16.8. Era su tercer récord nacional en esta prueba, tras los 9:32.8 en 1973, y los 9:23.6 en 1975, conseguidos con la S.D. Anoeta. Por desgracia aquí terminó su temporada, por lesión, sin ninguna marca en pruebas individuales.

Y prácticamente había acabado por completo su carrera. En 1977 no apareció en la temporada de cross. Pero sí en la de pista, aunque ya a bajo nivel. El Campeonato de España se celebró en Granollers. En los 800 metros quedó segunda en su eliminatoria, la tercera, con 2:16.9, pero sólo pudo ser octava en la final. También corrió la eliminatoria de 1.500, pero quedó octava, con 4:52.1, y eliminada.

Así terminó a los 25 años la carrera atlética de Belén Azpeitia. Por desgracia, también su vida acabó prematuramente, pues con 52 años falleció el 27 de agosto de 2005. Para el recuerdo quedó un espectacular bienio en el que se sumó al enorme progreso del 1.500 en el mundo.

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Belén Azpeitia
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia








































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |