Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo



            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 martes, 23 de junio de 2009   ENTREVISTA WEB 2/2009
Entrevistamos al reciente plusmarquista mundial de lanzamiento de martillo júnior
Javier Cienfuegos: "Un récord del mundo lleva detrás muchas horas de entrenamiento"

Por : Ignacio Mansilla

    El pasado miércoles 17 de junio nuestro protagonista escribió su nombre con letras de oro en el libro de la historia del atletismo español, convirtiéndose en el primer atleta de nuestro país que bate un récord del mundo júnior, y además en una prueba tan exigente y tan técnica como es el lanzamiento de martillo. Javier Cienfuegos (nacido el 15 de julio de 1990 en Montijo, Badajoz) remata así de momento una trayectoria que esta temporada le ha llevado a batir nada menos que 21 récords de España (7 júniors con el martillo de 6kg, otros 10 con el de 7,260kg y 4 de categoría promesa) y que puede poner su colofón en dos importantes citas internacionales: el Campeonato de Europa Júnior en Novi Sad y el Campeonato del Mundo en Berlín.


   Javi, ha pasado ya casi una semana desde tu lanzamiento de 82,97 metros. ¿Has asimilado ya el hecho de ser plusmarquista mundial de martillo júnior?
- "La verdad es que tampoco me he parado a pensar en todo eso, al día siguiente de la competición tenía mi último examen del año y también me iba a Leiria con la selección, entonces no me he puesto a pensarlo bien, pero ahora lo único que pienso es seguir entrenando para poder ir mejorando y estar bien en la competiciones próximas".

   Cuéntanos un poco como transcurrió la competición del pasado miércoles en Tajamar y qué sentiste cuando viste la medida en el marcador.
- "La verdad es que iba con opciones a realizar tal marca, pero ya se sabe que un récord del mundo es muy difícil de conseguir, lleva muchas horas detrás, de entrenamiento, de sufrimiento... pero ese día la cosa empezó bien, desde el calentamiento tenía muchas ganas de hacerlo bien y sólo pensaba en divertirme y hacer lo que hacía siempre en el entrenamiento, además la serie empezó con un tiro muy bueno de 79,88m, que para romper el hielo es un magnífico lanzamiento, después a partir de ahí ya sabía que era el todo o nada, me tenía que centrar en cada momento, la marca realizada ya era buena, pero sabía que podía dar más de mí. Entonces fui realizando tiros, y de cada uno me gustaba una cosa, y ya cuando llegamos al último supe que lo podía hacer porque llevaba dos lanzamientos por encima de 81 metros. Tras realizar el lanzamiento no estaba muy convencido ya que técnicamente no me gustó demasiado, y no estuve tan rápido como en otros lanzamientos, pero sí que fui amplio y gracias a mi amplitud ahí le gané muchos metros. Cuando el juez fue a revisar la caída ya sabíamos que era un récord, pero no sabíamos cual, cuando dijo la marca de 82,97m todos saltamos de alegría. Por mi parte puedo decir que todo lo que hemos pasado ha merecido la pena".

   El pasado fin de semana has tomado parte en el Campeonato de Europa de selecciones nacionales en Leiria, donde te clasificaste séptimo con 71,03 metros. ¿Cómo transcurrió la competición y cómo viviste la experiencia?
- "Todo fue muy rápido, el nuevo sistema de competición para mi gusto es bastante malo, creo que todos pensamos igual, no te da tiempo a demostrar lo que has trabajado para esa competición. Por mi parte los dos tiros me sabían a muy poco, también si hubiese estado en mis marcas o hubiese lanzado mejor, pues estaría entre los seis primeros, pero todos bajaron el nivel de sus marcas ya que en dos intentos es todo rapidísimo. Lo mejor del fin de semana ha sido la permanencia del equipo, conseguimos mantenernos en la máxima categoría, por esto estoy bastante contento. Y el ambiente de todos ha sido genial, todos se portaron muy bien con todos y formamos un buen grupo".

   Estás a poco menos de un metro de la plusmarca nacional absoluta con el martillo de 7,260kg tras los 74,77 metros que conseguiste en la Copa de Europa de Castellón. ¿Ves factible superar los 75,42 de Moisés Campeny en esta temporada?
- "No es un objetivo de mi entrenador y mío el récord de España absoluto, este año aún soy junior y mi martillo es el de 6 kilos, lo que venga con el de 7,260kg pues bienvenido sea, pero no nos centramos en él. La marca obtenida es verdad que te da la opción de pensar en poder batirlo pero como ya he dicho es un tema que no me obsesiona en absoluto".

   ¿Qué diferencias técnicas aprecias entre lanzar con 6 y 7,260 kilos y a cuanto podrían equivaler tus 82,97 metros con el martillo absoluto?
- "La verdad que este año las diferencias son menos que el año pasado ya que he ganado mas fuerza muscular y mi técnica cada vez va mejorando. La diferencia que más se nota es el ritmo del lanzamiento, con el de 6 kilos al pesar menos vas más rápido, pero ya no noto mucha diferencia técnica entre un martillo y otro. En relación a la equivalencia, con la marca de 82,97 metros, no sé, lo normal es sacar alrededor de 7 metros, pero tampoco es algo que me coma la cabeza".

   Cuéntanos un poco como te iniciaste en el atletismo y cómo descubriste la especialidad del lanzamiento de martillo.
- "Todo pasó una mañana de verano, Antonio (mi antiguo entrenador), al que le debo mucho por estar donde estoy, ya que ha luchado muchísimo por mi en esas tardes de entreno, y mi madre se encontraron por la calle, se saludaron, ya que eran amigos desde la juventud, y empezaron a hablar de que tal les iba la vida, y Antonio ese día estaba muy contento ya que había asistido junto a Ana (su hija) y Julio, al campeonato de España. Después de que terminó con esto, le estuvo explicando que era eso del martillo, y que era una modalidad deportiva en la que se podían desenvolver bien la gente 'grande'. Mi madre le dijo que tenía un hijo muy grande y que se lo diría. Cuando llegó a casa mi madre, me estuvo explicando toda la historia y yo decidí ir aquella tarde, vi todo lo que hacían y me pareció muy difícil pero también atrayente, quise probar a ver que tal se me daba, y como me gustó tanto decidí dejar el fútbol por el martillo. Ahí empezó todo. El martillo lo conocía por lo poco que dan en la tele, lo primero que conoces es el peso y disco gracias a Manolo y Mario, y después que ya vas conociendo los lanzamientos sabes lo que hay y de que van y demás".

   Hace varias temporadas te trasladaste a Madrid y comenzaste a entrenar con el que fuera plusmarquista nacional de la especialidad, Raúl Jimeno. ¿Qué destacarías de él?
- "Muchísimas cosas, desde que llegué me ha apoyado siempre, ha sido como un padre para mí los años que llevo aquí. Con respecto al deporte, es uno de los mejores entrenadores que hay ahora mismo en España y lo está demostrando con resultados, además también como él fue atleta y sabe todas las sensaciones que tenemos, todos los dolores, los malos momentos, los buenos... eso también ayuda muchísimo a la hora de tener un entrenador que ha vivido en sus carnes lo que tu estás viviendo".

   ¿Cómo definirías la especialidad del martillo y qué es lo que la hace atractiva para ti?
- "Es una especialidad muy bonita, elegante, es una pasada ver a hombres de más de 100 kilos moverse con tanta rapidez y agilidad como lo hacen. Para mí lo hace atractivo todo lo que conlleva, la gente que lo practica tenemos todos una mentalidad igual, somos buena gente todos, el ambiente que hay más que nada..."


   El próximo mes de julio se disputará el Campeonato de Europa júnior en la localidad serbia de Novi Sad. Echando un vistazo al ránking europeo del año tienes más de cinco metros de ventaja sobre el segundo clasificado. ¿Cómo sobrellevas la presión de ser el máximo favorito al oro?
- "Lo llevo con toda la tranquilidad, cuando llegue allí sólo pensaré que lo puedo conseguir y si hago lo que llevo haciendo durante todo el año, seguro que sale la cosa bien. Nuestro objetivo es el oro, está claro, además después si miras el ránking y también el récord del mundo pues parece que la cosa se pone mejor, pero tampoco tienes que pensar en eso, sólo cuando me meta en la jaula, pensaré en hacer lo que llevo haciendo todo el año".


   Por último, ¿será Javier Cienfuegos el primer atleta español que supere los 80 meros con el artefacto sénior? ¿Cuándo podríamos ver este registro?
- "Es mucho decir eso, los lanzamientos es una carrera muy lenta, hay que trabajar mucho para estar en la élite mundial y en esas marcas. Me siento muy halagado cuando me dicen esas cosas, pero yo sé que eso es una cosa muy difícil. Nuestros mejores años llegan alrededor de los 28, es cuando se hace la marca personal y cuando más lanzas, entonces habrá que esperar como mínimo hasta esa edad, o a lo mejor nunca se llega hasta esos deseados 80 metros porque esa es una marca para pasar a la historia".

    Mientras llega ese ansiado objetivo Javier sigue dando pasos firmes hacia la élite mundial de esta disciplina. De momento habrá que apuntar ya la mirada hacia la ciudad serbia de Novi Sad donde nuestro protagonista puede seguir reescribiendo la historia de esta especialidad.


Enlaces relacionados:

Biografía de Javier Cienfuegos
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia























Servicio Oficial diseñado y producido por MSL Technology. © Copyright 2018 / RFEA 1997-2018. Reservados todos los derechos.
| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |