Real Federación Española de Atletismo
            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 jueves, 19 de abril de 2018   NOTICIA WEB 156/2018
Campeonato de España Universitario ¿Sabías qué?

Por : Miguel Villaseñor


El próximo fin de semana, los días 21 y 22 de abril, se disputa en el Polideportivo Municipal de Andújar el Campeonato de España Universitario, organizado por la Universidad de Jaén y que llega a su 79ª edición.

Inicios
El campeonato de España Universitario es la segunda competición en pista de ámbito nacional más antigua de nuestro país, tras el Campeonato de España absoluto. Nació durante la Segunda República, en 1932, y celebró tres ediciones antes de la Guerra Civil. Se reanudó en 1940 y se ha disputado anualmente desde entonces, excepto en 1941, 1955 y 1970. Históricamente el campeonato ha estado ligado a pistas ubicadas en recintos universitarios, sobresaliendo en este sentido la pista de ceniza, aún hoy existente, de la Ciudad Universitaria de Madrid, de sólo 301 metros de cuerda, y que fue sede en muchas de las primeras ediciones. Entre las diversas pistas universitarias donde se ha disputado el campeonato figuran la de Barcelona, el INEF madrileño, la de Santiago de Compostela, el estadio Raúl González de Fuenlabrada o las de Málaga, Castellón o Murcia.

Participación femenina
Curiosamente las mujeres no compitieron en aquellas primeras tres ediciones celebradas durante la II República. Decimos curiosamente pues sabida es la estrecha relación entre aquel incipiente atletismo femenino de los años 30, de aquella valientes pioneras, con el entorno universitario. Y también curiosamente sí lo hicieron en 1940, después de la Guerra Civil y en el segundo año del régimen de Franco. Ahí se acabó de momento la participación femenina, que volvió en 1965, una vez restaurado el atletismo femenino en España. Recuérdese que se volvió a practicar atletismo por parte de las mujeres en 1960 y que en 1963 se reanudaron los campeonatos nacionales femeninos.

Organización
Los campeonatos nacionales universitarios de los distintos deportes son organizados por el Consejo Superior de Deportes en colaboración con las universidades. El requisito para disputar el campeonato de España universitario es estar matriculado en el año académico en curso en una universidad española, ya sea en estudios de Grado, Máster, Doctorado o en planes a extinguir. En fechas inmediatamente anteriores al campeonato los distintos distritos universitarios de nuestro país celebran sus propios campeonatos, en los que de forma pintoresca se juntan atletas de renombre con deportistas ocasionales que no poseen ficha federativa pero que pueden participar con los federados. Los mejores pasan a disputar el Campeonato de España, que se celebra tradicionalmente en fechas primaverales, habitualmente en el mes de mayo. Este año se adelantará al tercer fin de semana de abril. Aunque es obvio hay que recalcar que los atletas representan en esta ocasión a su Universidad y no a sus clubes o federaciones autonómicas como ocurre en el resto de la temporada. Por ciento que los atletas de nacionalidad extranjera pueden ser campeones de España universitarios; ciertamente no han sido muchos, pero citemos como caso curioso el de la canaria Nana Jacob, que fue tres veces campeona en 200 metros cuando poseía la nacionalidad italiana.

Más títulos
Al repasar el palmarés de los campeones de España universitarios encontramos, junto a nombres poco conocidos por los aficionados, otros muy ilustres en la historia de nuestro atletismo. Una mayoría de los atletas españoles de primer nivel de la historia han competido en el Campeonato. Lideran la clasificación de títulos de Campeonato, con nada más y nada menos que 18 títulos, el lanzador José Luis Torres y el mediofondista Juan Bautista Adarraga, que compitieron en los años 40 y 50 del pasado siglo. En aquella época, en la que el nivel del atletismo español era muy inferior al que vino algún tiempo después, el campeonato universitario era una cita muy importante y tenía bastante más peso que décadas más tarde. Recuérdese que no había entonces competiciones de pista cubierta y los campeonatos universitarios eran la primera gran cita de la temporada al aire libre.

Figuras universitarias
No obstante, como hemos dicho, han sido muchas figuras las que en algún momento se asomaron al campeonato. Ruth Beitia ha competido y ganado en cuatro ocasiones (separadas la primera y última por 14 años), Manolo Martínez dominó el peso de 1996 a 2001, Javier García Chico ganó la pértiga en 1989, Antonio Peñalver fue campeón en 1992, Mayte Martínez venció en 2000 el 800 o Miguel Ángel López la marcha en seis ocasiones, por citar únicamente atletas medallistas olímpicos o mundiales.


De entre los atletas que han dominado en los últimos años en el campeonato universitario citemos a la vigente plusmarquista nacional de peso, Úrsula Ruiz, que lo viene haciendo ininterrumpidamente desde 2006 y a Borja Vivas, que ha ganado 13 títulos en esta misma prueba desde 2004. Las participaciones en el campeonato universitario han ocurrido normalmente en los años más jóvenes de la carrera deportiva de los atletas, si bien hemos visto notables atletas de bastante más edad triunfando en el campeonato, como la citada Ruth Beitia con 38 años, o los citados Borja Vivas y Úrsula Ruiz, que han vencido en el campeonato también bien pasada la treintena.

Digamos como curiosidad que de los 38 campeones nacionales universitarios del año pasado, de la edición de Cartagena 2017, seis fueron campeones absolutos en Barcelona tres meses más tarde (María Mujika, Ruth Beitia, Carla Franch, Úrsula Ruiz, Miguel Ángel Sancho y Borja Vivas) y otros siete fueron medallistas (Carmen Sánchez, Natalia Romero, Teresa Urbina, Paulette Fernández, Osarumen Odeh, Mark Ujakpor y Miguel Ángel López).



Récords de España
Hasta 39 récords de España absolutos, 22 masculinos y 17 femeninos, jalonan la historia del Campeonato. Hubo una época, allá por los años 50 del pasado siglo, en los que comparativamente el nivel universitario estaba mucho más cerca que actualmente al nivel absoluto y los récords se producían con normalidad en el campeonato. Los últimos récords de España logrados en el universitario han sido el del extremeño Javier Cienfuegos en martillo, que lanzó 76.21 en 2012 en Salamanca y el de la jabalinista gaditana Mercedes Chilla, que consiguió 57.91 en Oviedo en 2000. Atletas célebres como José Luis Sánchez Paraíso, José Luis Torres, Rafael Cano, Ignacio Sola, Roger Oriol, Pedro Apellániz, Encarna Gambús o Dana Cervantes consiguieron récords de España absolutos en el transcurso del Campeonato.

Récords del Campeonato
El campeonato se sitúa en las primeras semanas del calendario atlético de pista al aire libre, por lo que la mayoría de los atletas no llegan en el mejor estado de forma, de ahí que las marcas que encontramos en el cuadro de récords no son generalmente de un gran valor. Hay excepciones, por supuesto, como el 1.95 de Ruth Beitia, los 76.21 de Javier Cienfuegos, o los récords de marcha de Miguel Ángel López y Raquel González. En dicho cuadro de récords encontramos atletas de primera fila de nuestra historia, como nada más y nada menos que ocho vigentes plusmarquistas nacionales absolutos: Manolo Martínez, Mario Pestano, Javier Cienfuegos, Mayte Martínez, Carlota Castrejana, Berta Castells, Mercedes Chilla y nuestra campeona olímpica Ruth Beitia. Digamos asimismo que, dadas las fechas de celebración y el temprano estado de forma de los atletas, el campeonato ha sido siempre de un banco de pruebas, prodigándose algunos en pruebas que no eran propiamente las suyas: citemos como ejemplos conocidos y recientes a la gallega Ana Peleteiro, campeona de 100 metros en 2014, a nuestro Director Técnico Ramón Cid, campeón también en 100 metros en 1976 o el castellonense Pablo Torrijos, campeón en longitud en 2014.

Las Universiadas
Los Juegos Mundiales Universitarios, comúnmente conocidas como Universiadas, se vienen celebrando desde hace muchas décadas, en su formato o acepción actual desde 1959. La competición multideportiva es organizada por la FISU (Federación Internacional de Deporte Universitario) y en la misma la participación de España depende del Consejo Superior de Deportes (CSD), que es quien determina el número de participantes y la selección, consensuada en el caso de nuestro deporte con la Real Federación Española de Atletismo, y reservada para atletas matriculados en la Universidad en el año en curso. Sin embargo, España no ha competido en la Universiada desde Kazán 2013, ya que no lo ha hecho en las dos últimas ediciones asiáticas en Gwangju (Corea del Sur) en 2015 y en Taipei (Taiwán) en 2017. Por cierto que la siguiente edición, en 2019, será bastante más cerca, en la ciudad italiana de Nápoles. Ha sido tradicional que los Campeonatos de España Universitarios en años en los que se disputaba la Universiada tuviesen un nivel de mayor, pues algunos atletas de primera fila nacional pretendían competir en la Universiada de turno y paso obligado era competir en el campeonato universitario. Asimismo recordemos que antiguamente se disputaban reuniones internacionales universitarias, de gran nivel en ocasiones, como la disputada en el estadio de Vallehermoso en 1971 y en la que grandes atletas de todo el mundo hicieron las delicias del público en la competición al aire libre de más nivel celebrada hasta entonces en España.

 




Aquellos maravillosos años
Por Vicente Capitán

Recuerdo como si fuera ayer cuando cursando 2º de Periodismo (CC. de la Información) en la Complutense subí al área de Deportes, para informarme de cómo iba el tema para participar en los campeonatos de España de atletismo universitarios, tanto en el cross como en la pista. Fui al despacho que había en el Paraninfo de la Ciudad Universitaria y me recibió un hombre de mediana edad, y tras saludarle y exponerle a lo que iba, él me contestó con aire socarrón: "Pero tú eres de los que corres mucho o poco chaval". Era mi querido, nuestro admirado y añorado Jesús Arananz, al que durante años por mi vinculación como deportista de cierto nivel en la "Complu" y por mi adhesión ese mismo 1993 a la Asociación Española de Estadísticos de Atletismo, me unió una relación más que cordial. Aquel 93 yo era un chaval que representaba a Madrid en los campeonatos de España de cross júnior en puestos destacados (aunque no el grupo delantero) y campeón regional en pista. Aún no acreditaba marcas mínimas para ir los Universitarios.

Al año siguiente fui uno de los cinco atletas, junto con mi hermano José Luis, que nos proclamamos subcampeones de España de cross universitario… pero al ser los Nacionales de pista a finales de abril o primeros de mayo, tampoco llegué a tiempo para hacer la mínima requerida. Algo que logré un mes más tarde y que me dio el pasaporte para al año siguiente poder, por fin, cumplir un sueño entonces para mí, ir a todo un Campeonato de España Universitario en pista.

Para los chavales júnior o promesas como yo, que éramos de buen nivel nacional (había sido ya 6º en 10.000 en pista y 8º en el Cto de España de Cross Sub 23), pero que no éramos la punta de lanza de nuestra categoría, ni medallistas, acudir a un Nacional Universitario suponía una ventana diferente, porque nos permitía, como ocurre hoy en día, compartir competición, cámara de llamadas, graderío durante dos jornadas, con muchos de los atletas que admiramos (y que en mi caso incluso ya entrevistaba para algún medio como Atletismo Español) Esto a mí me suponía venirme arriba y ser optimista de cara al futuro pensando que algún día podría pelear por una medalla en estos campeonatos e incluso ser internacional universitario.

Mi época como deportista universitario se prolongó más de la cuenta porque al margen de la licenciatura, seguí cursando el doctorado y después algún Máster y otros cursos de postgrado… y ello me dio la posibilidad de llegar a ciertos campeonatos estando en el grupo de aspirantes a medalla, sobre todo a raíz de que en 1998 estuviera ya en el Mundial Universitario de Cross y siendo Bronce con España. Valencia 99 me ofreció la oportunidad de ser protagonista en el 10.000 y pelear hasta los últimos 100 metros por la victoria, aunque nada pude hacer ante el sprint poderoso del pequeño Ricard Fernández. Era mi primera medalla individual nacional de siempre y viví algo que hasta ese momento sólo había imaginado. Mi buena actuación y mi debut poco después en Media Maratón me dieron el pasaporte para la Universíada de Palma, una experiencia inigualable para un chaval que iba quemando etapas poco a poco y al que el deporte universitario le ofreció la posibilidad de seguir creciendo deportivamente y de rellenar, con objetivos alcanzables, el vacío que hay en el atletismo federado puro y duro cuando uno acaba su etapa júnior y promesa. Creo que este es un gran valor de estos campeonatos que hay que poner en alza.

Desde entonces hasta mi último Nacional en 2002, seguí cosechando medallas, con un especial significado para mi primer oro, en 2001, en la tierra de mis padres, Salamanca. Aún recuerdo cómo tras llegar a meta y coger algo de aire, atravesé como loco el campo de césped para ir a la grada y abrazarme con mis hermanos, mi novia (mi mujer actual) y varios primos y amigos del pueblo. Estaban lanzando en ese momento jabalina y me cayó una buena bronca de los jueces, pero yo ni me enteré porque estaba llorando de la emoción. Esa misma tarde mi hermano José Luis fue también medalla en 5.000 metros. Esa jornada justifica de sobra mi cariño por el atletismo universitario como podéis imaginar.

Los Campeonatos de España Universitarios, al margen de estos pequeños éxitos (para mí de muy alta consideración) me han dado cosas mucho más importantes como un círculo de amistades de categoría, que aún conservo en buena medida 20 años más tarde y por encima de todo me ofrecieron la posibilidad de conocer a la que hoy es mi mujer y madre de mis dos hijos. A partir de aquí, sobra cualquier añadido. Bueno, sólo apuntar, que lo que se vive en la pista antes, durante y después de la competición está muy bien, pero que igual o mejor tan está el famoso "tercer tiempo" (como dicen los jugadores de rugby), ya que por época de la temporada (abril-mayo), como por la edad a la que nos "pilla" el asunto, aparte del buen rollo que siempre he encontrado en la gente universitaria y deportista, las fiestas post o pre campeonato (que de todo hay) siempre son algo "sagrado" en cualquier Campeonato de España Universitario que se precie.

¡Larga vida a los campeonatos universitarios!

Enlaces relacionados:

Historial - Sedes y todos los campeones
Récords del Campeonato de España Universitario
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia





Dos imágenes de la edición de 1944 en la Ciudad Universitaria y el SEU de Madrid
Dos imágenes de la edición de 1944 en la Ciudad Universitaria y el SEU de Madrid

Blanca Miret, una institución del Campeonato de España Universitario
Blanca Miret, una institución del Campeonato de España Universitario

Juan Bautista Adarraga
Juan Bautista Adarraga

Úrsula Ruiz
Úrsula Ruiz

José Luis Sánchez Paraíso
José Luis Sánchez Paraíso

Mercedes Chilla
Mercedes Chilla

Cartel de la edición 2018
Cartel de la edición 2018









Servicio Oficial diseñado y producido por ATOS España. © Copyright 2019 / RFEA 1997-2019. Reservados todos los derechos.

| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |