Real Federación Española de Atletismo





 martes, 02 de junio de 2020   ENTREVISTA WEB 49/2020
Arturo Casado: "En Barcelona demostré lo que yo sabía que era capaz de hacer"

Por : Vicente Capitán


Arturo Casado (Madrid, 26-1-83) ejerce hoy en día como profesor en Grado de Ciencias de la Actividad Física del Deporte, en la Universidad Isabel I de Castilla (Burgos). Es también profesor en el Máster de Alto Rendimiento del COE y la UCAM, y como doctor universitario que es, no cesa en su afán como investigador desarrollando proyectos de diversa índole. Su padre era el especialista de deportes aéreos en le programa "Al Filo de los Imposible" de TVE, con más de una gesta en su haber en temas de vuelo al margen de no pocos sustos en acción... y Arturo, con 11 años, se convirtió en el parapentista más joven de España. Alejado del mundanal ruido de su Madrid de antaño, reside en Tarancón, donde ve crecer a su hijo de dos años y se divierte entrenando a su mujer Fabiana Lafuente (aún enganchada al atletismo de competición) y asesorando en materia de ritmos y kilómetros a algún otro amigo, pero sin las ataduras del entrenamiento masivo y de alto nivel al que sí se dedicó año atrás.

Arturo, tú fuiste uno de esos chavales acotumbrados a ganar, ya campeón de España júnior de 1.500 metros en 2001 y Bronce en el Europeo de la categoría aquel año ¿Cómo llegas al atletismo?
Llego de la mano de mi padre Laureano, que me llevaba a correr antes de ir al colegio cuando tenía ocho años. Luego tuve la suerte de dar con la escuela de atletismo absolutamente altruista del Colegio Ciudad de Valencia de Santa Eugenia. Sus profesores nos daban clases/sesiones de atletismo también antes del colegio. Tuve la suerte de que el siguiente barrio al mío (Santa Eugenia) era el de Moratalaz y empecé a entrenar en su escuela, cuando empecé a estudiar en el instituto, de la mano de Agustín Pérez Barroso. Justo después, conocí a mi entrenador Arturo Martín Tagarro, con el que desarrollé toda mi carrera deportiva.

Y como decíamos Bronce en el Europeo y luego 6º en el Mundial júnior de 2002. ¿Qué es lo que más añoras o recuerdas de aquella época?
Fueron años en los que mi motivación era máxima. Solo quería parecerme a mis ídolos a los que veía por la tele. Eran momentos únicos en los que se unían mi pasión por el atletismo con una mejora constante. En muchas ocasiones mejoraba mi marca en cada carrera que hacía. Fue cuando de verdad me enamoré de este deporte. Y no menos importante, las amistades que fui consolidando en esos momentos y que todavía perduran.

Podemos decir que todo va sobre ruedas... hasta 2003. Tu compañero de entrenamientos y hasta entonces buen colega Alberto García da positivo por EPO, un noticia nefasta parar el atletismo español ¿Qué supuso para tí y cómo afectó a vuestro grupo?
Fueron momentos muy duros. En aquellos tiempos había mucho desconocimiento relativo al dopaje. Yo estaba en mi primer año de categoría Sub23 y Alberto era nuestro ídolo porque era uno de los mejores corredores del mundo en esos momentos. Al principio le creímos ya que alegaba que todo era un complot contra él, pero con el tiempo nos dimos cuenta de su mentira. Fue doloroso para todo el grupo y una gran decepción ya que esa actitud representa justo lo contrario a todos los valores deportivos que nuestro entrenador Arturo Martín nos había transmitido desde pequeños.

En 2004 le pegas un buen mordisco a las marcas, te vas asentando como campeón Sub23. ¿Cómo llevaste el paso al atletismo absoluto?
Fueron tiempos muy bonitos. Yo vivía en la Residencia Joaquín Blume en Madrid y esos años los recuerdo con muchísimo cariño. Muchos viajes, vivencias y risas con buenos amigos y cada vez iba dominando más la distancia de los 1.500 metros. Compatibilizaba mi carrera deportiva con los estudios de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte del INEF de Madrid. Justo en el 2004 empiezo a realizar sesiones de entrenamiento de mucho nivel y los resultados que merecía empezaban a salir. Recuerdo con especial cariño de ese año mi primera medalla (bronce) en los Campeonatos Iberoamericanos de Huelva en los que venció mi buen amigo Sergio Gallardo.

Y en 2005 sí que pegas el salto definitivo. Primero, el sabor agridulce de quedarte a la puerta de las medallas en el reinaugurado Palacio de los Deportes de Madrid, en el Europeo de Pista Cubierta, y después con el fantástico Mundial de Helsinki. ¿Cuéntanos cómo viviste aquellas citas?
Los Campeonatos de Europa de Madrid de Pista Cubierta fueron mis primeros grandes campeonatos con la selección absoluta. Y además, se celebraban en mi ciudad. Mi motivación era máxima y solo anhelaba la victoria. En la final salí a tope tirando (57 segundos el primer 400) y hasta que me pasó el ucraniano Ivan Heshko la lideré. También me pasó Juan Carlos Higuero. En el último metro perdí la medalla porque Reyes Estévez me "metió el pecho" adelantándome y yo caí al suelo al intentar lanzarme hacia delante para que no me superara. Fue doloroso ese momento pero creo que fui valiente y lo supe valorar después.

A Helsinki llegaba después de ganar los Campeonatos de España, los Campeonatos de Europa Sub23 y los Juegos del Mediterráneo. Tenía una confianza plena en mis posibilidades y tácticamente había mejorado muchísimo. Gané la eliminatoria y quedé segundo en mi semifinal. La final fue dinamitada por el americano Alan Webb cuando quedaban 700 metros para el final. Pude ir recuperando posiciones hasta lograr un magnífico quinto puesto. Mi buen amigo Juan Carlos Higuero fue sexto. Fueron de los momentos más felices de mi vida ya que ese resultado representaba la entrada en la élite mundial del atletismo. Ese había sido siempre mi sueño.

Aquel quinto puesto del Mundial de Helsinki ¿cambió tu forma de plantear el atletismo, la preparación...?
En esos momentos aprendí mucho sobre la táctica en carrera, y eso es algo que después fui desarrollando durante el resto de mi carrera deportiva. Por otro lado, la preparación deportiva era cosa de mi entrenador Arturo. Me supo llevar muy bien desde pequeño hasta la élite mundial.

Y por fin llegó tu primera medalla internacional, en aquel triplete en pista cubierta en 2007
Sí, fue una carrera muy emocionante. Aunque yo fui claramente el que "peor" corrí de los tres españoles. Me quedé encerrado y no pude salir hasta el final. La mayor suerte fue poder compartir esos irrepetibles momentos con mis buenos amigos Juan Carlos Higuero y Sergio Gallardo. En esa carrera, Juan Carlos fue el que mejor estaba de forma y además el que adoptó la actitud más ganadora, siempre dando la cara.

Vamos acercándonos a Barcelona 2010. Previamente en los Juegos del 2008 y en el Mundial de Berlín 2009 no estuviste tan bien como en los años anteriores, ¿qué pasó?
En el invierno de 2008 pude ser cuarto a sólo seis centésimas del bronce de Higuero en los Campeonatos del Mundo celebrados en Valencia, justo antes de los Juegos Olímpicos de Pekín. En los Juegos no corrí como acostumbraba en mi semifinal e hice muchos cambios de ritmo que mermaron mis fuerzas al final. Aunque también he de reconocer que no llegué a esos Juegos en el estado de forma en el que me hubiera gustado llegar. En Berlín creo que me faltó confianza y cometí un fallo al quedarme relegado en la parte de atrás del grupo en una carrera muy lenta. Luego fue imposible adelantar.

Cuéntanos aquellas jornadas del Europeo de Barcelona... y el momento de la victoria
Lo había pasado mal esos últimos años por no conseguir lo que sabía que merecía. Decidí además realizar un cambio y en septiembre del 2009 contraté a Miguel Mostaza para que fuera mi mánager. Además, la motivación de correr unos Campeonatos de Europa al aire libre en España era muy alta. Había estado en los diez últimos grandes campeonatos (Mundiales y Europeos al aire libre y pista cubierta y Juegos Olímpicos) y me sentía muy cansado de tanta competición y alta tensión en los grandes campeonatos. Por ello, tanto Arturo como yo planteamos una temporada en la que nos centráramos solo en los Campeonatos de Europa de Barcelona. Preparamos el cross y conseguí ser séptimo en el Campeonato de España de A Coruña. Además, hice una pequeña incursión en la pista cubierta logrando marca personal en 3.000 metros (7:49). Conseguí realizar una preparación ideal para el verano y me presenté en Barcelona habiendo realizado recientemente las mejores sesiones de entrenamiento de mi vida. La final salió muy lenta a 64 segundos cada vuelta en los primeros 800 metros. Posteriormente, el británico Lancashire lanzó un ataque fuerte en el 1.000 al que pude responder. A falta de 250 metros para la meta estaba primero y pude acelerar para conseguir el oro. Fueron momentos muy emotivos. Muchas veces anteriormente me había quedado con la miel en los labios y ese día pude demostrarme a mí mismo lo que yo sabía que era capaz de hacer. Sin embargo, siempre reconoceré que sin la ayuda de mis amigos (alguno de ellos como Víctor Seco, Javier Arreo y otros me ayudaban en los entrenamientos), mi familia y mi entrenador nunca hubiera conseguido lograrlo.

Y tras aquella gesta, los años siguientes aparecen lesiones, malos resultados... ¿qué paso de ahí hasta tu retirada?
Todo siguió perfectamente durante el comienzo de la temporada siguiente y yo incluso seguí mejorando. Me fui a Kenia a entrenar durante un mes en invierno y además, aproveché para sacar los datos de mi tesis doctoral. Volví de Kenia en muy buen estado de forma y conseguí hacerme con la cuarta plaza en el Campeonato de España de Cross en Haro. Me clasifiqué para el Campeonato del Mundo celebrado en Punta Umbría pero una semana después del Campeonato de España sentí como que el pie se me hinchaba, me dolía y no me dejaba empujar bien en carrera. Me diagnosticaron una tendinosis en el tendón tibial posterior que tardó meses en curar. A partir de ese momento no pude volver a entrenar con continuidad hasta prácticamente septiembre del 2012. Pasé por: "rodilla del corredor", "tendinosis aquílea" y "fractura de estrés en el segundo metartarso del pie derecho". Había perdido dos años que deberían haber sido mis mejores temporadas. En 2013 pude ser quinto en el Campeonato de Europa de Goteborg en pista cubierta en 1.500 y subcampeón de España de 1.500 al aire libre. Llegué a realizar una marca de 3:36.3, pero ya nunca volví a ser el atleta que había sido unos pocos años antes. Durante la temporada siguiente volví a lesionarme y me vi de nuevo inmerso en períodos en los que podía entrenar con cierta normalidad y otros en los que me lesionaba. Fue muy duro porque yo todavía soñaba con volver a la élite. Durante aquella época al menos pude finalizar mis estudios de Doctorado en Ciencias del Deporte en el año 2016 en la Universidad Politécnica de Madrid. En el año 2017 finalmente me retiré.

Por último, ¿qué crees que te ha faltado plasmar en tu carrera deportiva?
Eso es algo complicado de contestar. Si el día de la final de los Campeonatos de Europa de Barcelona hubiera sido un Campeonato del Mundo o unos Juegos Olímpicos quién sabe qué podría haber logrado. Pero sinceramente, yo estoy muy orgulloso de lo que he realizado y lo recuerdo con mucho cariño. Fue mucho esfuerzo y mucho trabajo en la pista durante muchos años que al final dieron su fruto y eso es algo por lo que siempre le estaré agradecido al atletismo.

Ahora en frío, mirando al pasado y a mi carrera deportiva me doy cuenta de que el rendimiento, las marcas y los puestos en las carreras fueron muy importantes y los disfruté mucho. Sin embargo, siempre recordaré todos los momentos compartidos con grandes amigos que ahora lo son para siempre y todos los lugares del mundo por los que he viajado. Y quizás lo más importante es que he dedicado una parte de mi vida a algo que me apasiona y eso es un auténtico privilegio.








Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Arturo Casado
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia




















Con su medalla de bronce en el Europeo Júnior de 2001
Con su medalla de bronce en el Europeo Júnior de 2001

En el Mundial de Helsinki 2005 logró una gran 5ª posición
En el Mundial de Helsinki 2005 logró una gran 5ª posición




En estas dos últimas fotos, formando parte del histórico triple indoor de 2007
En estas dos últimas fotos, formando parte del histórico triple indoor de 2007









Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2020 / RFEA 1997-2020. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |