Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo



            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 miércoles, 31 de octubre de 2018   ENTREVISTA WEB 42/2018
Eric Guzmán, ha nacido una estrella

Por : Emeterio Valiente - Fotos: Miguelez Team


En su primer año en el 800, con apenas 16 eneros, ha parado el crono en unos vertiginosos 1:49:19; dice sentirse sorprendido, pero no tanto como a los coetáneos querubines a quienes doblegó con autoridad pretoriana en una apoteósica recta postrera durante el continental sub-18. Su progresión promete emociones fuertes en las próximas temporadas, lo que coadyuvará a incrementar su autoconfianza, único resquicio que ofrece en la actualidad. Eric, bienvenido a la élite.

-Eric, en 2017, aún en categoría sub-16 - cadete entonces - no conseguiste alcanzar los pódiums de los Nacionales y apenas un año después te has proclamado nada menos que ¡subcampeón de Europa sub-18! en Gyor, ¿te ha sorprendido tu gran progresión?, ¿a qué crees que se ha debido?
-La verdad es que mi progresión de un año para el otro me ha sorprendido mucho; si todo lo que me ha pasado este año me lo llegan a decir hace un año no me lo hubiese creído. Esta mejora es debida al cambio en el volumen de entrenamientos pero, sobre todo, al cambio de entrenador y grupo de entreno, que me han ayudado muchísimo; la verdad es que se agradece contar con un grupo tan completo, que me ha dado la oportunidad de mejorar en muchos aspectos; he pasado de entrenar tres días a la semana, uno en pista de tartán y los otros dos en la pista de arena de mi pueblo, a entrenar seis días, con un volumen de series más considerable.

-En el Nacional de Gijón hubo un final muy cerrado y llegabas a la cita continental con un crono de 1:51.18, ¿qué expectativas tenías de cara al Europeo?
-Sí, en Gijón hice plata, me batió por Elvin Josué Canales atleta del GEIEG, que representa a nivel internacional a Honduras, en una carrera muy difícil en la que hacía mucho viento. Sinceramente, las expectativas que tenía de cara al Europeo era hacerlo lo mejor posible, partía con la sexta mejor marca y podíamos pensar en luchar por estar en una final.

- En la semifinal ya tuviste unos últimos metros vertiginosos que te dieron el pase a la final, ¿tuviste en todo momento controlada la carrera?
-En todo momento no; al principio me posicioné bien, pero en la contrarrecta se cambió muy bruscamente, se abrieron varios atletas delante de mí y casi pierdo los nervios, pero me abrí a la calle cuatro y en el 600 pegué el cambio para entrar en la última recta abierto y poder adelantar con más facilidad para conseguir así entrar en segunda posición en semifinales.

-Tras esa semifinal, donde te quedaste a apenas 22 centésimas de tu marca personal, ¿ya te veías luchando por los puestos de honor en la final?
-Soy una persona a la que le cuesta mucho confiar en lo que puede llegar a hacer. Tras esa semifinal me veía bien, pero pensé que al haber estado tan cerca de mi marca personal estaría cansado al día siguiente para darlo todo. Hablé ese mismo día con mi entrenador para comentar sobre la final, y me dijo que confiara en mí, que podía hacerlo, y tras esa conversación tuve claro que la medalla era posible.

-En la prueba definitiva, el británico Max Burgin partía como favorito y dominó claramente la carrera; tú eras sexto al toque de campana y mantuviste esa plaza hasta que quedaban 120m, cuando empezó tu remontada, ¿cómo la recuerdas?
-Fue una carrera al límite, nunca había pasado el primer 400 tan rápido; al pasar por meta en primera vuelta vi el crono (54s) y me asusté, pero me dije a mi mismo: "si llego al 600 y tengo aún cambio, la medalla está ahí", así que llegué al 600, me abrí, y cambié progresivamente hasta llegar al último 80, donde lo di todo.

-Destrozaste tu marca ¡por 2 segundos! Hasta dejarla en 1:49.19, ¿pensabas que podías correr tan rápido, creías que tenías aún un par de segundos de margen tras la semifinal?
-Para nada me esperaba bajar dos segundos…ni yo, ni mi entrenador, ni nadie. Como antes comentaba, después de la semifinal pensé que estaría cansado para competir al máximo nivel, por lo que mi rendimiento me sorprendió a mí mismo.

- ¿Qué nos puedes comentar de tu entrenador Juan Carlos Ginés, antiguo mediofondista también?
-Es una gran persona que me está enseñando muchísimas cosas: a ser buen atleta pero sobre todo a la gestión que pueda hacer de los éxitos o fracasos desde la más absoluta humildad. Sabe muchísimo en todos los aspectos y todavía me quedan infinidad de cosas por aprender de él. Todo lo que he conseguido este año ha sido gracias a él y también a mi ex entrenador Rubén Bona, que me formó desde pequeño como atleta.

- El año que viene se celebra el Festival Olímpico de la Juventud Europea en Bakú, ¿será tu principal objetivo o te podrías plantear competir en el Europeo sub-20, que coincide en fechas?
- A estas alturas, no tengo aún ningún objetivo claro de ninguna competición internacional; mi objetivo ahora mismo es mejorar mis marcas o estar cerca de ellas. En principio, para el Europeo sub-20, se habló de que solo iban a ir atletas de esa categoría y no sé si a los atletas de 2002 se les permite competir en el FOJE.

-Tu 1:49.19 de la final del Europeo se hallan a solo 73 centésimas de la plusmarca española de la categoría sub-18 que estableció ¡hace 35 años! Teófilo Benito (q.e.p.d); con un año por delante, ¿crees que el récord caerá?
-Sinceramente, es una marca muy complicada de igualar o batir, ya que el nivel de esa prueba era muy elevado. Me encantaría que ese récord cayera, pero tienen que darse muchas condiciones y hay que estar en muy buena forma física y mental para conseguirlo.

-En pista cubierta la mejor marca pertenece a otro ilustre, Manolo Olmedo (1:51.45), ¿tienes planes de hacer la próxima cubierta y, por tanto, poner en jaque ese récord?
- Sí tengo planes de hacer pista cubierta, pero en ningún momento ese récord ha estado en mi cabeza; en pista cubierta tengo un registro de 1:55 y todavía tenemos que trabajar mucho para mejorar. Sería una gran ilusión poder bajar mi marca y llegar a batir ese récord próximamente.

- Tuviste una gran actuación en los recientes JJOO de la Juventud en Buenos Aires; aunque la época del año era 'mala' al ser en octubre, ¿te has quedado satisfecho de tu actuación?
-Estoy muy satisfecho con mi actuación ya que los fallos tácticos cometidos en la primera carrera (1:52.82) pude rectificarlos en la segunda (1:53.46) y poder así hacer un buen papel.

-El novedoso formato, de tener que competir dos veces y sumar los dos tiempos para determinar el orden final, ¿te gustó o prefieres el sistema tradicional de semifinal y final?
-La verdad es que no me ha gustado mucho, porque los 800m hay que primar más la táctica de ir pasando rondas en lugar de tener que hacer dos muy buenas marcas para estar arriba de la clasificación; prefiero el sistema tradicional porque es un sistema más justo, donde el atleta puede llegar a estar en mejores condiciones para una hipotética final.

- Además del aspecto puramente competitivo, ¿qué destacarías de la propia competición, donde se disputaban diferentes deportes, de la convivencia con otros deportistas, de la experiencia en general?
-Ha sido una experiencia increíble, donde he conocido a muchísimos atletas de diferentes deportes y países. He podido aprender de ellos aspectos desconocidos para mí. La convivencia con tantos deportistas durante tantos días ha creado nuevas amistades y me ha hecho una persona más independiente. La competición estuvo muy bien organizada, nos han tratado como en casa y, sin duda ha sido la mejor experiencia que he vivido, aunque espero poder vivir muchas más como esta.

-¿Cómo fueron tus inicios en el mundo del atletismo, cuándo y por qué empezaste a practicarlo?
-Todo empezó hará unos 10 años, cuando corrí mi primera carrera popular en mi pueblo, Cerdanyola del Vallés, que se disputa cada año en estas fechas. Después de correrla, me di cuenta de que me lo había pasado genial y a partir de ahí comencé a apuntarme a carreras populares como atleta independiente. Como veía que tenía buenos resultados y no se me daba mal, decidí apuntarme al Club de Atletismo de mi pueblo (Cerdanyola CH).

-Hasta el año pasado disputaban los 600m en sub-16, ¿crees que los 800 se adaptan mejor a tus cualidades?
-Sí, los 600m suelen ser carreras muy rápidas donde no hay mucho tiempo para remontar cualquier fallo, mientras que el 800m, al tener 200m más, te permite utilizar la táctica de una manera más efectiva y hay más posibilidad de remontar.

- El 800 español atraviesa un momento dulce con atletas como Saúl Ordóñez, flamante plusmarquista nacional, Álvaro de Arriba, Daniel Andújar, etc, ¿cómo ves el panorama, quién dirías que es tu ochocentista preferido?
-Es cierto que el nivel que hay actualmente es increíble y entre los atletas que me nombras mi atleta favorito es Saúl Ordóñez porque la actitud que tiene en pista es impecable.

-¿Cuál dirías que es tu sueño en el mundo del atletismo?
-Mi sueño sería llegar a ser un atleta profesional y además poder competir en una final olímpica en los 800m; es un sueño exigente, pero soy una persona luchadora y comprometida que trabajará muy duro para conseguir mi objetivo.

Enlaces relacionados:

La Temporada 2017/2018 de Eric Guzmán
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia























Servicio Oficial diseñado y producido por MSL Technology. © Copyright 2018 / RFEA 1997-2018. Reservados todos los derechos.
| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |