Real Federación Española de Atletismo





 sábado, 06 de abril de 2019   NOTICIA WEB 65/2019
Fallece José Luis Torres, padre del atletismo español

Por : Miguel Calvo


En ocasiones, la vida nos regala personas tan extraordinarias que es imposible definirlas con una sola imagen.

En 1954 se disputaron en la Ciudad Universitaria de Madrid los V Juegos Universitarios Nacionales y con los atletas situados en el centro de la vieja pista de ceniza, la bandera universitaria se detuvo ante el podio de los vencedores, desde donde José Luis Torres (1925-2019), adelantando el espíritu que siempre movió a quien iba a convertirse en una de las figuras más importantes de la historia del atletismo español, tuvo el honor de pronunciar el juramento que abría la competición: "Atletas y deportistas universitarios, en el umbral de estos Juegos Universitarios Nacionales, ¿prometéis luchar en competencia noble, sin sentir el amargor de la derrota y sí siempre el gozo del esfuerzo cumplido con generosidad y nobleza, con ímpetu y gallardía?"

A tientas, moviéndose a oscuras en un mundo que apenas comenzaba a nacer, Torres ya había inventado el atletismo español moderno a través de su propia figura como lanzador.

Casi de niño, se había enamorado del atletismo viendo a Ernesto Pons en una exhibición de salto de altura y poco a poco fue aficionándose y bajando a las pistas donde fue probando con el peso y con el disco. Jugando y aprendiendo como podía, ya que como él mismo recordaba "nadie te enseñaba, porque nadie sabía", se fue inventando como atleta y avanzando en sus entrenamientos gracias al estudio de los movimientos en las escasas fotografías que por aquel entonces le iban llegando.

En 1944, sin cumplir aún los 19 años, Torres se proclamó por primera vez campeón de España de lanzamiento de disco en el estadio de Berazubi de Tolosa, superando al histórico Félix Erauzquin que desde la década de los años treinta había sido el claro dominador de los lanzamientos en nuestro país.

Y desde ahí dibujó una trayectoria inmaculada como atleta que, rompiendo todas las fronteras, le llevó a ser el primer español en competir en un Campeonato de Europa en 1950 y que redondeó con doce títulos de campeón de España entre peso y disco desde 1944 a 1952 y ocho récords de España (tres en peso y cinco en disco), siempre detrás de la mítica figura de los viejos peso discóbolos que se encuentran en el origen de nuestro atletismo.

Pero más allá de su faceta como atleta, el educador que fue emergiendo en el patio del colegio Calasancio de Madrid empezó a desarrollar su verdadera vocación educativa con sus alumnos, comenzó a entrenar a muchos de los primeros atletas españoles de los años cincuenta y sesenta y poco a poco fue formando a aquellos primeros atletas como entrenadores, creando a su alrededor una verdadera estructura atlética que terminaría haciendo despegar al atletismo español a partir de los años sesenta y setenta.

"Sobre todo, si de algo fue un maestro José Luis Torres es del estudio de la condición física como base fundamental de todas las especialidades - recuerda Jorge González Amo -. Profundizó muchísimo en el entrenamiento en el gimnasio, en el uso de pesas, en los circuitos y en los multisaltos. Incluso fuera del atletismo se dedicó en ocasiones a dar clases de gimnasia en el Moscardó, de lo que era un enamorado. Más adelante, en el pabellón del INEF dio cursos y charlas sobre acondicionamiento físico dirigidos a entrenadores que fueron auténticas clases magistrales".

"Además, Torres supo aprovechar a la perfección su posición como entrenador único en el origen de la Residencia Blume para formar no solo a muchos atletas, si no a muchísimos entrenadores que luego se irían especializando en sus correspondientes disciplinas, produciéndose un sistema muy integrado gracias a antiguos atletas suyos. Cada entrenador luego dirigía su parcela y especialidad, pero en todo el grupo de la Blume siempre era Torres el que coordinaba la condición física, de manera que en sesiones conjuntas nos podíamos juntar hasta cuarenta atletas al menos tres veces por semana, supervisando siempre el "Paisa", como le llamábamos todos, un aspecto que para él era fundamental", termina de recordar el célebre mediofondista español, resumiendo el origen del atletismo español que a través de la figura de Torres fue desde los pioneros de los años cuarenta a la especialización de los años sesenta y setenta.

Apegado siempre al concepto del deporte amateur dentro del que nació y a todos los valores educativos del deporte, José Luis Torres se ha ido como siempre vivió, en silencio, rodeado de una humildad y una modestia enorme, sin dejar nada por escrito de todos sus conocimientos que siempre transmitió de atleta a atleta, de alumno a alumno, y rodeado por el amor de sus cientos de hijos deportivos.

El pasado mes de diciembre, en el pueblo de Torrelodones de la sierra de Madrid, alrededor de todos los suyos y de las principales instituciones deportivas españolas, Torres recibió un merecido homenaje y con la voz de muchos de sus atletas como Jaime López-Amor, José Luis Martínez, Pipe Areta e Ignacio Sola se desarrolló una pequeña mesa redonda que destacó para siempre su papel como padre del atletismo español.




Después, con la sencillez que siempre le rodeó, una pequeña pista de atletismo destinada a la formación se inauguró con su nombre, mientras que un niño recibía su testigo como un simbólico intercambio generacional. Y la pasada semana, como un último reconocimiento mundial, llegó al buzón de Torrelodones una carta escrita a mano por Sebastian Coe y dirigida a José Luis Torres, felicitándole personalmente desde la presidencia de la IAAF por toda su trayectoria deportiva y por su capacidad para transmitir el amor por el deporte y el atletismo de generación en generación. Nos queda su inmenso recuerdo. Sus infinitas lecciones a través de las voces de sus cientos de atletas y alumnos. Un legado inabarcable que nos habla del espíritu más puro del deporte y de conceptos tan imperecederos como la amistad, la educación y el desarrollo deportivo y humano de la persona. Y por encima de todo, la responsabilidad de agarrarnos para siempre a su figura y continuar dando continuidad a su inmensa labor por el deporte.

Enlaces relacionados:

Biografía Atlética de José Luis Torres - por Miguel Calvo - AEEA)
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia

























Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |