Real Federación Española de Atletismo
            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 jueves, 27 de junio de 2019   ENTREVISTA WEB 52/2019
La carta en el buzón de Conchi Paredes

Por : Alfredo Varona - Fotos: Miguelez TEAM y colección personal de Santi Moreno


Qué difícil es decir adiós.

A veces, ni siquiera sabemos cómo decirlo o, tal vez, decirlo sólo sea nuestra manera de recordar como en este rato que voy a pasar con Santiago Moreno, el entrenador que tuvo a Conchi Paredes desde 1989 hasta 1998 y en todos los años que estuvieron juntos ella, María Concepción Paredes Tamayo, siempre fue campeona de España de triple salto.

Y hoy nos duele que se haya ido a los 48 años, a menos de un mes de cumplir los 49 (19 de julio). Y le duele a Santi, que continúa ordenando recuerdos, repasando lo que no volverá, llorando en silencio, preguntando por qué y entendiendo que "la vida es así" y que lo único que podemos hacer es "seguir viviendo". 

Porque es eso: hay que seguir viviendo.

Y vivir, por ejemplo, es recordar una carta en el buzón como la que hace 16 años Santi recibió en su domicilio de Ávila. La remitente era Conchi Paredes desde Barcelona y le escribía que tenía "una enfermedad muy dura: cancer" y le escribía, pese a todo, con un lenguaje optimista de la vida, "como era ella", no se podía ser mejor.

Y tal vez por eso la enfermedad ha tardado 16 años en vencerla.
"En el camino Conchi ha ganado muchas, muchas batallas, pero no podía ganar la guerra", lamenta Santi que hace 15 días, cuando fue a verla en la residencia de Tres Cantos en la que ella estaba ingresada, sintió que María Concepción Paredes Tamayo, la gran Conchi Paredes, tenía "las horas contadas".

No fueron horas, pero sí fueron días hasta el 22 de junio cuando su corazón, cansado de aguantar, cedía el paso a la muerte: dejaba de sufrir.

El sonido de un Whattsap, a las dos de la mañana, se lo anunciaba a Santi como un mensaje letal que, sin embargo, ya estaba programado en su cabeza. Se lo esperaba. Había dejado a Conchi en un hospital de Madrid en la última estación, en cuidados paleativos. Por eso a las dos de la mañana aún seguía despierto, gobernado por la inquietud, en la habitación del hotel en Castellón, donde Santi había viajado con sus chicos en el Campeonato de España juvenil. Ya no pudo dormir más.

En un momento, todos esos años, desde 1989, cuando Conchi le escribió su primera carta, se amontonaron en su cabeza. "Quiero ir a Ávila y entrenar con tu grupo", le escribió entonces desde Palencia Conchi, jovencísima, ilusionadísima con hacer historia, convencida de que podía convertir su ilusión en su profesión. No se iba a equivocar.

Quizá por eso hoy nos emocionamos al recordar y se emociona él, Santi Moreno, que fue el precursor de toda esta historia. El hombre que iba a domiciliarla en el triple salto, a convencerla de que "con la capacidad de salto y la capacidad de rebote que tienes tú sitio está en esta prueba". Y Conchi, que ya estaba en 5,80 en longitud y en 1,76 en altura, abrió los ojos. Y como el triple salto se oficializó a partir de 1990 para las mujeres…, sólo quedaba acordarse de lo que nos contaron que un día dijo William Shakespeare:

"El destino baraja las cartas, pero somos nosotros los que las jugamos".
Y Conchi Paredes, María Concepción Paredes Tamayo, las jugó con sabiduría. Fue 18 veces campeona de España.

Y fue tan bonito de vivir como hoy lo es de contar. Y, aunque no todo fuese perfecto, no pasa nada. Quizá porque la perfección no existe en la vida, "y en esos años le faltaba competencia. Es más, había muchas competiciones que Conchi ganaba sin esfuerzo… Si en los años 94 o 95, que fueron sus mejores años, hubiese tenido a alguien como Carlota Castrejana capaz de apretarla… Pero no la hubo, no".

Lo recuerda Santi, que es la voz de esta historia, la misma voz que aun así recuerda que "Conchi llegó a ser sexta en un Mundial de pista cubierta en Toronto lo que siempre serán palabras mayores".

Fue en el año 93 cuando Santi, que entonces tenía el récord de España de triple salto masculino (16,93), se reunía cada día, cada mañana y cada tarde, en la Ciudad Deportiva Municipal de Ávila con su grupo en el que estaban Roberto Garcinuño o Raúl Chapado. Y Conchi. Porque allí también estaba Conchi Paredes que hoy ya no está. Y la echamos de menos.

Quizá empezó a irse hace 16 años cuando Santi sacó esa carta del buzón que le escribió Conchi desde Barcelona, donde se fue a vivir cuando se casó. Y en esa carta no había piedad: "Tengo cáncer", le decía.

Y fue como una marca en el corazón durante todos estos años.
En el mismo corazón de Santi, que hoy se siente prisionero, porque hace falta tiempo para asimilar la muerte de la gente tan querida. Esta mañana ha acudido a trabajar, como siempre, al Ayuntamiento de Ávila, donde es técnico de deportes. Pero en su voz y acaso en su mirada se nota que algo falla. Tal vez nos está diciendo que no es justo que nadie se marche a los 48 años.

Pero, claro, al rato recuerda: "También nos puede pasar a nosotros, porque esto de vivir es así".

De ahí que, a la mañana siguiente de enterarse de su muerte, Santi, en vez de coger el AVE y marchar rápidamente al tanatorio a ver a Conchi y a compartir el dolor, decidió quedarse en Castellón a ver competir a sus chavales en el Campeonato de España. Pensó que es lo que Conchi hubiera querido que hubiese hecho. Y no hubo nadie capaz de quitarle esa idea de la cabeza. Ni siquiera él.

Él, Santi Moreno, que hoy podría escribir un tratado de la pena, porque "no por esperadas, las malas noticias dejan de doler".

Y podríamos seguir escribiendo hoy. Y mañana. Y pasado. Y cada día que pase lo haremos con un poco más de frialdad. Pero queríamos hacerlo hoy y demostrarla que, efectivamente, los recuerdos son ese paraíso del que nunca podremos ser expulsados.

Hoy, Santi Moreno, tu entrenador, sólo fue nuestro guía… Necesitábamos a alguien como él para darte las gracias…, a ti, María Concepción Paredes Tamayo, la gran Conchi Paredes.





 

Enlaces relacionados:

Los Reyes del Triple Español - Publicado en Atletismo Español en junio 1992
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia


Santi Moreno y Conchi Paredes cuando militaban entonces en el club Larios
Santi Moreno y Conchi Paredes cuando militaban entonces en el club Larios
























Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |