Real Federación Española de Atletismo





 miércoles, 08 de abril de 2020   ENTREVISTA WEB 28/2020
La explosión de los 10k en ruta

Por : Vicente Capitán


Los 10 kilómetros en ruta se han convertido en una distancia de referencia para todos los fondistas del mundo. Quién más quién menos busca cada año atacar su mejor registro personal, o hacer una determinada marca que le de acceso a otras pruebas del calendario que así lo exigen (esto más en el caso de los corredores populares).

Hace década y media los 10k en ruta era un prueba menor y en los 10.000 metros en pista era donde los fondistas medían su valía contra el crono. Ahora los atletas de alto nivel siguen valorando el registro en pista, pero la misma distancia en asfalto va ganando peso, una tendencia que no tiene color en el ámbito de los atletas subétlite y/o populares, entre quienes el 10k es poco menos que un objetivo obligado cada temporada.

Hemos charlado con Fabián Roncero (plusmarquista español de 10.000 en pista -27:14.44 en 1998-), Juan Carlos de la Ossa (ex recordman nacional de 10k en ruta) y Antonio Abadía (vigente récord de 10k en ruta) tres puntos de vista, tres generaciones de atletas que han vivido de forma distinta el nacimiento, crecimiento y boom actual de esta disciplina que va siendo cada vez más un referente para cualquier corredor de fondo.

La RFEA incorporó en la temporada 2002/2003 diferentes distancias en ruta a sus tablas de récords siguiendo la normativa del momento de la IAAF, de tal modo que el primer récord oficial son los 28:07 de Isaac Viciosa en su victoria en la San Silvestre Vallecana, el 31 de diciembre de 2002. Si bien en la cronología de los récords y mejores marcas españolas de siempre aparecen en esta distancia otros dos registros anteriores, por contar con las suficientes garantías de oficialidad: 28:13 de Francisco Javier Cortés en Marsella (Francia, 1-5-1998) y también se recogen, aunque sea peor marca, los 28:20 de Manuel Pancorbo en la San Silvestre Vallecana de 1999.

Juan Carlos de la Ossa mejoró el récord de Viciosa el 9 de abril de 2005, en Laredo. En la entonces novel prueba cántabra (era su tercera edición), el "Tete" ganó los 10km con 28:03 y sólo un mes y medio más tarde, volvió a mejorar en Manchester con 27:55, en aquella ocasión acabando segundo tras el gran Haile Gebrselassie. Precisamente Gebre fue el primer recordman mundial reconocido con los 27:02 realizados el 13 de diciembre de 2002 en Doha.

13 años más tarde del récord del Tete De la Ossa, el 17 de marzo de 2018, Toni Abadía acababa segundo en Laredo con 27:48, la que es la actual plusmarca nacional.

Precisamente la carrera cántabra del pasado mes de marzo ofrecía una buena ocasión para atacar ese récord de Abadía, pero la crisis del coronoavirus nos ha privado de ello. El propio Toni y Carlos Mayo se iban a enfrentar una semana después del doblete de ambos en el Campeonato de España de Cross celebrado en Zaragoza. Según nos cuenta el plusmarquista español ambos tenían estos 10k entre ceja y ceja para cerrar su ciclo invernal.

Por último, decir que hemos aludido a los registros ruteros de dos de nuestros protagonistas y hay que señalar que el tercero, Fabián, tiene una mejor marca oficial de 28:56, que corresponde al paso del primer 10k en su récord de Europa de Media Maratón, el 1 de abril de 2001. Ese día, su segundo 10k fue de 27:56, un registro alucinante que no figura en ninguna lista de marcas oficiales, porque para ello valen las marcas de paso oficialmente medidas desde la salida, pero no en los siguientes parciales con la carrera ya lanzada.

El boom de la especialidad
Esta temporada (entendiendo como tal desde noviembre) hemos visto como en España, en concreto en Valencia, se ha batido dos veces el récord del Mundo de 10km en ruta con Joshua Cheptegei (26:38, el 1 de diciembre) y Rhonex Kipruto (26:24, el 12 de enero) y la pregunta para nuestros protagonistas es obligada: ¿Qué creéis que ha llevado a este boom de la especialidad?

Fabián Roncero, al que cronológicamente más lejos le pilla esta explosión rutera tiene claro que "En el atletismo hay bastante menos dinero que hace años y las ruta sigue teniendo recursos y además han ido saliendo muchos y buenos circuitos como Valencia o Laredo", algo en lo coincide Juan Carlos de la Ossa. El atleta manchego añade además: "Hoy en día todos los organizadores buscan homologar sus circuitos. Atraen así a la gran masa de populares que quieren mejorar sus marcas para poder acceder luego a otras carreras de más prestigio. Hace años a las pruebas de ruta íbamos a ganarnos unos a otros, pero no a buscar marca". Toni Abadía, el benjamín de esta terna y el único que sigue en activo en el alto nivel, tiene también claro que "la gran cantidad de corredores populares que hay en estos tiempos ha sido clave. En muchas ciudades hay gente corriendo por la calle a cualquier hora del día"

Todo buen corredor de fondo busca su marca de referencia en los 10.000 metros en pista, en eso coinciden nuestros tres protagonistas, pero el atletismo ha cambiado los últimos tiempos y esta distancia en pista ha quedado reservada casi exclusivamente para los grandes campeonatos.

"Antes nada más acabar el cross todos buscábamos hacer un buen 10.000 en la Challenge o Copa de Europa, apenas había 10k y esto ha cambiado", señalan los tres.

El futuro del 10k
La expansión de pruebas de 10k en ruta, tanto a nivel nacional como internacional, nos lleva a plantear el futuro de esta distancia, que quizá pase por tener su propio Mundial como ocurrió a principios de los años 90 con la Media Maratón. Para Fabián Roncero el calendario atlético ya está muy saturado y no ve darle más realce al 10k "Para mí crear un nuevo campeonato de esta distancia restaría valor al mismo porque ya hay un campeón del Mundo de 10.000 metros. Yo no lo veo".

Toni y Juan Carlos sí ven en el horizonte un gran campeonato internacional de 10k en ruta. "Igual que la Media Maratón tiene su propio Mundial y que muchos fondistas marcan esa distancia como uno de sus objetivos principales. Los 10k van a seguir creciendo, en su entorno se mueve mucho y cada vez más atletas de nivel compiten estas carreras que son un buen nexo entre medio fondistas, fondistas y ultrafondistas".

Según cómo va evolucionando esta prueba, no sería descabellado pensar en algún tipo de circuito nacional, aunque nuestros hombres de momento no lo ven. Más bien coinciden en señalar que sigan apareciendo pruebas de prestigio en el calendario nacional, "carreras nuevas en lugares de tradición, como es el norte de España", dice De la Ossa.

Para Roncero, De la Ossa y Abadía el mejor 10k en el que han estado son Laredo y Valencia. "Los circuitos son fantásticos, pero además acompaña mucho la climatología y el público", nos dicen coincidiendo los tres en que en Laredo el ambiente es más acogedor al ser una ciudad pequeña y concentrarse la carrera por la parte más céntrica. De la Ossa que mejoró su récord de España de 2005 en Manchester nos dice: "Allí le circuito era más duro, sobre todo la parte final y además en muchas zonas no había casi nadie viendo la carrera".

Dinero vs circuito
Los tres atletas consideran que no hay diferencias técnicas a la hora de correr 10 kilómetros en pista o en asfalto. Fabián es de los que opina que se puede correr igual de rápido en asfalto (en un buen circuito obviamente) que en la pista y que las nuevas zapatillas de estos tiempos, las más reactivas con placas de carbono, contribuyen a ello. Sin embargo, tanto Toni Abadía como De la Ossa creen que en la pista siempre se podrá correr un poco más. "No creo que las nuevas zapatillas de ahora superen la simbiosis clavos-tartán... Podríamos pensar que las 25 vueltas de la pista causan un mayor desgaste, pero yo creo que en el caso de la élite no es apreciable. La tracción de un clavo en el sintético no lo puede superar el asfalto", dice Abadía.

Siguiendo con el atleta aragonés: "Los atletas valoramos más disputar un 10k en un buen circuito, que el dinero que te puedan pagar en otros sitios. Hablar de un buen circuito no es sólo el trazado, sino la organización, que haya competencia, liebres para llevar el ritmo...". Fabián añade: "Los mejores atletas buscan un circuito de garantías cuando están al 100x100. Hay que tener en cuenta que la súperélite no compite a tope todas las carreras y a algunas van a ganarse un dinero. Para mí, cuando los mejores piden a un organizador liebres para llevarles a un ritmo exigente hay que estar atentos, porque eso quiere decir que van a por todas". De la Ossa insiste en que "tener buenas liebres y mucha competencia es fundamental para competir un 10k a tope".

10k: Objetivo y preparación
Evidentemente la planificación actual de muchos atletas está cambiando respecto al 10k, pero más allá de que para algunos haya empezado a formar parte de sus objetivos del año, la mayoría de fondistas compiten varias veces al año estas carreras dentro de su preparación para objetivos mayores. "Para muchos atletas, las carreras de 10k les permiten hacer entrenamientos de calidad y aprovechar que hay un dinero", insisten Fabián y Juan Carlos. Toni, por su parte nos confirma que para él es importante: "Hacerlos al 100x100 dentro del estado de forma que se tenga en ese momento. Está claro que se pueden usar estas competiciones en el camino de preparación para un maratón, como demostró Javi Guerra el pasado enero, haciendo su mejor marca personal en 10k y luego mejorando su récord en maratón mes y medio más tarde".

Abadía admite que en las carreras de 10k el atleta tiene más margen que en la pista a la hora arriesgar "porque aquí tienes un control de parciales cada km mientras que en la pista hay mucha presión cada vuelta, siempre pendientes del crono. En ruta hay algo más de libertad en este sentido y si por lo que sea no mantienes el ritmo o pinchas, tampoco pasa nada".

Respecto a cuándo ven ellos una época ideal para competir a tope un 10k en ruta, todos coinciden en señalar el mes de marzo. "Sirve como colofón a la temporada de cross y también para poner rápidas las piernas para quienes están preparando un maratón o una media" nos dicen. En este sentido Fabián piensa que "los meses de junio y julio también estarían bien para la élite, porque es cuando más rápido estás preparando la pista, pero de momento no se hacen porque se busca que haya participaciones masivas y con tanto calor la gente popular no sigue compitiendo". Abadía apunta también que "marzo ahora mismo es la época mejor por encima del otoño, simplemente por cómo está estructurado el calendario nacional e internacional, porque por climatología en otoño te permite acumular más entrenamientos fuertes con buena climatología que a finales del invierno".

Está claro que las competiciones de 10k van en auge en nuestro calendario nacional, que a nivel Mundial cada vez más y mejores atletas compiten esta distancia y que en la misma coinciden los atletas de alto rendimiento y aficionados como ocurre en las medias maratones y maratones. Veremos a ver qué nos depara el futuro de esta disciplina en el atletismo porque hace sólo un par de décadas nada hacía presagiar este boom que estamos viviendo.

Enlaces relacionados:

Lista Española de todos los tiempos - 10km en ruta (a 12.11.2019) (por Carlos Fernández Canet)
Mejores marcas mundiales realizada sen españa (a 12.1.2020) (por Carlos Fernández Canet)
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia




























Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2020 / RFEA 1997-2020. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |