Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo



        Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin

    



   »» WEB EUROPEAN ATHLETICS     »» WEB BERLIN 2018

 viernes, 25 de mayo de 2018   ENTREVISTA WEB 24/2018
Carlos Mayo, un médico a la carrera

Por : Emeterio Valiente


Dentro de un año se convertirá en el médico Mayo maño y el atletismo pasará a ser asignatura troncal en su rutina diaria; empero, no le está yendo mal aún como optativa, aunque realmente sus alternativas son solo tres, oro, plata o bronce. En la ciudad sin vocales destapó el tarro de las esencias con un demarraje que dejó ojipláticos a los allí reunidos, contrincante germano incluido. El equipo MAM (Mareca, Abadía, Mayo) está llamado a hacer historia y es que el Reino de Aragón vuelve por sus fueros.

- Carlos, el pasado verano escribiste una página gloriosa al proclamarte campeón de Europa sub-23 de 10.000m en Bydgoszcz; casi un año después de esa gesta, que te catapultó a ser elegido 'mejor atleta sub-23' de la temporada, ¿cómo la recuerdas?
- Sin duda, como el día más feliz de mi vida. Los últimos metros fueron una auténtica locura y recuerdo que no podía parar de sonreír.

- Tu ataque a falta de 270m al alemán Amanal Petros fue demoledor, ¿sabías que eras capaz de hacer ese cambio tan brusco o te sorprendió incluso a ti?
- Me sorprendió, porque hubo momentos durante la carrera, sobre todo cuando tiró el alemán, que lo pasé un poco mal y pensé que eso me pasaría factura en los últimos metros; pero sí que es verdad que en un 10.000 se pasan mejores y peores momentos y al toque de campana me vi con mucha fuerza, aunque tengo que admitir que ese cambio en ningún momento estaba planificado, fue todo improvisado. La decisión de cambiar en ese momento y darlo todo la tomé décimas antes de hacerlo.

- Ya has comentado en alguna ocasión que tu intención no era evidentemente 'hacer de menos' a nadie, sino que no pudiste reprimir tu alegría y por eso, a falta de más de 100m, ya empezaste a festejarlo, ¿verdad?
- Eso es, llevaba tres años acariciando el oro en el cross, pero siempre me había quedado a las puertas, y la verdad es que verme ganador me hizo ponerme eufórico. Me salió del alma, hay que tener en cuenta que a falta de 300 metros el alemán y yo estábamos juntos, y di el cambio sin mirar atrás y con todo lo que tenía. Me esperaba un final muy apretado y al ver que le había sacado tanto en tan poco tiempo me sentí ganador y saqué toda la tensión con esa celebración. De todas formas, me vuelvo a disculpar si a alguien le sentó mal o le pareció un mal gesto, para nada fue mi intención, de hecho mi relación con Petros es muy buena y jamás le haría de menos, porque además de ser un gran competidor y corredor, le considero un amigo.

- ¿Cómo te planteabas el 5.000m, con el 'subidón' de moral que cogiste en el 10.000, pensabas que conseguirías el doblete?
- La verdad es que verme con ese final me dio confianza, pero en esos momentos tienes que olvidarte de lo que acaba de pasar y centrarte en recuperarte lo antes posible tanto física como mentalmente para encarar la siguiente competición con las fuerzas renovadas. Sabía que no iba a ser fácil después de haber dado 25 vueltas a la pista. Mi objetivo era luchar por una nueva medalla, aunque siempre pensando en el oro por supuesto. Un doblete habría sido la locura, pero conseguir medalla en una carrera táctica y complicada como fue la del 5.000 y sólo dos días después del 10000… no puedo estar más contento la verdad, todo el trabajo salió a la luz.

- ¿Crees que en la recta final te 'pesó' el 10.000 de apenas dos días antes?
- Puede ser, está claro que un 10.000 no te deja sin secuelas y más acabando tan fuerte como acabé. Mis sensaciones en el 5.000 no fueron tan buenas como en el 10.000, eso también es verdad, pero yo aposté por la distancia larga y creo que la jugada salió francamente bien. Si sólo me hubiera centrado en el 5000 no necesariamente el resultado hubiera sido mejor, quizás habría sido peor, nunca se sabe…

- En el Nacional de Torrent te batió Jordi Torrents en un final de 5.000 trepidante; al ser él un gran especialista de 1.500, ¿sabías que lo más probable era que te ganara o confiabas en tu final?
- Confiaba en mi final, pero también sabía que Jordi venía del 1.500 y era una apuesta arriesgada dejarlo todo para los últimos metros. Creo que cometí un error de colocación a falta de 250 metros cuando iba en primera posición y me abrí para intentar obligar a mis rivales a ir por el exterior en la curva si querían adelantarme… ahí me abrí demasiado y ese hueco que dejé por el interior lo aprovechó Jordi y me sorprendió porque no me esperaba que me pasaran por el interior. Jordi leyó muy bien la carrera, cambió con una fuerza brutal y sin duda fue justo vencedor.

- Poco antes de la apoteosis de Bydgoszcz representante a España en el Campeonato de Europa de Lille donde conseguiste un gran tercer puesto en el 3000m, ¿cómo fue esa experiencia, te quedó la sensación de haber podido ser segundo?
- Hombre, siempre cuando recuerdas una carrera al día siguiente o momentos después te quedas con la sensación de que podrías haber mejorado tu actuación en algún momento… pero siendo sincero, creo que hice una carrera muy buena, haciendo mi marca personal en 3000 en aire libre con una última vuelta muy rápida y ante unos rivales de una categoría altísima. Recriminarme a mí mismo algo de esa carrera creo que no sería justo.

- De tus tres bronces consecutivos en el Europeo de cross (como júnior en 2014 y sub 23 los dos años siguientes) ¿de cuál guardas mejor recuerdo y por qué?
- ¡Uffff!, creo que sería como si me preguntaras si quiero más a mi padre o a mi madre… no sabría responderte porque cada carrera tuvo lo suyo. La primera, en Samokov, fue especial porque era mi primera medalla internacional, pero sí que es verdad que la carrera fue algo rara con la equivocación del ruso. La segunda, en Hyeres, también la recuerdo como un logro muy grande, porque venía muy justo arrastrando una periostitis en la tibia que no me había dejado completar la preparación tan bien como quisiera, pero también recuerdo cierta rabia porque es la que más cerca estuve del oro ante el británico. Y en la tercera, en Chia, llevé todo el peso de la carrera, tirando prácticamente de principio a fin, y conseguir estar ahí a pesar de ese desgaste tuvo mérito, pero por otro lado no pude hacer nada por luchar por el oro… Es imposible elegir porque la alegría fue inmensa en las tres ocasiones, la verdad.


- Realmente tu explosión en el atletismo fue de forma repentina, pues en 2013 corrías en 4:07 y 8:46 y la temporada siguiente ya lo hacías en 3:50 y 8:20, además de ampliar el abanico al 5000 (14:13) y 10.000 (29:52), ¿qué factores se dieron para esa mejoría tan grande?
- Pues principalmente fue cuestión de trabajo, ya que fue el primer año que me tomé en serio este maravilloso deporte. Me propuse ser internacional en cross en 2013 porque siempre había sido la disciplina en la que mejores resultados había cosechado, consiguiendo estar en el top10 nacional, y luego todo lo demás vino poco a poco; de manera progresiva me he ido poniendo objetivos más y más altos. Un factor importante fue que justo ese año comencé la Universidad y la libertad de horarios es mayor que en el Bachillerato. Además, comencé a entrenar con José Luis Mareca, mi actual entrenador, y me adapté muy bien a su metodología que yo pienso que es perfecta para mí.

- El hecho de contar ya entonces en tu grupo con un atleta consagrado como Toni Abadía, ¿te ha ayudado en el día a día en el sentido de ser una referencia para ti?
- Sin duda, para mí Toni fue desde un principio un referente. Ya lo era antes de que llegara al grupo, cuando lo veía competir en Aragón y en los campeonatos nacionales, pero el entrenar con él ha sido muy importante, porque al transmitirme sus experiencias y sus consejos, me hacía afrontar los objetivos con muchísima más confianza. Casi podría decir que para mí Toni ha sido y es un segundo entrenador, además de un grandísimo amigo, o como nosotros decimos, un 'hermano'.

- Es curioso porque tu tremenda progresión en los últimos años te había ido acercando paulatinamente a él y en este 2018, cuando podía pensarse que podías alcanzar su nivel, las lesiones han ralentizado tu progresión, ¿comentáis entre vosotros algo así como: "dentro de nada me vas a ganar, Carlos" o "voy a por ti, Toni"?
- Sí, claro. Yo creo que tenemos un pique muy sano, que nos hace mejorar a los dos y sobre todo a mí que soy el pequeño (risas). Sí que es verdad que le tengo mucho respeto porque para mí Toni ha sido siempre como un ídolo y el confía más en mí y en que pueda ganarle que yo mismo, la verdad. Todavía tengo mucho que mejorar para llegar a su nivel y espero que las lesiones dejen de ser un impedimento en mi progresión porque da mucha rabia y nunca vienen bien, aunque está claro que forman parte de la vida de un deportista a estos niveles.

- ¿En qué prueba crees que es menos complicado 'echar el guante' a Toni, 5.000, 3000 pista cubierta, cross…?
- Personalmente, yo suelo desenvolverme mejor en pruebas largas, pero el 'problema' es que Toni es un atleta muy completo tanto en distancias largas como cortas. Lo que sí que te podría decir es que donde veo más complicado de 'echarle el guante' es en pruebas más de medio-fondo y en carreras tácticas, porque él suele tener mejor final que yo, aunque también es verdad que es un aspecto que estoy empezando a trabajar para mejorarlo.

- ¿Qué dirías que es lo mejor de Toni, tanto en el plano atlético como en el personal?
- Es una persona superalegre, no concibe la vida sin una sonrisa y sin disfrutar de lo que hace, y eso es lo que le hace tan fuerte; como disfruta tanto de correr y de este deporte, cuando se lo propone, me parece un corredor invencible, porque tiene unas cualidades atléticas que, sinceramente, no he visto en nadie.

- En marzo batió el récord de España de 10km en ruta, con unos descomunales 27:48; tras los problemas físicos que le lastraron el año pasado, ¿pensabas que volvería tan fuerte?
- Te digo lo mismo que le dije a él: aluciné con el registro y con la carrera que realizó. Sabía que estaba fuerte, pero no me esperaba una barbaridad semejante. Es lo que te he comentado antes, cuando se lo propone y cree en sus posibilidades, es capaz de cualquier cosa, es invencible.

- Realmente, Toni y tú tenéis muchas cosas en común: entrenador, distancias que corréis, grandes prestaciones en cross, mentalidad a prueba de bomba…, ¿en qué aspectos dirías tú que sois diferentes?
- En cuanto a forma de ser creo que yo soy mucho más disciplinado, impaciente y ansioso que él; mientras que él es mucho más natural a la hora de hacer las cosas, mucho más paciente y se deja llevar mucho más. Para mí, no son cosas ni buenas ni malas, ya que en determinados aspectos de la vida te puede venir mejor ser de una determinada manera y en otros de otra, simplemente cada uno es como es. También es verdad que, en cuanto al atletismo se refiere, Toni puede permitirse ser así porque sus condiciones físicas y atléticas considero que son mucho mejores que las mías, y, sin embargo, yo requiero de mucha disciplina para sacar lo mejor de mí.

- Tienes buenas marcas desde el 1.500 (3:41.44) al 10.000 (28:48:41), pasando por el 3.000 (7:54.34 en pista cubierta) y 5.000 (13:34.95), ¿en qué distancia te encuentras más cómodo, en 5.000 o en 10.000?
- Quizás me encuentre algo más cómodo en el 10.000, porque el ritmo me resulta más sostenido y en los primeros kilómetros las sensaciones son mejores; sin embargo, el 5.000 te obliga a llevar un ritmo muy fuerte desde el principio.

- Si todo va normal, el año que viene terminas la carrera de Medicina, ¿te tomarás un año sabático para intentar estar en los Juegos de Tokio?
- Si todo va bien y las lesiones me respetan, ésa es la idea, en principio, aunque prefiero pensar en el ahora, ir año a año y en el momento que tenga que decidir, decidiré.

- ¿Tienes curiosidad en comprobar cuánta mejoría vas a experimentar cuando te dediques solamente a descansar y entrenar?
- Sí, quiero ver si de verdad mi rendimiento puede ser mejor sin tener que estar estudiando o yendo al hospital de prácticas, pero nunca se sabe. Está claro que a nivel de cansancio y recuperación muscular voy a mejorar, pero al tener en mi mente sólo el atletismo, quizás eso me haga empeorar en otros aspectos porque soy una persona muy inquieta… lo que es seguro es que quiero salir de dudas.

- Aún quedan dos años, pero, ¿en qué distancia crees ahora mismo que intentarás ser olímpico?
- Lo más seguro es que sigamos la planificación de todos los años y lo intente tanto en el 5.000 como en el 10.000 a ver en cuál de las dos tengo más posibilidades, pero siendo sincero, me gustaría más serlo en 5000 porque considero que soy joven para centrarme ya tanto en el 10000.

- ¿Crees que podrás aplicar en el futuro tus conocimientos médicos para mejorar tu rendimiento deportivo?
- Sí, creo que será una ventaja importante, sobre todo porque tengo la idea de especializarme en una rama médica que permita ayudar a los deportistas a prevenir sus lesiones, identificarlas precozmente y buscar una solución a las mismas lo más natural posible.

- ¿Qué nos puedes contar de Pepe Mareca, tu entrenador?
- Para mí es un amigo y sobre todo una persona supernatural y muy sincera. Creo que su mayor virtud es lo empático y lo buena persona que es. Sabe que, por encima de todo, sus atletas somos personas, con nuestros problemas y preocupaciones, y no sólo máquinas de correr; por lo que es capaz de adaptarse mucho a tus necesidades, haciéndote mejorar sean cual sean tus condiciones.

- ¿Cuál es exactamente la lesión que te ha dado guerra este año?, ¿crees que aún te dará tiempo a luchar por una plaza para el Europeo de Berlin?, ¿lo intentarás en 5.000, por aquello de la falta de entreno?
- Ha sido una entesitis (una inflamación de la inserción del tendón) en la rodilla, concretamente de las fibras del retículo medial. Por suerte, he tenido mucha gente detrás procurando que el problema se solucionara lo antes posible y, aunque he estado fuera más de lo esperado inicialmente, ya parece que hemos salido del túnel y estoy entrenando con normalidad. Aprovechando la ocasión, me gustaría agradecer a todos ellos lo que han hecho por mí: a todo el equipo de Clínica Podium y Fisio Zgz, en especial a los 'fisios' Carlos García-Cebadera y Álex Vallés, y al médico deportivo Pepe Sarasa; al médico Alfredo Blasco y al fisio Jorge Blasco del HM de Zaragoza; a la RFEA y a sus médicos por su interés y disposición, en especial a Christophe; y a toda mi familia, a mis amigos y a mi novia, así como a mi entrenador y a todo mi grupo de entreno. Contestando a la otra pregunta, sí que voy a intentar conseguir la mínima para estar en Berlín y será en el 5000.

- ¿Te gusta más la pista o el cross?
- Cada disciplina tiene lo suyo. Para mí, la pista es el verdadero atletismo, me gusta y apuesto por ello, pero quizás sí que el cross es la modalidad en la que he competido toda mi vida desde pequeño y le tengo un cariño especial, además de que disfruto mucho corriéndolo.

- Más de uno, al leer tu lugar de nacimiento, Madrid, pensará que se trata de un error, ya que todo el mundo te identifica con Zaragoza y tú ejerces de maño al 100%, ¿podrías comentar esa circunstancia?, ¿es totalmente anecdótico para ti el haber nacido en Madrid?
- Mis padres son farmacéuticos militares y estaban destinados en Madrid cuando nací, aunque ellos son de origen manchego: mi padre de El Provencio (Cuenca) y mi madre de Almagro (Ciudad Real). Cuando tenía 3 años les destinaron aquí a Zaragoza y es donde nos hemos asentado finalmente. Así que, yo me considero maño y aragonés de sentimiento y de corazón, pero no me olvido de mis orígenes y estoy orgulloso también de ellos, tanto el lado madrileño como mis raíces manchegas).

- ¿Es cierto que tienes algún precedente familiar que fue campeón de España en alguna ocasión? Y tu padre hacía maratón, ¿verdad?
- Sí, mi tío José Francisco Mayo fue medallista en campeonatos de España en categorías inferiores y mi padre, Juan Carlos Mayo, desde unos pocos años antes de que yo naciera se puso a correr, centrándose en las maratones y llegando a conseguir un registro de 2h31. Además, mi abuelo, Antonio Nieto, va a cumplir 80 años y todavía sigue corriendo; y mi tío Javier también lleva corriendo muchos años… Así que la verdad es que se puede decir que la 'enfermedad' de correr y del atletismo me viene de familia. Y, por cierto, mi hermana Nieves Mayo también lo ha heredado, porque ella tiene un año menos que yo y ha sido medallista nacional en 400 en categoría juvenil y desde entonces hasta ahora mismo ha estado en el Top5 en los nacionales en su categoría y, para rematar la faena, mi novia Ana Lecha también es atleta y ha sido Campeona de España y varias veces medallista en categorías inferiores… vamos, que mi vida gira en torno al atletismo y me encanta.

- ¿Dirías que tu cabeza (carácter ganador, espíritu de lucha…) es mejor que tus cualidades físicas o dicho de otra manera, ¿crees que hay más atletas con tus cualidades físicas que con tu fortaleza mental?
- En mi opinión, y yo creo que a lo largo de la entrevista ya lo he dejado caer sin querer, mi cabeza es sin duda mi mayor fuerte y es lo que me ha hecho llegar hasta donde estoy y para mí es la cualidad más importante que debe tener un atleta.

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Carlos Mayo
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia


Llegando segundo a meta en el Europeo de Cross de Hyeres 2015
Llegando segundo a meta en el Europeo de Cross de Hyeres 2015

En el Campeonato de Europa por Equipos de Lille 2017
En el Campeonato de Europa por Equipos de Lille 2017

En 2016 debutó en el Europeo de Amsterdam
En 2016 debutó en el Europeo de Amsterdam

El pasado año en el Campeonato de España Sub23 se vio sorprendido por Jordi Torrents
El pasado año en el Campeonato de España Sub23 se vio sorprendido por Jordi Torrents







Tres imágenes de la Copa de Europa de Minsk 2017 donde fue tercero y campeón por equipos
Tres imágenes de la Copa de Europa de Minsk 2017 donde fue tercero y campeón por equipos

En el Europeo Sub23 de Tallinn 2015 donde fue tercero
En el Europeo Sub23 de Tallinn 2015 donde fue tercero

En pista cubierta participó en el Europeo de Belgrado de 2017
En pista cubierta participó en el Europeo de Belgrado de 2017

En abril recibió el premio al mejor atleta español sub23 de 2017
En abril recibió el premio al mejor atleta español sub23 de 2017







Servicio Oficial diseñado y producido por MSL Technology. © Copyright 2018 / RFEA 1997-2018. Reservados todos los derechos.
| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |