Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo
    Portal del Atleta     ACCESO | REGISTRO           @atletismoRFEA        Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin

 jueves, 04 de junio de 2015   NOTICIA WEB 167/2015
Un récord camino de cumplir 40 años
El récord de la hora de Mariano Haro

Por : Miguel Calvo (miembro AEEA y colaborador de Atletismo español)


En Tierra de Campos, en el tranquilo pueblo palentino de Becerril de Campos, cada mañana, junto a un café con leche, Mariano Haro lee el periódico en el bar antes de refugiarse en su casa, dónde un pequeño huerto y las hierbas de su jardín le tienen atareado cada día hasta la hora de comer. Luego, por la tarde, a partir de las cuatro y media, aprovecha a salir a la calle, a pasear por los caminos en los que tantos kilómetros ha corrido el considerado como el mejor corredor de fondo de la historia de nuestro país, siempre tan apegado a la naturaleza, mientras espera con ganas a que se abra la veda del cangrejo para pasar las tardes pescando en el río.

Haro acaba de cumplir 75 años. "Un año más. Llega un momento en el que ni te enteras", nos cuenta entre risas, mientras que, como si de un personaje de Delibes se tratase tal y como lo definió Andrés Amorós, sus arrugas de auténtico castellano, de hombre de campo, su nobleza y su enérgica voz siguen recordando el empuje del hombre que, convertido ya en leyenda, lideró el atletismo español en los años sesenta y setenta.

El recuerdo vivo del hombre al que el campo a través elevó a condición de mito hasta el punto de ser subcampeón mundial en 1973, 1974 y 1975 solo superado por Pekka Päivärinta, Erik de Beck e Ian Stewart respectivamente, del hombre que desafió a Lasse Viren hasta quedarse a las puertas de la medalla olímpica en la final de Múnich en 1972. El hombre que, como escribió Francisco Umbral, siempre regresaba a "la soledad del corredor de fondo, que es para él una soledad palentina y postolímpica".

Muy lejos de los pinares de la provincia de Palencia, con la cosmopolita ciudad de Londres como epicentro, el mundo de la bicicleta vive revolucionado estos días. El récord de la hora, tras aquellos espectáculos de ciclistas como Indurain, Rominger o Boardman en la década de los noventa, vive una nueva etapa de esplendor, y tras una redefinición de las normas por parte de la UCI, en lo que va de 2015 ya hemos presenciado a dos plusmarcas mundiales consecutivas por parte del australiano Rohan Dennis (52.491m) y del británico Alex Dowsett (52.937m), mientras que se espera el momento de más repercusión mediática con el intento por todo lo alto de Sir Bradley Wiggins en Londres este domingo 7 de junio, con el no hay billetes colgado desde hace mucho tiempo y la retransmisión del evento por televisiones de todo el mundo.

El británico Wiggins queda lejos de ser un ciclista al uso. Tras un espectacular pasado como corredor de pista, con 6 medallas olímpicas entre los Juegos de Sidney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008 (3 de oro, 1 de plata y 1 bronce), su paso a la ruta le llevó a ser el mejor ciclista de la historia de su país, convirtiéndose en el primer británico en ganar un Tour de Francia (2012), proclamándose campeón olímpico de contrarreloj en Londres (2012), lo que le llevó a ser condecorado como caballero en 2013 por la reina Isabel II, y siendo después campeón del mundo en la misma disciplina contra el crono (2014).

Ahora, desencantado por las presiones comerciales que manejan la ruta, y convencido por una búsqueda incesante del romanticismo, ha dejado la carretera despidiéndose en el mítico escenario del pavés de la París-Roubaix, el infierno del norte con el que soñó desde niño, y sus nuevos retos le llevan de regreso a sus orígenes en la pista, primero con este intento de récord de la hora (según sus propias palabras aspira incluso a superar los 55 kilómetros) y luego con los Juegos de Río ya en el horizonte, sabedor de que no hay nada comparable a la gloria olímpica.

Entre las innumerables gestas de Mariano Haro, muchas incluso siguen vigentes, como el récord de la hora en pista del atletismo español (20.493 metros) que consiguió en agosto de 1975 en San Sebastián, donde también marcó el actual récord de España de los 20.000 metros (58:37.8), y que desde entonces, 40 años después, todavía nadie ha superado.

"Fue la tarde del 9 de agosto de 1975 en Anoeta - nos relata el propio Haro -, en San Sebastián, dónde gracias al cross de Lasarte y otras pruebas me había creado un nombre con mucho prestigio, y dónde la gente se volcaba tanto conmigo y me mostraban tanto cariño, que para mí era un placer competir allí. Valoraban mucho el coraje que ponía en cada carrera, y siempre me hacían sentir como en casa".

Aquel día, el segundo clasificado fue Juan Hidalgo, al que Haro le aventajó en casi una vuelta (356 metros). "Corrimos unos veinte o veinticinco atletas, y la carrera se me hizo muy amena porque siempre tenía el aliciente de ir cogiendo a uno y a otro, aunque hubo varios que les doblé hasta tres veces, pero eso, vuelta a vuelta me iba sirviendo de motivación. Con el cielo muy negro, justo tras la carrera cayó una gran tormenta sobre Anoeta. Y sobre todo recuerdo aquella gran marca, entre las mejores del mundo en aquel momento, lo que, junto al hecho de que fuese en San Sebastián, me llenó de satisfacción".

En su momento, la marca de Haro le colocaba tercero en el ranking mundial de la prueba (solo superado por los 20.784 y los 20.518 metros de los belgas Roelants y Polleunis), y desbancaba a registros históricos como los conseguidos por atletas como Emil Zatopek o Ron Clarke.

Tan solo un mes y medio después de la carrera de Haro, el neerlandés Jos Hermens estableció un nuevo récord mundial (20.907m) y, a raíz del mismo, Pedro Escamilla escribió que si Haro hubiese hecho su intento con más ayuda, con más preparación y mentalización, estaba seguro que hubiese podido batir las marcas de los belgas antes que Hermens. "Seguro - afirma el propio Haro -. No hice ninguna preparación específica de esta prueba, y tan solo la preparé en unos días. Estoy seguro que en un nuevo intento posterior hubiese mejorado mi resultado, porque además ese día corrí bastante relajado, con margen".

Por establecer una posible comparación, la marca de Haro equivaldría, por ejemplo, a correr el medio maratón aproximadamente por debajo de 61:46, algo que, en toda la historia de nuestro país, solo han logrado ocho atletas (Fabián Roncero, Martín Fiz, Alberto Juzdado, Carles Castillejo, Alejandro Gómez, Ayad Lamdassem, Antonio Serrano y Bartolomé Serrano).

Junto a la bestial calidad de Haro, el hecho de cómo ha ido cambiando la mentalización del atletismo español, cada vez más profesionalizado, ha provocado que al ser una distancia muy poco usual, el récord siga intocable a punto de cumplirse 40 años de aquella exhibición del "León de Becerril", lo que evidencia el cambio que ha ido experimentando nuestro deporte en las últimas décadas, cada vez con más medios y conocimientos, muchos de ellos impensables en los años setenta, pero al tiempo menos popular, seguramente con menos presencia en la calle y en los medios, hasta el punto que ahora cuesta imaginar que se celebrasen eventos y retos así como reclamo con el graderío lleno de público.

"Hay dos cosas que estoy seguro que hubiera mejorado en una siguiente competición: el récord de la hora en pista (con los 20.000 metros); y el conocido como récord del mundo de los 10 kilómetros en plaza de toros, que realmente solo se celebra en el País Vasco y que yo conseguí en 1977", continúa contándonos Mariano Haro.

"El récord en plaza de toros era un compromiso que tenía conmigo mismo. Un día, entrenando en Zarautz junto a mi amigo José Salegui, me propusieron batir el récord de los 10 kilómetros y me ofrecieron 200.000 pesetas de la época. Mi hermana está casada con un vasco (el aizkolari, segalari y korrikalari conocido como "Iruntxiberri"), y por aquel entonces mi cuñado había caído enfermo, y con cinco chavales estaban pasando muchos apuros económicos. Tuvimos que buscar la manera de que no fuese una carrera, por no pasarme al profesionalismo, y finalmente organizaron el evento con la plaza de toros de Tolosa a reventar, hasta el punto que consiguieron en taquilla 550.000 pesetas de la época".

"Correr en la plaza de toros, con 100 vueltas, es algo muy complicado y hay que saber adaptarse muy bien - prosigue el corredor palentino -. Aunque se mida con las estacas, al correr por arriba, por mucho que ajustes vas a perder uno o dos metros fijos por vuelta, y los diez kilómetros nunca te saldrán justos. En Becerril me hice un círculo de 100 metros, y allí al menos pude probar un par de días, pero desde luego no tenía la experiencia y la preparación necesaria, por lo que estoy convencido que de haberlo intentado en alguna otra ocasión, podría haber rebajado la marca en quince o veinte segundos".

"Los primeros cinco kilómetros los pasé sobre 14:45, unos veinte segundos por debajo del récord que tenía Chiquito de Arruiz, por lo que el rumor general era que no resistiría hasta el final a ese ritmo. Pero aunque pasé un bache sobre el kilómetro siete por unos problemas estomacales, logré terminar en 29:52, mejorando la marca que hasta entonces tenía el inglés Gordon Pirie en casi cuarenta segundos".

El récord mundial de Haro permaneció vigente 34 años, hasta que en 2011, en Azpeitia, el corredor keniano nacionalizado bareiní, Ali Hassan Mahboob, llevó el registro hasta 29:37 minutos, quince segundos menos que el tiempo de un Haro, que junto a su cuñado, presenciaron la prueba en una plaza de toros a media entrada, lejos de otras épocas de más expectación.

"En ambos casos estoy convencido que si mi amigo Antonio Prieto, o los más recientes como Fabián Roncero o Juan Carlos de la Ossa lo hubiesen intentado, lo hubiesen conseguido fácilmente".

¿Qué hace falta para que salga otro Mariano Haro?, le preguntamos al poseedor de doce récords españoles al aire libre. "Indudablemente, primero hay que nacer, pero sobre todo hay que cultivarse. Basta con ver a los africanos en la actualidad, que además de sus condiciones genéticas y la gran adaptación que tienen a la altitud debido al lugar donde nacen y viven, sobre todo, desde niños, desarrollan un gran hábito de correr, lo que modela toda su predisposición física. Allí, los niños corren para desplazarse, y eso es lo mismo que yo hacía desde los ocho años".

"Fui un producto de la preparación natural. Siendo niño estaba todo el día corriendo. Cogía al perro y salía a correr para disfrutar de la naturaleza, para estar en el campo, para cazar conejos y perdices. Luego correr se convirtió en el medio que me servía para ir al trabajo. Hasta que con diecinueve años nos apuntamos a una carrera del Frente de Juventudes casi por compromiso, con la sana intención de correr unos metros y retirarnos. Cuando me quise dar cuenta iba el primero, y seguí corriendo. Desde ahí ya no dejé de intentar correr cada vez más".

"Después, como atleta de élite, muchos de los entrenamientos que hacía eran recorridos que había hecho de crío por diversión. Ya con conciencia de las distancias, me sorprendía a mí mismo viendo que en muchas de esas ocasiones había corrido más de treinta kilómetros diarios".

Haro, que como el mismo afirma desde hace tiempo ya solo disfruta de la jubilación, ha seguido siempre muy apegado al entorno del atletismo, y estos fines de semana los saborea recorriendo los pueblos de la provincia con las competiciones del programa "Palencia Legua a Legua", organizado por la Diputación Provincial, dónde acompaña a su hermano Emiliano quién, con 71 años, sigue demostrando el valor del gen de los Haro.

"Corre como las liebres - dice el orgulloso hermano mayor -. Solo he entrenado a dos personas en mi vida. Al Rey Felipe VI cuando tenía 14 años y era todavía Príncipe, en un campamento que se organizó en 1982 en Palma Mallorca y al que acudimos Sánchez Paraíso, Bernardino Lombao y yo para enseñar atletismo a 50 chavales. Y ahora a mi propio hermano, que a finales de junio correrá los 5.000 metros del Campeonato de España de Veteranos que se celebra en Alcobendas, así que imagínate como me siento de satisfecho por esta faceta de entrenador".

Mientras, entre risas y cientos de anécdotas, Mariano Haro nos sigue recordando aquellos años en los que la necesidad le hacía correr cada vez más, siempre apegado a su pueblo, y en los que, con una filosofía totalmente distinta a la de ahora, siempre quedarán para el recuerdo sus hazañas en el campo a través, sus participaciones olímpicas, sus innumerables campeonatos de España, y gestas que, como aquel récord de la hora que cumplirá este verano 40 años, recuerdan la forma tan distinta, tan festiva, tan popular, como se vivía entonces el deporte rey de los Juegos Olímpicos.

EL RECUERDO DE AQUEL RÉCORD (Publicado en el Libro Cronología de los records y mejores marcas españolas de atletismo)

20.493 Mariano Haro Educación y Descanso Palencia San Sebastián 09-08-1975
I Gran Premio Atlético de San Sebastián. Estadio de Anoeta. 20h00m. Tiempo lluvioso. Temperatura 20º. 1. Haro 20.493 metros, 2. Juan Hidalgo 20.137 metros, 3. Ricardo Toro 17.702 metros. Corrieron cuatro atletas, Santiago de la Parte se retiró pasados los 5 kilómetros. Tiempos de paso cada kilómetro: 2.56.0, 5.47.0, 8.38.0, 11.30.0, 14.27.0 (5.000 metros), 17.20.0, 20.17.0, 23.14.0, 26.13.0, 29.12.0 (10.000 metros), 32.08.0, 35.03.0, 38.00.0, 41.00.0, 43.56.0 (15.000 metros), 46.52.0, 49.48.0, 52.45.0, 55.44.0, 58.37.8 (20.000 metros, record nacional).

EVOLUCIÓN MUNDIAL DEL "RÉCORD DE LA HORA"
Marca Atleta Nacionalidad Lugar Fecha
21.285 Haile Gebrselassie ETH Ostrava (CZE) 27.06.2007
21.101 Arturo Barrios MEX La Fléche (FRA) 30.03.1991
20.944 Jos Hermens NED Arnhem (NED) 01.05.1976
20.907 Jos Hermens NED Arnhem (NED) 28.09.1975
20.784 Gaston Roelants BEL Bruselas (BEL) 20.09.1972
20.664 Gaston Roelants BEL Lovaina (BEL) 28.10.1966
20.232 Ron Clarke AUS Geelong (AUS) 27.10.1965
20.190 Bill Baillie NZL Auckland (NZL) 24.08.1963
20.052 Emil Zatopek TCH Stara Boleslav (TCH) 29.09.1951
19.558 Emil Zatopek TCH Praga (TCH) 15.09.1951
19.339 Vilho Heino FIN Turku (FIN) 30.09.1945
19.210 Paavo Nurmi FIN Berlín (GER) 07.10.1928
19.021 Jean Bouin FRA Estocolmo (SWE) 06.07.1913
18.742 Alfred Shrubb GBR Glasgow (GBR) 05.11.1904
18.555 Walter George GBR Londres  (GBR) 28.07.1884
17.300 George Dunning GBR Londres  (GBR) 01.01.1881
Distancia de 10 millas y 3/4 al paso para 20 millas
Profesionales:
18.878 Harry Watkins GBR Rochdale (GBR) 16.09.1899
18.743 Fred Bacon GBR Rochdale (GBR) 19.06.1897
18.589 Louis Bennet USA Londres  (GBR) 03.04.1863
18.507 Louis Bennet USA Londres  (GBR) 23.02.1863
18.425 Louis Bennet USA Londres  (GBR) 12.01.1863
18.379 Louis Bennet USA Londres  (GBR) 27.10.1862
18.023 John Levett GBR Birkenhead (GBR) 28.08.1854
17.703 William Jackson GBR Londres  (GBR) 29.03.1852
Nota: Dentro de los amateurs cabe señalar 16.093 William Fuller (GBR) Londres (GBR) 14.07.1873, fue el primero que bajó de la hora (58:58.4) en una prueba de 10 millas, seguido por otros numerosos atletas hasta George Dunning.
Correciones a la versión publicada en la web RFEA el día 4 de junio de 2015 a cargo de José María García (Presidente de Honor de la AEEA) y José Javier Etayo (Presidente de la AEEA)
Fuentes:
Libro IAAF (2011). Pág. 99-100.
Jorge de Hegedüs (2011): Historia del récord mundial de la hora en el atletismo, varones. EFDeportes.com, Revista Digital. Buenos Aires, Año 15, Nº 152, Enero 2011.
Ránking Web IAAF
Pedro Escamilla (1975): Jos Hermens se acercó a los 21 kilómetros. Atletismo Español. Nº 246. Madrid, Octubre 1975.
Pedro Escamilla (1975): Haro, tercero del mundo de todos los tiempos en la hora. Atletismo Español. Nº 245. Madrid, Septiembre 1975.


Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Mariano Haro - documento inédito (José María García - Presidente Honor AEEA)
¿Quieres adquirir el Libro Cronología de los records y mejores marcas españolas de atletismo?
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia





































© Copyright 2017 / RFEA 1997-2017. Reservados todos los derechos.
| Política de Privacidad |