Real Federación Española de Atletismo
            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 martes, 15 de octubre de 2019   ENTREVISTA WEB 77/2019
Lluïsa Casanovas, Talento y Organización

Por : Sergio Hernández-Ranera


No siempre se llega al atletismo de inicio, también puedes implicarte progresivamente hasta terminar dando rienda suelta a una pasión que se revela genuina. Es el caso de Lluïsa Casanovas Gaset (Barcelona, 1952), quien a fuerza de acompañar a sus hijas a sus propios entrenamientos de atletismo, acabó por integrar un grupo de apoyo formado por los padres que también participaba en los mismos.

Pero la cosa no acabó ahí. Aun con un trabajo absorbente, por momentos estresante, nuestra protagonista no obstante halló tiempo para resolver las cuestiones pertinentes a la secretaría de la junta directiva de su club, el Barcelona Atletisme, mañas administrativas que no pasaron desapercibidas en instancias mayores. De resultas, a sus 67 años, Lluïsa Casanovas es miembro vocal de la Comisión Máster de la RFEA y, más importante aún, campeona de España, europea y mundial en diversas pruebas de saltos y sprint en varias categorías correlativas de atletas veteranas.

Por citar sus logros sólo en categoría W65, Lluïsa Casanovas es campeona mundial bajo techo este mismo año en la ciudad polaca de Torun en la modalidad de salto de altura (1,21 m), mundial al aire libre de 2018 en Málaga (1,24 m), europea de 2017 en triple salto al aire libre (7,74m) en la localidad danesa de Aarhus y, por supuesto, tetracampeona de España en Sagunto el pasado mes de junio en 100 m (17:35 con viento en contra de 2,4 m/s), altura (1,20 m), longitud (3,35 m) y triple salto (7,88 m). Sin duda alguna, una de las atletas máster más destacadas de nuestro país.

Lluïsa, tu caso no es común, pues llegas al atletismo ya con cierta edad. ¿Cómo fue que te convertiste en una destacada atleta máster? Yo ya hacía deporte, practicaba la natación. Al atletismo llegué por mis hijas, que estaban empezando a entrenar en un club. El entrenador quiso formar un grupo de apoyo entre los padres y yo me apunté como voluntaria. Empecé a entrenar con el grupo y tomé parte en algunas pruebas populares. Era 2004. Y en 2006, con 54 años, ya empecé a competir. [Campeona de España en salto de altura ese mismo año en Águilas, Murcia, con una marca de 1,15 m]

¿Y cómo es tu ritmo actual de entrenamientos? ¿Has tenido siempre un entrenador? Sí, siempre he estado en el club. Al principio había pocos entrenadores en el club y, en mi caso, con tantas pruebas de saltos y velocidad, resultaba complicado hacer una buena técnica de saltos. Luego el club fue aumentando el número de entrenadores especializados, y ahora manejan mejor mis necesidades y mis características. En cuanto a la frecuencia, normalmente entreno tres días a la semana, a veces cuatro, sobre todo ahora, que voy más a menudo al fisioterapeuta. En cualquier caso, fue jubilarme, y empezar a entrenar más, por las mañanas, ya que dispongo de más tiempo. Entreno en las pistas de La Mar Bella, siempre voy en moto. No fallo. Y si alguna vez, por las inclemencias del tiempo, falto a alguno, me sabe mal.

La gente que practicó atletismo de joven, ahora, en su etapa máster, suele comentar que la diferencia más radical aparte de los resultados es la recuperación, que cuesta mucho más. ¿Tu bagaje te permite ya establecer una comparación similar? Por supuesto, la edad no perdona. Con 67 años recuperarse cuesta horrores. Pero, ya te digo, ahora voy mucho al fisio.

"¡Me puse a saltar altura con las bambas de mi hija!"

Tal vez esta circunstancia, el rigor de los entrenamientos, sea difícil de entender para tu entorno más próximo. ¿O, por el contrario, has contado siempre con su apoyo? Claro que me apoyan. ¡Ten en cuenta que me puse a saltar altura con las bambas de mi hija! [Su hija, Gemma Soldevila Casanovas, fue campeona junior de España en 2003 con un salto de 1,69 m y subcampeona cadete en 2000 con 1,71 m] Calzamos el mismo número. Así que comprensión total. [Risas] Además, ten en cuenta que en 2004 mi hija Gemma ya tenía 19 años y Marta, la menor, 12… Es decir, ya todo era más fácil, estaban más crecidas y no había que estar siempre encima.

Por cierto, ¿cómo te organizas para acudir a los campeonatos? Antes de jubilarte, ¿podías compaginarlos con tu trabajo? El atletismo cuesta dinero, ¡me estoy arruinando! [Más risas] Ahora en serio, suelo ir sola, aunque a veces también voy con una amiga o en grupo. Mi hijo, que ahora vive en Dinamarca, también me ha acompañado algunas veces. En mi trabajo sólo podía cogerme vacaciones en agosto y algunos días en julio. No me lo ponían fácil. Así que me he perdido varios campeonatos por no coincidir con las fechas de mis vacaciones. Pero, bueno, al final lo fueron aceptando.

"Siempre he sido bastante jabata"

¿Has llegado, tal vez, a tener la sensación de encontrarte en los últimos tiempos mejor que antes, cuando no practicabas atletismo pero eras más joven? Yo siempre he gozado de buena salud, y he mejorado la dieta en estos últimos años. De todos modos yo necesito complementar el deporte con actividades lúdicas. Con el deporte me desestresaba un poco del trabajo. Pero yo siempre he sido bastante jabata.

¿Lamentas haberte iniciado en el atletismo a una edad tardía y no de joven, como tus hijas? Sí, me habría encantado dedicarme al salto de altura. Pero en aquella época el atletismo femenino no lo tenía tan fácil, yo al menos no lo veía. En cambio, hice natación durante quince años.

¿Y cuál es tu prueba favorita? Porque compites en sprint y saltos… El triple salto me encanta. Y la altura. Me gustan muchísimo los dos.

Son pruebas explosivas, ya de por sí duras para las articulaciones. ¿Cómo te cuidas para afrontarlas? Tomo los suplementos que me aconseja el entrenador: colágeno con magnesio, ácido hialurónico, vitaminas… Todo por vía oral. También tomo recuperadores antes y después de los entrenamientos, aminoácidos con vitaminas. Supongo que me van bien y entiendo que sin ellos tendría las articulaciones peor, pero no lo puedes saber. Yo siempre voy en moto, hace años tuve una caída y me costó recuperarme (tuve que ponerme de manera puntual unas inyecciones de ácido hialurónico), así que tengo esta disciplina. Hice un pentatlón con sesenta años, me gustó mucho, pero no repetiré porque las vallas requieren entrenar mucho la técnica, y si tropiezas y te caes, a esta edad te puedes hacer daño.

¿Qué límites te pones? ¿Te ves entrenando y compitiendo por muchos años más? Voy a dejarlo… Pero no, ahora que me he jubilado y tengo tiempo, ¡cómo voy a dejarlo! [Risas otra vez] En serio, me gustaría llegar a los setenta años, mi ilusión sería competir en 2022, con setenta años. Además, sería la más joven en W70, una ventaja. Por otra parte, hay gente que está muy bien más allá de los setenta, los ves en los campeonatos, una maravilla. Pero yo no me veo con ochenta años en esto, la verdad.

Tu labor administrativa en el mundo del atletismo máster es también muy considerable, pues perteneces a la Comisión Máster de la RFEA, donde eres una de las vocales. ¿Cómo resultó tu inclusión en este organismo? ¿Cuál es su misión? Soy secretaria desde hace muchos años en la junta directiva del Barcelona Atletisme Club y conozco el mundillo. Un día, Fernando Marquina y Aurora Pérez me propusieron formar parte de la Comisión y acepté. Nos reunimos una vez al año. Por cierto, la próxima reunión es este mismo sábado día 19 en Madrid. Discutimos los reglamentos, yo aporto mis cosillas, etc. También hago gestiones con la Federació Catalana d'Atletisme.

"Antes, cuando se hablaba de 'veteranos', parecía que veníamos de una guerra"

Y ya, para acabar, ¿qué opinas del cambio de denominación de la categoría, cuando el atletismo veterano pasó a llamarse atletismo máster? ¿Crees que alguien se molestaba porque le llamaran veterano? No creo, pero sí que es cierto que cuando viajábamos a los campeonatos internacionales veías que los llamaban así, campeonatos máster. Y sonaba bien. La verdad es que antes chocaba un poco, porque si hablabas de veteranos parecía que veníamos de una guerra. Así que fue una decisión que tomó la Comisión, que aprobó finalmente el cambio.

Enlaces relacionados:

Entrevista en El Larguero (cadena SER) [a partir del minuto 48:30]
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia




























Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |