Real Federación Española de Atletismo





 lunes, 25 de mayo de 2020   ENTREVISTA WEB 46/2020
Fabián Roncero y su idilio con el Medio Maratón

Por : Vicente Capitán


La historia de Fabián Roncero y la Media Maratón es un idilio con pocos encuentros, eso sí, justo desde que empezó a ser un buen atleta nacional. De hecho su primer triunfo nacional absoluto llegó en esta distancia, cuando en el verano de 1995, Fabián se proclamó campeón en Ayamonte (Huelva) con 1h03:23. Aquel resultado y la casualidad de que estuviera sin trabajar unos meses de paro forzado, le llevó a dar un paso definitivo en su vida, dejar el trabajo que tenía en una empresa de microfilmado en su barrio de Canillejas, para dedicarse los años siguientes en cuerpo y alma al atletismo.

De Ayamonte pasó a correr con la selección española el Mundial en Bedford (Francia) y cumplir en el puesto 22º, con marca similar a que le dio el título nacional y sobre todo con la medalla de plata por equipos, su primera presea internacional. Curiosamente, aquel sería el único Mundial de Media Maratón en su historial deportivo. Aquel 1995 ganó otra prueba de 21km, fue en septiembre en el Bajo Pas (Cantabria) y además aquella temporada supuso su debut en el maratón, que aconteció en Londres con 2h14:36.

En 1996 el Campeonato de España de Media Maratón en Palma de Mallorca le reportó la quinta plaza, pero por aquel entonces su mente estaba más centrada en la mejora ostensible de su marca en maratón que en reeditar título. Y aquel otoño, voló literalmente en Carpi para ganar y destrozar el récord de la prueba que tenía Antonio Pinto, para ubicarse, ahora sí, en la selecta élite española de maratón con 2h09:43.

1997, el año de la consagración y el Príncipe de Asturias

Al año siguiente Fabián sigue creciendo en todos los sentidos: "Hice dos pruebas de media maratón, una de ellas en Francia acabando noveno y con marca personal de 1h02:43. La otra fue en La Rioja, esta última era muy importante, ya que fue la que hizo que me metiera definitivamente en el equipo de maratón que viajó al Campeonato del Mundo de Atenas. Quedé segundo y gané a todos los españoles con 1h03:40", nos cuenta el madrileño.

Como es sabido su buena actuación en Atenas, con el sexto puesto y el título de campeones del Mundo por equipos, le valió junto a los otros cinco integrantes de la selección, el premio Príncipe de Asturias de los Deportes.

1998 es quizá su año más recordado por los récords de España de 10.000 y maratón en apenas unas semanas, acariciando en ambos además las plusmarcas de Europa y del Mundo, respectivamente. Hizo también su mejor Mundial de Cross de siempre (10º) pero se quedó sin hacer ninguna carrera de 21.097 metros.

"En 1999 antes de la Maratón de Rotterdam, hice la Media Maratón de Málaga, una prueba que gané con una marca de 1h01:38 segundos, y ese día ví que podía hacer mucho menos, ya que fuí sin forzar en ningun momento y la prueba acababa con dos kilómetros bastante duros", nos cuenta Fabián, quien prosigue repasando el año siguiente, el de los Juegos de Sidney. "En el año 2000 tenía que demostrar que estaba en forma para ir a los Juegos Olímpicos. Aparte de los test de lactatos, que me salían muy bien, busqué demostrar como estaba en la Media Maratón de Liverpool, pensando que era muy llana y que habría una buena liebre y unos rivales duros. Pero allí nada respondió a los esperado. El circuito era muy duro y no tuve rivales, ya que el segundo en meta llegó a seis minutos. Gané con 1h:01:12, a las puertas del récord de España. Estaba muy bien, pero no me llevaron a los Juegos, por lo que tuve que seguir entrenando para intentar correr un maratón, y opté por ir a Berlín. Aquel día me sentía muy bien, iba primero destacado en el kilómetro 31 (pasé el km 30 en 1h30 justos) y entonces tuve una rotura de sóleo, que me paró en seco. Las semanas de más que tuve que alargar el entrenamiento yo creo que fueron la clave de que esto pasase".

A Berlin con ganas de revancha

Aquel infortunio tuvo parado al de Canillejas un mes y le obligó a replantear la siguiente temporada. Su objetivo principal volvió a ser correr un gran maratón en primavera y en ese camino se fijaron en la Media Maratón de Berlín que tendría lugar el 1 de abril de 2001 y por fechas encajaba muy bien. La ciudad que le había visto morder el polvo en septiembre le iba a dar una segunda oportunidad.

Fabián hizo un buen invierno y en un terreno que nada le agrada, como es el barro, dio su mayor exhibición de siempre en cross al ser campeón de España en Culleredo (Coruña) con una ventaja enorme sobre sus rivales. La última competición que hizo antes de la Media de Berlín fue el Mundial de Cross de Ostende (Bélgica) en el que corrió mal "había un barrizal inmenso, nada que ver con lo de La Coruña, y yo en esos terrenos no voy bien, no puedo correr".

Nunca lo sabremos, pero quizá el que no pudiera dar lo máximo de sí en aquel cross le hizo llegar más fresco a Berlín ,pese a la gran carga de entrenamientos para el maratón.

En sus piernas había una gran marca y como muestra lo que nos cuenta: "Los entrenamientos de las semanas anteriores sí me decían que tenía muchas opciones de batir el récord de España. Estos son de 17, 14 y 4 días antes de la carrera, respectivamente. Un 15 km en 42:40 (a parciales cada 5.000 de 14:24, 14:19 y 13:57); otro muy bueno fueron 2 x 4.000 en 11:07 y 10:38 y por útimo te cito también un día de 2 x 3.000 en 8:13 y 8:07, con un 1.000 de recuperación a 3:25/km"

A Berlín Fabián se trasladó el día antes de la carrera y allí viajó con su mánager José Alonso Valero y con su amigo del barrio y también atleta José Luis Capitán. Para José Luis la carrera de Berlín suponía su debut en la distancia y vivió aquel fin de semana con mucha emoción siendo el compañero de habitación de su colega: "Lo primero que recuerdo es que cuando llegamos el sábado, sobre las 12 horas, estaba el organizador esperándonos en el hotel y le preguntó a Fabián si quería algún tipo de comida para llevarnos a un restaurante, o si quería ir a ver la feria del corredor donde había la comida de la pasta. Fabi dijo que íbamos a la feria y allí yo intentaba que la salsa no tuviera picante, muchas especias, que la bebida fuera sin gas... y a Fabi todo le daba igual, recuerdo que se tomó una coca cola y por supuesto la pasta con mucha salsa, el organizador alucinaba un poco. Por la tarde hicimos un rodaje suave de unos 20 minutos y luego tuvimos la reunión técnica. Allí estaban todos los africanos y Fabián. El organizador le preguntó qué ritmo quería y él dijo el paso justo para batir el récord de España de Martín Fiz (1h01:08) y me dio la sensación de que el organizador quedó contrariado porque esperaba que intentara ir más rápido, entre eso y su forma de comer pienso que él pensaba que Fabi había ido allí a pasearse, je je"

"Es cierto que se sorprendía de que bebiera Coca Cola o desayunase mucho dulce... y respecto al ritmo mi entrenador Guillermo tenía claro que debía contenerme y salir a ritmo de récord de España y que en los últimos kilómetros, si iba bien, fuese más rápido", señala Roncero.

Noticia fatídica al levantarse: "Ha muerto Diego García"
"Nada más levantarme puse el teletexto y aunque no tengo ni idea de alemán, en los deportes había una noticia destacada que hablaba de Diego García, de Alejandro Gómez y la Media Maratón Azcoitia-Azpeitia... se deducía que algo malo había pasado. Luego vino Pepillo a la habitación y nos confirmó que Diego había muerto por un infarto y me quedé echo polvo, no me lo creía. No me digas por qué, pero estoy seguro de que esa tragedia hizo que luego en carrera me esforzase más", nos cuenta Fabián.

José Luis Capitán nos pone en situación poco antes de la salida: "Calentamos los dos juntos y siempre vi a Fabián muy seguro de lo que tenía que hacer, muy tranquilo, como que sentía que ese día podía hacer algo muy grande. Y luego en la línea de salida la situación era muy clara, Fabián junto a un grupo de unos 20 africanos que se marchan en cabeza y el resto de atletas de 1h04 a 1h08 haciendo la carrera en solitario o grupos muy pequeños ya desde el inicio".

Fabián recuerda a la perfección muchos pasajes de la carrera que es la mejor crónica que os podemos ofrecer: "Justo antes de correr volví a hablar con mi entrenador y me recordó cómo debía correr y así salí, tranquilo con un ritmo justo para intentar el récord de Martín. Pero por otro lado iba algo inquieto, ya que me veía tan bien que quería que fuesen algo más rápido. Al paso del kilómetro 10, íbamos un grupo de 10 atletas en los que se encontraban ocho keniatas, Robert Stefko, que venía de ser 10º en el Mundial de Cross y yo. El parcial fue 28:56 y justo ahí, Rodgers Rop, que fue luego ganador del Maratón de Bostón y New York en 2002, pegó un cambio continuo que mantuvo tres kilómetros (2:44, 2:45 y 2:46) lo que hizo que nos fuésemos solo tres atletas, Rop, Titus Munji (2h06:15 en Berlín 2003) y yo. Los siguientes cuatro kilómetros se desarrollaron sobre 2:50, y fue en el kilómetro 17, cuando decidí ponerme yo a tirar. Rápidamente vi que el cambio del 10 al 13, estaba pasando factura a mis rivales y me fui en solitario haciendo en los siguientes parciales 2:48, 2:44, 2:47 y los últimos 1.097 metros en 3:01. Los últimos kílometros era consciente que si era capaz de mantener el ritmo bajaría de la hora y eso hizo que disfrutase sobre manera en la llegada a meta. Y allí llegaron las felicitaciones y abrazos con mi mánager, con el organizador y esperé a que llegara José Luis, que hizo 1h06, para darnos también un buen abrazo. Hay días en los que te encuentras muy bien y ese fue uno de ellos. Creo que si hubiésemos pasado el 10.000 sobre 28:35 hubiera acabado sobre 59:35 o así".

Su amigo Capitán, que llegaba a meta contento con su debut pero justo de fuerzas, nunca olvidará como nada más pararse "el organizador vino a verme, se ponía las manos en la cabeza y me decía exultante 'tu amigo, tu amigo... ha bajado de la hora' Enseguida vi a Fabi y nos abrazamos. Luego tocó soltar un poquito, cansados, disfrutando... Poco después empezaron a llamar de un montón de medios de comunicación españoles que querían entrevistarle, recuerdo los grandes programas de radio de entonces, llamaron de José María García, de El Larguero, de De La Morena... y entonces, pese a la gran alegría que tenía, Fabián hacía hincapié en que hablaría si no le llamaban muy tarde porque cuando llegase a España quería descansar bien... Estaba claro que él estaba ya pensando en su siguiente reto, su una nueva tentativa en el Maratón de Rotterdam".

Récord de Europa y líder mundial del año

Los 59:52 de Fabián aquel día dejaron un parcial impresionante de 27:56 el segundo 10.000, lo que habría sido claramente un nuevo récord de España también de esa distancia, pero al ser el segundo parcial no vale para homologarlo como plusmarca. Con aquel registro mejoraba la mejor marca europea de la distancia, porque el portugués Pinto tenía 59:43 pero hechos en una media con desnivel positivo que superaba lo legal. Su récord se mantuvo hasta el 22 de marzo de 2015 cuando el doble campeón olímpico, mundial y europeo, Mo Farah, corrió en 59:32. La marca de aquel 2001 le supuso acabar el año como líder mundial, nada menos que delante de Haile Gebrselassie.

Lamentablemente Roncero no pudo cerrar el círculo tres semanas depués en Rotterdam, donde sólo pudo acabar con 2h10:08 con muchos problemas físicos en la parte final. No obstante aquel 2001 remató con una temporada maravillosa en pista, al acabar quinto en los 10.000 metros de los Mundiales de Edmonton, una carrera memorable, en la que una vez más Fabián retó de tú a tú a los africanos, en una carrera a cambios de ritmo llegando con ellos al toque de campana. Aquella fue la primera derrota en un gran campeonato de Gebrselassie, el fin de su reinado en pista desde 1993.



Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Fabián Roncero
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia











































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2020 / RFEA 1997-2020. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |