Real Federación Española de Atletismo
            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 miércoles, 03 de julio de 2019   ENTREVISTA WEB 53/2019
Juan Antonio 'Chiki' Pérez: "Empecé a destacar en atletismo por culpa de una moto"

Por : Antonio Aparicio - Fotos: Miguelez TEAM y colección personal del atleta


Entre su idilio con los 10 kilómetros y su posible futuro olímpico en el maratón, el actual atleta español con más experiencia en la Copa de Europa de 10.000m nos habla de las numerosas personas que le han ayudado a encadenar todo un lustro de prometedora carrera tras no haber podido incrustarse entre la élite nacional hasta los 26 años.


"Correr es la mejor medicina que existe". Es la frase que adorna el perfil de Whatsapp de Juan Antonio Pérez Moreno (6-nov-1988), el atleta con más experiencia en la Copa de Europa de 10.000m (incluidos tres segundos puestos) de la delegación que defenderá a España el próximo sábado en Londres. Sin embargo, varios factores negativos, encabezados por las lesiones, le impidieron despuntar como corredor hasta después de cumplir los 26 años. Eso sí, desde entonces, el fondista de Carrión de Calatrava no ha dejado de rendir bien en sus queridos 10 km (curiosamente, la distancia aproximada que separa su pueblo de la capital ciudadrealeña, donde 'Chiki' Pérez se formó como atleta).

En esta jugosa entrevista, el discípulo de José Luis Mareca nos habla de la importancia de superar las barreras mentales, de lo mucho que significó para él bajar de los 28 minutos el pasado enero en el asfalto de Valencia, de su debut en maratón el próximo diciembre y del sueño olímpico que lleva aparejado. Asimismo, nos explica los diferentes motivos por los que una amplia lista de personas le han ayudado a crecer en su carrera hasta hacerle creer ahora "que lo imposible se puede hacer realidad". Entre ellas destacan su hermana 'Mariajo' (también atleta internacional y un "referente" para él pese a ser cuatro años menor), su madre, los cuatro entrenadores que ha tenido (especialmente el primero y el último), algunos compañeros o el doctor Hidalgo Tallón. Pero según nos cuenta entre risas, tanta o más importancia tuvo la motivación que, en esa época complicada de la adolescencia, le produjo una moto…

En primer lugar, ¿con qué objetivos y motivación afrontas tu quinta participación consecutiva en la Copa de Europa de 10.000m; una competición donde no sólo eres el que tiene más experiencia de la delegación española, sino que además firmaste tres segundos puestos entre 2015 y 2017?
Cuando voy a competir con la Selección Española la motivación se multiplica. Voy con muchas ganas; los entrenamientos han sido muy buenos estas últimas semanas y siempre intento ponerme grandes objetivos. Me gustaría estar luchando por las medallas.

Viajas a Londres, donde vuelve a celebrarse esta Copa por segundo año seguido, con tu entrenador José Luis Mareca, y lucharás por el oro colectivo junto a otros dos compañeros, Toni Abadía y David Palacio. ¿Qué tiene de especial el ambiente de esa competición para ti?
Toni Abadía, Carlos Mayo y Pepe Mareca son personas muy importantes en todos los aspectos; me han ayudado a dar ese pequeño salto que me hacía falta y que marca en realidad la diferencia. Es un salto difícil, y ellos siempre me han estado apoyando en todo. Compartir ahora selección con dos de ellos y con David, otro compañero del grupo, hace que sea realmente espectacular y, evidentemente, hace que te encuentres más a gusto en la competición.

De tus cuatro participaciones anteriores, y de tus dos presencias en Europeos al aire libre (6º en Ámsterdam'16, 9º en Berlín'18), ¿cuál es la actuación de la que te sientes más orgulloso y por qué?
Nunca se me olvidará mi primera Copa de Europa de 10.000m en Chia (Italia); sin duda, la más especial. Era mi primera internacionalidad absoluta con España (2015) y apenas llevaba 5 meses entrenando después de una larga lesión de dos años. Recuerdo que estaba como un flan por los nervios y quedé segundo con 28:25.66; no me lo podía creer...

En los 10.000m destacas por tu regularidad, habiendo bajado de 28:40 en 9 de las 10 carreras que has completado en los cinco últimos años. Sin embargo, tu marca personal, lograda en esa primera Copa de Europa, se te resiste desde 2015. ¿Cómo explicas eso? ¿Crees que ya "le toca" caer a ese registro?
Creo que es algo mental; no entiendo cómo en competiciones que no he llegado muy en forma haya hecho 28:30 y pico y en otras que he llegado a tope haya hecho la misma marca. Creo que el día que no piense tanto en las 25 vueltas, saldrá ese esperado registro.

Curiosamente, en los 10 km en ruta ya tienes varios tiempos mejores, encabezados por esos 27:59 de enero en Valencia con los que te convertiste en el tercer español que baja de los 28 minutos sobre asfalto, tras Toni Abadía y Juan Carlos de la Ossa. ¿Cómo recuerdas esa carrera y qué significó para ti?
Curiosamente, esta competición me sorprendió muchísimo. Había estado toda la semana con mucha mucosidad, tos, debilidad… no descansaba por la noche y apenas pude entrenar. Dos días antes noté mejoría, y la noche previa dormí muy bien. Llegué a la carrera sin presión porque había estado enfermo toda la semana y jamás hubiera pensado que podía hacer marca personal; sólo pensaba en correr, disfrutar, sin reloj en la muñeca y correr por sensaciones. Cuando me quise dar cuenta me quedaban 500m y la gente me gritaba que bajaba de 28 minutos; hasta ese momento no era consciente de ello. Por eso creo que en la pista no he bajado esta marca, por la presión que me genera pensar que tengo que bajar sí o sí. Ha significado muchísimo, ya que bajar de 28 minutos ha sido siempre uno de mis sueños como atleta. Ese día el atletismo me dio una lección positiva y aprendí que los límites, muchas veces, los generamos en nuestra cabeza.

Otra prueba en la que vienes progresando año a año son los 5.000m (13:44.57 en 2015; 13:41.51 en 2016; 13:36.36 en 2017; y 13:28.30 en 2018, en el Meeting de Huelva). Este año, en cambio, el 5.000m de Huelva no fue tan positivo, ni para ti ni para la mayoría de españoles. ¿Qué pasó en esa carrera?
No tuve buen día; desde el principio iba cansado, sin fuerzas y no sé qué me pudo pasar... Pero es verdad que la mayoría de los atletas no corrieron bien; creo que la humedad y el calor tuvieron algo que ver.

En todo caso, en los últimos años mantienes una trayectoria ascendente en todas las distancias del fondo, incluido el medio maratón, donde marcaste esos 1h02:18 el año pasado en Valencia. ¿Cuál es la prueba que más te gusta de todas, y por qué?
Con diferencia, la prueba que más me gusta es el 10km en ruta. No sabría decirte el porqué, pero me identifico mucho con esa distancia y me siento muy a gusto. Desde júnior que corrí por primera vez la distancia, me ha enamorado.

Y ahora tocan los 42,195 km, tras haber anunciado recientemente que debutarás junto con Abadía el 1 de diciembre en el Maratón de Valencia. ¿Con qué expectativas afrontas ese estreno? ¿Qué marca te dejaría contento?
Con muchísimas ganas pero con mucho respeto. Es una distancia que me da un poco de miedo porque no estoy acostumbrado a hacer muchos kilómetros y sé que la preparación va a ser muy dura y complicada. Me dejaría contento hacer la mínima para los Juegos Olímpicos (2h11:30).

Supongo que la elección de Valencia no es casual, pues allí has hecho tus MMP en 10 km y medio maratón; y de allí es tu actual club, el CA Cárnicas Serrano… Valencia tiene algo especial…
Sales a la calle y no paras de ver a gente corriendo; todos entienden de atletismo y eso no se ve en cualquier ciudad. Aparte, el clima es perfecto, y si a esto le añadimos que mi club es de Valencia, me siento como en casa por sus calles.

Desde el Mundial de Doha hasta el Maratón de Valencia hay casi tres meses. ¿Sería compatible tu participación en Doha en caso de que lograses un marcón que te permitiese clasificarte en 5.000m o 10.000m?
A veces, para conseguir una cosa tienes que renunciar a otras; a esto se llama arriesgar... Y si no arriesgas, no ganas. Creo que ir a Doha puede ser prácticamente incompatible con la preparación del maratón.

A largo plazo, ¿cuáles son tus sueños en el atletismo? ¿Los tienes más depositados en el maratón, o crees que echarás un poco de menos los 10.000m?
Sueño desde niño con ser un atleta olímpico. Cuando era pequeño lo veía como algo muy lejano y casi imposible, pero ahora creo que lo imposible se puede hacer realidad. Voy a luchar y trabajar al máximo para conseguirlo. Que haga maratón no quiere decir que ya vaya a renunciar a la pista para siempre; aún me quedan muchas veces dando 25 vueltas a la pista.

¿Cómo fueron tus inicios en el atletismo y los de tu hermana Mariajo, cuatro años menor y mundialista en 3.000m obstáculos? ¿Los dos teníais clara vuestra vocación, o tú le serviste un poco de referente?
La culpa de que ahora seamos atletas la tiene mi madre; siempre ha estado apoyándonos de la mejor manera para conseguir nuestros sueños. Desde muy pequeños nos llevaba cada tarde a la ciudad a una escuela de atletismo y nos esperaba allí hasta terminar. Creo que fue mi hermana la referente. Desde muy pequeña ganaba todo lo que corría, incluso siendo mucho más pequeña que las demás. Yo sin embargo no ganaba nada de pequeño, y no me gustaba entrenar. Fue de juvenil cuando empecé a destacar, por culpa de una moto (risas). Les pedí a mis padres que me compraran una moto, pero se negaban rotundamente una y otra vez. Por lo que me prometieron, ya por pesado, que si iba a entrenar con mi hermana y conseguía una medalla en el Campeonato de España de verano, me la compraban. Así que me puse a entrenar motivado por la moto para correr el 5.000m en el campeonato. Finalmente fui plata y por fin me la regalaron. Desde ese momento empezó todo.

Una pregunta difícil (risas): ¿cuál de los dos crees que atesora más calidad como atleta?
Seguramente mi hermana tenga más calidad que yo; la he visto entrenar y es espectacular. Pero yo tengo mejor cabeza que ella para competir.

En tu caso, aunque en 2007 conseguiste disputar un Europeo y un Mundial de Cross como júnior, tu irrupción en la élite no se produjo hasta 2015, ya con 26 años, y después de varias temporadas en blanco (o casi) entre medias. ¿Cómo recuerdas esos años difíciles, y qué lecciones sacaste de ellos?
De promesa tuve una lesión de rodilla, y estuve dos años sin correr nada. En el año 2012 pude entrenar y hacer 28:53 en 10.000m, pero me volví a lesionar y a partir de ese momento llegaron los peores años de mi vida. En 2013 empecé a visitar un montón de médicos sin ningún éxito, y a esto se sumaron multitud de problemas familiares (mis padres se separaron). Sin poder entrenar y con los problemas en casa, dejé el atletismo y me puse a trabajar. En verano de 2014 me presentaron al doctor Francisco Javier Hidalgo Tallón, médico de Clinalgia. Él quiso ayudarme y en cuestión de un par de meses me recuperó por completo la lesión que arrastraba dos años, que nadie había sido capaz de recuperar. A finales de 2014 empecé a entrenar con normalidad, y a partir de aquí empecé a destacar de nuevo. Le debo todo al doctor Hidalgo Tallón; si no lo hubiera conocido posiblemente no correría.

Y ahora que estás encadenando cinco años magníficos, ¿qué valor concedes en tu trayectoria a José Luis Mareca y tus anteriores entrenadores?
Todos mis entrenadores han sido importantes; he tenido 4 y han marcado épocas. Pero sin duda los más importantes han sido José Luis Pérez Ayala, que ya falleció, y José Luis Mareca. Pérez Ayala fue mi primer entrenador, el que nos descubrió y guió a mi hermana y a mí en aquella escuela de atletismo... Él tenía claro que mi prueba sería el 10.000m y no se equivocó. José Luis Mareca me ha hecho crecer como atleta profesional y me ha hecho llegar a donde estoy ahora mismo. Con él me gustaría cumplir mi sueño de ser un atleta olímpico.

Por último, ¿cuándo y cómo surgió tu célebre apodo? ¿Prefieres que se escriba 'Chiqui' o 'Chiki'?
Desde muy pequeño, como era bajito, mis amigos y mi primer entrenador cariñosamente me llamaban 'Chiki', y con este apodo me quedé. No me molestaba; de hecho me gusta. Lo han escrito de muchas maneras; incluso en los dorsales a veces me ponen el apodo. Me gusta que lo escriban exactamente así: Chiki.

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Juan Antonio Pérez
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia























Así ganaba ya las carreras un Chiki muy jovencito
Así ganaba ya las carreras un Chiki muy jovencito

Junto a su madre el el Campeonato de España de campo a través de Mérida 2018
Junto a su madre el el Campeonato de España de campo a través de Mérida 2018












Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |