Real Federación Española de Atletismo





 jueves, 26 de marzo de 2020   ENTREVISTA WEB 26/2020
Miren Bartolomé, a un paso del cielo

Por : Emeterio Valiente


Miren por favor al pasillo de pértiga, con ustedes la campeona de España de la especialidad. Gimnasta reconvertida, mantiene su status de artista cuando a velocidad vertiginosa encara el cajetín instantes antes de franquear la varilla, por ahora a 4.42 y subiendo, una progresión que no podrá parar ni el más letal de los virus, hasta ahí podríamos llegar.

No hace tantísimo, en los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres, el deporte que Miren seguía con ahínco y avidez en la pequeña pantalla no era el atletismo, sino la gimnasia rítmica, claramente su primer amor, pero el rey de los deportes olímpicos se cruzó en su caminó y precipitó una ruptura que ya se barruntaba en el horizonte, "sí, hice gimnasia artística desde los 4 hasta los 16 años. El cambio fue una decisión difícil que tomé, pero que veía necesaria ya que no era feliz entrenando por diversas circunstancias. Empecé a hacer atletismo con François Berongyian, que es el actual entrenador de Nerea Bermejo e Izaskun Turrillas, probando las vallas y la velocidad".

Quizás fuera el sistema de evaluación del rendimiento uno de los aspectos que no acababa de encajarle a Miren y prefiere el 'juicio' del listón antes que la opinión subjetiva de los jueces, "la verdad es que ése ha sido el mayor cambio que noto a la hora de competir. Y sí, lo prefiero mil veces más, ya que solo dependo de mí misma, y no de unos jueces que al final son subjetivos". En su primera temporada como atleta, la de 2015 esta navarra de 22 eneros ya ganó medalla en los Nacionales juveniles en 60 lisos y 100 vallas, pero pronto emergió la alargada sombra de su actual entrenador: "un día me comentó Francis (Hernández) que probara la pértiga; al venir de la gimnasia, me veían muchas facultades para esta disciplina, y como soy una chica bastante atrevida, acabé decantándome por ella. Además, era la prueba en la que más mejoría podía tener a largo plazo por mis condiciones físicas".

Dicho y hecho. El empezar a practicar con el palito y franquear por vez primera los 4,00 fue todo uno, con el flamante Gallur como regocijado testigo allá por 2016 durante el Nacional, cuando acabó 5ª con 4,05m: "por aquel entonces, como suelo decir, no sabía ni por dónde me daba el aire porque era una novatilla (risas), pero la verdad es que me planté allí como una más y conseguí una buena posición, con una marca que además suponía mínima para el Mundial Junior de Bydgoszcz, así que me fui para casa con las tareas hechas y muy satisfecha". En su último año como sub-20, Miren se hizo 'un Bubka' pero en plan espléndido, batiendo varias veces la plusmarca española con generosas mejoras en cada ocasión, lo que trasladó el récord hasta los vigentes 4,30, que no duda en calificar como la plusmarca de la que guarda un más grato recuerdo: "el récord Sub-23 de pista cubierta lo tengo más reciente porque me dio el oro en Ourense, pero sin duda, me quedo con el 4.30 que salté en Ciudad Real, en el Campeonato de España de Federaciones porque, además de suponer récord de España, fue una competición dura pero muy bonita para mí y la recuerdo con mucho cariño y además me dio el billete para mi primera Copa de Europa absoluta de selecciones en Lille".

Ese 2017 lo califica esta estudiante de segundo curso de Administración y Dirección de Empresas como su mejor año hasta ahora, pero añade: "podría decir que esa temporada fue la mejor, pero la verdad es que cada temporada que pasa, yo la considero como mejor que la anterior. Ese año mejoré mucho porque ya sólo estaba centrada en la pértiga y entrenaba para ello, pero en las temporadas siguientes he aprendido mucho más que esa a nivel técnico y además voy cogiendo cada vez más experiencia". El cortejo a la capital que empezó en marzo de 2016 tuvo su segundo capítulo en julio de 2018 cuando abrazó su primera medalla absoluta en el Nacional de Getafe donde llevó su tope hasta 4,35m de puro bronce, "tengo un muy buen recuerdo de ese día y, sobre todo, de esa medalla que a mí me supo a oro por el gran nivel que hubo en esa final".

Aupada ya inexorable y definitivamente al carro de la élite patria, Miren volvió a arrancar un bronce hace ahora un año en Antequera bajo techo y los fuegos artificiales llegaron en La Nucía donde se erigió en incontestable campeona, aunque no fue empresa sencilla mantener el espléndido momento de forma, que le llevó a brincar sobre 4,42 en junio, hasta principios de septiembre, "sinceramente se me hizo un poco larga la temporada sí. El objetivo del año era el Europeo sub-23 de Gavle y luego seguir con lo que quedase hasta La Nucía. No paré en ningún momento de entrenar ya que tenía posibilidades de pelear por el oro en el absoluto y cuando me faltaban fuerzas para seguir pensaba en que podía conseguir esa medalla en Alicante".

Este 2020 no lo inició Miren en plenitud "tuve lesión del tendón rotuliano y muchos problemas de espalda; debido a eso perdí mucha confianza y me costó mucho empezar a saltar bien", presentándose en el Nacional de Ourense con apenas dos competiciones y un mejor salto de 4,11 que le colocaban quinta entre las contendientes; ahí es cuando emergió su raza de campeona llevándose su segundo oro absoluto al zurrón y batiendo, además, su propia plusmarca sub-23 en pista cubierta con 4,32, "siempre que tengo una competición voy con el objetivo de ganar o al menos de subirme al podium. Esta pista cubierta no ha sido nada fácil para mí por lesiones y demás, pero las dos últimas semanas previas a Ourense estaba entrenando muy bien y estaba en perfecto estado de forma, así que fui allí con la idea de ganar y mejorar mi marca".

Hay no pocos saltadores que saltan habitualmente más en pista cubierta que al aire libre; sin embargo, Miren ostenta, año tras año, registros claramente mejores a cielo abierto que en el llamado 'atletismo de bolsillo', pero, honesta ella, no lo achaca a que Navarra no disponga de una pista cubierta, "nosotros en Navarra no tenemos pista cubierta, pero sí es verdad que, en la pista donde yo entreno, Larrabide, tenemos un módulo de 4 calles con la zona de pértiga homologada donde podemos entrenar y competir sin problemas. No es gran cosa el espacio que hay, pero al menos podemos saltar a cubierto durante todo el invierno; se me da mejor saltar al aire libre porque ya llevo mucha más preparación que en pista cubierta y además bajo techo suelo tener más lesiones, todo ello hace que salte más a gusto en verano que en invierno".

El norte de España copa desde hace años el norte del ránking nacional en su disciplina, repartiéndose Maialen Axpe, Malen Ruiz de Azúa y ella misma los títulos y medallas, "con Maialen Axpe comparto entrenamientos y puedo decir que es una chica muy trabajadora, al igual que todo mi grupo y con Malen solo coincido en las competiciones, así que diré que es una competidora muy buena y una rival dura". Otra pertiguista septentrional, Naroa Aguirre puede presumir de detentar el récord de España (4.56), que ha cumplido ya 13 años, si bien Miren proclama su intención de no dejar que se convierta en mayor de edad, "el récord de España absoluto es un objetivo que me puse a largo plazo cuando empecé a saltar, pero según van pasando los años, ya pasa a ser a corto plazo. Pienso que este año o el siguiente como muy tarde, se batirá ese récord y me encantaría ser yo la que lo haga, pero actualmente somos unas cuantas las que podemos lograrlo".

Este portento de 1,76m y 63kgs ya se ha batido el cobre con las mejores pertiguistas continentales, tanto en los Europeo sub-20 y sub-23 como en el Mundial sub-20, aunque le falte conseguir en esas elitistas citas acercarse a sus mejores marcas, "la verdad es que esas competiciones imponen, aunque al principio me imponían más que ahora; sí es verdad que se me resiste el mostrar mi mejor versión. A Grosseto iba muy bien posicionada, pero no llegaba en las mejores condiciones físicas y el verano pasado en Gävle fue mala suerte lo que tuve: un golpe con el listón en el codo me dejó fuera de luchar por el podium que iba buscando. Es un orgullo representar a tu país en estas grandes citas y lucharé por hacerlo más veces y, sobre todo, mejor".

Para ello, como para todo, contará con la inestimable ayuda de un pata negra de la pértiga como es Francis Hernández, "podría decir la mítica frase de "es como mi segundo padre", pero suena muy repetitivo, así que diré que "soy la atleta que soy gracias a él. Me ha enseñado todo lo que sé., todo lo que he saltado ha sido gracias a él. Antes saltaba 0m y ahora salto 4.42m y todo gracias a su esfuerzo y dedicación. Francis es una persona muy buena y muy paciente. Sabe en todo momento cómo ayudarnos y tratarnos. En mi caso, confía mucho en mí y sabe que puedo hacer grandes cosas, por eso yo tengo plena confianza en él. Dejo que me enseñe todo lo que sabe y que pruebe cosas nuevas. Él ha sido y es atleta, así que conoce mejor que nadie las situaciones que nos podemos llegar a encontrar. Estoy agradecidísima a él por todo el esfuerzo que pone para que saltemos lo máximo posible. Me planifica todo a la perfección y, junto a su hermano Jesús Hernández, que me lleva la parte física, formamos un gran equipo. Espero devolverles en éxitos todo lo que hacen los dos por mí". De bien nacidos es ser agradecidos….

En Ourense el atletismo navarro exhibió músculo y cosechó un envidiable botín, coleccionando no menos de cinco medallas, portentoso bagaje para una autonomía de 650.000 habitantes y sin pista cubierta, Miren nos recita las claves, "yo creo que lo que nos caracteriza a los navarros es la perseverancia y las ganas que tenemos de mejorar. Quizás no tenemos las instalaciones que tienen los atletas de otras comunidades, pero nos apañamos bastante bien con lo que tenemos. Además, damos todo lo que tenemos en la pista por llevar a Navarra a lo más alto del podium. No puedo olvidarme de los grandes entrenadores que tenemos en la comunidad, que son, a día de hoy, de los mejores de España. Gran parte de nuestros éxitos también son gracias al esfuerzo que están haciendo, tanto la Federación Navarra como nuestro club el Grupompleo Pamplona Atlético, así que los triunfos son en parte de ellos y de su trabajo"

En un ejercicio de autoanálisis nos detalla sus puntos fuertes como pertiguista y aquello en lo que aún debe mejorar, "uno de mis puntos fuertes es que no tengo miedo a la hora de probar cosas nuevas, creo que soy rápida, tengo capacidad para coger pértigas más largas y más duras y, sobre todo gracias a la gimnasia, tengo una mente muy competitiva y suelo competir bastante bien siempre en momentos clave; mi punto débil, sin duda, es la parte técnica o aérea, por ahora es la que más me cuesta y en la que más estoy trabajando últimamente y por eso mismo creo que tengo bastante margen de mejora todavía",

Lo que ha dejado a Miren obnubilada es la irrupción del precoz genio de la pértiga que es Armand Duplantis, ya plusmarquista mundial con apenas 20 años, "me parece un atleta EXCEPCIONAL (así, con mayúsculas). Yo siempre digo que Duplantis dejará el récord del mundo donde él quiera. Lleva saltando pértiga desde los 4 años y eso sin duda es un gran punto a favor. Aparte de es muy rápido, es capaz de entrar al cajetín a una gran velocidad, además de las 'farolas' que lleva como pértigas (risas). Sus preferencias están más repartidas en el sector femenino, "me gustan mucho la estadounidense Sandi Morris, la rusa Anzhelika Sidorova y la canadiense Alysha Newman. Las tres son muy diferentes y tienen un salto muy distinto, por eso no me puedo decantar por ninguna, pero las tres van a dar mucho que hablar estos años próximos".

Llegados a este punto nos decidimos a abordar aquello que, desgraciadamente, copa ahora casi todas nuestras conversaciones y que responde al nombre maldito, Coronavirus, "en estos tiempos difíciles, tenemos que dejar a un lado nuestra parte egoísta o individual y trabajar junta toda la sociedad. Debemos poner todos de nuestra parte para conseguir salir de esto; en mi casa tengo un pequeño jardín que me da bastante juego para realizar alguna cosa. Mi entrenador me ha dejado material de pesas para seguir un poco la rutina de entrenamientos. Estoy entrenando todos los días, pero solo la parte física, ya que la técnica es imposible. Ya me gustaría a mí tener en mi casa un pasillo de pértiga como el que tiene Lavillenie (risas). La evolución yo creo que va a ir muy lenta, nos esperan unos meses muy duros, pero no tenemos que perder la paciencia. Debemos ser responsables y hacer caso a las autoridades del país".

Aunque los sucesivos aplazamientos de competiciones están dejando el calendario atlético como un solar, aún hay esperanzas de que el Europeo de Paris, a finales de agosto, se llegue a disputar, para lo que hay que saltar 4.50, "el objetivo de esta temporada era precisamente estar en ese Europeo, pero visto lo visto no sé yo si podrá ser posible. Si no hubiera pasado nada de esto yo creo que sí tendría posibilidades de competir en París este verano".

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Miren Bartolomé
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia








































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2020 / RFEA 1997-2020. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |