Real Federación Española de Atletismo
            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 miércoles, 02 de mayo de 2018   ENTREVISTA WEB 20/2018
José Antonio Quintana: "Lo mejor está por llegar"

Por : Antonio Aparicio


Conversamos con José Antonio Quintana poco después de la reciente concentración en Benicassim con vistas al Campeonato del Mundo de Marcha por Selecciones, que se celebrará en Taicang (China) los próximos 5 y 6 de mayo. Una concentración que califica de "bastante amena" y en la que, al estar a nivel del mar y haber un clima muy favorable, "se hacen buenos entrenamientos de calidad". El técnico madrileño, cuyos pupilos ya ofrecieron una magnífica actuación en la pasada edición de Roma 2016, acude en esta ocasión con 6 marchadores (Diego García, Laura García-Caro, José Ignacio Díaz, Marc Tur, Pablo Oliva y la sub-20 Marina Peña) a una competición que considera "súper importante"; poniéndola al mismo nivel que el Campeonato de Europa de este verano.

En esta entrevista, el mejor entrenador español de 2014 no sólo nos habla de la inminente cita de Taicang, sino también de sus expectativas para el Europeo de Berlín y más allá, de su trayectoria como técnico, del estado de la marcha española, de sus atletas que más le han sorprendido, del futuro de la especialidad…

José Antonio, ¿con qué expectativas y objetivos llegan tus discípulos al Campeonato del Mundo por equipos? Empezamos por Diego García, que hace poco más de dos semanas conseguía en Rio Maior su primer triunfo en una prueba de la Challenge de la IAAF…
A ver si puede hacer marca personal, mejorando la que hizo en el Mundial [1h20:34]; aprovechando su buen estado de forma y que allí va a ser una buena competición. Eso, de paso, le llevaría a un buen puesto, aunque tampoco nos obsesiona mucho, porque el principal objetivo de la temporada es el Campeonato de Europa de Berlín. Además, por equipos nuestro bloque del 'veinte' es muy potente, y debería apuntar a medalla.

En los 20 km femeninos, ¿cómo llega Laura García-Caro, tras los dolores musculares que le hicieron abandonar en Monterrey a finales de febrero?
Tuvo una microrrotura en el 'isquio', pero afortunadamente ya está recuperada del todo y llega bien; más o menos para estar en su marca personal y luchar por un buen puesto. Aunque a 5 atletas por país, con 5 chinas, va a ser complicado estar delante, pero si compite bien… A ver si puede mejorar su marca personal y que hagan buen puesto por equipos, que, si son regulares, creo que pueden estar en el podio.

La prueba con más atletas tuyos son los 50 km masculinos. ¿Cómo afronta la cita de Taicang el más veterano del grupo, José Ignacio Díaz, que ya brilló en la pasada edición de Roma siendo 5º?
Estoy contento, porque llegan los tres en buen estado de forma; sin lesiones, que ya es difícil en esta distancia… José Ignacio está en su 'segunda juventud'. Está muy bien. No sé si podrá estar al nivel del Campeonato del Mundo, en que hizo un buen registro con 3h48:08 [marca personal], pero va a andar en puestos delanteros y creo que también van a estar en podio por equipos. También se juegan individualmente la clasificación para el Europeo, pero creo que una plaza sí o sí debería ser para José Ignacio, si todo va normal…

"Marc Tur ha mejorado mucho técnicamente"



En la marcha larga también tienes a dos jóvenes con mucho futuro que se han visto lastrados por problemas diversos en los últimos años. ¿Qué nos cuentas de Marc Tur, después de que por fin lograse completar su primer 'cincuenta', y encima como campeón de España?

Ha salido de dos años de sequía, con unos problemas técnicos que daban mucha rabia, porque físicamente siempre ha estado bien. Pero por fin ha resuelto esos problemas y tiene muchísimo potencial. Lo que pasa es que le falta experiencia y es muy joven, pero yo creo que en China va a mejorar su registro que hizo en el Campeonato de España en Burjassot [3:56:05]. Y por equipos van a tener un buen resultado; si tres de ellos lo hacen bien… y Marc es una apuesta segura, porque ha mejorado mucho técnicamente.

¿Y en qué momento llega Pablo Oliva, todo un doble medallista europeo como júnior?
Le operaron de la cadera y el año pasado estuvo en blanco, por desgracia. Le ha costado la vuelta a la alta competición, porque tiene un déficit de kilómetros del año pasado y le falta volumen, pero aun así llega en un buen momento de forma; no para tirar cohetes, pero para estar en su marca personal y cumplir para el equipo llega bien. Aunque no tenga mucha experiencia, sí tiene esa valentía: es echado 'p'alante' a la hora de competir y creo que lo va a hacer bien.

En 2014, la competición ya viajó a Taicang y, en lo que respecta a tus atletas, deparó grandes alegrías sobre todo en categoría júnior, con dos históricas platas por equipos. ¿Cómo recuerdas aquella cita, y qué expectativas tienes este año para la categoría sub-20?
Hace 4 años, tanto Diego García como Laura quedaron en 4ª posición, batiendo récords de España además. Hicieron una buena competición rozando la medalla. Fue la primera vez que viajábamos a China, tanto ellos como yo; después sí estuvimos en Pekín. Fue una buena experiencia. La competición es bastante buena para hacer marcas y poder exprimirse al máximo. Este año en categoría júnior llevo sólo a Marina Peña, la actual campeona de España. También está para hacer marca personal, y clasificarse para su Campeonato del Mundo sub-20 este verano. Las otras júnior también parece que están bien, así que pueden hacer un buen papel por equipos.

"España logrará casi seguro dos o tres medallas por equipos en Taicang"

Y globalmente, ¿con qué posibilidades de lograr éxitos en este Mundial por equipos ves al conjunto de la Selección Española, donde también compiten otros atletas cuyos pasos guiaste muchos años, como Álvaro Martín, Julia Takacs y Lidia Sánchez-Puebla?
Por equipos somos una potencia. Aunque yo creo que China va a estar arriba en casi todo, pero después, prácticamente estamos nosotros, peleándonos en algunas distancias con unos países o con otros. Pero a nivel global de las dos distancias de 50km, las dos de 20km y los júnior, somos la potencia más uniforme, el país más equilibrado. Creo que vamos a lograr dos o tres medallas por equipos casi seguro.

En lo que respecta a la temporada, ¿cómo has planteado este campeonato con tus atletas? ¿Buscando tener dos picos de forma? ¿O estar al 100% queda reservado exclusivamente para el Europeo de Berlín?
Para nosotros esta competición es súper importante. Es como un pico de forma obligado, y luego llegar al verano con otro. Es decir, dos picos de forma al 100%. A veces no pasa, o es difícil; pero quitando alguna excepción como Pablo Oliva, que está un poquitín más 'verde' para el 50km y Taicang sí es su prioridad, para el resto son dos picos de forma prácticamente idénticos, tanto en 20km como en 50km… e incluso Marina en júnior. Además, deben buscar la clasificación para Berlín, y para eso tienen que estar entre los mejores españoles.

Es cierto que la pasada edición en Roma fue muy buena para tus atletas…
Sí, es una competición que nos gusta mucho, y la preparamos bien. Luego hay un pequeño factor de suerte que siempre hace falta, claro. Este año la novedad, aparte del 50km femenino, es el 'pit lane' o área de penalización [norma que, con el fin de reducir las descalificaciones, aplica penalizaciones de tiempo a los atletas que reciban tres tarjetas rojas por parte de tres jueces diferentes], que ya está en todas las categorías. Para una competición por equipos es mejor, porque hay más posibilidades de que más atletas lleguen a meta, y es un poco más justo para la clasificación por equipos, porque no dejas cojo al equipo. Sobre todo en 50 km, si hay uno o dos retirados…

"Creo que en Berlín lograremos por fin una medalla individual"

Pensando en Berlín, por ejemplo, Laura García-Caro ya fue la tercera mejor europea en el Mundial de Londres del año pasado. ¿Qué expectativas tienes para el Europeo? ¿Sueñas con que uno o más de tus atletas te "regalen" por primera vez un podio en una gran competición veraniega?
Sí, de momento se nos resiste... En invierno sí lo hemos logrado, en competiciones de Copa y en categorías inferiores también (donde Diego ha ganado en todas); pero en absoluto se nos resiste. Creo que este año por fin lograremos una medalla individual en Berlín. Laura debería estar luchando por la medalla, aunque no es lo mismo un Mundial que un Europeo, que la prueba suele ser más táctica al haber menos gente y entran en juego otros factores. Pero también alguna de las buenas en 20km se ha pasado al 50km, como la portuguesa Inés Henriques... Está abierto, pero Laura es una apuesta para intentar ganar medallas. Debería ser el objetivo.

Entonces, ves a Laura como tu principal baza…
Bueno, si Diego García sigue también la progresión normal… Pero hay que tener en cuenta que en el Mundial de Londres fue el cuarto español, por lo que exigirle ahora que sea medalla en el Europeo es exigirle mucho. Pero eso no quiere decir que la descartemos o que no vaya a luchar por ella. Creo que puede estar ahí. La medalla podemos fijarla como objetivo en función de lo que pase ahora en Taicang. Pero es muy joven y hay que darle tiempo también. No ha fallado nunca, pero tampoco hay que agobiarle.

Y en total, ¿cuántos atletas esperas poder llevar a Berlín?
Creo que José Ignacio prácticamente seguro. Al haber 4 plazas en 20km hombres, que es lo más difícil, Diego se tiene que clasificar. Laura también. Y si las cosas van como deberían, Marc Tur también debería clasificarse. Aspiramos a cuatro, aunque nunca se sabe… Pero los cuatro están bien. Es una aspiración realista.

"Con Laura y Diego, todo está enfocado a Tokio"

Más a largo plazo, ¿cómo valoras el potencial de futuro de tus dos principales exponentes, Laura y Diego?
Todo está enfocado a Tokio. Es una apuesta ya no de los atletas ni mía, sino de la Federación por el grupo, y porque, como deporte, necesitamos rendir al máximo en los Juegos Olímpicos. Su objetivo más importante a medio plazo en su carrera deportiva son los JJ.OO. de 2020. Además, van a llegar con la edad y la experiencia adecuadas para estar luchando por la medalla. En el camino pueden pasar tantas cosas que no sabemos… Pero incluso el seleccionador, Santiago Pérez, ya está pensando la fórmula para, el año que viene, no perjudicar a los que al año siguiente vayan a preparar con calma los JJ.OO para llegar en el mejor estado de forma a Tokio. Y el objetivo de Laura y Diego a medio plazo debe ser ése.

En el pasado Mundial, 3 de tus 4 marchadores que compitieron en Londres (Laura, Diego y José Ignacio Díaz) lograron marca personal, mientras que Álvaro Martín la acarició logrando plaza de finalista. ¿Fue esa competición una de tus mayores satisfacciones como entrenador? ¿Qué otras citas recuerdas con más orgullo?
Globalmente, esa competición fue buenísima. Creo que sí fue la mejor, porque que tres atletas, y en diferentes pruebas, hagan marca personal el día D y a la hora H, es súper complicado. Se dieron las circunstancias, llegaron bien y la hicieron. También recuerdo otras pruebas con mucho cariño, pero a mí me gusta más mirar hacia el futuro. Lo mejor está por llegar, y creo que la mejor competición todavía no ha llegado. ¡Esperemos que sea en Tokio!

La marcha española atraviesa por un momento dulce gracias sobre todo, a los potentes núcleos de entrenamiento que hay en Madrid (contigo), Cieza (con José Antonio Carrillo) y Guadix (Jacinto Garzón), sin olvidar la cuna de todos sus éxitos en Cataluña. ¿Es lo ideal que existan esos núcleos tan fuertes, o sería preferible que la élite estuviese más repartida geográficamente, y con más entrenadores?
Ahí hay diferentes opiniones. Yo creo que éste es el sistema bueno, porque al final, que varios atletas de cierto nivel puedan entrenar juntos conlleva que el rendimiento se vea mejorado. El día a día es importante; y es algo así como entrenar con liebres. Ahora bien, si se pudieran potenciar más grupos, mejor. Evidentemente, si los atletas que destacan se van yendo a los centros que ya hay, nunca se van a crear núcleos nuevos. Pero tampoco necesitamos 15 núcleos; a lo mejor uno o dos más puede ser. Pero pienso que así está bien, y la Federación y el seleccionador están trabajando bien en ese sentido; sobre todo apoyando mucho a los chavales que andan más sueltos, sin grupo. Les conceden concentraciones temporales, o les pagan unos tests puntuales. Creo que todo es mejorable, pero como está es una buena fórmula. De hecho, los resultados están ahí.

"Hay que buscar siempre el rendimiento del deportista, no el prestigio personal"

En lo personal, el reconocimiento del gran público empezó a llegarte cuando te eligieron mejor entrenador revelación en 2013 y mejor entrenador español en 2014, pero ya llevas 18 años entrenando a marchadores de cierto nivel. ¿Cómo recuerdas esos comienzos? ¿Quiénes fueron los primeros atletas que con sus pequeños éxitos te hicieron ver que ibas por el buen camino?
Lo recuerdo con mucho cariño. Me parece que ha pasado poco tiempo, pero ya han pasado casi 19 temporadas. Fue difícil y bonito. Estaba Carmen Boné, que todavía sigue vinculada muy bien al deporte, y algún atleta más. Enseguida llegó José Ignacio Díaz, y al poco tiempo empecé a crear un grupo de cierto nivel. El reconocimiento y los premios tampoco me preocupan mucho, porque los que tienen que rendir son los atletas. Si lo hacen, el entrenador obtendrá mayor o menor prestigio, pero tampoco hay que buscar eso. Hay que buscar siempre el rendimiento del deportista. Yo he tenido la suerte de tener muy buenos deportistas y, siempre lo digo, mejores personas, que es lo que hace que funcione todo bien. A veces me asusto del tiempo que llevo ya, pero ha pasado muy rápido. En todo este tiempo, ¿cuáles son los factores que te han ayudado a obtener un grupo de marchadores de tanta calidad?
Indudablemente, el apoyo de la Federación. Sin él, sería inviable el rendimiento que hay de un grupo de alto nivel. Luego, el sacrificio humano que hacen todos los atletas y la confianza que depositan en mí. Un porcentaje alto de atletas que entrenan conmigo son de fuera de Madrid, por lo que tienen que renunciar a muchas cosas; algo que el público en general no ve. Es duro ya sólo por lo jóvenes que son, pues vienen con 16, 17, 18 años, y renunciar a eventos como el cumpleaños de su padre o su madre para ellos es importante. Y luego, que entre ellos haya un buen ambiente siempre ha sido una buena arma para seguir creciendo y mejorando. Asimismo, detrás hay un montón de gente: fisio, médico, gente como Santiago Pérez que nos apoya en todo… Además, las condiciones del entorno también son buenas, ¿no?
Sí, tenemos la Casa de Campo aquí al lado de la pista de la Blume, que es una pista excelente con buenos gimnasios. Tenemos tapiz para hacer técnica, y todos los medios a nuestro alcance; los servicios médicos para poder hacer los tests de lactatos que necesitemos… y la Casa del Campo, que para mí es como mi segunda casa, pues paso un montón de horas ahí... Es un entorno maravilloso para entrenar cualquier distancia de fondo, mediofondo y marcha; sobre todo con carreteras cortadas al tráfico, lo que nos facilita un montón el trabajo.

"De Diego García me sorprende que no falla nunca"

¿Cuáles de tus atletas te han sorprendido más con sus logros en una competición?
Bueno, Diego es bastante fiable en los pronósticos, porque siempre me pregunta qué debe hacer, yo me la juego y al final acertamos los dos; y es bastante complicado hacerlo. No me sorprende tanto lo que hace, sino el hecho de que no falla y siempre me consulta un poco la estrategia y el ritmo. A veces me pone entre la espada y la pared, porque, como le digo, alguna vez voy a fallar y me lo echará en cara [risas]. Pero de momento, los días D y a la hora H no ha fallado nunca. Por otro lado, Marc Tur debe dar el salto ya mismo. Eso no me va a sorprender, aunque sí nos sorprendió a todos cuando ganó el campeonato de España de 35 km siendo un promesa jovencísimo. Luego se ha quedado un poco estancado por la técnica, pero va a volver a mejorar, a subir un peldaño o dos más.

¿Qué mensajes sueles transmitir a los más jóvenes para que se animen a practicar la marcha? ¿Se te acercan de vez en cuando?
Sí, se me acercan y, de hecho, para el año que viene ya me han confirmado que vienen 4 juveniles nuevos; incluidas 3 chicas. Una cosa importante que destaco es el estar en un entorno sano y saludable. Luego, el poder hacer viajes como éste de China, que no está al alcance de todo el mundo, y creo que debe de ser un aliciente para los más jóvenes. Ocasiones como la que tuvimos de ir a Estados Unidos, al Mundial júnior en Oregón, son experiencias bonitas que enriquecen al atleta. Y sobre todo, que es compatible con los estudios, como se está demostrando ahora mismo, porque hay un montón de buenos estudiantes en el grupo y en la residencia Joaquín Blume.

Aprovechando la oficialización de los 50 km femeninos, ¿está previsto que alguna de tus atletas se centre en esa distancia en un futuro?
Ahora mismo no. De cara a Tokio, no lo descarto. Por otro lado, de esas 3 juveniles que vienen para el año que viene, tarde o temprano alguna acabará haciendo 50km, aunque ahora, evidentemente, son súper jóvenes. Pero la apuesta de la Federación debe ser ésa: en una prueba nueva, invertir y apoyar más la marcha femenina, porque van a hacer falta marchadoras de 50 km.

"Los buenos 'cincuenteros' de España están en el 20 km"

La marcha larga española no se encuentra tan bien actualmente como la corta. ¿Dirías que se debe a que no es fácil entrenar los 50 km y falta aún por aprender en ese terreno, o más bien a que no tenemos todavía a hombres que se acerquen a la calidad de 'Chuso' García Bragado y sus principales antecesores en la disciplina?
Creo que ahí hay un error grande, y que el problema es que los buenos 'cincuenteros' de España están en el 20. Y en chicas igual. Es un poco como los buenos mediofondistas o gente del 5.000 que son buenos maratonianos en potencia pero no se atreven todavía con la distancia. Aquí pasa lo mismo. En el momento en que los buenos de 20 km se animen con la distancia, tanto en chicos como en chicas, creo que va a haber buenos cincuenteros. Pero mientras la gente siga teniendo buenos resultados en la prueba más corta, es más "cómodo".

Como Entrenador Nacional, ¿te consideras únicamente entrenador de marcha, o te gustaría tener atletas en otras especialidades?
Creo que para llegar al alto nivel o mantenerse hay que especializarse. Me considero sólo entrenador de marcha. Estoy también en los cursos de entrenador como profesor de marcha y estoy súper especializado, pero me apasiona todo el atletismo. No me importaría entrenar otras pruebas, pero hay grandes técnicos en España en otras pruebas y está claro que si quieres llegar muy arriba, te tienes que especializar en cualquier disciplina.

Como entrenador, ¿aprendiste muchas cosas de tu antiguo técnico, o has sido más autodidacta?
No, yo aprendí el 90% de mi antiguo entrenador, por no decir el 100%, porque la verdad es que era un 'crack'. Era una bellísima persona y un excelente entrenador. Tuve la suerte de estar 10 años con él, y en ese tiempo pude absorber como una esponja todo.

"Hay que empezar a apostar por entrenadores jóvenes"

A partir de ahí, hablamos de su breve etapa como marchador. De cómo le entrenaba Alberto Jiménez, el mismo "que hizo campeón del mundo a Bragado en 1993, y que también dirigió a Miguel Ángel Prieto y a todos los buenos marchadores madrileños de los 80 y primeros de los 90". De cómo fue subcampeón de España júnior y 7º en dos Campeonatos de España absolutos (tras figuras como Dani Plaza o Valentí Massana), pero "era mediocre y tengo la espina clavada de que no llegué nunca a ser internacional".

De cómo tuvo que retirarse a los 23-24 años por una lesión y estuvo dos o tres años como monitor de atletismo en clubes pequeños, hasta que le llamó Alberto Jiménez para que le sucediese como entrenador de marcha en la capital.
De cómo en su día fue el entrenador más joven en estar contratado por la RFEA, "y sigo siendo de los más jóvenes. Creo que un técnico tarda mucho en formarse, 8 o 10 años en formarse, o a lo mejor incluso dos generaciones. Y hay que empezar a apostar por entrenadores jóvenes para que cuando tengan una mediana edad ya tengan experiencia; y no casi cuando llegas a la jubilación".

Por último, conversamos sobre el futuro de la marcha, sobre las decisiones importantes que está estudiando la IAAF para hacerla más atractiva, y que podrían pasar por la sustitución de las pruebas de 50 km por distancias más cortas o por otro tipo de eventos, como la marcha por relevos. También, por la introducción de tecnología, como las plantillas con un chip que se están desarrollando en Barcelona con un presupuesto destinado por la IAAF; un sensor que detectará la pérdida de contacto con el suelo de los pies de cada marchador, midiendo dicha pérdida en milésimas de segundo. Y Quintana se muestra favorable a las innovaciones que se produzcan, porque, concluye, "la marcha tiene que evolucionar".

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia














Junto al gran Jefferson Pérez y su pupilo José Ignacio Díaz, en Roma 2016
Junto al gran Jefferson Pérez y su pupilo José Ignacio Díaz, en Roma 2016




Siguiente parada: Taicang 2018
Siguiente parada: Taicang 2018









Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |