Real Federación Española de Atletismo





 martes, 21 de abril de 2020   ENTREVISTA WEB 34/2020
Jesús España pone una pica en Goteborg

Por : Emeterio Valiente


¿Cuántos de ustedes han derrotado en buena lid a Mo Farah en un frenético 5000m en pista? No se ven muchas manos levantadas, se cuentan con los dedos de una mano y sobran dedos. Cierto es que tuvo que ser todo un país, España, el que batiera al as británico, que vio impotente cómo el orgullo de Valdemoro, armado con el fervor de la grada, le rebasaba sin remisión para ingresar en la historia.

El mayor éxito de nuestro protagonista acaeció el 13 de agosto de 2006, pero una gesta de tal calibre no se cimenta de la noche a la mañana, por lo que esta historia arranca en el pretérito 2005, año en el que Jesús solo tenía ojos para el Europeo de pista cubierta de Madrid donde maquinaba asaltar el pódium en su distancia fetiche, el 3.000m indoor, pero todo se torció unos meses antes: "sí, tenía muchas esperanzas puestas en ese Europeo, de hecho era el objetivo principal del año, incluso por encima de la temporada de verano, pero a finales de 2004 tuve una fractura de stress y tuve que estar cinco semanas sin correr; recuerdo que antes de lesionarme había acudido por primera vez a una psicóloga de la RFEA, Julieta París, que después se convirtió en amiga, porque quería que me ayudase a gestionar los momentos previos al Europeo, ya que iba a ser en Madrid, tenía que correr delante de toda mi gente e iba a necesitar saber aislarme de eso y utilizar técnicas de relajación en los días previos al campeonato, pero, al lesionarme y ver el Europeo desde la grada, al final no necesité su ayuda. Vi cómo el irlandés Cragg arrasaba y yo me mordía las uñas y generaba ganas para las siguientes competiciones".

Si en lo atlético el inicio de ese 2005 no fue halagüeño, en lo personal se colgó la medalla más preciada de su vida al contraer matrimonio con Olga y 15 años después es un orgulloso marido y padre de familia numerosa, lo que tiene claro que ha contribuido decisivamente en su carrera deportiva, "un atleta se prepara física y mentalmente para competir, pero al final es un 'todo' y si estás feliz eso redunda de forma positiva en el rendimiento; desde el 2002, el estar tranquilo, feliz y con alguien que te llena y te aporta influyó decisivamente en mi carrera deportiva; he tenido mucha suerte, tanto cuando vivía con mis padres y hermanos como ahora con mi propia familia, ya que siempre me han apoyado y han entendido lo que conlleva vivir con un atleta de élite: entrenamientos, viajes, competiciones, descansos….he sido muy afortunado en ese sentido y un porcentaje grande de mis éxitos se lo debo a todos ellos".

Ya en el año de autos, 2006, se repitió la historia y los planes de pista cubierta se esfumaron pronto "corrí la San Silvestre Vallecana algo tocado ya, es una carrera agresiva porque tiene mucha bajada, tuve una fractura de stress en el sacro y vuelta al dique seco, o mejor dicho, al dique mojado porque entrené mucho en piscina (risas) y ese trabajo aeróbico me permitió estar ya en primavera a un buen nivel". Tras hinchar de puntos a su equipo, el F.C.Barcelona, en la Liga de clubs, el primer asalto serio al aire libre se saldó con nota en Huelva, marcando 13:16.74 que le otorgaban medio billete para Goteborg, aún a dos meses vista," ya en los 3.000s de la liga y en alguna milla en ruta que hice me daba cuenta de que me encontraba bien y aunque no estaba aún del todo en forma, la carrera fue muy buena, sufrí mucho, y conseguí la mínima; luego mi entrenador 'Dioni' y yo decidimos no hacer más 5000s hasta Goteborg con la excepción del Nacional para preparar bien el Europeo y fue una decisión acertada según se vio luego. En las semanas previas veía en algunos mítines cómo muchos atletas hacían buenas marcas y yo pensaba, "¿cuánto habría hecho yo?" pero decidimos reservar esas balas para el Europeo".

El último examen parcial tuvo lugar en Zaragoza, sede del Nacional, donde se llevó al zurrón el tercero de los ¡ocho! títulos que acabaría consiguiendo, doblegando en 13:41.02 al tándem extremeño compuesto por Javi Alves y Pablo Villalobos, "llegaba en muy buena forma y además me dio mucha confianza un entrenamiento que me gusta hacer para saber cómo estoy de cara a un 5.000, 4x1000 recuperando 3m; ya en el penúltimo hice 2:31 con muy buenas sensaciones y en el último 2:25, algo que no había hecho nunca. En Zaragoza me puse primero a falta de una vuelta y Alves me intentó pasar, pero no le dejé y a falta de 150m pegué un cambio fuerte y no me tuve que exprimir a tope en los últimos metros; me dio mucha confianza ganar así; además, Alves corrió poco después en 13:11 y el haberle ganado bien confirmaba que yo estaba muy fuerte, me dio mucha moral".

La inscripción de Goteborg delataba que el irlandés Alistair Cragg (13:08.97) y un joven Mo Farah (13:09.40) partían con los mejores tiempos, algo que se reveló positivo para el posterior campeón: "el hecho de no acudir con una de las tres mejores marcas me quitó presión porque mucha gente te cuelga la medalla directamente si vas con la mejor marca y no es fácil gestionar esa presión; recuerdo que repetí el mismo entreno de 1000s dos semanas después, ya más cerca del Europeo y, con la ayuda de mi hermano Fran que me tiraba 800m, acabé los dos últimos en 2:29 y 2:24, llegaba en mi mejor momento".

Las semifinales se disputaron 72 horas antes de la final, no aclararon gran cosa, pero permitieron a Jesús calentar motores para el momento decisivo y coger buenas sensaciones de cara a la gran cita, "el único objetivo era pasar a la final sin dejarme ver mucho, al principio no tuve muy buenas sensaciones, pero luego me fui encontrando mejor, es algo que me suele pasar y cuando hay dos rondas siempre me encuentro mejor en la segunda carrera". Sobre sus expectativas relata: "no podía decir "voy a ganar seguro" porque es algo que no puedes saber, pero me encontraba muy bien y sabía que tenía muchas posibilidades de quedar bastante arriba, el objetivo era intentar ganar". ¿Quiénes podían impedirlo? "más que el más fuerte, el que yo pensaba que iba a tomar las riendas de la carrera era Cragg, como así fue; de hecho, como me imaginaba un final largo, lo habíamos simulado varias veces en los entrenos haciendo la penúltima serie bastante rápido, sin guardar excesivas fuerzas para la última y así ser capaz de acabar fuerte en Goteborg aún yendo fatigado; yo confiaba mucho en mis últimos metros, era algo que había preparado" y para muestra, un botón: "en una de las ligas competí contra Sergio Gallardo, que unas semanas después corrió en 3:34, pero no cambié mi táctica, di un tirón fuerte a falta de 150m y gané bien, por eso confiaba en poder ganar a cualquiera al final".

Sobre la amenaza que podría suponer su rival y sin embargo amigo Juan Carlos Higuero, aún con el cansancio propio de su bronce en 1.500, comenta, "sabía que si la carrera era táctica iba a ser muy peligroso al final, pero también sabía que eran 5000m y no es fácil llegar fresco al final después de 10 vueltas". Pablo Villalobos completaba la terna española; cosecha todos del 78, siempre juntos desde juveniles y la unión hizo la fuerza en los dramáticos instantes que se pueden vivir en la cámara de llamadas, poniendo además en valor a la música española, "había una canción de Amaral, Resurrección, que me gustaba mucho aunque no sabía ni cómo se titulaba; yo me ponía muy nervioso antes de las carreras, aunque luego eso me ayudaba a tener en la pista un plus de adrenalina que me hacía correr más rápido; el caso es que empecé a cantarla en la cámara de llamadas y como Juan Carlos y Pablo estaban allí también empezaron a cantarla conmigo, creo que nos vino muy bien para liberar un poco la tensión en esos momentos previos a la final en los que estás en la cámara de llamadas como un león enjaulado y mirando cara a cara a tus rivales sin poder hacer aún lo que te gusta, que es salir a correr".

Con la lluvia como testigo, la final transcurrió lenta hasta el 3000 (8:39) pero una vuelta y media después el irlandés Cragg pegó un tirón descomunal que apenas duró 200m, retirándose lesionado, "ése fue el peor momento de la carrera, Cragg arrancó con mucha violencia a falta de 1.400, hicimos un 200 en 28 y veía que ese ritmo no lo podríamos mantener pero al poco se retiró, yo me frené para que me adelantaran y Farah se puso a tirar a falta de 1000m, con lo que continué con mi plan de pegarme al que tirase" El tren impuesto primero por el irlandés y luego por el británico llevó al campeón de Europa a cubrir el último 1.500 en unos espeluznantes 3:41, cuando su mejor registro era 3:36:53, "es curioso porque me retiré con esos 3:36 y lo hice sin preparar esa competición en absoluto; recuerdo que era mayo, estaba haciendo entrenamientos largos, 2000s y 4000s en el bosque, y solo unos días me llamó Miguel Mostaza para ofrecerme el correr en Doha; lo consulté con Dioini, me comentó que me podía venir bien porque llevaba ya acumulado mucho entreno y acabé haciendo mi mejor marca de siempre, aunque en el periodo 2006-2011, que fue mi mejor época, hice muy buenos entrenamientos por abajo que me indicaban que podía haber corrido bastante más rápido". Le tiramos de la lengua, le sugerimos el 'todo treses', 3:33 y acaba asintiendo: "más o menos, sí, pero el caso es que hice 3:36 y eso es lo que queda".

Sin ser consciente de ello, según cruzó esa meta nórdica, Jesús acababa de escribir la que al final de su dilatada trayectoria fue la página más excelsa de su carrera, pero entonces él anhelaba más, mucho más, "en el 5.000 ningún atleta había conseguido defender su título de campeón de Europa y yo me lo propuse de cara a Barcelona 2010, aunque al final fui segundo detrás de Farah; no me gustaba que se hablara de la hegemonía de keniatas y etíopes porque en la época de los Mundiales de Osaka (7º) y Berlín (10º) yo estaba convencido de que podía conseguir una medalla en un gran campeonato, luego no la conseguí, pero eso era lo que me motivaba para entrenar todos los días".

Ninguno de los atletas que le preceden en el ranking español de todos los tiempos de 1.500 se atrevió a correr un maratón y Jesús no solo se atrevió con la distancia de Filípides sino que cronometró una buena marca, 2:11:58, con lo que el debate de si es el español más versátil de siempre está servido, aunque modesto él, apuesta por una leyenda, "no lo sé, lo cierto es que me pasé al maratón muy tarde y cuando estuve en mejor forma fue en mi último maratón en Berlín; cuando hice 2:11 los test indicaban que podía ir a 3:06:3:07/km y antes de Berlín daban que podía correr a 3:04/3:05, es decir, por debajo de 2:10, pero como siempre priorizamos el campeonato en detrimento de la marca; mucha gente de mi entorno me animaba a continuar hasta la primavera siguiente para hacer la marca que valía, pero ya estaba decidido que Berlín fuera el punto y final de mi carrera; en todo caso, el maratón ha sido una especie de prórroga, en vez de retirarme en 2015 encontré en esta prueba una nueva motivación para alargar unos años más mi trayectoria, pero nunca fui un maratoniano sino un especialista de 5.000 que en sus últimos años corrió maratón; no alcancé el nivel del 5.000 pero al menos me sentí competitivo, sobre todo en Berlín. Yo creo que el más versátil fue José Luis González, que corría en 1:46 el 800, 3:30 en 1.500, aún tiene el récord de la milla, llegó a batir el récord de 5000 y fue campeón de España de cross".

Quizás para compensar lo desapacible del tiempo en Goteborg Jesús se encontró, una vez más, con el calor de los suyos, "cuando quedaban varios meses ya tenían todo preparado, billetes, entradas, etc, se gastaron un dineral para tener entradas abajo del todo y estar cerca de la pista, ahí estaban mi hermanos, Maite y Fran, mis cuñados, Miguel y Víctor….yo intentaba aislarme de esos preparativos porque primero tenía que clasificarme, no tener ninguna lesión que me impidiera ir y no quería vender la piel del oso antes de cazarlo; mi hermano se sacó un billete a última hora, se presentó por sorpresa para mí el día de la final y al acabar la prueba me dijo: "después de verte el último entreno de 1000s me saqué el billete porque sabía que algo gordo ibas a hacer" y creo que se alegró de mi triunfo más que yo mismo".

Apenas cinco días después del éxtasis se disputaba 'la madre de todos los mítines' el mítico Weltkasse de Zurich en el estadio Letzigrund, pero la lógica resaca física y sobre todo emocional no le permitieron rayar a gran nivel, "creo que deportivamente el volver a competir tan pronto fue un error del que aprendí y no lo volví a cometer; la noche después de la final no conseguí dormir nada, lo intentaba pero fue imposible, tenía el corazón a tope de pulsaciones, miraba la medalla una y otra vez… pero llegó la oferta de Zurich, que era muy buena al ser campeón de Europa, recuerdo que nos presentaban paseando en un coche y yo compartía uno con Bekele; curiosamente compartí habitación con Fran porque él competía en un 1500 sub-23; pude descansar algo en los días previos pero mentalmente me vino el bajón después de la tensión del Europeo y estaba 'fuera', hice 13:38, notaba que no era yo".

Unos días después pudo resarcirse en el mágico Rieti y demostrar el momento dulce que atravesaba, consiguiendo marca personal en 3.000 con 7:38:26, "ahí sí pude sacar a relucir mi buen estado de forma; se salió muy fuerte, el grupo pasó el 1000 en 2:27 y yo iba solo a 2:30; el 2.000 lo pasé en 5:01 y por un momento pensé que podía batir el récord de Europa de Viciosa (7:29.34) pero del 2.000 al 2.600 tuve un bajón muy grande y aunque me recuperé en la última vuelta se me fue la marca a 7:38.26".

Dejamos el retrovisor y, mirando hacia adelante, le sondeamos sobre si a un apasionado del atletismo como es él le tienta darle un repasito a la lista de plusmarcas españolas Master, "sé cuáles son los récords de M-40 y M-45, los he visto; mi retirada aún es relativamente reciente y por ahora ayudo a amigos en competiciones pero es verdad que he cogido la rutina de entrenar 6 días a la semana y me gusta hacer algo fuerte un día o dos porque me gusta ir rápido, así que para un futuro no lo descarto". Si ya ha batido alguna plusmarca Master sin pretenderlo, (M-35, 3.000m, 7:45.06), ¿qué no conseguirá cuando las tenga entre ceja y ceja?



 

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Jesús España
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia





































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2020 / RFEA 1997-2020. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |