Real Federación Española de Atletismo





 jueves, 28 de mayo de 2020   NOTICIA WEB 118/2020
Juegos Olímpicos de Londres 1948; Constantino Miranda, primer finalista español

Por : José Javier Etayo


Después de Amberes 1920, los atletas españoles compitieron en los Juegos de París en 1924 y Amsterdam en 1928. El más perseverante fue sin duda Diego Ordóñez, que participó en 100, 200 y el relevo corto, en aquellos tres primeros Juegos para el atletismo español. La mejor posición que obtuvieron fue el noveno puesto del maratoniano Dionisio Carreras en 1924. Lo que no imaginaban nuestros representantes en Amsterdam es que con ellos se despedía de los Juegos Olímpicos el atletismo español hasta 20 años después.

Los Juegos de 1932 se celebraron en Los Angeles. Las complicaciones de la época y la lejanía de la sede hicieron que la delegación olímpica española se redujera a cinco tiradores y un navegante en vela, Santiago Amat, que consiguió una medalla de bronce. Esto hizo que nuestros atletas estuvieran ausentes en esta edición, a pesar de las esperanzas que habían generado, por ejemplo, los marchadores.

Peor fueron las cosas para nuestro deporte en los Juegos de Berlín de 1936. Los Campeonatos de España de atletismo se celebraron en Barcelona los días 11 y 12 de julio, y fueron los de más nivel hasta el momento. El 2 de agosto habían de comenzar las pruebas olímpicas en la capital alemana, y España había cursado las oportunas inscripciones: según la revista Der Leichtathlet, constaban inscritos Isidoro Unzueta en 5.000 metros, Ignacio Sánchez Arana en triple salto, y Félix Erausquin en lanzamientos de peso y disco. Ignoramos si serían los únicos, o habría alguna otra inscripción. El caso terrible es que el inicio de la Guerra Civil impidió la participación de España en los Juegos.

La semilla de la guerra había prendido en el mundo, y las dos siguientes Olimpiadas quedaron sin sus Juegos. La organización de los de 1940 había sido encomendada en Berlín a Tokio, pero debido a la guerra chino-japonesa, Japón renunció y el encargo pasó a Helsinki. La II Guerra Mundial impidió lisa y llanamente la celebración de estos Juegos, que nunca se celebraron. Mientras tanto, en 1939 se había designado a Londres como sede para los de 1944, pero evidentemente también éstos debieron cancelarse.

Había de ser, por lo tanto, en 1948 cuando se reanudara la actividad olímpica, y cuando los atletas españoles, por fin y después de esa larga ausencia, se reencontraran con sus compañeros del mundo. En los llamados Juegos de la Austeridad, celebrados en la Londres de la postguerra, el verano de 1948, volvió el atletismo español a la palestra olímpica. La selección fue modesta, pues constaba de sólo siete atletas, pero tuvieron una actuación digna de señalar. Todavía en esta edición resulta complicado, en la mayoría de las carreras, precisar las posiciones y marcas de nuestros atletas debido tanto a problemas organizativos como a la costumbre anglosajona de no cronometrar a los no ganadores.

En medio fondo compitió Juan Bautista Adarraga, que tanto en 800 como en 1.500 metros fue eliminado en series. En los 800 fue séptimo y último en su eliminatoria, de la que se clasificaban los cuatro primeros para la semifinal. No fue cronometrado oficialmente, pero se le atribuyó una marca de 1:55.7, que habría sido record de España. En los 1.500 quedó octavo en la eliminatoria, de la que se clasificaban tres para la final, con una marca, también oficiosa, de 4:03.7.

Los fondistas españoles estuvieron representados por Gregorio Rojo y Constantino Miranda, y es aún más complicado determinar exactamente sus resultados. En 5.000 metros participó Rojo, que fue sexto en la segunda eliminatoria, de la que se clasificaban cuatro para la final. Mucho más relevante fue la carrera de 10.000 metros, corrida en final directa, con veintisiete participantes de los que terminaron veintitrés. La carrera fue un completo caos, y los jueces fueron incapaces de controlar el número de vueltas de cada corredor, por lo que no existe una clasificación aceptable, más allá de los seis primeros, encabezados por el checoslovaco Emil Zatopek con un nuevo record olímpico de 29:59.6. Aunque carezca de oficialidad, parece claro que Miranda consiguió el octavo puesto, el más destacado hasta el momento en nuestra historia olímpica, y Rojo, el duodécimo.

El propio Miranda corrió también los 3.000 metros obstáculos. En la primera eliminatoria, la más rápida de las tres, fue cuarto con una gran marca de 9:24.2, clasificándose para la final. En dicha final fue octavo. Se difundió una marca de 9:25.0, pero la diferencia en el cronometraje eléctrico de 22.00 respecto a los 9:04.6 del campeón, el sueco Thore Sjöstrand, le atribuye con más verosimilitud un tiempo de 9:26.6. Pero la carrera que protagonizó Miranda fue singular por las excepcionales circunstancias que se produjeron. Se habían clasificado para la final los tres atletas suecos, los tres franceses, dos finlandeses, un belga, un yugoslavo, un norteamericano, y Miranda. Los tres suecos dominaron la carrera por completo, y el podio quedó formado por Sjöstrand, Eric Elmsäter y Göte Hagström. Miranda comenzó lento y fue remontando posiciones hasta que se colocó octavo. Al pasar la ría, el yugoslavo Petar Segedin tropezó y cayó. Miranda se frenó y le ayudó a reincorporarse a la carrera, ante la ovación del público que llenaba Wembley. En la meta, Segedin se clasificó sexto con 9:20.4, mientras que Miranda, como decíamos antes, llegaba octavo. Aprovecharemos el relato para señalar que en esta final participó, aunque no terminara la carrera, el francés de Huelva Rafael Pujazón.

Conviene detenerse un poco en Constantino Miranda y sus octavos puestos, uno oficioso y el otro totalmente oficial. En la perspectiva actual, son los primeros puestos olímpicos de finalista conseguidos por el atletismo español. Miranda había nacido en Sant Boi de Llobregat el 12 de abril de 1925, por lo que en Londres tenía 23 años. Aunque joven para un fondista, tenía ya un amplio historial. Había sido campeón de España de 5.000 metros en 1946 y 1947, de 10.000 metros en 1945, de 3.000 metros obstáculos en 1945, 1946 y 1948, y de campo a través en 1946, 1947 y 1948; título que repetiría en 1951. Tiene también un lugar notable en el listado de récords de España. Comenzó con dos en 3.000 metros obstáculos en 1946, sucesivamente 9:29.6 y 9:22.0. En 1947 batió el récord de 10.000 metros con 31:02.6, y junto con sus compañeros de la Catalana, el del relevo 4x1.500 con 16:44.8.

Completa el elenco de corredores en Londres el vallista Suárez Molezún, que fue eliminado en series al quedar tercero. Sólo se clasificaban dos para las semifinales, y en su eliminatoria fueron Triulzi y Gardner, ambos a la postre finalistas.

En concursos participaron dos lanzadores: el veterano discóbolo Félix Erausquin y el jabalinista Pedro Apellániz. Ambos cayeron en la calificación. A Erausquin se le atribuyeron 43,66 metros, pero parece claro que fue un error de transcripción, y que la marca real fue de sólo 33,66, conseguidos en el tercer intento tras dos nulos. En cuanto a Apellániz, también se quedó en la calificación, al lanzar poco más de 54 metros. Ambos quedaron muy por debajo de lo previsible atendiendo a las marcas que venían realizando.

La participación española se completó con el marchador Enrique Vilaplana. La prueba olímpica de marcha era a la sazón los 50 kilómetros, en la que nuestro representante venía obteniendo excelentes marcas; y en la cita olímpica las confirmó, al obtener un noveno puesto, de entre los dieciséis clasificados de veintitrés participantes.

Con estos resultados se despidió otra vez el atletismo español de los Juegos por largo tiempo. A los Juegos de 1952 que se celebraron, esta vez sí, en Helsinki, no acudió nuestro atletismo por los duros requisitos impuestos por la autoridad deportiva española. Y a Melbourne en 1956 fue peor. Fue directamente España la que no acudió por razones políticas. Ya volvería la representación española en 1960, en los Juegos de Roma, y desde entonces no se ha detenido.

Enlaces relacionados:

Actuación Española en los Juegos Olímpicos de Londres 1948
Historial Deportivo de Constantino Miranda
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia





Miranda saltando el obstáculo
Miranda saltando el obstáculo

Constantino Miranda
Constantino Miranda

Gregorio Rojo
Gregorio Rojo

Enrique Villaplana
Enrique Villaplana

Félix Erauzquin
Félix Erauzquin

Pedro Apellániz
Pedro Apellániz









Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2020 / RFEA 1997-2020. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |