Real Federación Española de Atletismo





 miércoles, 26 de febrero de 2020   ENTREVISTA WEB 19/2020
Belén Toimil: "Me he tomado el cambio con ilusión, y este año no me quiero poner límites"

Por : Antonio Aparicio


Después de haber superado un par de años difíciles que incluyeron una operación de rodilla, Mª Belén Toimil Fernández (Mugardos, 5-may-1994) es otra. Más ambiciosa, más ligera y, sobre todo, con una nueva e ilusionante técnica giratoria que la llevó a pulverizar por casi un metro su tope 'indoor' y a derrotar a la casi imbatible Úrsula Ruiz en su primera competición bajo techo del año. "Ojalá podamos dar un buen espectáculo en el peso femenino en Ourense", afirma la discípula del gran Carlos Burón de cara a un Campeonato de España que se presenta apasionante.

En esta entrevista, Belén Toimil nos habla de sus próximos objetivos, de los entresijos de su buena adaptación a una técnica con la que, avisa, no es fácil ser regular, y de los múltiples aspectos en que está trabajando para que este 2020 (con unos JJ.OO. y un Europeo en el horizonte) "sea un buen año". Asimismo, la autora del mejor puesto logrado por una pesista española en un gran campeonato internacional recuerda cómo fueron sus precoces inicios en este deporte, lo mucho que le aportó -y por partida doble- aquella inolvidable cita sub-20 de Rieti 2013, o los motivos de su mágica quincena de julio de 2017, entre otros aspectos de su prometedora carrera.

Eres de Mugardos, un pueblo coruñés de 5.000 y pico habitantes. ¿Cómo fueron tus comienzos en el atletismo, y por qué te decantaste por los lanzamientos?
Mis comienzos en el atletismo fueron un poco por casualidad, la verdad. Tenía 9 años y mis padres me habían apuntado a varias actividades extraescolares para que hiciese algo de deporte, pero ninguna me terminaba de llamar la atención. Después de probar baloncesto y natación, me apuntaron a atletismo en el pabellón municipal de Mugardos con el que fue mi entrenador por varios años, Ramiro Couce. Como no me gustaba mucho correr [risas], me dijo que probase a lanzar la bola de peso y se me daba bien, así que con el tiempo empecé a ir a la pista de atletismo de Narón a entrenar con él. Ya en 4º de la ESO me fui al CGTD de Pontevedra y empecé a entrenar con Javier Viñas, con el que estuve 3 años antes de venirme a León con Carlos Burón.

Desde los 15 años empezaste a acaparar títulos de campeona de España de categorías menores tanto en peso como en disco, al tiempo que crecías como atleta disputando un Mundial Juvenil (Lille 2011) y un Mundial Júnior (Barcelona 2012). Pero tu primer gran bombazo llegó en el Europeo Júnior de Rieti 2013, al quedar 4ª en peso (con 15,82) y 5ª en disco (50,15). ¿Cómo recuerdas ese campeonato, y qué supusieron esos logros para ti?
A día de hoy sigo recordando Rieti 2013 como el campeonato que más disfruté tanto dentro como fuera de la pista. A nivel de resultados terminé contentísima, porque no me esperaba terminar el campeonato con unos resultados que reflejaran tan bien el nivel con el que iba. En Lille y Barcelona me pudieron los nervios... Pero sobre todo, disfruté del buen ambiente del equipo. Creo que hizo que todos nos exprimiéramos al máximo. Cada noche después de cenar compartíamos los resultados de los que habían competido y se sentía el apoyo de los compañeros; cosa que aprecié mucho tratándose de un deporte individual. Las lanzadoras hicimos piña; y June Kintana, Arantza Moreno, María Barbaño Acevedo y yo tendremos buenos recuerdos y risas para siempre de ese campeonato.

Ese 4º lugar en Rieti sigue siendo hoy el mejor puesto logrado por una pesista española en un gran campeonato internacional. ¿Ha supuesto esa circunstancia una responsabilidad y presión añadidas por haberse depositado muchas más esperanzas en ti?
No sabía yo ese dato... Presión no creo. Yo siempre he entrenado para mejorar mis propias marcas; no en busca de batir récords o cumplir expectativas. Ya me presiono yo lo suficiente [risas].

Desde entonces fuiste concentrándote cada vez más en el peso, y en tus siguientes grandes citas veraniegas fuiste 10ª en el Europeo sub-23 de 2015 (con 15,66) y no superaste la calificación en tu primer Europeo absoluto (16,00 en Ámsterdam 2016) ni en tu primer Mundial (16,38 en Londres 2017). ¿Qué lecciones sacaste de esas internacionalidades?

En el Europeo sub-23 de 2015 recuerdo que había hecho una calificación muy buena la misma mañana de la final, y estaba tan contenta que no descansé lo suficiente y no competí luego como me hubiera gustado. Pero de todo se aprende; hasta de relajar el sistema nervioso entre competiciones.
Ámsterdam fue mi primer [campeonato] internacional absoluto, un mundo nuevo para mí; e iba con una marca de 16,30m, así que salí contenta de ese campeonato. Y Londres fue brutal; nunca había escuchado a tanta gente gritar en un estadio cada vez que salía alguien de Reino Unido. Recuerdo que me costó mucho concentrarme en la competición, y los entrenamientos previos a la prueba me habían salido tan bien que me sobreactivé y quise lanzar por pura fuerza en vez de relajarme un poco y ejecutar bien la técnica. Sí, de todo se aprende.

En ese 2017 empezaste mejorando 8 cm tu MMP en marzo (16,39), pero lo mejor llegó en un mes de julio increíble, ¡en el que avanzaste casi otro metro en apenas 12 días! (16,51, 16,81, 16,91 y 17,38 en 4 competiciones sucesivas). ¿A qué se debió una progresión tan extraordinaria?
Ni yo estoy segura [risas]. Es cierto que en 2017 había mejorado en las pesas y por fin notaba que tenía seguridad en la técnica del lanzamiento, pero lo que más me influyó creo que fue la confianza en mí misma que desarrollé trabajando con el psicólogo deportivo del CAR de León, José Lombo. A mí siempre me atacaban las dudas a la hora de lanzar en competición (aún hoy en día de vez en cuando), pero ese mes me sentía capaz de lanzar lejos, y creo que fue la clave para conseguir la que sigue siendo mi marca personal de 17,38m.

Luego llegaron dos años más complicados; incluida una rotura del ligamento cruzado anterior de tu rodilla izquierda… Así las cosas, ¿qué supuso para ti volver por tus fueros el pasado día 1 con esos 17,21; 4ª española de todos los tiempos, a sólo 17 cm de tu MMP al aire libre y haciendo añicos tu anterior tope bajo techo (16,27)?
Hay pruebas gráficas de que no me lo podía creer [risas]. Es cierto que es una buena señal de que estoy 100% recuperada de la rodilla, pero también fue una alegría porque a comienzos de temporada empecé a entrenar el estilo rotatorio e iba un poco a ciegas a Valencia. El haber hecho 17,21m en mi primera competición de pista cubierta de la temporada me llena de motivación de cara al resto del año.

Llama la atención sobre todo tu rápida adaptación a la técnica giratoria (en apenas unos meses). ¿Cuáles fueron los motivos del cambio de técnica, y qué papel ha jugado en todo esto tu entrenador, Carlos Burón?
Carlos fue el que me recomendó cambiar la técnica, de hecho. Últimamente, debido a la gran cantidad de atletas que lanzan giratorio se puede ver que da buenos resultados y, a pesar de que he estado lesionada, es cierto que mi progresión estaba un poco estancada, así que por qué no probar. Me tomé el cambio con ilusión y disfruto mucho corrigiendo cosas distintas a lo que venía trabajando estos años en lineal.

En todo caso, no suele resultar sencillo un cambio así. Sabrás, por ejemplo, que el discípulo más ilustre de tu entrenador, Manolo Martínez, hizo un intento de pasarse a la técnica rotatoria pero acabó volviendo a la lineal… ¿En tu caso dirías que ayuda algo tu formación como discóbola?
Diría que no mucho [risas]. Es cierto que hacía disco y sigo haciéndolo en las ligas de clubes, pero no le dedico el tiempo necesario a la técnica como se lo dedico al peso y, aunque sea un lanzamiento rotatorio, tampoco son técnicas exactamente iguales. Así que cuando cambié a rotación en peso, empezamos a trabajar la técnica poco a poco desde el principio.

¿Qué aspecto de la nueva técnica has asimilado más rápido, y cuál te está costando más? ¿Crees que conseguirás una regularidad de buenas marcas, o no será fácil?
En general el estilo de rotación suele ser irregular a no ser que lo tengas súper asentado, y no es mi caso. De momento me conformo con un tiro bueno por competición, aunque espero ir mejorando eso durante el año. A nivel técnico me está gustando cómo me sale el final del lanzamiento; estoy trabajando para hacerlo lo más explosivo posible. Y lo que más me cuesta es la salida, ya que a veces voy con miedo de saltar, pero todo se entrena.

¿Cómo afrontas el Campeonato de España del próximo fin de semana después de haber disputado este domingo el Campeonato Autonómico, como buena gallega, también en Ourense?
Iré a hacerlo lo mejor que pueda y con muchas ganas. Espero que, al ser el Campeonato de España en la misma pista que el Gallego, me quite nervios el haberme podido familiarizar un poco con el círculo.

En ese Nacional de Ourense dirimirás un duelo apasionante con la plusmarquista española Úrsula Ruiz, a la que ya derrotaste en la Copa de la Reina (algo que antes sólo habías logrado en la calificación de Londres 2017). ¿Crees que podrás poner fin a su sensacional racha de 10 títulos consecutivos bajo techo (2010-2019)?
Ojalá podamos dar un buen espectáculo en el peso femenino en Ourense. No sé lo que pasará, pero independientemente de quién gane yo estaré contenta si consigo realizar una competición que cumpla los objetivos que tengo en mente, tanto técnicos como de marcas.

Y de cara al futuro, ¿con qué objetivos y motivaciones afrontas la temporada al aire libre, con unos JJ.OO. de Tokio cuya mínima (18,50) supondría pulverizar los 18,28 del récord de España (aunque también está la opción de clasificarse vía ránking por puntos); y con un Europeo de París donde se piden unos 17,30 bastante más asequibles?
Este año no me quiero poner límites, sobre todo mentales. Estoy trabajando desde todos los ángulos para que sea un buen año: técnica, nutrición, psicólogo, preparador físico para trabajar puntos débiles... Cambiar la técnica del lanzamiento supone un margen de mejora desconocido para mí y pienso luchar cada centímetro. Eso, por supuesto, incluye la lucha por asistir a los JJ.OO. de Tokio y al Europeo de París. Solo pido que nos respeten las lesiones.

Por último, es evidente que te encanta este deporte, ¿pero a qué aficiones o estudios dedicas el tiempo libre para desconectar un poco del atletismo?
Hasta ahora he estado terminando unas asignaturas que me quedaban del FP superior de Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear, y el 2 de marzo empezaré las prácticas en el hospital, así que tendré que dejar un poco de lado las series [risas].

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de María Belén Toimil
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia


































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2020 / RFEA 1997-2020. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |