Real Federación Española de Atletismo
            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 miércoles, 17 de julio de 2019   ENTREVISTA WEB 58/2019
El milagro de Patricia Sarrapio, a los 36 años: "La edad es sólo un número"

Por : Alfredo Varona


Para mí, esta atleta es el reflejo de lo que uno siempre quisiera escribir: Patricia Sarrapio. Tiene 36 años y, en una especialidad tan agresiva como el triple salto, acaba de lograr la mínima para el Mundial de Doha y te habla con un entusiasmo capital de los JJOO de Tokio. "La edad es sólo un numero", razona Patricia, ejemplo práctico de lo que cualquier entrenador quisiera explicar a sus atletas que empiezan: teniendo paciencia, haciendo las cosas como hay que hacerlas, se pueden durar muchos años.

Escuchar a Patricia Sarrapio, por lo tanto, nos llena de energía: "La edad sólo es un número". Por eso me gusta que repita esa idea una y mil veces.

Es más, toda mi conversación con ella viajará entorno a esa idea. Si tuviéramos que exponerla frente a un Juez, lo primero que explicaría ella, Patricia Sarrapio, es que ha tenido suerte ("no he sufrido lesiones importantes"), porque la suerte es algo más que una disculpa. La suerte importa y no entenderlo es como menospreciar un billete de 500€.

Después, veo algo más importante que su biografía: su manera de ser, la manera de ser de Patricia Sarrapio. Al fin y al cabo, la biografía son datos que se pueden recitar cualquier día del año.

Sin embargo, su forma de ser sólo nos la puede explicar ella. Contarnos que a los 36 años aún no se ha separado de la niña que creció en el barrio de Moratalaz. La misma niña que se aficionó al atletismo viendo a su padre que, a diferencia de ella, fue un saltador de triple "que se retiró pronto". Pero si a ese hombre le quedó alguna cuenta pendiente en el atletismo jamás trató de solventarlas con su hija. "Él nunca se metió en nada de lo que yo hacía. Siempre ha sabido mantener la distancia, respetar el papel de mi entrenador. Nunca me ha metido presión, y eso que sigue viajando a verme a todas las competiciones que puede".

No podíamos avanzar en esta conversación sin escribir de la importancia de la familia. Es obvia pero hoy es un día estupendo para recordarlo, para que nos lean los padres que tienen hijos jóvenes. "Yo soy la que doy la cara pero en mi familia todos formamos parte de lo que yo hago, hasta mis hermanos que también empezaron haciendo atletismo".

Valores, estamos contando valores. Nada especialmente difícil pero imprescindible para llegar hasta aquí.

Patricia Sarrapio tiene 36 años, dos Juegos Olímpicos domiciliados en su biografía (Londres y Río de Janeiro). La sensación de que todo es posible. " En 2012 pensé que serían mis primeros y últimos Juegos". Hoy, siete años después, no cree que llegará hasta los 40 en la batalla, " porque igual me apetece hacer otras cosas". Pero disfrutemos del momento.

El momento es hoy, ahora. El resultado de lo que ella llama "continuidad" y a nosotros nos parece algo prodigioso. Apenas hay saltadoras de su edad en el triple. Quizás por eso hoy la seguimos poniendo de ejemplo, recordando esa idea primogénita con la que abrimos la puerta de su casa: "La edad sólo es un número, nada más", explica, de nuevo.

Después, pregunta en voz alta qué diferencia hay entre su ilusión y la de un juvenil. "Ninguna, probablemente ninguna", contesta ella misma con lo que aquí tienen la prueba de este milagro.

A los 36 años, protagoniza una vida que, en realidad, "es como un puzzle en el que trato de encajar las piezas". La diferencia es que sabe cómo encajarlas.

Patricia se levanta cada día a las siete y media de la mañana. Trabaja de maestra de Primaria desde las nueve de la mañana a las cinco de la tarde. Después, cuando sale del trabajo, hay que diferenciar entre la atleta de elite y la entrenadora de un grupo de 15 jóvenes entre los que más aprecia es "la implicación que muestran por el atletismo. Sin implicación no se puede llegar a ningún sitio", les recuerda.

La prueba entonces es ella, Patricia Sarrapio que empezó a los 9 años y a los 36 sueña con sus terceros JJOO. Y compagina todo esto con su trabajo a jornada completa, "con los días malos y los días buenos en el colegio". Pero, por encima de cualquier otra cosa, su edad nos licencia para admirarla. Necesitamos admirar a gente así. "La edad es solo un número ", vuelve a recordar ella.

Nos damos cuenta entonces de que no podíamos despedir este texto con otra idea que no fuese ésa. En ella se encierra un milagro: una atleta que dentro de 20 o 30 años seguiremos poniendo de ejemplo. Y ojalá ella pueda seguir diciendo lo que dice ahora: "Si pongo en la balanza todo lo que me ha pasado hasta ahora", razona, "creo que salgo ganando".

Enlaces relacionados:

Historia Deportivo - Patricia Sarrapio
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia






















Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |