Real Federación Española de Atletismo
            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 viernes, 12 de abril de 2019   ENTREVISTA WEB 26/2019
Mariano García, nada es imposible para él

Por : Emeterio Valiente - Fotos: Miguelez Team y propio atleta


Todavía no ha despertado del maravilloso sueño que se desarrollaba sobre 200m de cuerda en diferentes circuitos motociclistas, donde recibía una y otra vez la bandera a cuadros de ganador. En el prefacio de su carrera se ejercitó sobre 3.000m obstáculos, después viró hacia el 1500 y este ejercicio ha destapado el tarro de las esencias en el 800, desafiando a todos los manuales del atletismo, todo ello urdido y maquinado por un joven sabio, Gabriel Lorente. Juntos suman 50 años (21+29) de trabajo, ilusión y enormes ganas de hacer historia. Suerte amigos.

Ni los más viejos del lugar recuerdan tamaña explosión atlética como la firmada por nuestro protagonista. En un evento, el 800, por el que hasta este 2019 había pasado de puntillas, este diamante en bruto de 21 septiembres se ha encaramado a todo lo alto de la cucaña nacional. En todo caso, parece que la digestión de las emociones vividas no es tan rauda como sus piernas sobre el tartán: "aunque haya pasado ya un mes, la verdad es que aún no me creo que haya sido campeón absoluto y menos el haber ido al Europeo de Glasgow".

Puestos a buscar 'culpables' del cambio de disciplina de Mariano, presente en los últimos nacionales absolutos en el 1500, habrá que agradecer sobremanera a los organizadores del mitin de Madrid su fichaje para aquel 8 de febrero: "en principio, la idea era hacer el 1.500 en el absoluto de Antequera, pero al haber corrido el 1.500 del mitin de Madrid decidimos que al día siguiente, en el nacional sub-23 de Salamanca, correría el 800, para no competir tanto sobre el 1.500". Y fue allí, en la ciudad universitaria, donde empezó la sucesión de sus inverosímiles actuaciones sobre la media milla, venciendo de bóbilis con unos sorprendentes 1:47.75.

Tan excelso fue su rendimiento en Salamanca que no pudo más que aplicar el informático "si funciona, no lo toques" alistándose también en el 800 en Antequera, donde le aguardaba un pletórico Álvaro de Arriba, favorito indiscutible al oro: "no esperaba vencer a Álvaro, como mucho esperaba luchar por una medalla; llevaba la mejor marca de los participantes, aunque eso no te asegura nada; en la final salí a por una medalla y cuando me vi en cabeza a falta de 200 sí me vi ya con una medalla porque me veía aún con mucha fuerza y sabía que podría esprintar fuerte".

No es de extrañar que cruzara los cuadros de meta en primera posición a lomos de su ya celebérrima moto, que aumenta de cubicaje en cada competición. Mariano aclara la génesis de su gesto: "de pequeño, en las salidas salía acelerando una moto y en las curvas de los crosses me agachaba como si fuera una moto; ya me he quedado con el gesto y espero que no me lo quiten", relata confiado.

Tras los aldabonazos de Salamanca y Antequera, y ya con el cuello un tanto hundido por el peso de ambas preseas, Mariano continuó su periplo competitivo debutando con la elástica roja, en cualquier categoría, en el Europeo de Glasgow, donde se plantó en la final mostrando un saber estar en el tartán propio de un avezado especialista: "no llevaba ninguna presión porque fue una competición en la que he conseguido plaza esta temporada, pero llevaba luchando por algo así desde que empecé en este deporte; uno de mis sueños siempre fue vestir los colores de mi país y poder representarlo, el conseguirlo lo considero un premio que me he ganado tras 13 duros años en los que he pasado momentos muy difíciles como muchas lesiones, llegar a quedar de los últimos en competiciones, atletas que no esperaban nada de mí, hacer la mínima para un mundial junior y quedarme fuera, quedarme a centésimas de una mínima europea de mi categoría…. así que al Europeo fui a disfrutar y a hacerlo lo mejor que pude en cada carrera".

La obnubilación se debió de apoderar de los otros 6 finalistas, que vieron cómo Mariano se dirigía uno por uno a ellos para que le firmasen, como si de un quinceañero caza-autógrafos se tratara, su dorsal nada más entrar 4º en meta apenas 19 míseras centésimas después que el irlandés Mark English, polémicamente recalificado tras una caída en la semifinal que compartió con Mariano, y cuyo palmario ahorro de energía bien pudo ser decisivo para colarse en el pódium, "sí, al terminar la carrera, en la zona mixta fui uno por uno diciéndole a mis rivales que si me podían firmar un autógrafo en el dorsal. Ese dorsal lo guardaré para siempre, ya que son atletas a los que yo veía por televisión y no sabría si los vería en carne y hueso alguna vez" comenta un humilde Mariano.

El del 1.500m al 800m no ha sido el único descenso de distancia protagonizado por este vecino de Cuevas de Reyllo, ya que en sus inicios flirteó de forma recurrente con los apasionantes obstáculos, llegando a ganar el bronce en el Nacional juvenil de 2014 sobre 2000m: "tenía una cosa clara, que tenía que bajar de 9:00 en los 3000 obstáculos antes de dejar la prueba y en promesa de primer año en el Nacional salí a jugármela a bajar esa barrera y lo conseguí con un tiempo de 8:57.63, pero es una disciplina muy agresiva y tenía problemas de rodilla. Ese año sin entrenar de forma específica hice 3:45.77 en 1.500 y eso me animó a probar sobre esa distancia"

Su rendimiento esta pista cubierta ha despertado gran interés entre los representantes de atletas para contar con él en sus filas 'and the winner is' Miguel Ángel Mostaza, "me he decantado por él por varios motivos", espeta cauto. A pesar de su espectacular rendimiento este invierno bajo techo, Mariano permanece con los pies en el suelo al enumerar sus objetivos para la temporada a cielo abierto: "mi objetivo principal no será el Mundial de Doha; el tema absoluto veremos cómo lo vamos planteando según vaya transcurriendo la temporada; mi principal meta es hacer un gran campeonato de España sub23, ver si me clasifico para el Europeo de la categoría y hacerlo allí lo mejor que pueda. Pese a su éxito absoluto "para nada se me ha quedado pequeña la categoría sub-23, porque muchos atletas que vienen por detrás están pisando fuerte y eso hace crecer el nivel de la prueba". Lo que aún duda es qué distancia preparar de cara al continental de Gävle (Suecia), "no sé qué prueba haré en el sub23 pero será seguramente una de mediofondo, 800 ó 1.500".

Tras marcar 1:47.58 en la final de Glasgow, no se muestra excesivamente ambicioso de cara al verano, "no pido hacer un 'marcón', el superar mi marca de pista cubierta por poco que sea ya me dejaría satisfecho, espero bajar la barrera del 1:47 y ya más adelante pensaremos en bajar de 1:46; tenemos que ir poco a poco como hasta ahora y sin volvernos locos". El hecho de ser 'oficialmente' un atleta de élite desde el mes pasado no ha cambiado un ápice su día a día, "sigo con mi rutina habitual ir a clase, comer y descansar, irme a entrenar y, lo mejor de todo, sigo en mi tierra y con los míos, que siguen apoyándome y los veo felices con lo que he conseguido. Espero seguir dándoles más alegrías y celebrarlo junto a ellos" proclama la estrella del club Fuente Álamo Caja Rural.

En el dilema que se le presenta de cara a elegir entre 800 y 1500 se revela "deportivamente correcto': ambas pruebas me gustan mucho y no me decanto por ninguna de ellas, el 1500 se me da muy bien y el 800 igual". Sea lo que sea lo que prepare, lo hará en el recinto oval de 300m que se ha hecho viral este 2019 y no barrunta demasiadas novedades: "no sé si cambiarán algo, pero seguramente la pista siga siendo la misma de tierra y puede que haya alguna mejora, pero espero que no le quiten la magia que tiene esa pista".

Las palabras que le dedica a su mentor, el técnico que le ha guiado hasta su conspicuo nivel, Gabriel Lorente, destilan agradecimiento y admiración a partes iguales: "más que un entrenador yo le llamaría "maestro; Gabi me ha enseñado a correr pero, sobre todo, a aprender a correr. También me ha enseñado a saber perder y ganar, y pase lo que pase, a tener unos buenos valores y demostrarlos para poder ser un buen ejemplo para los niños que disfrutan y siguen este deporte
".

Mariano escudriña en el diccionario para librarse, siquiera semánticamente, de las exigentes sesiones de entreno: "yo no diría que tengo entrenamientos, me gusta llamarles juegos: fáciles, medios y difíciles, en esas categorías los separo. Los que más me gustan son en los que sufro, como pueden ser unas series largas o unas series cortas para poder sentir la velocidad, ya que estos dos aspectos los he mejorado, y de los que menos me gustan son los rodajes largos a ritmo lentos".

Puestos a analizar los motivos de su eclosión esta temporada Mariano confiesa: "no pensábamos que este año iba a llegar esta explosión, pero lo que sí teníamos claro es que, después de tanto sufrimiento, el atletismo me debía algo, y lo mejor ha sido que siempre he confiado en mi entrenador, sin pasarme en los juegos y cumpliendo lo que me decía; he disfrutado del camino hasta llegar aquí pero no ha sido nada fácil Hasta ahora ha sido un juego en el cual hemos tenido que intentar varias veces el mismo nivel para superarlo, porque no es nada fácil"

Cuando emerge un nuevo proyecto de astro, enseguida surgen las comparaciones con otras estrellas ya consagradas; al citarle a Juan Carlos Higuero o a Fermín Cacho, se estremece: "esas comparaciones me quedan muy grandes por la talla de estos dos atletas. Ojalá en un futuro llegara a conseguir una parte de lo que ellos consiguieron. Fermín e Higuero son dos de los muchos atletas que me gustan de este deporte, especialmente por el final de carrera que tenían, y de otros atletas voy sacando aspectos positivos para ver en qué puedo seguir mejorando y ponerlo en práctica. Eso sí, los atletas en los que más me gusta fijarme son los de mi país y raza blanca y no en los del continente africano o de color aunque a ellos se les catalogue como los mejores atletas; actualmente hay un joven noruego Jakob Ingebrigtsen que está plantando cara a los atletas de ese continente y espero que el nivel en Europa en las pruebas de mediofondo y fondo vuelva a crecer".

Al rememorar el recibimiento sorpresa en su pueblo, a Mariano se le pone la carne de gallina: "fue brutal, no me lo esperaba y cuando me encontré en la plaza y vi a todos los que se acercaron al recibimiento me alegró mucho ver cómo todo el pueblo estuvo pendiente de un deporte que en España no está muy presente. Y lo que más me gustó es ver muchas caras jóvenes queriendo ser como yo y no el típico "Messi o Ronaldo".

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo - Mariano García
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia





































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |