Real Federación Española de Atletismo





 miércoles, 25 de septiembre de 2019   ENTREVISTA WEB 72/2019
Juan Manuel Alonso: "Estamos preparados para cuidar la salud de los atletas en Doha"

Por : Antonio Aparicio


El director médico del Mundial de Atletismo de Doha 2019 es un español que luce un currículum envidiable. Con su amplia experiencia como Presidente de la Comisión Médica y Antidopaje de la IAAF (2003-2015), difícilmente podría encontrarse una persona más preparada para esa enorme responsabilidad que Juan Manuel Alonso (Madrid, 1962). Este apasionado del atletismo y de la medicina del deporte, que se incorporó al departamento de esa especialidad médica del prestigioso hospital Aspetar de Doha en 2013 (tras casi dos décadas trabajando como director de los servicios médicos de la RFEA), sabe que durante las dos próximas semanas dormirá muy poco, pero no le importa demasiado.

En esta interesante entrevista, el doctor Alonso nos explica con todo lujo de detalles las principales medidas, dispositivos y recursos que pondrá en marcha el departamento médico del Comité Organizador para proteger la salud de los atletas y demás personas presentes en el Mundial; particularmente frente a las altas temperaturas de la capital catarí. Por ejemplo, nos habla de las famosas píldoras-termómetro que ingerirán marchadores y maratonianos (avisando que las noticias que han aparecido en la prensa "no son del todo correctas"), de lo útil que les será la experiencia de los Mundiales de Ciclismo en Ruta de Doha 2016, o de cómo han previsto evitar cambios bruscos de temperatura frente al sistema de aire acondicionado del estadio. Asimismo, en el plano personal, Juanma Alonso nos deleita con las anécdotas de su apretadísima agenda, con los gratos recuerdos de su etapa en la Federación Española y con sus buenos deseos para la actuación de los atletas españoles; en especial para unos marchadores que, considera, "se han entrenado mejor que la mayoría de los equipos".

Juanma, veinte años después de haber sido el director médico del Campeonato del Mundo de Atletismo de Sevilla 1999, vuelves a asumir esa misma responsabilidad en la gran cita de Doha 2019. ¿Han evolucionado mucho en ese tiempo los retos que plantea estar al frente de la parcela médica en una competición tan importante?
Los desafíos siguen siendo similares, pues las exigencias de atender médicamente a varias poblaciones (atletas, personal de los equipos, medios de comunicación, VIP, trabajadores, espectadores) simultáneamente en varios lugares (competición, entrenamiento y alojamiento) continúan planteando análogos retos logísticos, de planificación estratégica y financieros. Sí considero que han evolucionado tremendamente los conocimientos científicos y la tecnología médica; y los despliegues de material y personal médico son hoy en día más complejos, con mejor entrenamiento y habilidades clínicas que hace 20 años.

Aunque en Sevilla no hizo precisamente fresquito, el Mundial de Doha tiene muchos visos de ser la competición de atletismo con las condiciones más duras de calor y humedad de la historia, especialmente para maratonianos y marchadores (aun cuando el horario nocturno de sus pruebas las mitigue un poco). ¿Cuáles son las principales áreas en las que ha tenido que trabajar vuestro equipo médico en relación a esa dura climatología, y con qué principales recursos habéis contado?
El Departamento Médico del Comité Organizador de Doha 2019, en gran parte integrado por profesionales de Aspetar, ha trabajado en los dos últimos años muy estrechamente con el Departamento Científico y de Salud de la IAAF. Hemos realizado un amplio programa de concienciación sobre el calor. Hemos analizado cuidadosamente todos los riesgos, incluido un estudio histórico de los datos meteorológicos de Doha durante los últimos 25 años en las fechas y horas de competición. Hemos podido acceder a los datos de temperatura, humedad, viento, temperatura de bulbo húmedo (WBGT por sus siglas en inglés; un índice de estrés térmico usado habitualmente en deporte) del último cuarto de siglo. A partir de la definición de los posibles escenarios con los que nos podremos encontrar, hemos implementado un plan de minimización de riesgos y un amplio programa de educación y concienciación sobre el calor, incluidos los beneficios de la adaptación previa y medidas para minimizar riesgos para la salud. Toda nuestra planificación estratégica está enfocada a preservar la salud y la seguridad de los atletas. La información diaria de la Agencia Catarí de Meteorología, sus predicciones de los próximos días y horas (actualizadas permanentemente) y nuestra propia monitorización de las condiciones en los lugares de competición, nos darán la información que precisamos. Los dispositivos médicos que hemos planeado en la Corniche, donde se disputarán maratón y marcha, están especialmente preparados, tanto en personal como en medios y protocolos, para tratar 'in situ' situaciones graves de enfermedades relacionadas con el calor. Por ejemplo, tendremos capacidad para realizar mediciones de temperatura central e inmersión en agua fría con temperatura controlada, como manejo inmediato e 'in situ' del golpe de calor. Tendremos una Unidad de Cuidados Intensivos ubicada en la clínica de meta que es una especie de Hospital de Campaña. En nuestro equipo tenemos el privilegio de contar con uno de los directores médicos del Maratón de Boston, la directora médica de los Juegos Mediterráneos de Almería 2005 (la cardióloga española María del Carmen Adamuz) o el director médico de las carreras de ultradistancia 'Dos océanos' y el 'Ironman' de Sudáfrica, entre otros profesionales. Junto con la IAAF, hemos hecho divulgación y educación de las estrategias de adaptación al calor, como la edición del folleto 'Beat the Heat', que se puede descargar gratuitamente de la página web de la IAAF desde noviembre de 2018. En fin, creemos que con todas estas acciones y medidas estamos preparados para cuidar la salud de los atletas que compitan, nuestra prioridad; aunque igualmente hay numerosos medios destinados a atender a los espectadores, trabajadores, familia IAAF y demás personas que puedan igualmente verse afectadas.

A priori, una de las medidas estrella será el dispositivo que, a través de cápsulas-termómetro ingeridas, controlará a marchadores y maratonianos para evitar el riesgo de que sufran un golpe de calor. ¿Puedes contarnos a grandes rasgos cómo funcionará ese operativo, y en qué medida servirá para garantizar la salud de los atletas?
Las noticias que han aparecido en los medios de comunicación no son del todo correctas. Es cierto que se utilizarán termómetros en forma de píldoras ingeribles. Estas píldoras registran la temperatura central, pero solo pueden descargar los datos al final de la prueba. La tecnología no nos permite aún detectar en tiempo real la temperatura central ni tomar medidas durante la competición. Esta actuación se realizará como parte de un estudio científico conjunto de la IAAF y Aspetar, al que ya se han prestado voluntarios cerca del 30% de los atletas que van a competir. En este estudio también tomaremos medidas de la temperatura de la piel con termo-cámaras de infrarrojos, que estarán ubicadas en línea de meta y durante el recorrido de las pruebas. El uso de la píldora-termómetro no es nuevo y se lleva haciendo varios años en laboratorios de fisiología y, más recientemente, en situaciones reales de entrenamiento o competición. De hecho, los investigadores de calor de Aspetar junto con la UCI estudiaron en 2016 en Doha a los ciclistas profesionales que participaron en el Campeonato del Mundo en ruta: los resultados fueron sorprendentes, ya que pudimos detectar temperaturas centrales de algo más de 41 grados sin ningún síntoma de enfermedad. En atletismo, será la primera vez que se realice en competición este tipo de estudios con píldoras-termómetro, y estamos ansiosos de ver los resultados. Adicionalmente, esta tecnología nos puede ayudar a conocer la temperatura central de atletas que puedan tener síntomas de golpe de calor y acelerar así el diagnóstico y tratamiento, lo que sin duda es una gran ventaja.

Dado el impresionante sistema de aire acondicionado del Estadio Internacional Khalifa, el calor no será un problema para los atletas que compitan allí dentro en la mayoría de pruebas; pero sí existe cierto temor a los resfriados por los cambios de temperatura. ¿Hay también algún protocolo previsto en ese sentido?
La IAAF y el Comité Organizador llevamos varios meses trabajando junto con los diseñadores y la empresa encargada del aire acondicionado del estadio para desarrollar lo que hemos denominado el "viaje térmico" (Thermal Journey en inglés) desde la pista de calentamiento a la de competición pasando por el túnel que comunica ambas, la cámara de llamadas y los pasillos del estadio, sin olvidar la zona mixta. El concepto es evitar cambios bruscos de temperatura y conseguir un discurrir confortable del atleta por todos los lugares del estadio y pista de calentamiento por los que tenga que desplazarse.

Y atletas aparte, ¿qué medidas tomará la organización del Mundial para proteger la salud de los aficionados y demás personas que acudan a la capital catarí a finales de este mes?
Todas las personas que han comprado entrada, todos los trabajadores del comité organizador y de las empresas de publicidad y medios de comunicación, están recibiendo folletos informativos de cómo prepararse frente al calor y cómo reaccionar si no se sienten bien. En nuestra organización, tendremos un dispositivo especial de personal y material médico para los espectadores de las 'Fan Zone' del Estadio y de la Corniche.

Además del tan debatido tema del calor, ¿cuáles son los ámbitos principales que constituyen otros retos importantes y entrañan un mayor trabajo para los servicios médicos de Doha 2019?
Ya mencioné el desafío que supone proveer atención médica a atletas, equipos, espectadores, VIP, medios de comunicación y trabajadores, lo cual requiere un gran despliegue de medios. En el estadio y alrededores tendremos 11 clínicas o puestos médicos y un total de 19 en toda la ciudad, todos ellos trabajando simultáneamente. Vamos a movilizar cerca de 1.000 personas en los servicios médicos, unas 250 trabajando diariamente del 24 de septiembre al 7 de octubre. Durante los dos últimos años se ha estado trabajando en la planificación de los servicios médicos revisando todos los aspectos, incluidos temas de salud pública y priorizando la atención a los atletas; facilitando también que sus equipos médicos dispongan de los recursos que necesitaran. El cuidado de lesiones, enfermedades y emergencias de los atletas es el núcleo central de nuestro operativo. Para ello, hemos reclutado el personal sanitario necesario y desarrollado un programa de formación y entrenamiento médico específico y acreditado de puesta al día sobre el tratamiento de las lesiones y emergencias en atletismo, incluido el manejo de las enfermedades de calor. Es especialmente importante el papel del equipo de profesionales de Aspetar; médicos, fisioterapeutas, masajistas, podólogos, nutricionistas del deporte, enfermería, personal de administración, gestores de proyecto e investigadores involucrados en el especial cuidado que tendremos con los atletas participantes. Ello supone un reto añadido, ya que el hospital seguirá prestando sus servicios habituales pese a tener un amplio despliegue de profesionales trabajando 'in situ' en las instalaciones deportivas, hoteles y Corniche, lo que entraña un gran reto organizativo y de esfuerzo humano. Es igualmente compleja la coordinación con otras agencias sanitarias de Catar, como el Ministerio de Sanidad, Servicio de Ambulancias y la Luna Roja de Catar (equivalente a la Cruz Roja), así como la relación con otros organismos oficiales, como la Agencia Meteorológica o el Ministerio de Medio Ambiente para obtener datos fiables de meteorología y polución de la ciudad. También hemos trabajado muy intensamente en poder conseguir personal de voluntariado con interés y formación en salud, y estamos encantados de la interacción con la Escuela de Enfermería de Calgary University in Qatar y las Facultades de Medicina de Weill-Cornell Qatar y Qatar University, cuyos alumnos forman el cuerpo de voluntarios que nos van a ayudar después de recibir entrenamiento específico. Y otro aspecto que no debe minimizarse es el reto organizativo que supone organizar por primera vez unos servicios médicos en horarios nocturnos para cubrir la marcha y maratón en unos Mundiales de atletismo.

Y dentro de las numerosas responsabilidades derivadas de ser el director médico de un Mundial de atletismo, ¿hay algunas que puedan resultar curiosas o menos obvias para quienes no conocemos a fondo vuestra labor?
Un detalle curioso será que durante el campeonato me podréis ver con dos radios 'walkie-talkie', más mi teléfono móvil (solo el catarí, ¡el español lo dejaré en casa!), más mi medidor de temperatura (WBGT) colgado del cuello. Y todo ello de guardia permanente durante 15 días. Ya en las últimas semanas hay días que he tenido más de 250 mensajes en el teléfono, 15-18 llamadas y 40-50 correos electrónicos de media solo relacionados con el campeonato; cifras que sin duda crecerán exponencialmente durante el mismo. Durante la última fase de preparación he llegado a tener 8 reuniones el mismo día, y confieso que en las últimas ya no sabía ni la agenda; ni siquiera para qué estaban convocadas. Durante la competición me temo que dormiré muy poco; ¡espero que no os resulte demasiado obvio! No es la primera vez y, pese a todo, espero que no sea la última, ya que todo esto lo hago por mis dos mayores pasiones: la medicina del deporte y el atletismo. Es duro, pero el tiempo te hace recordar los detalles bonitos y curiosos; olvidas los duros y agradeces la oportunidad que se te dio para hacer posibles cosas importantes.

Echando la vista atrás a tu amplia y destacada trayectoria profesional en este deporte, ¿cómo recuerdas tus casi dos décadas como director de los servicios médicos de la RFEA (1996-2013)? ¿Echas de menos en algo aquellos años?
Han sido, sin duda, los mejores años de mi vida personal y profesional. He aprendido mucho, he crecido como persona y como médico, he podido disfrutar del atletismo, de viajar y, sobre todo, he hecho muchos amigos entre mis compañeros sanitarios, atletas, entrenadores, organizadores y directivos. Tuve el privilegio de vivir de cerca algunos de los mejores años del atletismo español y de ver en directo hazañas históricas de los nuestros e hitos atléticos emocionantes. Me acuerdo del salto inolvidable de Yago Lamela (DEP) en Maebashi y los "saltos de alegría" que dimos en la grada Antonio Postigo, Manuel Rafael y yo. Me siento un afortunado por todo ello y quiero aprovechar la oportunidad que me brindas para agradecer a José María Odriozola la confianza que depositó en mí durante todos esos años; y al equipo de profesionales de los servicios médicos con los que trabajé codo con codo por todo su apoyo, amistad y profesionalidad esos años. Precisamente echo de menos el contacto con tantos y tantos amigos a los que sí que me gustaría ver más a menudo, aunque mantenga el contacto con ellos ¡sobre todo compartiendo comentarios en Twitter!

Por último, desde ese corazón de aficionado que todos tenemos, ¿cómo ves las posibilidades del equipo español en este Mundial (con pronóstico o sin él)?
No soy bueno pronosticando o apostando [risas]. Veo varios atletas con opciones de subir al podio, como Ortega en 110mv, Cienfuegos en martillo, Carro en obstáculos, Álvaro, Diego y Miguel Ángel en 20 km marcha, Raquel, María y Laura en el 20km y Julia en el 50km. Ojalá la mayoría compita bien y se concreten las opciones en medallas. Algún fallo habrá porque el atletismo es muy duro y un día malo lo puede tener cualquiera. Tengo mucha esperanza en todos los marchadores, pues sé que todos se han preparado muy especialmente para competir con calor y de madrugada, como los maratonianos Dani y Marta; yo te diría que se han entrenado mejor que la mayoría de los equipos. Me encantará ver competir a Irene en obstáculos, Álvaro en 800, Eusebio en longitud, Ana y Patricia en triple... Especial predilección tengo por Sergio en el '4vallas' desde que le vi en Río en directo hacer récord de España en la calle 1. Echaré de menos al 'Pájaro'. Y espero que el '4x4', quizás mi prueba favorita, se clasifique para Tokio 2020.

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia






















Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2020 / RFEA 1997-2020. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |