Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo

            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 martes, 30 de diciembre de 2014   NOTICIA WEB 342/2014
La Clásica de las clásicas en fin de Año, llega a su 50º Aniversario
Historias de San Silvestre

Por : Miguel Calvo (miembro de la AEEA y colaborador de Atletismo Español)


Hace cincuenta años, en la cafetería Bella Luz del Puente de Vallecas, alrededor de unas cañas entre amigos, nacía la carrera que hoy conocemos como San Silvestre Vallecana. Era el otoño de 1964, Antonio Sabugueiro, el fundador de la carrera, y Vicente de Lucas, Carlos Roa y Manolo Fernández compartían conversaciones tras haber tratado temas deportivos de la Delegación de Deportes del barrio de Vallecas, y de ahí saldría el germen de una carrera que, sin saberlo, cambiaría una importante parte de la fisionomía deportiva y el espíritu atlético de la ciudad de Madrid.

En pleno boom del campo a través, del cross, el propio Sabugueiro reflexionó sobre que ya había demasiadas carreras en el campo, y que quizás era el momento de introducirlas en plena ciudad, en pleno corazón urbano, lo que acabó desembocando en una propuesta de crear una carrera nocturna sobre asfalto por las calles del barrio de Vallecas.

Salida de la primera edición de la San Silvestre Vallecana en 1964, Jesús Hurtado (el vencedor) en primer plano. 1979. El gran Carlos Lopes exhibiéndosepor las calles de Madrid


Nació así el I Gran Premio de Vallecas, ideado inicialmente para el último domingo de diciembre, en plena Navidad, y con algunos de los rasgos que, a pesar de los profundos cambios vividos sobre todo en los últimos años, siempre han definido el espíritu de una de las carreras más carismáticas del panorama nacional e internacional: el amateurismo inicial, con una carrera inicialmente para la élite y desde 1978 abierta a todos los populares; el amor por el deporte; y sobre todo el sentimiento de uno de los barrios más populosos de Madrid, cuyos vecinos, con el paso de los años, han dotado a la carrera de su verdadero alma, camuflado en aquellos primeros años en la ayuda de comercios y vecinos, y que en la actualidad se descubre en la algarabía y los ánimos que el corredor siente tras dejar atrás Atocha y adentrarse poco a poco en el corazón del barrio.

"Madrid ya tiene su San Silvestre" escribió el periodista José Luis Gilabert en las páginas del diario Marca, lo que provocó el definitivo bautizo de la carrera y su traslado a la última noche del año.

La historia de las carreras de San Silvestre se remonta a 1925. El periodista brasileño Casper Líbero había presenciado el año anterior en París una carrera la noche del día de año nuevo en la que los corredores portaban antorchas y, ya en Sao Paulo dónde dirigiría el diario A Gazeta, decidió hacer su propia versión de la carrera para despedir el año, el 31 de diciembre, coincidiendo con la festividad de San Silvestre según el santoral católico.

Desde entonces, e ininterrumpidamente, la carrera de Sao Paulo (internacional desde la edición de 1945) se convirtió en uno de los principales referentes atléticos sobre asfalto más reconocibles del mundo, contando con ganadores de la talla de Emil Zatopek, Gaston Roelants, Frank Shorter, Carlos Lopes, Arturo Barrios, Paul Tergat, Marilson dos Santos o Rosa Mota entre otros.

En 1958, la Real Federación Española de Atletismo se dirigió a la dirección de la carrera brasileña con la intención de que fueran invitados dos (tres si podía ser posible) de los mejores fondistas españoles del momento entre el trío de Antonio Amorós, Manuel A. Alonso y Josep Molins. Pero ante la negativa de la organización de poder invitar a más de un corredor dado el elevado presupuesto que suponía el viaje de un atleta europeo, y sobre todo la gran Jean Bouin de aquel año, en la que Molins logró la victoria con una gran actuación del trío, propició que la propia Federación Española decidiese financiar por sí misma la participación de los tres atletas en Sao Paulo, y hacer una arriesgada e importante apuesta, que incluía que nuestros corredores llegaran a Brasil con el tiempo justo de comenzar la carrera, sin aclimatación previa, y con el tiempo justo para nada más trotar un poco, pensar en el gran estado de forma que llegaban, y reconocer el trazado del circuito en un paseo en coche.

La corazonada no pudo salir mejor, y entre los grandes favoritos (el argentino Osvaldo Suarez, el francés Michel Bernard, el inglés Clark o el portugués Manuel Faria) los españoles realizaron una fantástica carrera que acabó con Amorós tercero, Molins quinto y Alonso séptimo, lo que valió al combinado español la victoria por equipos, por delante incluso de un equipo argentino que parecía imbatible.

Completando el viaje, el día 3 de enero, con las estrellas de la San Silvestre incluidas, el mismo periódico deportivo A Gazeta Esportiva organizaba una tradicional jornada atlética en el estadio de Pacaembu de Sao Paulo para ayudar a la difusión del atletismo brasileño. Los españoles redondearon una expedición sobresaliente, y mientras Alonso y Amorós lograban unas importantes victorias en los 3.000 metros obstáculos y 10.000 metros respectivamente, Molins fue tercero en los 5.000 metros solo superado por los prestigiosos Suárez y Clark.

Precisamente, en aquella San Silvestre de 1958 ganó Osvaldo Suárez, el mítico fondista argentino que soñaba con ganar el oro olímpico de maratón e imitar a sus compatriotas Juan Carlos Zabala (ganador en Los Ángeles 1932) y Delfo Cabrera (vencedor en Londres 1948), pero sobre cuyo destino se cruzó con crueldad el complicado panorama político de su país y los distintos sucesos golpistas.

Suárez, incluso por encima de Zatopek, era el favorito por marcas para ganar en Melbourne 1956 pero, acusado de peronista, la revolución Libertadora le impidió viajar a Australia.

Años más tarde, con tres triunfos consecutivos en Sao Paulo (1958, 1959 y 1960) Suárez entró en el Olimpo de la San Silvestre, pero tras haber perdido su gran oportunidad olímpica en Melbourne, no logró la gloria en los Juegos de Roma 1960, dónde tras ir segundo hasta el kilómetro 35, muy cerca del gran Abebe Bikila, finalmente terminó en novena posición, fruto de una deshidratación final.

Años después, ya como entrenador, otro golpe militar volvería a recordarle la derrota de una forma mucho más dramática. El 8 de enero de 1978, su pupilo el poeta tucumano Miguel Sánchez, todo un símbolo hoy en Argentina, fue secuestrado y asesinado justo al regresar a su país tras correr la San Silvestre de Sao Paulo.

De regreso a nuestro país, el nacimiento de la carrera vallecana en 1964, al tiempo que iría incrementando su prestigio internacional, se convirtió en el mejor escenario de fin de año para los mejores corredores de fondo españoles, que ya no necesitarían cruzar el charco para competir en una gran carrera en plenas navidades.

José Hurtado fue el primer ganador en Vallecas imponiéndose en las dos primeras ediciones (1964 y 1965), y desde entonces la propia carrera se ha convertido en un nicho de grandes historias para los cronistas.

Como el recuerdo de Mariano Haro, cuyo nombre ha sido de los que con más devoción han sonado entre los ánimos de los vecinos de Vallecas (ganador en 1966 y 1973); como el recuerdo del gran Javier Álvarez Salgado, que no pudo en 1967 con el campeón olímpico tunecino Mohammed Gammoudi, pero que en 1968 se alzó con la victoria. Como el recuerdo de la extraordinaria victoria del vallecano Fernando Cerrada en 1975.

Como el gran palmarés de los años setenta y ochenta, que incluye nombres del prestigio de los británicos Mike Tagg (1970 y 1971), Roger Clark (1972) o Steve Harris (1985) entre algunos de los muchos fondistas de las islas que han ganado en Vallecas; el portugués Carlos Lopes (1979 y 1980), nuestro José Luis González (1983 y 1987) o el mexicano Arturo Barrios (1989) entre otros.

Una edición para el recuerdo. En 2006, bellísmo duelo entre el keniano Eliud Kipchoge (vencedor) y el eritreo Zersenay Tadesse. Aquel día, simplemente se voló ... miren el crono de meta. La británica Paula Radcliffe, plusmarquista mundial de maratón, no podía dejar pasar la ocasión de inscribir su nombre en el palmarés de vencedoras; lo hizo con solvencia en 2005.


Como los primeros triunfos africanos a principios de la década de los noventa (Ondoro Osoro en 1990, 1991 y 1993 o Paul Bitok en 1992), o algunos de nuestros mejores fondistas de la época más dorada que han escrito su nombre en Vallecas, desde Carmen Valero (1986), Aurora Pérez (1990 y 1996) o Patricia Arribas (1997, 1998 y 2000) hasta los Martín Fiz (1994), Enrique Molina (1995), Isaac Viciosa (1996, 2000, 2001 y 2002) o Chemita Martínez (2003). Como los espectaculares triunfos de una de las grandes estrellas del maratón de este 2014, el keniano Eliud Kipchoge (2005 y 2006), que llevó el cronómetro de la prueba a nuevas fronteras y que abriría los años de pleno dominio africano coincidiendo con los nuevos y grandes tiempos que viven las pruebas de ruta.

Como las mujeres que han ganado aquí, a pesar de que la carrera no oficializó la categoría hasta 1981 y que siempre ha ido a la zaga del palmarés masculino, pero con nombres de la talla de la noruega Grete Waitz (ganadora de aquella primera edición), o la portuguesa Rosa Mota (ganadora en 1991), la británica Paula Radcliffe (2005), la keniana Vivian Cheruiyot (2007 y 2009), la también portuguesa Jessica Augusto (2010) o la etíope Tirunesh Dibaba (2011) entre otras mujeres, que sobre todo en los últimos años han dado un gran lustre internacional a la categoría.

Y sobre todo, grandes historias relacionadas con la propia fisionomía de la carrera, que tras atravesar todo el centro de Madrid con un perfil rapidísimo y favorable, afronta las últimas subidas, ya en Vallecas, que forman parte de la mítica de la carrera, tan decisivas, tan agónicas en muchas ocasiones.

Vallecas, fiel a su alma, no ha dejado de ir ganando carácter en todo este tiempo, hasta prácticamente superar en la actualidad a la carrera brasileña, y desde luego colocarse con el propio Sao Paulo, Nueva York o Bolzano como las San Silvestres más importantes del mundo, si no la de mayor relevancia por número de participantes.

Y es que, en 1978 (el mismo año en que nació la Maratón Popular de Madrid) junto a la carrera internacional se disputó por primera vez la carrera popular que, en gran medida en la última década, no ha dejado de crecer de forma exponencial hasta convertirse en toda una gran fiesta del deporte que hace que la última noche del año las calles de Madrid se llenen no sólo de una historia, sino de las miles de historias que hay detrás de cada sueño e ilusión que esconde cada corredor popular que decide acabar el año corriendo.

Hoy, la San Silvestre Vallecana celebra su 50 aniversario, y como cada 31 de diciembre, como cada última noche del año, los corredores (más de 40.000 participantes en esta edición) inundarán las calles del centro de Madrid en busca del sentimiento de uno de los barrios más carismáticos de la gran ciudad y de la famosa meta situada en el estadio del Rayo Vallecano. Medio siglo después, al abrigo de la carrera vallecana y en plena explosión de las carreras populares, toda la geografía española se ha llenado de San Silvestres.

Antes de la fiesta de fin de año, antes de las campanadas y las uvas, ¿por qué nos empeñamos en correr la noche de San Silvestre? Quizás por tradición, por sentimiento, por querer festejar el fin de año corriendo. Seguramente por, año tras año, seguir sintiéndonos vivos.

PALMARÉS SAN SILVESTRE VALLECANA (1964-2014)  
           
AÑO EDICIÓN HOMBRES   MUJERES  
1964 1 Jesús Hurtado ESP (María Luisa Ares) (ESP)
1965 2 Jesús Hurtado ESP (Coral Díez) (ESP)
1966 3 Mariano Haro ESP (Rosa María Martínez) (ESP)
1967 4 Mohamed Gammoudi TUN (María Dolores García) (ESP)
1968 5 Javier Álvarez Salgado ESP (Dolores Oromendia) (ESP)
1969 - -   -  
1970 6 Mike Tagg GBR (Lidia Pérez) (ESP)
1971 7 Mike Tagg GBR (Milagros Suárez) (ESP)
1972 8 Roger Clark GBR    
1973 9 Mariano Haro ESP    
1974 10 Ian Stewart GBR (Ana Santos) (ESP)
1975 11 Fernando Cerrada ESP (Gabriela Rodríguez) (ESP)
1976 12 Jim Dingwall GBR    
1977 13 Alastair Hutton GBR    
1978 14 Nat Muir GBR (Elena Cobos) (ESP)
1979 15 Carlos Lopes POR    
1980 16 Carlos Lopes POR    
1981 17 Alex Halgeesten BEL Grete Waitz NOR
1982 18 Steve Harris GBR Iciar Martínez ESP
1983 19 José Luis González ESP Iciar Martínez ESP
1984 20 Dave Lewis GBR Carmen Mingorance ESP
1985 21 Dave Lewis GBR Mercedes Calleja ESP
1986 22 Antonio Leitao POR Carmen Valero ESP
1987 23 José Luis González ESP Tania Merchieres BEL
1988 24 Gerry Curtis IRL Carmen Mingorance ESP
1989 25 Arturo Barrios ESP Carmen Fuentes ESP
1990 26 Ondoro Osoro KEN Aurora Pérez ESP
1991 27 Ondoro Osoro KEN Rosa Mota POR
1992 28 Paul Bitok KEN María Luisa Muñoz ESP
1993 29 Ondoro Osoro KEN Sonia Escudero ESP
1994 30 Martín Fiz ESP Monserrat Martínez ESP
1995 31 Enrique Molina ESP Laura Jiménez ESP
1996 32 Isaac Viciosa ESP Aurora Pérez ESP
1997 33 Alberto García ESP Patricia Arribas ESP
1998 34 Fabián Roncero ESP Patricia Arribas ESP
1999 35 Jon Brown GBR Teresa Johannes ETH
2000 36 Isaac Viciosa ESP Patricia Arribas ESP
2001 37 Isaac Viciosa ESP María Abel ESP
2002 38 Isaac Viciosa ESP Marta Domínguez ESP
2003 39 Chema Martínez ESP Marta Domínguez ESP
2004 40 Craig Mottram AUS Benita Johnson ESP
2005 41 Eliud Kipchoge KEN Paula Radcliffe GBR
2006 42 Eliud Kipchoge KEN Jelena Prokopcuka LET
2007 43 Josphat Kiprono Menjo KEN Vivian Cheruiyot KEN
2008 44 Tadesse Tola ETH Marta Domínguez ESP
2009 45 Moses Ndiema Masai KEN Vivian Cheruiyot KEN
2010 46 Zersenay Tadesse ERI Jessica Augusto POR
2011 47 Gebriwet Hagos ETH Tirunesh Dibaba ETH
2012 48 Tariku Bekele ETH Gelete Burka ETH
2013 49 Leonard Patrick Komon KEN Linet Masai KEN
           
Notas:          
En 1969 no se disputó la carrera
No existió categoría de mujeres hasta 1981. En algunas de las ediciones anteriores corrieron entre las categorías inferiores de alevines y juveniles.
           
Fuentes:         
Hemeroteca ABC
"Historia de la San Silvestre Vallecana", Antonio Sabugueiro Fernández


Enlaces relacionados:

Artículo histórico de Miguel Villaseñor sobre la San Silvestre Vallecana con motivo de su 45 anivers
Palmarés de vencedores de la San Silvestre Vallecana - Madrid
Entrevista a Jesús Hurtado (primer vencedor de la San Silvestre Vallecana) - www.elmundo.es
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia


Javier Alvarez Salgado, ganador en 1968
Javier Alvarez Salgado, ganador en 1968

El keniano Osoro Ondoo relanzó la prueba a principios de los noventa: tres victorias (1990, 1991 y 1993)
El keniano Osoro Ondoo relanzó la prueba a principios de los noventa: tres victorias (1990, 1991 y 1993)

Otro ilustre, el mexicano Arturo Barrios, venciendo en 1989
Otro ilustre, el mexicano Arturo Barrios, venciendo en 1989

El británico Jon Brown, vencedor de 1999, por delante de Alberto Juzdado y Manuel Pancorbo
El británico Jon Brown, vencedor de 1999, por delante de Alberto Juzdado y Manuel Pancorbo

Las mujeres (Marta Domínguez, María Abel, Patricia Arribas y Luisa Larraga) preparadas en la salida
Las mujeres (Marta Domínguez, María Abel, Patricia Arribas y Luisa Larraga) preparadas en la salida







Servicio Oficial diseñado y producido por MSL Technology. © Copyright 2018 / RFEA 1997-2018. Reservados todos los derechos.
| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |