Real Federación Española de Atletismo





 lunes, 30 de noviembre de 2020   ENTREVISTA WEB 112/2020
Rosa Morató: Una mujer de campo

Por : Fernando Miñana


Hace unas semanas, sonó la campanita del teléfono de Rosa Morató. La catalana abrió el WhatsApp y se encontró con un mensaje de Gema Barrachina -hoy una maratoniana que se prepara para competir el domingo en Valencia- y una fotografía de ellas dos corriendo en la pista de Manresa. La alicantina le recordaba que hace diez años, en marzo de 2010, habían hecho un 10.000 en 31.54, y le lanzaba una pregunta para picarla: "Rosa, ¿te imaginas en cuánto hubiéramos corrido con las nuevas zapatillas?".

Morató, que tiene 41 años, explica esto después de dar un paseo con la perra por Navarcles, el pueblecito de la comarca del Bages donde vive con Pol, su marido, y Elna, su hija de siete años que debe su nombre a la Maternidad de Elna, la institución fundada por una enfermera suiza donde nacieron cientos de niños de mujeres refugiadas de la Guerra Civil y de judías perseguidas por los nazis. La familia no puede salir del pueblo los fines de semana por las limitaciones a causa de la pandemia. Y así, confinada, resignada y feliz de estar con los suyos, redescubre que no hace falta irse a Barcelona para pasarlo bien.

Ella nunca dejó de ser una persona sencilla. Ni siquiera en sus tiempos de gran atleta, la década que dominó los obstáculos y el cross en España, con seis títulos nacionales en la pista y cinco en el campo. Las especialidades de una mujer asilvestrada a quien, más que la sofisticación del tartán, lo que le gustaba era salir de Navarcles y perderse corriendo por el monte. "A mí el 5.000 me aburría. Dar vueltas a la pista era un tormento. Me gustaba correr en el campo y sufría en la pista. Por eso cuando permitieron los obstáculos, ahí encontré mi sitio".

Morató fue la locomotora que elevó la altura de esta nueva prueba con sus seis récords de España entre 2003 y 2007, el año que corrió en 9:26.23 en Heusden-Zolder (Bélgica), una marca que en trece años solo han superado Eva Arias y Marta Domínguez…

El atletismo le llegó en el colegio de Navarcles después de que Francesc, el profesor de Educación Física, preguntara a los niños si alguno quería correr el cross escolar. La pequeña Rosa no se lo pensó y, aunque a sus padres no les hizo mucha gracia, se apuntó. Aquella niña ganó la primera carrera. Y la segunda… "Y, siendo todavía alevín, llegué a la final del Campeonato de Cataluña por escuelas. Y como cadete de primer año, cuando aún era escolar, me proclamé campeona de España de cross. Eso fue en Asturias, en 1994".

Josep Molins, que era el responsable de la Federación, llamó a aquella niña y le preguntó que quién era su entrenador y cuál era su club. Y se quedó con la boca abierta cuando le contestó que le llevaba su profe y que competía por el colegio. Aquel maestro no tenía los conocimientos para seguir dirigiendo la carrera de una atleta con tanto potencial, pero tampoco quería perderla, así que Molins pasó a hacer los planes de entrenamiento y la cría pudo seguir en Navarcles, acudiendo de vez en cuando a Sabadell, ya que había fichado por la Joventut Atlética, el club de esta localidad. "Lo lógico es que yo me hubiera ido a Manresa -a ocho kilómetros-, pero el profesor no quería perderme. Somos amigos, pero yo creo que cuando vio que gané el Campeonato de España, se asustó; no sabía qué hacer conmigo". Morató siguió en Sabadell la etapa de júnior -logró el récord nacional de los 2.000 m obstáculos- y promesa. Ella y otro par de chicos del pueblo los llevaban en coche o se cogían un tren para ir a Sabadell. Hasta que ella fichó por el FC Barcelona. Eso fue cuando se matriculó en la Universitat Autònoma de Barcelona. Dejar la Joventut Atlètica enfrió su relación con Molins y, encima, cuando entró en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, le pusieron como condición entrenar con Domingo López. No encajaron. Ella se rompió el metatarso y estuvo cuatro meses parada. En cuanto se recuperó, hizo las maletas, se fue del CAR y se instaló en un piso de estudiantes. "Entonces vino un dilema: ¿Con quién entreno? Yo ya había empezado a salir con Pol y me comentó que probara con su entrenador, Octavi García, que prácticamente solo le llevaba a él. Todo el mundo me dijo que no, pero todo lo que he logrado en el atletismo fue gracias a él. Empezamos en abril de 2004 y en 2005 ya me proclamé campeona de España de cross. Con él empecé a trabajar la fuerza y la técnica, y mejoré muchísimo".

El problema de esta atleta es que nunca se creyó lo suficientemente buena. Los récords de España caían, o eso pensaba ella, porque era una prueba nueva, pero han pasado los años y aquellas marcas se han revalorizado. Como aquel 10.000 de Manresa junto a Barrachina. "Nos los montamos nosotras. Judit Pla nos llevó hasta el 5.000 y luego Gema y yo nos íbamos relevando, tirando una vuelta cada una, hasta la recta. Yo hice 31:54.16 y ella 31:54.64. Entonces pensé que, con los años, muchas atletas mejorarían esas marcas -hoy siguen siendo la séptima y la octava en el ranking histórico-. Y sí, la verdad es que sí que me genera curiosidad saber qué hubiéramos valido con esas zapatillas que llevan ahora, con las que les veo volar".

Correr ya es una afición, pero el gen competitivo sigue ahí, latente, y alentado por Joan Lleonart, que la ha reclutado para su club, el Atlètic Manresa. "Porque dice que si soy capaz de correr en once minutos, le doy un montón de puntos al equipo. Y que si bajo de once, ya ni te cuento. Es que no hay niñas que corran rápido. Y yo que pensaba que todas superarían mis marcas en cuanto pasasen los años…".

Con Joan no solo hablan del club. El técnico también les cuenta a ella y a Pol los entrenamientos de Esther Guerrero, la joya del mediofondo español. Y Morató escucha las barbaridades que hace y se queda pensativa. "Yo le digo a Pol que bajará de cuatro minutos. Ya ha bajado de los dos minutos en el 800 y creo que puede con los cuatro. Y encima es que se te cae la baba viéndola competir. Es una bestia. Y es tan humilde. Muy de casa, sin salir del pueblo. Eso tiene muchísimo mérito y se merece toda mi admiración".

La catalana dedica más tiempo a elogiar a Guerrero que en rememorar sus grandes éxitos. Aquellos dos podios en los Europeos de cross. La medalla de bronce en Toro (Zamora) -"aquello fue una sorpresa que no me esperaba", asegura- y la de plata en Dublín, en un circuito embarrado donde superó a las irlandesas y las portuguesas. Aunque ella, más humilde, lo explica a su manera. "Fallaron todas ese día y la que me sorprendió fue la británica Hayley Yelling". Aunque luego se queda callada hasta que añade: "Fallaron o que yo corrí muy bien…". Ese año, en 2009, la atleta del Bages ya estaba sufriendo mucho por unos problemas en los isquiotibiales que la liquidaron como atleta. Aún tuvo tiempo de batir el récord de España de 10 kilómetros en una progresión que viraba claramente hacia el asfalto. A esta corredora que nunca le asustaron los kilometrajes altos le hacía ilusión llegar al maratón. Pero se operó de los isquios y entonces vinieron otras lesiones que, en realidad, eran un reflejo de la primera.

Morató lo intentó con todas las fuerzas, pero siempre se rompía. "Ahora no, pero dejarlo así me costó. Yo no me retiré como había planeado, y eso fue duro. Porque yo me fui con la sensación de que no había alcanzado mis topes, pero ahora ya da igual".

Ahora es una maestra dispuesta a ser más cabezota que los niños de Primaria que la ponen a prueba cada día. Es feliz con lo que tiene, aunque reconoce que los primeros años aún escocía haberse marchado por una lesión. Ahora empieza a colocar por delante los buenos recuerdos. Los Juegos Olímpicos, los Mundiales, las medallas y los récords, más que lo que no consiguió. Y se fustiga porque lleva una semana sin correr, pero es que se machaca las rodillas. Así que la semana pasada se apuntó a un gimnasio para fortalecer su cuerpo y así poder seguir corriendo. Y hasta hacer algo más específico para así, ir a las ligas y poder bajar de los once minutos. Porque la cabra tira al monte.

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Rosa Morató
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia




























Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2021 / RFEA 1997-2021. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |