Real Federación Española de Atletismo





 miércoles, 19 de diciembre de 2018   ENTREVISTA WEB 51/2018
Ouassim Oumaiz, el nerjeño volador

Por : Emeterio Valiente


Su actuación en el Eurocross de Tilburg quedará para siempre grabada en la retina de los espectadores; tiraba como un poseso poseído, tomaba un poco de aire y volvía a las andadas con otro furibundo cambio de ritmo que dobló la rodilla de todos menos del prodigio autodidacta noruego. Sus genes cercanos a la hora en media y la sapiencia de quien ya ha moldeado a más de un campeón barruntan lo mejor para este mediofondista corto y largo.

- Ouassim, ¿con qué expectativas acudías a Tilburg?
-Después de los entrenamientos y la ompetición que había hecho (3º en Atapuerca), pensaba estar entre los cinco primeros; la verdad es que me encontré ya muy bien en la salida y al final salió un buen segundo puesto.

- El hecho de que fuera tu última carrera como sub-20, ¿te benefició al saber que era 'ahora o nunca' para lograr un gran éxito en esta categoría? -Yo había preparado muy bien este Europeo porque el año pasado en Samorín no me salió bien (23º), pero luego fui al cross internacional de Edimburgo, donde fui segundo, lo que me dio mucha motivación, y a partir de ahí he hecho grandes carreras.

- La presencia de Jakob Ingebrigtsen resultaba intimadoria para el resto de competidores, ¿asumíais todos que la lucha se centraba por las medallas de plata y bronce o en principio no renunciabas a nada?
-(Risas) Sí, la verdad es que yo me fui de aquí con esa mentalidad; estaba claro que era el mejor, pero también tenía en cuenta que le podía pasar algo o tener un mal día…; en carrera fui a por todas, no le tenía miedo a nadie.

- ¿Te sorprendió lo bien te encontraste en carrera o tenías claro que 'te ibas a salir'?
-Creo que la planificación que hizo Antonio (Serrano) fue muy buena porque llegué a Tilburg en mi mejor momento de forma, me di cuenta enseguida que iba a ser mi día y pensé "hoy, a darle caña". Tenía claro que la carrera la iba a hacer tipo 'fartlek', con cambios de ritmo, un poco en plan keniata.

- ¿Cómo fue eso de 'chocarle' la mano a Jakob en plena carrera, se te ocurrió de repente?
- No, ya lo tenía pensado (risas); el verano pasado, cuando seguí en la final del 5.000m del Europeo de Berlín a mi gran ídolo Adel Mechaal vi cómo lo hacía con su hermano y pensé: "si tengo ocasión en el futuro, se lo haré a él", aunque reconozco que también lo hice para intentar bajarle un poco la moral, para que pensara: "éste está fuerte". De todas formas, ya habló conmigo Antonio y me comentó que esos gestos no hay que hacerlos, así que no se volverá a repetir.

- Hiciste la selección definitiva, llevándote al bosnio y a Jakob; incluso hubo algún instante en que parecía que cogías metros, ¿pensabas que podías irte solo o intuías que el noruego dejaba unos metros aposta?
-El verme ya en puestos de pódium, al quedarnos tres adelante, me dio una energía extra; creo que en todo momento él iba controlando la situación; a pesar de tener solo 18 años es profesional y tiene ya mucha experiencia; notaba que respondía fácilmente a mis cambios de ritmo y al final dio ese último cambio y se fue.

- El circuito de Tilburg estaba embarrado, hacía viento, llovía…¿te gustan esas condiciones o prefieres un terreno llano y seco?
-La verdad es que me van bien ambos tipos de terreno, aunque si está embarrado mejor aún; lo más importante es estar en forma, cuando lo estás andas bien en cualquier terreno.

- A nivel colectivo, no se pudo repetir el oro del pasado año; con ese gran segundo puesto tuyo, ¿qué pasó para que España se quedara fuera del pódium?
- Pienso que la selección que teníamos era para haber estado en el pódium, aunque había tres compañeros que hacían su debut en la selección y además no eran especialistas en cross; aún así, lo hicieron muy bien y acabamos muy contentos todos.

- De cara al próximo verano, ¿qué prueba crees que prepararás, 1.500 o 5000?
-Por ahora, me veo mejor en 5.000, pero también haré algunos 1.500 porque es una distancia a la que le tengo muchas ganas, quiero bajar de 3:40; en 5.000 me gustaría intentar estar sobre 14 y bajar de ahí si es posible.

- ¿Tienes planes de cara a la ya inminente temporada de pista cubierta?
-Sí, tengo muy claro que voy a hacer el 3.000; el primero que me ha animado ha sido Adel Mechaal, que me ha dicho que vaya a tope a por él; me gustaría hacer la mínima (8:05:00) y hacerlo bien en el Nacional absoluto de Antequera para poder participar en el Europeo de Glasgow y coger experiencia allí.

- Entrenas desde septiembre de 2017 en el grupo de Antonio Serrano, ¿qué tal te has adaptado, en quién te fijas más?
-Me gusta mucho su grupo porque hay muy buen 'feeling' entre todos y tengo además como compañero a Adel Mechaal, que es una gran referencia para mí, como también lo es Javi Guerra. El poder estar acompañado de ellos dos en Tilburg fue como estar con mi padre y mi madre (risas).

- ¿Qué destacarías de Mechaal, con el que compartes bastantes sesiones de entrenamiento?
-Para mí es como un hermano mayor; él, su hermano Said y mi compañero de piso el año pasado, Francisco Urbano, que es de Nerja, son quienes más me han ayudado en Madrid; la primera vez que vi a Adel fue en Antequera 2015, ahí hizo doblete 1500/3000 en pista cubierta y ya en el mitin de Huelva de 2017, cuando le comenté a Antonio la posibilidad de venirme a Madrid, empecé también a tratar con Adel.

- ¿Cómo ves a su hermano Said?
- Es un gran atleta que tiene un correr muy elegante, como el de su hermano; ha tenido bastantes problemas con las lesiones pero estoy seguro de que cuando se recupere totalmente va a tener grandes resultados; le he visto entrenar muchas veces y entrena duro, se lo merece.

- ¿Dudaste mucho en venir a Madrid?
-Sí, tuve mis dudas, porque suponía dejar a mi familia, pero mi madre me dijo que si iba a estar contento en Madrid tenía que irme porque de lo contrario siempre podía quedarme la duda de si hubiera llegado más alto de haberlo intentado.

- Tus padres son marroquíes pero tú ya naciste en Nerja, ¿cuándo se vinieron a España ellos?
-Mi padre era atleta internacional, tenía 1h02 en media maratón, entrenaba en una academia con la selección de Marruecos con Said Aouita; una de las veces que vinieron a competir a España le gustó el sitio donde lo hicieron, Nerja, y decidió quedarse allí a vivir; encontró además trabajo y ya ha hecho toda su vida allí, junto a mi madre y mis tres hermanos.

- Tu padre, Abderrahim, fue tu primer entrenador, ¿verdad?
-Sí, cuando yo era pequeño iba a verle competir, también iba a la pista a verle entrenar y luego ya empezó a entrenarme; yo empecé en categoría pre-benjamín, empecé a ir a campeonatos de España de cadete de segundo. A esa edad ya hice un 10.000 en ruta en 31:50 y aquí sigo intentando mejorar cada día; creo que si tienes un buen método, una gran motivación y un buen entrenador no te tienes porque 'quemarte', y se puede llegar a ser un gran atleta senior.

- ¿Cómo es tu entrenamiento, ya doblas algún día?
-Sí, algún día doblo, pero siguiendo las instrucciones de Antonio; siempre quiero hacer más de lo que me manda, pero una de las veces que hice de más tuve problemas en la rodilla y desde entonces no haga nada más de lo que manda, me ha dicho que confíe en él, que todo va a salir bien si sigo su plan.

- La temporada pasada brillaste en pista cubierta, ganando el Nacional sub-20 con una gran marca de 3:47:41, ¿qué recuerdas de esa final?
- Preparé muy bien ese campeonato junto a Adel Mechaal y su hermano Said, entrenamos bastante en la pista cubierta de Gallur; tenía cierto miedo porque no estaba acostumbrado a hacer dos carreras, semifinal y final, en días seguidos; en la semifinal corrí en 4 pelados y en la final salí fuerte, luego bajé un poco pero acabé rápido otra vez porque buscaba la mínima del Mundial de aire libre (3:46).

- El siguiente domingo te proclamaste claramente campeón de España sub-20 sobre 8000m en Mérida, ¿cómo combinaste tan bien dos distancias tan diferentes como el 1.500 y los ocho kilómetros?
-El Nacional de cross por clubes en Gijón, la semana anterior a Orense, ya se me dio muy bien y el oro y la marca de la pista cubierta me dieron mucha motivación para correr en Mérida, aunque es cierto que lo que había preparado era la pista cubierta. Aunque había mucho nivel sabía que, respetando siempre mucho a mis compañeros, podía ganar en Mérida.

- Al aire libre fuiste segundo en el campeonato de España de Murcia, detrás de Enrique Herreros, ¿cómo fue la prueba?
- Es un gran atleta, lo mismo que Mario (García Romo); como en Orense, salí en cabeza, pero no tan fuerte y la verdad es que al final me ganó claramente; yo venía de hacer la mínima en Portugal el miércoles anterior, donde corrí en 3:44.52 y tuve poco descanso antes de viajar y correr las semifinales, por lo que acabé contento con mi actuación en esas circunstancias.

- ¿Estás centrado en el atletismo o lo compatibilizas con estudios?
-Estoy bastante centrado en el atletismo, pero estoy aprendiendo inglés, lo quiero aprender bien; suelo hacer la sesión de entrenamiento por la mañana, después voy a la academia de inglés y si Antonio me dice que doble por la tarde, bajo a la pista otra vez por la tarde; la verdad es que el tener todo tan cerca es una gran ventaja, esto es como un paraíso para un atleta.

- ¿Cuál dirías que es tu sueño en el atletismo?
-Tengo muchos sueños, por ejemplo el conseguir, como mis ídolos Hicham El Guerrouj y Mo Farah dobletes olímpicos; hay que trabajar mucho, muchísimo para ello, pero no es imposible. A corto plazo, mi objetivo es el Europeo sub-23 del próximo verano en Suecia (11/14 julio), intentaré seguir mejorando para conseguir allí una medalla.

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |