Real Federación Española de Atletismo





 jueves, 26 de diciembre de 2019   ENTREVISTA WEB 99/2019
El inspirador regreso de Victoria Sauleda tras más de tres años en blanco

Por : Antonio Aparicio


En 2015, la ochocentista Victoria Sauleda Ferrer (Barcelona, 28-ago-1992) no tenía nada que envidiar en su especialidad a Esther Guerrero e, incluso, ese mismo invierno logró debutar con la Selección absoluta antes que la de Banyoles. Pero luego llegaron los malos momentos, con diversas lesiones que la mantuvieron en el dique seco en 2016, 2017 y 2018. ¡Ni una sola carrera disputada en tres años! Sin embargo, cuando tal vez muchos se habían olvidado de ella, la barcelonesa protagonizó uno de los principales regresos de nuestro atletismo en este 2019, con esa emocionante medalla de bronce en el pasado Campeonato de España.

"Tuve que trabajar mi paciencia para recuperarme del todo", nos revela Victoria en esta inspiradora entrevista, donde avisa del peligro de precipitarse en reaparecer (un error que ella misma cometió) y ofrece valiosos consejos para quienes sufran una situación similar a la que superó ella. En su camino le ayudaron factores tan diversos como su fuerza e ilusión innatas, los valores que le inculcaron sus padres, una frase de Rudyard Kipling, su pasión por la Medicina o el apoyo de familiares y amigos (pero también de muchas personas del mundo del atletismo como Jorge González Amo). Y tras haber contado, en mayor o menor medida, con la asistencia de varios entrenadores en este periodo complicado (David López Capapé, Juan Carlos Galán, Diego Silla), ahora mira al 2020 "con gran entusiasmo y determinación" a las órdenes del que fuera su primer entrenador, Andreu Novakosky.

En primer lugar, enhorabuena por ese emocionante regreso al podio en un Campeonato de España, después de tanto tiempo en el dique seco. ¿Cómo viviste esa final de 800m en La Nucía, y qué sentiste tras cruzar la meta en 3ª posición?
Muchas gracias. Esos 800 metros de la final en La Nucía fueron palpitantes. Cruzar la meta en 3ª posición significó un triunfo para mí. Me emocioné porque, tras un largo periodo de constancia y tenacidad, se vio reflejado todo el trabajo realizado.

Esa medalla de bronce tuvo mucho de simbólico, pues fue precisamente en un Campeonato de España donde empezó tu calvario, cuando, tras quedar 2ª en tu semifinal, no tomaste la salida en la final. ¿Qué pasó en ese Nacional de Castellón 2015?
En Castellón no me encontré bien durante la semifinal, y luego pasé la noche en vela y con fiebre. Al tener dolores musculares y un mal estado general me hubiese supuesto un gran esfuerzo y quizá no hubiese podido finalizar la competición. Fue una lástima, ya que la semana anterior hice una marca de 2:03.91 en Dublín.

Pero lo peor estaba por llegar, pues 2016, 2017 y 2018 te los pasaste totalmente en blanco… ¿Qué ocurrió para que no disputases ni una sola carrera en tres años?
Me lesioné en noviembre de 2015, sufriendo una pubalgia. Cuando creía que estaba recuperada, dado que era año olímpico y tenía también a la vista el Europeo al aire libre, me precipité, volviendo a los entrenos fuertes sin estar del todo recuperada; y volví a recaer en el mes de junio. En 2017 seguía teniendo molestias, y cuando hacía series muy intensas volvía el dolor. Finalmente, en 2018, cuando parecía que ya estaba recuperada y empezaba a encadenar buenos entrenamientos a base de sangre, sudor y lágrimas, con la certeza de volver a competir, en junio de ese año empecé a sentir una molestia en el pie izquierdo que terminó siendo una fisura en el 5º metatarsiano.

¿Y cómo se encaja un 'palo' así cuando acabas de vivir tu mejor año? Porque sin haber cumplido aún los 23, venías de debutar con la selección absoluta en el Europeo en pista cubierta de Praga, y de llevar tu marca personal al aire libre a 2:02.41…
Se encaja mal. Fue muy duro. Cuando haces deporte de competición esas cosas pueden suceder y tienes que aprender a aceptarlas. Hay una frase de Rudyard Kipling que me gusta y dice: "Si en la lucha el destino te derriba, date una tregua. ¡Pero no claudiques!".

Crees, por tanto, que a veces se comete el error de precipitarse en reaparecer…
Sí, creo que un atleta puede cometer ese error. A mí me ocurrió, como he comentado anteriormente. La lección que aprendí es que tuve que trabajar mi paciencia para recuperarme del todo antes de volver a calzarme las zapatillas de entreno. Fue un largo período, pero hay que aprender la lección para intentar no cometer de nuevo la misma equivocación.

Eres graduada en Medicina. ¿En qué medida los problemas físicos de tu carrera atlética resultaron 'útiles' para tu carrera académica, y viceversa?
Mis conocimientos de medicina me han ayudado a conocer mi cuerpo, a sobrellevar mejor mi lesión y, además, como es una carrera que me apasiona, me ayudó a superar ese gran bache deportivo.

La triste realidad del deportista es que, exceptuando familiares y amigos, con las lesiones suele llegar el olvido. ¿Pero has tenido otras muestras de apoyo dentro del atletismo que te gustaría destacar?
Jorge González Amo [coordinador-asesor del sector de mediofondo de la RFEA] siempre ha estado en contacto conmigo para interesarse por mi salud, dándome sus muestras de apoyo. Eso se agradece profundamente. Muchos atletas y entrenadores han mostrado siempre un gran interés por saber cómo iba mi recuperación. A todos ellos les mando un fuerte abrazo.

Otro apoyo muy importante en todos los sentidos ha tenido que ser el del también ochocentista Alex Rodríguez Pritchard, quien, aunque ahora se tome el atletismo de otra forma (el pasado octubre disputó su primer maratón en Chicago con 2h33:08), llegó a correr en 1:45.97 en 2013…
Sí, Alex supone un apoyo muy importante en mi vida, tanto en el plano personal como deportivo. Le estoy enormemente agradecida por el soporte incondicional.

Con ayuda o sin ella, quien tiene que salir del pozo es uno mismo. Y aunque hay lesiones y LESIONES, no todo el mundo consigue perseverar y seguir luchando hasta renacer de sus cenizas. ¿De dónde has sacado la ilusión para conseguirlo? ¿Tanto amas este deporte?
Creo que la fuerza y la ilusión las llevo en los genes. Mi padre y mi madre han practicado deporte toda su vida, así como mi abuelo materno, de 84 años de edad, que sigue a día de hoy desgastando zapatillas y está federado como atleta máster. Mis padres desde mi infancia me han inculcado el espíritu de sacrificio, esfuerzo y humildad. Una lesión te produce una herida física, pero la impronta es mayor a nivel psíquico y, gracias a los valores inculcados por mis padres, he podido salir adelante reforzada.

Tu caso puede ser un ejemplo positivo para otros. ¿Tienes algún consejo más que añadir para atletas que se vean en una situación similar a la que tú sufriste?
Que no desfallezcan. Que sean perseverantes y pacientes. Que busquen alternativas para no abandonar el deporte (nadar, yoga…). Que no se encierren en sí mismos. Que se abran a la familia, a los amigos, a los especialistas. Que disfruten del deporte aunque no puedan competir. Que no dejen de ir a las pistas y no pierdan nunca el contacto con los compañeros de atletismo y del club.

En La Nucía hiciste tu MMT con 2:06.07, aún lejos de tu tope de 2:02.41 y de esos 2:03.40 bajo techo que te mantienen 11ª en el ranking español de pista cubierta de todos los tiempos. ¿Crees que en algún momento 'valiste' una marca inferior que te habría permitido acudir a grandes campeonatos al aire libre?
Un atleta siempre entrena con el objetivo de mejorar sus registros. Ha habido épocas en las que he realizado muy buenos entrenamientos, pero a veces es difícil encontrar una carrera con las condiciones idóneas para correr en la marca que vales.

¿Y ahora cómo afrontas el futuro? Porque en ese 2015 no tenías nada que envidiar a una Esther Guerrero que, entre otras cosas, logró ser finalista en los dos últimos 'Euroindoors' u olímpica en Río 2016…¿Sueñas con alcanzar éxitos similares, o con volver al menos a tu nivel de antes?
Cada atleta tiene sus propias experiencias y lucha por sus metas. Esther Guerrero así lo ha demostrado, habiéndose consolidado con una gran trayectoria atlética. En mi caso, creo que podría haber llegado a esos niveles, pero el futuro no sé qué me deparará. Lo afronto con gran entusiasmo y determinación.

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia

























Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2020 / RFEA 1997-2020. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Ejercicio de derechos ARSOL |