Rumbo a Punta Umbría 2011 - Historia de España en los Campeonatos del Mundo de Campo a Través
  INICIO
  NOTICIAS
  HISTORIAL DE ESPAÑA
  TODOS LOS PARTICIPANTES
      EDICIONES - MEDALLEROS

  Cross de las Naciones
  Campeonato del Mundo
  EL CROSS EN ESPAÑA - Libro
  PUNTA UMBRÍA - Ciudad
Web Oficial IAAF - Punta Umbría 2011
WEB IAAF
WEB OFICIAL

  Realizado por:
Jorge González Amo José Luis Hernández
Ignacio Mansilla Miguel Villaseñor
Historia del campo a través en España (1981-1984)
Prieto y Casacuberta prolongan los éxitos el cross español

    A lo largo de nuestro capítulo anterior hicimos un repaso a la que podríamos denominar década prodigiosa del campo a través español, con la doble victoria de Carmen Valero en el Campeonato del Mundo y los cuatro subcampeonatos consecutivos de Mariano Haro, además del triunfo en categoría júnior de Jordi García. En los primeros años ochenta nuestros atletas todavía seguirían encadenando grandes actuaciones en la máxima cita internacional del cross, si bien la irrupción de los atletas africanos tras la edición celebrada en Madrid en 1981 iba a complicar cada vez más las cosas.

    Comenzamos hablando precisamente de lo sucedido en el Hipódromo de la Zarzuela madrileño el 28 de marzo, la primera vez que nuestro país albergaba el Campeonato del Mundo de la especialidad (si bien recordamos que San Sebastián fue escenario de tres ediciones del Cross de las Naciones en 1955, 1963 y 1971). En la capital española los corredores etíopes desataron la locura colectiva con una impresionante actuación que se vio truncada en parte por un monumental despiste cuando comenzaron a esprintar a la altura del noveno kilómetro creyendo que se encaminaban a meta cuando en realidad les quedaba una vuelta por delante. Este incidente les costó sin duda la victoria individual, que fue a parar a manos del estadounidense Craig Virgin, si bien nadie les discutiría el título por equipos, siendo su mejor representante Mohamed Kedir, medalla de plata individual. Entre los representantes españoles Antonio Prieto realizaba una magnífica carrera peleando en todo momento por los puestos de privilegio y acabando en quinta posición, aunque el resto de los integrantes del equipo se fueron muy atrás, destacando a José Luis González (27º) y Fernando Cerrada (29º). Colectivamente España era cuarta aunque lejos del pódium. Si la actuación de Prieto fue brillante no menos podemos decir de la cántabra Asunción Sinobas, que llegaba a meta en décima posición, la mejor de una atleta femenina española desde los tiempos de Carmen Valero. Por equipos España era novena, misma posición que la obtenida en categoría júnior. En esta última carrera el mejor de los nuestros era un hombre que daría mucho que hablar en el futuro; nos referimos al soriano Abel Antón, que cerró su actuación en la 17ª posición.

Antonio Prieto, referencia del campo a través español en los ochenta:
    El segoviano Antonio Prieto, un hombre nacido en 1958, se convertiría en la gran referencia del campo a través español en estos primeros años ochenta si bien en su siguiente actuación en el Campeonato del Mundo, en la edición celebrada en Roma en 1982, no iba a tener su mejor día cayendo hasta el puesto 79 de la clasificación y siendo superado por cinco atletas españoles. El mejor de los nuestros en la Ciudad Eterna sería el castellonense Luis Adsuara, que acabó en el puesto 20, cayendo España hasta el quinto puesto por equipos. Algo mejor fue la actuación de nuestros júniors, capitaneada por Francisco Espejo, que cruzaba la línea de meta en la 12ª posición, justo cuatro puestos por delante del vitoriano Martín Fiz, contribuyendo de esta forma a la cuarta plaza del equipo, que se quedó a sólo dos puntos del bronce. Por último, en categoría femenina España sería séptima, siendo la mejor de las nuestras la vallisoletana Pilar Fernández en el puesto 22.

    Prieto pronto se recuperaría de la desilusión sufrida en Roma y al año siguiente en la ciudad británica de Gateshead iba a estar más cerca que nunca de las medallas, peleando de tú a tú con los grandes de la especialidad. Poco después de mitad de carrera el español marchaba en el grupo de cabeza junto al etíope Debele, al keniano Muge, el portugués Carlos Lopes, el norteamericano Alberto Salazar y el australiano Robert de Castella. Sólo cedió el segoviano a falta de 500 metros para el final cuando no pudo aguantar los ataques que se lanzaban los hombres de cabeza, asegurando de todas formas una magnífica quinta plaza con lo que igualaba lo conseguido dos años antes en Madrid. Buena carrera también del albaceteño Constantino Esparcia, que finalizaba 15º y por equipos España repetía la quinta plaza, aunque a sólo 15 puntos del bronce.

    Quienes sí que iban a estar en el pódium en Gateshead, anticipando lo que sucedería al año siguiente en Nueva York, serían nuestros júniors, que se colgaron una magnífica medalla de plata colectiva sólo por detrás de Etiopía. A ello contribuyó la homogeneidad de un conjunto que consiguió colocar a sus seis hombres entre los 20 primeros, siendo la punta de lanza del mismo José Manuel Albentosa, que cruzaba la línea de meta en quinta posición. Por último, Pilar Fernández volvió a ser la mejor entre las féminas, en esta ocasión en el puesto 17, ocupando España la décima plaza por equipos.

Casacuberta, el rey en Nueva York:
    Esa magnífica generación de júniors españoles perseguía de nuevo el título universal individual, que ya conquistara Jordi García en la edición de París'80 y el encargado de conseguir esta nueva gesta sería otro corredor catalán, Pere Casacuberta, que consiguió subir a lo más alto del pódium en la edición disputada en Nueva York el 25 de marzo de 1984, tras una carrera brillante en la que doblegaba a los atletas etíopes. A falta de 1.500 metros para meta Casacuberta marcha en compañía del etíope Tessema y tiene prácticamente asegurada la medalla de plata pero no se conforma con ello y en los últimos metros lanza un fuerte ataque que deja atrás a su rival y le hace pasar a la historia en el Hipódromo de Meadowlands de la ciudad de los rascacielos. Lástima que un accidente laboral unos meses más tarde truncara la prometedora carrera de este atleta que estaba llamado a figurar entre los grandes del fondo español. Gran actuación también de Antonio Pérez Perales, quinto clasificado a once segundos del bronce con otros dos hombres por debajo del puesto 20, que contribuyeron a una nueva medalla de plata colectiva, de nuevo por detrás de Etiopía.

    Pero aparte de por la medalla de oro de Casacuberta la edición disputada en Nueva York también se recordará por el famoso incidente de la zapatilla de Antonio Prieto, que sin duda le privó de un nuevo puesto de privilegio. El segoviano llegaba a la cita en un magnífico estado de forma tras imponerse con absoluta claridad en el Campeonato de España que se había disputado en el Hipódromo de la Zarzuela y se situaba en la línea de salida entre los grandes favoritos. Sin embargo, tuvo la mala fortuna de que le pisaran nada más darse el disparo inicial perdiendo una zapatilla y teniendo que realizar toda la carrera en esas condiciones, con lo cual todas sus opciones se echaron por tierra, limitándose a terminar en el puesto 81º. El mejor de los nuestros fue Luis Adsuara en el puesto 22º, ocupando España la séptima plaza por equipos. Por último, entre las mujeres Pilar Fernández era de nuevo la referencia, en esta ocasión en el puesto 37º siendo España 13ª colectivamente.

    Con el gran sabor de boca dejado por la victoria de Casacuberta en Nueva York cerramos este nuevo capítulo de la historia del cross en España. Hemos visto como nuestros atletas siguen llenando páginas de éxitos en la máxima competición del campo a través, aunque el hecho de asomarse a los puestos de honor iba a entrañar cada vez más dificultad. En los años venideros esta gesta se antojaría prácticamente imposible por la proliferación cada vez más frecuente de los corredores africanos, que iban a dominar a placer la especialidad.

    Ignacio Mansilla



Patrocinadores, Proveedores y Colaboradores oficiales de la RFEA