Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo
    Portal del Atleta     ACCESO | REGISTRO           @atletismoRFEA        Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 martes, 08 de mayo de 2007   ENTREVISTA WEB 26/2007
Entrevistamos al medalla de plata de la Real Orden del Mérito Deportivo 2007
Carlos Gil: "Hace tres décadas ni soñábamos lo que hemos conseguido hoy en nuestro deporte"

Por : Ignacio Mansilla

    El pasado lunes se entregaron las medallas de la Real Orden del Mérito Deportivo correspondientes al presente año. Entre los galardonados por parte del atletismo se encuentra un hombre que lleva más de medio siglo vinculado a nuestro deporte y que en sus varias facetas: entrenador, organizador, periodista… ha ido plasmando su docta sabiduría y aportando su granito de arena en el progreso que ha experimentado el atletismo español en las últimas décadas. Nos referimos a Carlos Gil, que fuera director técnico nacional entre 1979 y 1988 y por cuyas manos pasaron atletas como José Luis Albarrán, José Luis Sánchez Paraíso, Antonio Sánchez o Rosa Colorado.

   Carlos, ¿qué significa para ti recibir este galardón?
- "Una gran sorpresa y algo gratificante, claro. Y en lo que al atletismo se refiere, me gustaría involucrar en ella y en su significado tanto a compañeros técnicos y atletas de mi etapa en la RFEA, como a los salmantinos, auténticos protagonistas en el haber de mi trayectoria…".

   Este premio reconoce una trayectoria de casi cinco décadas en nuestro deporte. ¿Cómo te iniciaste en el atletismo?
- "Podría decir que el atletismo se inicio en mi en los Maristas, participando en escolares, luego en juventudes y universitarios. Nunca tuve entrenador, yo también preparaba a los compañeros e incluso a algunos más mayores. Ya en esa etapa escolar me inicié por tanto como entrenador y organizador, ya que era delegado de deportes en el colegio. Incluso comenzó en mi otra vocación, escribiendo en la revista colegial".

   La faceta por la que más se te ha conocido a lo largo de los años es la de entrenador, siendo tu primer gran atleta José Luis Albarrán a finales de los cincuenta. ¿Cómo le descubriste y qué cualidades viste en él?
- "Fue en una prueba de 50 metros lisos en el Botánico (no habia para mas distancia), no ganó pero advertí unas cualidades que en dos o tres años le llevaron a proclamarse campeón de España de 200 metros (1958, viejo Anoeta). Era el primer campeón nacional absoluto salmantino en cualquier deporte".

   Después pasarían por tus manos otras grandes estrellas de la velocidad como José Luis Sánchez Paraíso, Rosa Colorado, Antonio Sánchez o Frutos Feo. ¿Qué destacarías de ellos?
- "Rosa ya me llegó muy formada y con éxitos, había entrenado con Paraíso en su primera etapa; Los demás se iniciaron y maduraron conmigo y común en ellos era su entrega generosa a la disciplina del entreno, su mentalidad de campeones, ilusión por alcanzar metas importantes y… sensacionales como personas a la hora de nuclear un grupo de entreno. Es anécdota, pero curiosamente cada uno es protagonista de una década: Albarrán (60), Paraíso (70), A. Sánchez (80) y Frutos Feo (90). Junto con Rosa, son mis cinco atletas olímpicos: Paraíso y Antonio en tres Juegos. A punto he estado de conseguir el de los 2000 con Angel A. García con media docena de medallas absolutas. Se da la circunstancia que desde Albarrán en el 58 hasta el presente, siempre ha habido un atleta de mi grupo en el palmares de récords de 100, 200, 400 o relevos. No sería justo olvidar a otros muchos como María Jesús Sánchez, Álvaro González, Marceliano Ruiz, Atilano Amigo, Javier Nieto y un etcétera que conforma más de setenta títulos nacionales absolutos, en un principio entre todas las especialidades (Efrén Alonso en pértiga, Luis Pinedo en disco, por ejemplo de distintas y distantes disciplinas), incontables serían los centenares de atletas: vallistas, saltadores, fondistas… decantándome por velocistas conforme pude ir delegando en otros técnicos y compañeros..."

   Fuiste también una de las personas encargadas de organizar el atletismo salmantino durante la década de los sesenta, dotándolo de infraestructuras e instituciones. ¿Qué nos puedes contar de esta faceta de tu trayectoria atlética?
- "Aunque había algunos buenos atletas universitarios, semilla nada desdeñable, no existía nada en el ámbito federado. En 1958 funde la Federación Provincial. Para que Albarrán pudiera ir al nacional, tuvimos que trasladarnos a Madrid, excepcionalmente, a hacer una prueba en solitario y conseguir la mínima, lo que controló la Federación para nosotros en la Universitaria..Nos amparó Juventudes en los primeros años, también la U.D.Salamanca, y Cajasalamanca. Ahora Caja Duero, pero la tarea esencial la llevamos a cabo en los colegios, dando lugar a unos campeonatos escolares muy competidos. Con atletas, incluso campeones, pero sin pistas hasta 1973 las del Helmántico. Poco antes unas seudo pistas en el Botánico donde entrenábamos. El apoyo de Caja Duero supuso otro paso adelante en lo que a los clubes se refiere. Creamos una Escuela, dirigida por Agustín Pérez Cordovilla, modélica en España y conseguimos un Centro de Iniciación Técnica que dirigieron Paraíso y Ángela Domínguez. Otros atletas importantes se reconvirtieron en entrenadores, como Álvaro Gonzalez, Marceliano Ruiz y Rosa Colorado, aportación significativa y muy rentable deportivamente. Creamos una Comisión Técnica muy unida, el Club 10 segundos y otras iniciativas bien recibidas y respetadas nacionalmente, priorizando la acción de club, con el que se consiguieron títulos nacionales ,así como en relevos, repetidamente".

   En 1979 pasaste a ocuparte de la Dirección Técnica Nacional, cargo que desempeñaste hasta finales de los años 80. Cuéntanos un poco en qué consistía tu labor y qué programas pusiste en marcha.
- "Una reestructuración técnica, con entrenadores expertos y otros jóvenes en los que despertamos un gran espíritu solidario de servicio al equipo nacional, relanzándole en el ámbito internacional. Con el apoyo directivo de Juan Manuel de Hoz y su equipo creamos las becas olímpicas en 1980. Se logró el ascenso a la primera categoría europea que se revalidó dos años después. En lo individual se lograron las dos primeras medallas olímpicas: Llopart en Moscu'80 y Abascal en Los Angeles'84".

   En esta etapa tuviste la oportunidad de asistir a todos los grandes Campeonatos internacionales. ¿De cuáles guardas un mejor recuerdo y cuáles preferirías olvidar?
- "Lo antes citado, ascenso de la selección, y las referidas medallas. Fueron grandes alegrías que reforzaron el empeño ilusionado de situar el atletismo nacional en un lugar que muchos admiraron y todos respetaban. Los europeos de Atenas, los éxitos en cross y pista cubierta… fueron diez años de ir escalando posiciones para gratificación del trabajo y reclamo de más atención y ayuda. Olvidar… siempre habrá actuaciones poco convincentes, pero eso, como se trata de olvidar, ya no me acuerdo..."

   Desde tu larga trayectoria has podido observar muy de cerca el progreso del atletismo español en las últimas décadas. ¿A qué crees que se ha debido y en qué momento crees que estamos ahora?
- "Ha seguido la escalada hasta alcanzar un lugar importante en el concierto europeo y mundial que ya se reconoce. Ahora nuestro atletismo es más fuerte, con muchas individualidades de categoría internacional, avaladas por medallas y títulos increíbles, ni soñadas, hace tres décadas. Ahora nuestro deporte vive un tiempo difícil, en el mundo, Europa y, por supuesto, España. Son circunstancias socioeconómicas en las que inciden las propias exigencias del atletismo y su preparación, la competencia con deportes-juegos que reúnen otros atractivos para la juventud y que hacen cada vez más difícil no ya solo la captación de talentos sino la dedicación y permanencia que precisa un proyecto de campeón. Desde la RFEA se están haciendo esfuerzos de organización e iniciativas, como esa de jugar al atletismo, imprescindibles, pero sería necesario una seria concienciación política que considerara al atletismo como actividad de interés social, con ventajas que llegaran al ámbito escolar y reforzaran su consolidación en los altos niveles".

   Otra de las facetas en las que has destacado ha sido en el periodismo deportivo, siendo colaborador habitual en los últimos años del periódico salmantino "El Adelanto". ¿Cómo te iniciaste en el mundo del periodismo y qué es lo que intentas aportar en esta labor?
- "La inicié escribiendo de atletismo (no lo hacia nadie en Salamanca), colaborando en "La Gaceta Regional" del 50 al 55, mientras estudiaba Derecho. Luego ya en "El Adelanto" como redactor hasta 1987 y colaborador hasta hoy. Aunque me ocupaba lógicamente de fútbol, aporté una mayor atención a los otros deportes minoritarios y, por supuesto, un lugar preferente al atletismo salmantino y nacional".

   Por último, ¿qué vinculación mantienes con el atletismo en estos momentos?
- "Sigo entrenando a un grupo reducido de velocistas y colaboro con el Centro de Tecnificación de la Federación de Castilla y Leon, así como con la delegación provincial en lo que se me solicita. Y sigo de cerca cuanto puedo la actividad nacional de la RFEA y más el sector de velocidad, antes con Rocandio y ahora, precisamente con un exatleta de tan formidable recuerdo para mi como Antonio Sanchez".

    Esperamos seguir contando con la experiencia de Carlos durante muchos años más. Nuestro deporte necesita de los consejos de gente como él.

Enlaces relacionados:

Más información sobre los premios
WEB CSD - Relación completa de premiados 2007
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia


Carlos Gil, más de 50 años vinculado a nuestro deporte
Carlos Gil, más de 50 años vinculado a nuestro deporte




Junto a Frutos Feo, uno de sus atletas más destacados
Junto a Frutos Feo, uno de sus atletas más destacados

Carlos posando con algunos de sus atletas en Salamanca
Carlos posando con algunos de sus atletas en Salamanca












© Copyright 2017 / RFEA 1997-2017. Reservados todos los derechos.
| Política de Privacidad |