Real Federación Española de Atletismo
            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 jueves, 28 de marzo de 2019   ENTREVISTA WEB 21/2019
Jacqueline Martín: "Me voy con la tranquilidad de que lo he dado todo"

Por : Vicente Capitán


Dedicamos hoy merecido espacio en esta web de la RFEA a "una señora del atletismo" como coinciden en calificarla muchas de las personas que han seguido su larga carrera estos años. Jacqueline Martín, nacida en Barcelona en 1974 y "emigrada" a Ávila en el año 2000, donde ha creado su familia y ha cimentado sus mayores éxitos deportivos, que al margen de medallas se resumen en 14 Mundiales de Cross a sus espaldas (tercera atleta del mundo en este ránking, igualada con la también española Montserrat Abelló), 25 participaciones en Campeonatos de España de Cross y en ocho Europeos. Fiel a los colores del Fútbol Club Barcelona y a su entrenador Vicente Egido, se despidió el pasado 10 de marzo en el Campeonato de España de Cross disputado en Cáceres, acabando 20ª sénior y llevándose el título por Autonomías con Castilla y León, en un día plagado de emociones. Curiosamente en Cáceres y en ese mismo trazado, pero en 1992, corrió su segundo Nacional individual como júnior, acabando quinta y clasificándose para su primer Mundial de Cross. Repasamos a continuación la excelsa trayectoria profesional de una mujer de bandera.

¿Cuéntanos tus orígenes en el deporte?
Con 9 años corrí la carrera popular de mi barrio, en Barcelona. Era la primera vez que corría y gané. Un entrenador se dirigió a mi padre y le propuso que fuera a su grupo, dos días por semana, y fui a probar. Así empecé

¿Y qué recuerdo tienes de aquellas primeras competiciones?
De lo que comentaba anteriormente, esa competición de barrio fue un sábado. Luego el martes y el jueves fui a los entrenamientos (que con esa edad era básicamente juegos), y el jueves me comentó el entrenador que el domingo había una competición de cross, y que si quería ir. Yo no sabía que era eso del cross, pero le dije que sí. Corrimos unas 200 niñas, y entré cuarta. Recuerdo como si fuera hoy los últimos 300m que se hacían en una pista de atletismo, y como mis compañeros de club me animaban con unos gritos exagerados. Esa carrera era el Campeonato de Cataluña de Cross, me lo dijeron allí, salí fuera de concurso, subían cinco al pódium y mi premio me lo dio el presidente del club, el martes en el entrenamiento como sorpresa.

Así que eras de las que ganaban nada más empezar
En categorías inferiores (alevín, infantil), casi siempre hacía pódium, pero primer puesto casi nunca, durante esos años una niña, Carme Alegret me ganaba siempre. Una victoria que recuerdo con mucho cariño es en categoría cadete, que conseguí ganar el Campeonato de Cataluña de Cross, fue increíble, gané con facilidad y fue la primera competición "importante" que gané.
Al siguiente año en cadete de segundo año, conseguí ser subcampeona de España en Pista Cubierta en los 1000 metros

Como somos de la misma quinta, recuerdo que cuando eramos júnior, en el 92, oía a los compañeros hablar de una chica catalana muy alta que era buenísima. El hecho de que tu talla física destacara sobre las demás ¿te suponía un poco de agobio en aquellos años de adolescencia porque tanta gente se fijara en tí, te daba igual o incluso te motivaba?
Cuando era pequeña tenía bastante complejo con mi altura, luego con el paso de los años, eso se pasa. Sí es verdad, que siempre digo: se me ve, para lo bueno y para lo malo, y cuando en una competición a algunas de mis compañeras les sale mal, se ve menos que verme a mí por ahí sufriendo (risas).

Por cierto, ¿de dónde viene esa altura física?
Tanto mi abuelo materno, como mi abuelo/a paterna, eran muy altos para su época, mis padres no son muy altos, tienen una estatura normal, pero mis tíos y primos son todos muy altos.

Y ya desde el inicio, casi, con tu entrenador de siempre hasta tu retirada, Vicente Egido. ¿Quién ha sido Vicente en tu vida?
Pues todo, me conoció siendo una niña, con 13-14 años. A nivel deportivo le debo todo lo que soy, he tenido la gran suerte de caer en sus manos y he confiado plenamente en todo lo que me decía.
Ha sido exigente cómo no, pero siempre escuchando, siempre preguntando mis sensaciones, buscando siempre el lado positivo si las cosas salían mal. Hemos pasado tantas cosas juntos, hemos llorado, hemos reído, hemos discutido… Son muchas horas de nuestra vida juntos, se ha dedicado en cuerpo y alma a mi carrera deportiva, aunque nos veíamos por la tarde en el entrenamiento, todas las mañanas recibía su llamada, no sólo para hablar de entrenamientos, sino de todo en general.
A nivel personal, pues imagina, mi relación con él va más allá, el confidente de mis temores, de "mis amores", de mis dudas. En Cáceres, en mi despedida el 10 de marzo, en cámara de llamadas le dije emocionada: "Vicente me da mucha pena, pero sobre todo me da mucha pena por ti", y él me respondió: "Anda ya, esto no se acaba aquí, somos mucho más que todo esto" . Le quiero muchísimo, forma parte de mi familia, él, su mujer y sus hijas. Nunca podré agradecerle todo lo que ha hecho por mí.



Y en aquel mágico 92 llega tu primera gran internacionalidad con España, en tu querido Mundial de Cross, ¿te veías ya entonces siendo una profesional del atletismo?
Antes de esa cita, ya fui internacional en las "Jornadas Olímpicas de la Juventud Europea" en Bruselas 1991 en la prueba de 800. Pero claro, en el 92 llegó el Mundial de Cross en Boston, y luego en el 93, en Amorebieta. Yo disfrutaba corriendo, estaba entre las mejores juniors de España, pero no me planteaba dedicarme al atletismo de una manera profesional, ni se me pasaba por la cabeza.

¿Cómo fue para ti la siempre dura transición de los tres años que teníamos entonces como júnior a la categoría sénior? (Teníamos tres años de promesas o sub23 pero sin campeonatos internacionales)
Pues fue magnifica, ese año Promesa de primer año (1994), quedé campeona de España Absoluta en los 3000 en Pista Cubierta, y a la semana siguiente en Zarautz (Campeonato de España de Cross), fui campeona de España Promesa y sexta absoluta. Rematé la temporada, debutando en mi primer campeonato de España al Aire Libre Absoluto en San Sebastián en la prueba de 1500, consiguiendo el bronce detrás de Maite Zuñiga y Pilar Sisniega. Al año siguiente, acabé quinta en el Nacional de Cross y fui a mi primer Mundial de Cross como absoluta.

¿En qué disciplina te sentías más a gusto en esos momentos, porque aún siendo promesa, en 1996 hiciste la que a la postre ha sido tu mejor marca personal en 1.500, con 4:13.22?
Mi disciplina favorita es el cross, pero en pista las pruebas que más me ha gustado han sido el 1500 y mucho más el 3000. Creo que el 3.000 lo corría extraordinariamente, me adaptaba muy bien a esa prueba, casi siempre me aproximaba a los 9:00, pero cuando llegué a la categoría absoluta lo cambiaron por el 5000 y dejó de ser prueba olímpica. He sido dos veces Campeona de España en Pista Cubierta Absoluta en esa prueba, y pódium casi siempre que he participado.

Y luego en el año 2000 alcanzas tus marcas personales en 3.000 metros bajando de 9:00 y haciendo 15:27 en 5.000, ¿por qué no pudiste posteriormente mejorar esos registros?
En el año 2000 debuté en los 5000, con una marca de 15:27, hice mínima para los Juegos Olímpicos de Sidney, fue la tercera mejor marca de ese año. En el Campeonato de España en Barcelona, a falta de 600 metros hubo un tropezón, tuve que saltar para no caerme y apoye mal, haciéndome una contractura y tuve que llegar a meta casi andando. A pesar que me habría recuperado para la gran cita, no fui seleccionada dejando una plaza sin ocupar en esa distancia. Fue muy muy duro.
Ese año, me fui a vivir a Ávila, entrenar para el cross, era más fácil ya que en la pista estaba completamente sola, y correr en esos tiempos me costaba más, quizás ese fue un motivo importante para no mejorar mis marcas, pero en ese tiempo conseguí subir al pódium en varios campeonatos de España en la prueba de 5000 y fui Subcampeona Iberoamericana en Huelva, en los 3000 metros.
También debute en los 10000 consiguiendo hacer 32:59, que me dio el pase a participar en los Campeonatos de Europa de Barcelona en el 2010, donde acabé en el 10º puesto.

Podríamos decir, por resultados, que la cima de tu carrera la alcanzas en 2001 cuando ganas el Nacional de Cross Largo en aquel embarrado trazado de O Burgo (La Coruña)
Anteriormente, ya había conseguido cosas importantes en el atletismo como te he contado, pero es verdad que ganar el Campeonato Nacional de Cross largo ha sido lo mejor, es un título muy preciado por todos los atletas, en una disciplina que nos juntamos especialistas desde el 1500 al Maratón. En pista hay muchos campeones/as de España, cada uno en su prueba, pero en el cross eres único/a, es una sensación inexplicable el pisar esa meta llegando primera. Un título muy difícil de conseguir, y de hecho hemos tenido auténticas especialistas de cross y algunas nunca han conseguido ser campeonas de España, por eso tiene tanto valor.



Te iniciaste en el Barça, luego tocas varios equipos desde 1995 a 2001, pero vuelves al Barcelona y en él te has retirado este 2019. ¿Cuál ha sido el secreto de esa fidelidad?
Empecé muy niña en el FCB, luego como bien dices me fui, la oferta y demanda es lo que tiene, pero tuve la gran suerte en el año 2001 después de ser Campeona de España de Cross, el club se planteó hacer una gran equipo de cross, y quisieron contar conmigo de nuevo.
Desde entonces hasta hoy milito en sus filas, y el secreto no es más que el sentirte bien y que el trato es exquisito, a veces por poco más, no merece la pena cambiar de club. Le das valor a otras cosas más importantes, me siento muy orgullosa de pertenecer al Barça, y siempre estaré agradecida de que años hayan confiado en mí durante tantos años.

Volvamos al pasado, hay un momento clave en tu carrera y en tu vida, que es el traslado a vivir a Ávila, donde te asentaste y creas tu familia junto al también atleta José Francisco Hernández. Imagino que no sería fácil adaptarte a una ciudad como Ávila, con esos duros inviernos, aparte teniendo que integrarte en un nuevo grupo de entrenamientos.
Fue una decisión muy meditada, pero no quedaba otra, a nivel profesional era yo la que podía desempeñar mi trabajo en cualquier lugar. Es verdad que el cambio fue duro, yo estaba acostumbrada a entrenar en grupo, un grupo magnifico que teníamos en Barcelona donde siempre mis compañeros me han ayudado muchísimo, con Vicente siempre a pie de pista, y de repente me vi sola, en una ciudad que no conocía a nadie, excepto al que es ahora mi marido.
Me planteé cambiar de entrenador, inclusive me entrevisté con alguno, pero finalmente decidí continuar con Vicente y probar el entrenamiento a distancia, y ese mismo invierno fui Campeona de España de Cross. Así que continuamos igual hasta el día de hoy.

¿Crees que aquella situación te ha hecho aún más dura de lo que eras como atleta?
Pues sí, durante varias temporadas entrene completamente sola, el invierno en Ávila es muy duro, pero no quedaba otra. Siempre he sido muy disciplinada, quejica eso sí ja ja, pero disciplinada, y la comunicación con Vicente era diaria. Conseguimos encontrar el equilibrio y enfocar los entrenamientos como mejor me venían. Durante muchísimo tiempo trabaje sólo por sensaciones, haciendo series por minutos, sin saber que distancia recorría, para no comerme la cabeza de sí iba a un ritmo u otro.
De vez en cuando iba a Barcelona y allí nos metíamos en la pista para saber dónde estábamos.
Luego más adelante en Ávila tuve compañeros que me ayudaron en mis entrenamientos. De los que siempre estaré también enormemente agradecida. Y estas últimas temporadas, he contado con la gran ayuda de David Sánchez 'Vivi' y sobre todo de Alejandro García, clave en los peores momentos, sacándome literalmente de casa en ocasiones para entrenar.
El entrenar sola, me endureció, me enseñó a sufrir mucho, en mis mejores años salía con las atletas africanas hasta donde aguantara, luego me caía del grupo y conseguía correr sola, sin que me alcanzara el grupo perseguidor, consiguiendo ser primera española en muchísimas ocasiones, porque eso era lo que hacía entrenando, sabía perfectamente controlar mis ritmos.

Y tras tu segundo título de campeona de España de Cross Corto en Toro 2005 llega el embarazo y le nacimiento de tu hijo ¿cómo pasaste aquella época y el regreso posterior a la competición?
Me lesioné el invierno del 2006, y ese año no pude participar en los campeonatos de España, y en abril me quedé embarazada. Así que decidí tomarme el embarazo como una recuperación de todo, no hice absolutamente nada de ejercicio, entre otras cosas porque fue un embarazo malo, pero aún así tenía claro que no quería arriesgar nada de nada. Es verdad que entonces no había tanta información de embarazo y deporte como la que disponemos ahora.
Mi hijo Carlos nació el 12 de enero del 2007, tardé tres meses en poder correr algo, fue horroroso, pero ahí Vicente de nuevo estuvo a la altura y sin darme cuenta, volví a correr, y volví a debutar en noviembre en el cross de Atapuerca y acabé sexta española. Todo volvió a ser igual que cuando lo dejé. Esa temporada estaba de nuevo en otro Campeonato de Mundo de Cross, en Edimburgo. Así que el regreso no pudo ser mejor.

La gran pregunta que nos hacemos muchos ¿cuál ha sido la clave o las claves para mantener la motivación competitiva y el buen estado de forma hasta este 2019?
No te das cuenta de que pasa una temporada y otra y otra... lo que te motiva a seguir es el verte competitiva, estos últimos años solo preparaba la temporada invernal, y quizás eso me ha ayudado a mantenerme tantos años. También creo que es naturaleza pura y dura, un don, o no sé yo.
Esta temporada que anuncié mi retirada, empecé genial, haciendo unas series como en mis mejores tiempos, no me lo creía, pero me lesioné, dos meses parada, he intentado llegar lo mejor posible al campeonato de España, pero me han faltado semanas, y mi marido me decía, "pero olvídate de lo que no has hecho, te estás retirando y sufres pensando en cómo vas a llegar". Pero esa soy yo, hay que darlo todo hasta el último aliento, y sé y me voy con la tranquilidad de que ya lo he dado todo, y que es el momento de dejarlo.

Cuando echas la vista atrás, te parece más difícil haber logrado los títulos nacionales que tienes o las marcas personales, o por el contrario haber acumulado 14 Mundiales de Cross igualando a Montserrat Abelló, como la española que más Mundiales has corrido, o los 25 campeonatos de España desde 1994 hasta 2019?
Todo lo que un atleta consigue es muy difícil, entrenamos muchísimo, nos cuidamos muchísimo y a veces no salen las cosas, todo es importante, todo va relacionado, pero creo que tener 14 Mundiales, demuestra la regularidad de un atleta, estar siempre en el top 6 en los campeonatos de España. Sumado a los ocho Europeos de Cross, y todos esos campeonatos de España que son a nivel Absoluto, y además algunos otros en categorías menores.

Hay algo que corregirías, si pudieras, de tu carrera deportiva
Nada, se aprende de todo, de los éxitos y sobre todo de los fracasos.

¿A qué atletas de tu época has admirado, quiénes te han impactado más?
En mujeres, me encanta Sonia O´Sullivan. Tuve el enorme placer de coincidir en varios Mundiales y conocerla, es una señora dentro y fuera de las pistas. Para mí era un lujo verla correr.
Y en hombres, me quedaría con muchos, sobre todo nacionales, pero destaco a Fermín Cacho, tener un campeón Olímpico en una prueba como el 1500 es un lujazo, más todo su currículum.
La imagen de esa última recta en el Estadio Olímpico de Barcelona, se nos ha quedado grabada a muchos para siempre en nuestras retinas. Todavía al recordarla se me ponen los pelos de punta.

Y ¿qué va a hacer o hacer Jacqueline ahora ya fuera del deporte de competición?
Pues ahora necesito un tiempo de reflexión, tengo varias propuestas encima de la mesa, pero hay que pensar en frío. Llevo años con un grupo de atletas (Jacqueline Runners) y esta temporada empecé con la escuela de niños (Jacqueline Runners Kids). Sigo formándome, porque creo que siempre hay que estar al día. Lo que sí que tengo claro que de una forma u otra voy a seguir ligada al deporte, creo que los que nos hemos dedicado a ello somos los mejores embajadores para difundirlo, contar nuestras experiencias, ayudar a los que empiezan y formarlos.
El deporte me lo ha dado todo y ahora toca que yo le devuelva todo lo que él me ha enseñado, transmitiendo sus valores, que son muchos.

¿Te vamos a ver en el atletismo máster como has hecho estos últimos años con dos oros en los Europeos de Media Maratón, o tienes otros retos deportivos fuera del profesionalismo que te gustaría hacer?
Sinceramente, no me atrae mucho, es verdad que tengo esas dos participaciones, y me lo he pasado genial las dos veces, el ambiente que hay es estupendo, por supuesto que no aseguro nada, porque en ocasiones o bien por acompañar (como fue uno de los casos) o bien porque no sé qué va a pasar por mi mente dentro unos meses, dejo las puertas abiertas a todo.
Pero en principio ahora lo que me apetece es algo tan sencillo como correr, correr sin objetivos, sin tiempo, muchas de esas carreras populares que tenemos por todo nuestro territorio español, y disfrutar de otro atletismo.

Por último Jacqueline nos pide unas líneas para agradecer a varias personas su dedicación hacia su persona estos años de carrera deportiva.
Tengo muchas personas a las que agradecer todo lo conseguido, ya he hablado de mi entrenador, y queda todo dicho. A mis padres, porque su único papel ha sido siempre el animarme y apoyarme, nunca meterse en mis preparaciones, respetando siempre a mis entrenadores.
También agradecer a Miguel Ángel Mostaza, mi mánager todos estos años, que me ha cuidado como si fuera su niña, gracias a él he conseguido estar en competiciones espectaculares, como ser liebre en la Milla de Nueva York, Meeting de Bruselas, Estocolmo, etc… Pero sobre todo darle las gracias por su apoyo, su confianza y enseñarme hacer las cosas bien, felicitarme cuando debía, y reprocharme cuando lo merecía. Nuestra amistad está ahí, mucho más allá que toda una carrera deportiva. Y cómo no, tengo que dedicar unas palabras a José Francisco, mi marido, gracias a él, y sólo él, ha sido el artífice de llegar hasta aquí. Estos últimos años sin su apoyo, sin sus ánimos, no hubieran sido posibles. Él es un amante de nuestro deporte y ha conseguido que yo lo haga de igual forma, él ha conseguido que yo valore más mi carrera deportiva, y puedo decir que muchos de mis triunfos los he vivido con mayor intensidad al verle a él tan feliz, con ellos. Es lo mejor que me ha dado el atletismo y junto a él, nuestro hijo Carlos.

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Jacqueline Martín
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia




















































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |