Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo



        Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 viernes, 10 de agosto de 2018   ENTREVISTA WEB 34/2018
Jesús España: "En Berlín podemos ser campeones de Europa"

Por : Miguel Villaseñor - Fotos: Miguelez TEAM y RFEA


He quedado citado con Jesús España en la pista del CAR de Madrid, quiero entrevistarle en este su último año en el atletismo de élite. Jesús correrá en unos días el maratón del Campeonato de Europa de Berlín con casi 40 años de edad y luego colgará las zapatillas de alto nivel. Aparece recién duchado después de su entrenamiento y nos saludamos cordialmente. Nos acomodamos en un banco en el césped de la pista. Jesús habla por los codos, no para, es casi más rápido hablando que en la recta final de una carrera.

"Nos gusta más el atletismo que a un tonto un lápiz"

Jesús, a ti te gusta mucho el atletismo, ¿verdad? Una vez dijiste esta frase en televisión: "nos gusta más el atletismo que a un tonto un lápiz". (risas) Es que esa es una frase que ha dicho mucho mi padre, a mí el atletismo me encanta y yo practico las disciplinas de fondo pero me gusta la globalidad del atletismo, disfruto con un lanzamiento de jabalina, una prueba de marcha, cualquier disciplina me gusta, esa es una de las virtudes de nuestro deporte, tantas disciplinas tan diferentes, esa es una manera de enganchar a la gente. Esa riqueza del atletismo es lo que le hace más grande.

Cuántos años llevas en esto del atletismo? Como aficionado mucho, practicándolo desde 1990, estamos en 2018 así que ya muchos años, empecé con 12, de alevín, y empecé a destacar en mediofondo y fondo, pero desde antes me gustaba, recuerdo la cinta de video de los Juegos de Los Ángeles en la que Abascal ganaba el bronce y que mi padre que es muy aficionado a todos los deportes la tenía en casa en VHS y la he visto mil veces. He de reconocer que yo no me fijaba en Abascal sino en Coe, que era el que ganaba y el que más me gustaba cómo corría, fuera español o no.

Este año es especial, es el año de tu retirada del atletismo de élite, ¿es así? Sí, sí, cuando me planteé con mi entrenador ir al europeo de Berlín ya pensamos que era mi último gran campeonato, luego me gustaría seguir vinculado al atletismo de una u otra manera porque es lo que llevo haciendo muchos años y es el deporte que me gusta. Una cosa es correr y otra salir a entrenar, el ponerme un dorsal va a quedar aparcado. ¿Cómo estás viviendo este año? Ahora estoy concentrado en la preparación a Berlín, no lo pienso mucho, pero cuando se me pasa por la cabeza me da un poco de tristeza, de nostalgia, pero me sigo sintiendo bien, cuando tengo dolores o alguna gotera por ahí me acuerdo de los años que llevo en esto y pienso que lo dejo antes de que un declive físico me lo haga más duro. El decir adiós es algo que a los atletas les gusta decidirlo ellos y no una lesión. Me siento privilegiado, y en estos dos meses espero tener una buena despedida en Berlín.

"En Berlín podemos ser campeones de Europa"

Vas a competir en breves días en Berlín, ¿Qué esperas del maratón del Campeonato de Europa? La Copa de Europa, si todos corremos a nuestro nivel podemos ser campeones de Europa, si competimos bien, si funcionamos bien podemos ser medalla y luchar por ser campeones. A nivel individual, si la preparación va bien y no hay problemas, yo creo que puedo estar luchando por una medalla, si no estuviera capacitado para luchar por una medalla no tendría motivación. Luego el maratón te pone en tu sitio, siempre me han gustado más los campeonatos que las carreras de marca, además voy a compartir equipo con gente con la que tengo mucho feeling, especialmente con Javi Guerra, con el que he entrenado muchos años, estaré muy bien acompañado y eso también ayuda.

Muchas veces te has significado muy combativo contra el dopaje. Pues ha tenido sus cosas buenas, pero también me he ganado alguna enemistad y algún aficionado que cree que para ser atleta de élite hay que hacer trampas y te ven como un traidor. Siempre digo que los que hacen trampas a los que más daño hacen es a los propios compañeros del gremio, dañan nuestra credibilidad. No me gusta darle al tema un protagonismo excesivo porque lo que me gusta es el atletismo como deporte pero cuando me preguntan lo tengo claro.

¿Qué sientes cuando otros atletas, y los aficionados, te ponen como ejemplo de deportista, por tu integridad y honestidad? Me gusta, porque por encima de los resultados, que en el deporte de élite son importantes hay otros valores que son mucho más importantes. Me llena de orgullo que la gente me tenga en esa estima, que los chavales jóvenes te tengan esa consideración, que los buenos resultados se pueden obtener honestamente.

"Tengo la misma ilusión que cuando tenía 18 años"

Cuando eras un júnior muy prometedor, si te hubieran dicho en ese momento que ibas a estar con casi 40 años aquí entrenando. No me lo hubiera planteado, cuando tenía 18 años veía a los de 40 como unos viejos, las cosas como son (risas), va cambiando la mentalidad según pasan los años, pero no me lo hubiera imaginado y menos cuando yo soñaba con ser una estrella del 1.500, a quien me hubiera dicho que con 40 iba a estar corriendo maratón le hubiera tachado de loco.

¿Qué queda de aquel Jesús España? Pues fíjate, Miguel, no ha cambiado la ilusión, tengo la misma ilusión, la ilusión de tener un objetivo, las ganas siguen ahí, si no tienes ganas se puede hacer atletismo pero a nivel competitivo estás muerto. Es un deporte muy duro pero sin ganas estás fuera.

"De mi carrera más rápida en 5.000 no guardo buen recuerdo"

¿Crees que has llegado a tus topes cronométricos? Son 7:38.28 en 3.000 metros y 13:04.73 en 5.000. Yo creo que donde más me he acercado es en el 5.000, aunque de aquella carrera (13:04.73 en Mónaco en 2011) no guardo gran recuerdo, fue mi mejor marca pero acabé decepcionado, estaba convencido de que podía bajar de 13, pero desde antes del 3.000 iba a cola de grupo, haciendo la goma, descolgado, yo siempre llegaba al último 1.000 con frescura, intenté cambiar, recuerdo la decepción porque ese año había dado un salto cualitativo, pero llegué a la última vuelta con 10 o 12 atletas y que me sacaran 6 o 7 segundos, me dije "estoy un escalón por debajo de esta gente". Luego sí lo he valorado, quizá es la prueba donde más me he acercado a mi tope. En el 3.000 me defendía mejor que en el 5.000, pero siempre me centraba en hacer una marca mínima y preparar el campeonato de España y el campeonato de turno, no competí muchas veces cuando estaba al 100%, he dado preferencia a los campeonatos, el del 3.000 me hubiera gustado bajarla unos segundos. Es que entre el 3.000 y el 5.000 hay una gran diferencia, el 5.000 aunque sólo son 2 km más en realidad a nivel competitivo es como si fueran dos tres miles, es otra cosa diferente.

Has sido más atleta de puestos y victorias que de marcas. Sí, sí, seguro. Mira, por eso me gustaba tanto la Copa de Europa, ahora el Campeonato de Europa de Selecciones, me encantaba, primero porque representabas a España, con su espíritu, con los compañeros en la grada, el crono no era relevante, había que saber correr tácticamente, lo importante eran los puntos. Llegaste siempre primero o segundo. Sí, de diez veces quedé creo seis veces primero y cuatro segundo. En los últimos años me costó mucho más ganar, me faltaba algo de chispa al final.

Al hilo de lo que hablábamos antes, ¿crees que ese 13:04.73 tuyo es el "verdadero" récord de España de 5.000? A ver, objetivamente, legalmente soy el tercer atleta detrás de Bezabeh y Alberto García, este dato no se puede refutar, pero los dos han sido sancionados, moralmente me siento recordman de España, legalmente no. Siempre lo he dicho, se deberían anular las marcas de los que han sido sancionados, no sé si se podrá hacer desde el punto de vista legal.

¿Y con el 10.000 qué ha pasado? Has corrido muy pocos. El 10.000 lo veía a nivel de entrenamiento y de competición como el 5.000 aunque sea el doble de distancia. Siempre me gusto más el 5.000 porque mis características eran para esa prueba y exploté mucho el 5.000, me parecía que hacer 10.000 era hacer lo mismo, así que no me atraía. Hice un 10.000 de promesa con 29:02 en la Challenge en Lisboa y luego también en Lisboa pasé a menos de 14 el 5.000 y luego casi me muero, hice 28 veintialgo. La he corrido mucho en ruta, en la San Silvestre a final de año, pero no me atraía, en pista es una prueba bonita para verla, me gusta verla, pero no me motivaba.

"El hecho que Farah haya llegado donde ha llegado ha revalorizado mi triunfo en Göteborg"

¿Cuál es la prueba de la que tienes mejor recuerdo? ¿Tu triunfo en el europeo de 2006 ante Mo Farah? Sí, me acuerdo mucho de aquel campeonato, fui muy bien preparado, fue todo bien, las sensaciones fueron bien, viéndolo con perspectiva evidentemente mi mayor éxito fue aquel. El hecho de que Farah luego ha llegado donde ha llegado y se haya convertido en uno de los mejores de la historia ha revalorizado aquel título y le ha dado mayor relevancia. En Barcelona 2010 tuve casi mejores sensaciones durante la carrera que en Göteborg, hice buena preparación y me motivaba poder defender el título en casa, arropado por el público. Por cierto, quizá sea un poco clásico, pero me gustaba más el europeo cada cuatro años, está el europeo de verdad y el europeo en el que los buenos están reservándose para los Juegos Olímpicos.

¿Has presumido mucho de haberle ganado? (risas) No, a ver, el triunfo se ha revalorizado. He coincidido con él muchas veces, al principio le gané, yo soy cinco años mayor, él luego subió exponencialmente, se cruzaron nuestros caminos pero luego él ya ha estado en otro nivel. Sí presumo de tener un buen trato con él, es un chaval muy jovial y muy majete.

"En una maratón si llevas 25 km y te quedan 17 y vas fuera de tus expectativas se hace muy duro"

Los años olímpicos no han sido generosos contigo, no pudiste ir a Atenas 2004 y Londres 2012, en Pekín 2008 sí accediste a la final de 5.000 y en Río tu participación no fue buena. No, no lo han sido, me acuerdo que en 2004 tuve una factura de estrés, quedé 4º en el nacional e hice la mínima fuera de plazo, en 2008 llegué alto tocado. Ahí llegaste a la final. Sí, pero noté la falta de kilómetros, no recuperé bien de la eliminatoria. En 2012 antes de ir me rompí el tendón de Aquiles y en 2016 volví a ir, en otra prueba distinta, pero no tuve un día brillante, no me adapté. ¿Qué pasó en Río? No me adapté, llovió mucho ese día, no hacía calor, 14 o 15 grados, no entre en calor en ningún momento, nunca me ha ido bien el agua, no me encontré bien, acabé muy frustrado no por el puesto, que fue muy secundario, sino porque no reflejé la preparación que yo había hecho, estaba mucho más preparado pero a veces así es la competición. Lo pasé mal, lo pasé mal, sobre todo mentalmente, en un 5.000 aprietas los dientes y llegas pero en una maratón llevas 25 km y te quedan 17 y si vas fuera de tus expectativas se hace duro.

¿Cuál ha sido tu peor carrera? Pues mira, la peor carrera son las que no he podido hacer, las que he visto por la tele, y he dicho, madre mía, estoy aquí y no puedo correr. Cuando te sale una mala carrera al menos tienes la opción de estar ahí, cuando lo ves desde fuera es lo más duro, que no estás donde debes.

"La pista cubierta era mi hábitat natural"

La pista cubierta se te ha dado muy bien, mejor comparativamente que el aire libre. Sí, sobre todo al principio, yo tenía muchos problemas de alergias en primavera, ahora lo he aprendido a gestionar y levanto el pie, pero cuando era joven forzaba mucho el cuerpo y llegaba al verano con lesiones. En pista cubierta no me pasaba, nos íbamos al bosque (de la Casa de Campo) a hacer cosas largas con Dioni (Dionisio Alonso) y en cuanto tocaba la pista una vez me sentía genial, llegué a hacer un 3.000 en pista cubierta habiendo tocado la pista dos veces. Funcionaba mucho mejor en la pista que en el cross y me salía natural, era mi hábitat natural. Has ido a cinco europeos indoor. Sí, he ido a cinco, con tres bronces, un cuarto puesto y un quinto. Tengo una espina clavada con el 5.000, he sido más de 3.000 que de 5.000, conseguí el título en 5.000 cuando tendría que haber conseguido antes el de 3.000 en pista cubierta que era la prueba que más se adaptaba a mí.

"La cámara de llamadas no me genera ninguna tensión"

¿Por qué tienes esa manía de calentar el primero y llegar a cámara de llamadas el primero? Porque tardo mucho, hay gente que llega la última a cámara de llamadas, pero yo no veo a nadie en cámara de llamadas, si dura 15 minutos los 15 minutos estoy haciendo algo, me cambio los calcetines del calentamiento, compito con otros, una manía que tengo, me pongo las zapatillas, me las ato, que si me lo he puesto muy fuerte, me lo aflojo, ahora demasiado floja, me lo aprieto (risas), la cámara de llamadas no me genera ninguna tensión, estoy a mis cosas, y estoy siempre el primero.

Yo tengo otra versión distinta que no coincide con lo que me has dicho. ¿Cuál? ¿Cuál? Siendo muy jovencito llegaste tarde a una carrera. Ah, sí, pero no tiene que ver, fue en el Retiro, era una milla con una minicadena de música de premio al primero, y de repente escucho un disparo, miro y digo si son los que corren conmigo, había calculado mal.


"Seguro que los buenos no se ponen nerviosos"

¿Cómo gestionas los nervios? ¿Pasas nervios antes de las carreras? Sí, sí paso, antes me generaban dudas, me fijaba en los buenos, en Fermín Cacho por ejemplo, y yo pensaba "esta gente no se pone nerviosa", por la sensación que daban, a lo mejor quien me vea a mi piensa lo mismo. Al principio me generaba ansiedad el hecho de ponerme nervioso porque pensaba "seguro que los buenos no se ponen nerviosos" y luego descubrí que hay que estar nervioso para hacerlo bien. En los campeonatos importantes estoy nervioso pero es una tensión que controlas y te hace dar un puntito más. En un entrenamiento vas a 2:35 el mil y te cuesta en competición vas a 2:35 el mil y te cuesta menos por esa tensión que te genera el cuerpo.

¿Has sido disciplinado como atleta? Creo que sí, a veces he cometido el error de pensar que si para hacer tal marca hay que entrenar tanto, para hacerla mejor hay que entrenar mucho más, y lo he pagado en forma de lesiones. Luego te das cuenta que los cambios hay que hacerlos de forma gradual, he pecado siempre de tener más muchas ganas. Es bueno que el entrenador esté frenando al atleta, si es al revés poco futuro tiene ese atleta.

Háblanos de tus entrenadores que has tenido. Carlos Estangüi fue mi primer entrenador, en el pueblo (Valdemoro) hasta el año 2000, por motivos laborales no pudo seguir conmigo, desde 2000 hasta 2014 con Dionisio Alonso, a veces colaborando Juan del Campo en temas de fuerza y demás. Y cuando Dionisio dejó de entrenar primero Juan solo y ahora el tándem Juan con Luismi Martín Berlanas, ha sido una evolución, no hubo cambio al entrenar con Juan, era colaborador con Dioni. El cambio fue pasar de Carlos a Dioni, de hacer cosas en el pueblo a entrenar en la pista en cosas que nunca había hecho. Me siento muy afortunado, tanto desde el punto de vista atlético como el personal he tenido mucha suerte de encontrarme tanto con Carlos, como a Dioni, a Juan y ahora a Luismi. El entrenador es importantísimo, más en la fase de formación del atleta, cuando eres más mayor la relación cambia, el entrenador ya no te manda, dialogamos, es otra manera.

"En carrera tengo el control, me sale natural"

Cuéntanos esa leyenda urbana que dice que en carrera eres una "calculadora humana", ¿es verdad que sabes controlar la situación y los tiempos como creemos? Sí, eso lo he hecho, una vez en un campeonato cuando era júnior con Jorge González Amo, los cuatro primeros pasaban por puestos y había cuatro puestos por tiempos, le pregunté a Jorge el tiempo del quinto y del octavo de la otra serie, me decía "no te hace falta saber los tiempos, hay que pasar por puestos", yo le decía "pero si puedes pasar dos segundos más lento mejor". Siempre lo he mirado, cuando uno está muy bien preparado te preocupas menos de eso pero si se puede guardar un poquillo en las eliminatorias. En Göteborg 2006 pasábamos cuatro por puestos y puse incluso mala cara al final, de llegar mal, y me encontraba genial. Llevar el peso y ser considerado favorito por los otros es complicado, es como si te pusieran un chaleco de dos kilos encima. Siempre me ha gustado pasar desapercibido, me ha dado tranquilidad y me quitaba mucha tensión.

¿En carrera controlas la situación? Sí, me sale natural, me centro mucho, en carrera me anima la gente y no me entero de nada, tengo el control de la carrera y no me entero de fuera, no oigo nada. Cuando el europeo de Praga 2015 controlé los tiempos y pasé por tiempos y me sobró un segundo, se quedó fuera Carlos Alonso. Si era octavo y hacía mejor tiempo que Carlos pasaba a la final. En pista cubierta hay dos cronos, el ritmo es muy fácil de controlar, a mí no me parece tan difícil, siempre me ha gustado hacerlo. ¿Conoces a tus rivales, los estudias, sabes lo que han hecho las semanas anteriores? Intento ver más que el historial las últimas pruebas antes del campeonato, más que los nombres son los estados de forma de cada uno, no estudio a todos, pero sí, estudio a unos cuantos.

"The country y the name es lo mismo, que me llamo España"

Creo que eres muy competitivo, te picas hasta en los entrenamientos. Antes mucho, ahora menos, me lo decía hace tiempo Alberto Juzdado, que me dio muchos consejos, antes era competitivo siempre, ahora soy más selectivo, esa chispa, esas ganas de competir se me van yendo. Un poquito mala persona sí que has sido, a tu pobre hermano pequeño en vuestros piques no le dejas ganar nunca. Sí (risas), somos los dos muy competitivos y nos hemos picado muchas veces, nos hemos ayudado siempre, el terminaba su temporada y me ayudaba con el final de la mía. Tu hermano Fran es el que me ha contado algunas cosas, una vez que ibas tú solo por el campo y oías a alguien detrás. Sí, sí (risas), ese pudo ser uno de los rodajes más rápidos de mi vida, escuchaba algo detrás que venía, me piqué, y al final era mi propio chubasquero que hacía ruido por detrás, mira hasta donde llega la gilipollez de las personas, picado con uno mismo (risas).

Cuéntame otra vez la anécdota de tu apellido y tu país. Sí, me ha pasado, sobre todo al principio en el extranjero, iba a recoger el dorsal y me decían "Name?", y yo respondía "España" y me decían "No, no, country no, name". Y yo "the country y the name es lo mismo, que me llamo España" (risas). Y tengo una anécdota con la atleta inglesa Hanna England, coincidí con ella, le dije "te habrá pasado a ti también", me dijo que alguna vez le había pasado lo mismo.

"La familia no tiene que girar en torno a que papá tiene que tener las piernas en alto"

Tienes una familia, esposa y dos hijos, ¿cómo compaginas ese día a día familiar con tu faceta de atleta de élite? En mi vida antes lo primero, lo segundo y lo tercero era el atletismo, incluso cuando tenía novia, ahora mi mujer, vivía cien por cien centrado en el atletismo. Ahora, aunque me encanta el atletismo, soy primero padre, luego marido y el atletismo está en tercer lugar. Estoy en deuda con mi mujer, que ha hecho enormes sacrificios por mí, me encanta lo que hago pero siento que les estoy robando a mis hijos el protagonismo y el tiempo que necesitan ellos, la familia no tiene que girar en torno a que papá tiene que descansar o a que papá tiene que tener las piernas en alto de haber hecho las series, aunque sea mi trabajo me siento a veces hasta culpable por ser el centro de atención de la casa.

No eres atleta de redes sociales, aunque algunas fuentes me han dicho que sí estás informado de lo que se dice en ellas. No, tengo un facebook que me hizo mi amigo Pablo Villalobos y que me administra mi mujer, de vez en cuando pone algo, pero si tienes redes sociales tienes que ocuparte, interactuar con la gente, me da cierta pereza y me gusta más el trato personal, aunque es una herramienta muy útil para el que la quiera usar. Te ha pillado ya mayor (risas). No, no es un tema de mayor, es que no va con mi forma de ser, no casamos, quedaría artificioso, sí es verdad que mi mujer tiene twitter y a veces me meto para ver resultados que pones tú o gente que pone noticias o si hay algún streaming pero para expresarme no. Los más jóvenes lo utilizan mucho, algunos muy bien y otros desde mi punto de vista de manera excesiva.

Enlaces relacionados:

Historial de Jesús España
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia





Jesús España junto al autor de la entrevista Miguel Villaseñor.
Jesús España junto al autor de la entrevista Miguel Villaseñor.

En los Juegos Olímpicos de Pekín 2008
En los Juegos Olímpicos de Pekín 2008

Celebrando junto a sus compañeros en la llegada a meta de Amsterdam 2016
Celebrando junto a sus compañeros en la llegada a meta de Amsterdam 2016




En el Europeo de Göteborg 2006 tocó el cielo junto a Juan Carlos Higuero
En el Europeo de Göteborg 2006 tocó el cielo junto a Juan Carlos Higuero

Durante el maratón de los Juegos Olímpicos de 2016
Durante el maratón de los Juegos Olímpicos de 2016

En el Campeonato de España de maratón en Sevilla en 2016
En el Campeonato de España de maratón en Sevilla en 2016

Logrando el bronce en el Europeo Indoor de Turín 2016
Logrando el bronce en el Europeo Indoor de Turín 2016







Juanto a uno de sus dos entrenadores, Juan del Campo
Juanto a uno de sus dos entrenadores, Juan del Campo

En su último mundial de Cross en 2017
En su último mundial de Cross en 2017

Ganando el oro en los Juegos Iberoamericanos de 2004
Ganando el oro en los Juegos Iberoamericanos de 2004







Servicio Oficial diseñado y producido por MSL Technology. © Copyright 2018 / RFEA 1997-2018. Reservados todos los derechos.
| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |