Real Federación Española de Atletismo





 miércoles, 20 de noviembre de 2019   ENTREVISTA WEB 87/2019
Ana Isabel Alonso: en todas las vidas existe algún pero

Por : Alfredo Varona


Se nos haría raro olvidarnos de ese día que nos obliga a retroceder 24 años, a aquel otoño del 95.

En él encontramos el día que cualquiera de nosotros tiene derecho a soñar.

Pero lo encontró ella: Ana Isabel Alonso, que ese día batía el récord de España femenino de maratón en San Sebastián.

Por la noche me acuerdo de ver su hazaña en el telediario de TVE.

Nadie podía imaginar entonces que 24 años después su récord aún iba a seguir vivo: 2 horas, 26 minutos, 51 segundos.

A veces, los milagros duran 24 años.

Pero es que recordar ese día es recordar un día sin descuentos en el que "todo salió de cine" empezando por Paco Villameriel, que le hizo de liebre y le hizo sentir "esa tranquilidad" que no tiene precio.

También es recordar que Ana Isabel Alonso nunca más volvió "a vivir un día" como ése "y mira que en el maratón del Mundial de Sevilla 99 estaba bien", pero...

En todas las vidas hay algún pero.

Ana Isabel Alonso es hoy una mujer de 56 años a la que, sin embargo, el pasado se la come a besos. Fue una autoridad en este deporte, campeona de España de cross, de 3.000, de 5.000, de 10.000... como no hubiera imaginado nunca la primera vez que se puso un dorsal para correr aquel 3.000. " El miedo me comía por dentro".

De toda esa época ya sólo le quedan tres o cuatro trofeos en casa. Quizás menos. El año pasado hizo una reforma en casa y se desprendió de ellos. Regaló la mayoría. Decidió que "donde mejor están los recuerdos es en el corazón".

Recordó entonces aquellos inviernos en los que empezó todo. Se levantaba a entrenar a las ocho de la mañana y no sólo era el frío de Palencia lo que provocaba a la pereza. También era la niebla y el hielo escondido debajo de los charcos que originaban que aquella joven atleta "no se quitase ni el pijama para salir a entrenar" o se pusiese las mallas encima del pijama.

Qué tiempos: los inviernos ya no son lo que eran.

Ni siquiera en Palencia, en aquella Palencia en la que, pese a sus miedos, Ana Isabel Alonso se convirtió en una diferencia, en una atleta capital.

No sé por qué razón se me ocurre preguntarle ahora qué hubiera sido de ella si hubiese nacido veinte años después.

"Si volviera a nacer cambiaría muchas cosas, eso está claro", responde.

Después, explica:

"Para mí, todo era correr, correr y correr, porque esa era la formación de mi entrenador: Santiago de la Parte. Apenas pisé nunca un gimnasio con la fuerza que se puede adquirir en un gimnasio. Pero tampoco tenía ningún tipo de control sobre la alimentación. Asociaba estar en forma a estar delgada y había momentos en los que no comía lo suficiente. Otras veces igual merendaba un donuts en vez de un sándwich de jamón york porque no sabía. Nadie te decía, 'mira Ana esto se hace así, en la alimentación hay que seguir unas pautas'".

Pero quizás ésa fue la gran contradicción, quizás la única, de Ana Isabel Alonso a la que conocíamos por fuera pero no por dentro.

"No tenía esa seguridad en mi misma. Siempre cuando llegaba el momento me preguntaba si había entrenado lo suficiente y me asustaba esa pregunta. Sobre todo cuando iba a la selección. Entonces me decía a mí misma, 'por favor, por favor, que me salga bien, que estás representando a tu país".

Quizás por todo esto Ana Isabel Alonso admira aún más a su hija, una niña de 13 años que ha encontrado en el cross fit su sexto sentido, que ya ha ganado en esta especialidad un Open de España y que no tiene miedo a nada. "Al contrario. Mi hija está deseando abrir la puerta del gimnasio".

Y todo empezó un día en el Centro de Estética en el que trabaja Ana Isabel Alonso y en el que una clienta le desafió a ir a su gimnasio: " Yo te enseño cross fit y tú me enseñas a correr".

Y Ana fue al gimnasio acompañada de su hija, que entonces tenía 12 años. Y, nada más llegar, la madre le preguntó al coach:

- Puede empezar ella con 12 años?

- Si le gusta es ideal -contestó el coah.

Desde entonces, la idea de la madre (" yo solo quería que moviese el culo y que no ganase peso") se ha multiplicado por 1.000. La niña ha encontrado una motivación imparable en este deporte y, sobre todo, muestra la seguridad que nunca acompañó a Ana Isabel Alonso en la competición.

Hace 25 años, cuando terminó el maratón de San Sebastián, no lo hubiésemos imaginado. Pero hace 25 años tampoco existía esta niña ni ella tenía los 56 años que tiene ahora ni se definía como "una reliquia del pasado" como se define ahora. Tampoco imaginaba que "el tiempo fuese a correr tan rápido".

Pero el tiempo no se para ante nadie.

En realidad, la historia de Ana fue la de un gran desafío por lo que no pudo tener tanto miedo, es imposible. "Yo no quería saber nada de correr cuando, a pesar de hacer la mínima, me quedé fuera de los JJOO de Barcelona 92. Me afectó muchísimo. Estuve un año sin hacer atletismo".

"Pero luego entendí que hay vida después de la muerte", ironiza hoy, " y decidí volver a correr" quizás como un alegato al amor propio.

Y llegó ese día en el maratón de San Sebastián del 95 del que se podría escribir un best seller.

Los árboles no nos impedirían ver el bosque. Aún menos ahora, 25 años después, cuando Ana se pregunta cómo pudo llegar ella "a correr a una media de 3'29" durante 42 km". Ahora, que ya le cuesta tanto aguantar un ritmo de 4'10" o 4'15", Ana Isabel Alonso también se pregunta como podía hacer entonces "12 o 14x1.000 a 3'10" recuperando un minuto".

Pero de alguna manera eso nos pasa a todos: la edad es el precio que pagamos por vivir.

La diferencia entre ella y nosotros es que ella fue una atleta de categoría a la que le encantaba correr. Y las vocaciones nunca mueren. "Hay días en las que si fuese por mí saldría a correr a las doce de la noche".

A veces, se pregunta por qué no ha sido ella entrenadora " si tengo el título de entrenador nacional y creo que sé comunicar". Pero a veces no solo depende de una misma, sino también del destino y, sea como sea, lo que mas me gustaría resaltar en la despedida es que hoy volví a encontrar a una mujer feliz, Ana Isabel Alonso, como en el otoño del 95.

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Ana Isabel Alonso
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia











La hija de Ana isabel ya es campeona de España de Cross fit con 13 años
La hija de Ana isabel ya es campeona de España de Cross fit con 13 años

En Baltanas del Cerrato junto a otro palentino ilustre Mariano Haro
En Baltanas del Cerrato junto a otro palentino ilustre Mariano Haro

En su actual etapa deportiva sigue cosechando éxitos en categorías máster
En su actual etapa deportiva sigue cosechando éxitos en categorías máster









Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |