Real Federación Española de Atletismo
            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 viernes, 01 de marzo de 2019   ENTREVISTA WEB 8/2019
Bernat Erta, el futuro le pertenece

Por : Emeterio Valiente - Fotos: Miguelez Team y propio atleta


A pesar de cumplir años en la víspera del Nacional, era el más joven de los contendientes del 400; en las semifinales ya avisó de que su mayoría de edad la había trasladado al tartán de inmediato y en la final decidió sabiamente galopar tras cinco liebres y sobrepasar a tres de ellas en las postrimerías para ganar la presea de bronce, ¡en su primer campeonato de España absoluto! Debe ser cierto que su generación es la de los sueños sin límites…

Bernat Erta relata cómo, a pesar de tener apenas 18 años, el atletismo ya ha tenido para él un camino de ida y vuelta: "debuté en el atletismo a los 13 años haciendo 80 vallas y 300 vallas, aunque por entonces no destacaba demasiado. A causa de diferentes problemas de crecimiento y otros percances, dejé el atletismo hasta los 16 años que fue cuando volví. A este maravilloso deporte me introdujeron mis padres y mi hermano Arnau, los cuales conocen muy bien este mundo y supieron cómo engancharme a él de nuevo; antes de que me convencieran estuve haciendo fútbol y tenis".

El famoso "todo queda en casa" cobra valor en su caso, ya que su entrenador, Quim, comparte apellido con él, "tenemos una gran relación, lo cual me beneficia deportivamente; al principio tuve algún encontronazo con mi padre en los entrenos pero en la actualidad todo va de maravilla y creo que es una gran ventaja el poder comentar en todo momento los entrenamientos para tenerlo todo bajo control". Como de bien nacidos es ser agradecidos, no olvida Bernat con quién inició su aventura en el deporte rey de los Juegos Olímpicos: "no siempre había entrenado con mi padre, en mi primera etapa entrené con Salvador Porras".

Ironías del destino, con el vástago de Salvador, Aleix, leridano como Bernat, se jugó el bronce en Antequera en el Nacional bajo techo: "mis expectativas se limitaban a conseguir mejor marca de pista cubierta, yo soñaba con bajar de 48.50 pero todo terminó muchísimo mejor, no esperaba hacer una marca de esa magnitud en pista cubierta, me sorprendió bastante". En una semifinal colosal, Bernat destrozó por casi un segundo su mejor crono para marcar 47.62 y plantarse en la gran final con el 'subidón' correspondiente: "una vez en la final, sabía que era difícil estar entre los mejores, y también tenía en cuenta que, con lo buenos que eran todos, saldrían muy rápido para coger la calle libre; yo salía por la calle 2 y sabiendo todo lo anterior planteé la final igual que la semifinal, haciendo un primer 200 no tan fuerte como los demás, no entrando en ninguna guerra por la calle libre para al final pegarme a ellos e intentar ganar alguna posición en los últimos metros; en todo caso, mis primeros metros fueron demasiado flojos, no esperaba llegar último a la campana, más bien penúltimo, pero afortunadamente se pudo solucionar en la última vuelta".

Mientras todas las voces autorizadas de la distancia pregonan el llegar en cabeza al ecuador, Bernat analiza el éxito de su estrategia: "es verdad que en pista cubierta se da mucha importancia a hacerte con la calle libre, pero aún queda otro 50% de la carrera y a veces coger la cuerda primero puede ser un suicidio y dejarte fuera de la carrera". Las sensaciones experimentadas por este nuevo astro del 400 durante la segunda vuelta y nada más arribar a meta quedarán grabadas en su retina mientras viva: "la situación me dejó sin palabras, me quedé en estado de shock al llegar y ver que quizás había quedado tercero; no me lo creía, estuve esperando impaciente la 'foto finish' y cuando mi tercera posición se hizo oficial sufrí un brote de alegría extrema; sin duda ha sido la mejor experiencia de mi vida ya que no esperaba nada de esto, ni pasar a la final ni mucho menos una medalla, pero a falta de 100m me sentí con mucha fuerza y empecé a tirar con toda el alma; al conseguir la medalla de bronce solo pude pensar en que todo lo que había trabajado para llegar hasta aquí había sido inmensamente recompensado".

Escudriñando en su actuación del fin de semana, Bernat nos revela si notó en la final el 400 a tope del día anterior: "el día de la final me notaba con mucha energía, hice una buena recuperación con crioterapia el día de las semifinales y no me pasó mucha factura, por lo que pude hacer dos marcas muy parecidas, 47.62 en semifinales y 47.64 en la final, pero es verdad que, aunque tú no seas consciente, un 400 al máximo te deja cansado muscularmente y efectivamente, cuando corres una semifinal al máximo, al día siguiente tus piernas pesan más. Es muy importante en los campeonatos intentar ser regular en tus marcas".

Con su cumpleaños tan reciente, ese agónico bronce "sin duda ha sido el mejor regalo de cumpleaños de toda mi vida, inolvidable teniendo en cuenta que era mi primer nacional absoluto". En el partido entre el cumple y la medalla, ganó por goleada la segunda: "la verdad es que recibí muchísimas más felicitaciones por mi medalla que por mi cumpleaños; ahí solo me felicitó la gente más cercana, pero por la medalla hubo un gran número de personas que tuvieron el detalle de felicitarme y lo agradezco mucho".

En la avalancha de emociones fuertes que vivió aquel ya histórico en su biografía 17 de febrero de 2019, aún le restaba a Bernat el premio gordo de la internacionalidad absoluta en Glasgow: "como no tenía en mente quedar tercero aún no me lo había planteado porque no tenía muchas posibilidades, pero una vez con la medalla sí que se me pasó por la cabeza y unas horas después me lo confirmaron, ¡qué felicidad!

A pesar de su bronce, y humilde como pocos, Bernat reflexiona sobre su papel en el Europeo: "sobre mi titularidad en el relevo en Glasgow no me atrevo a mojarme, no estoy seguro de si voy a correr, puede ser que sí o puede ser que no, pero si tengo el inmenso placer de correr voy a empeñarme en darlo todo, sin duda".

Apenas cuatro centésimas, mucho menos de un suspiro, separaron a Bernat y Áleix Porras en Antequera: "es todo un placer haber conocido a un atleta como él, yo le conocí a la edad de los 13-14 años cuando entrenaba con él y su padre; en esa época me quería convertir en mejor atleta para poder llegar a su nivel, es todo un ejemplo a seguir, un grandísimo atleta con muchísima pasión y con una gran cabeza para entrenar y competir y como persona también es fenomenal, espero que podamos seguir disfrutando del atletismo día a día. Respecto a su futuro le veo con suficiente talento para hacerlo bien en las dos pruebas, 400 lisos y vallas, pero es verdad que en las vallas tiene un gran potencial por explotar".

De forma similar, Bernat aún no ha decidido con rotundidad cuál será la disciplina en la que aborde sus mayores empresas atléticas:" los 400 vallas no me desagradan, pero son muy complicados y entrenarlos requiere de mucha cabeza; por ahora estoy más a gusto con los lisos, pero es verdad que los entreno porque en un futuro es posible que termine en el 400 vallas".

Como otrora hiciera su hermano Arnau, 4º en el Mundial Juvenil de 2009 y acreditado en 13.71 en los 110 vallas, ronda por la cabeza de Bernat la aventura americana: "aún es un poco pronto para saberlo, pero cabe la posibilidad de que vaya a estudiar a una universidad americana; realmente, aún no estoy seguro de qué carrera voy a elegir, pero será una con la que me encuentre cómodo compaginando los estudios con el atletismo y que claramente me guste".

Sobre la apasionante temporada de aire libre que se avecina, el muro de los 47:00 se antoja claramente quebrantable: "creo que corro mucho mejor en aire libre, y esta temporada el objetivo será ir al Europeo Sub-20 e intentar bajar de 47.00, no hace falta decir que cuanto más baje, mejor. Si todo va bien, creo que pueden llegar cosas especialmente buenas esta temporada de aire libre" El que avisa no es traidor…

Nuestro protagonista ya ha sido 6º en dos grandes citas internacionales en 2018, el Europeo sub-18 de Gyor y los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires, aunque tiene claro de dónde guarda un más grato recuerdo: "sin duda alguna, de los JJJOO de la Juventud; el Europeo estuvo bien, pero tuve algunos percances un mes antes y cogí una amigdalitis bacteriana, aunque afortunadamente después todo fue bien allí; fue una bonita experiencia pero me quedé con ganas de más; en cambio, en los Juegos todo fue bien a pesar de estar en octubre, quedando entre los 8 primeros. La experiencia fue la mejor de mi vida, el estadio estaba tremendamente lleno y la motivación que eso generaba era inigualable; la Villa Olímpica, el conocer atletas de todo el mundo, visitando diferentes parques... simplemente me faltan palabras para describir la inolvidable experiencia que viví".

Tras su inminente ya bautismo de fuego internacional en Glasgow Bernat ya fija su mirada en las grandes citas internacionales y evalúa sus posibilidades de formar parte de ese 'dream team' que es el 4x400 español desde el Mundial de Londres: "no me planteo el mundial de Doha porque queda muy lejos de mi pico de forma esta temporada, que será en julio para el Europeo Sub-20, pero Tokio 2020, ¿por qué no? ¡lo vamos a intentar con muchísimas ganas! y, para ese sueño olímpico, qué mejor que tener como compañeros a quienes han sido referencias: "mi ídolo desde que empecé a competir en 300m y 400m siempre ha sido Lucas Búa, me gusta su forma de correr y es un gran competidor". Para el mundial qatarí, quizá la última gran competición que divise desde casa sin los clavos puestos, ya tiene focalizado su entretenimiento "mis pruebas favoritas son el 400, el 800 el 1500 y la pértiga, pero es difícil elegir ya que todas son muy emocionantes".

A continuación, el estremecedor y encendido relato de Bernat sobre la más que prometedora generación de atletas nacidos en el siglo XXI: "si tuviera que mencionar una seña de identidad de nuestra generación sin duda remarcaría nuestra gran capacidad ilimitada para soñar, desde mi punto de vista no hay nada imposible si lo trabajas a pulso; entregando tu corazón a tus sueños puedes convertirlos en realidad, nosotros ya lo estamos haciendo y dudo que ninguno de nosotros quiera parar".

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Bernat Erta
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia































Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |