Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo



        Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin









HORARIO MODIFICADO
INFORMACIÓN TÉCNICA






HORARIO MODIFICADO
INFORMACIÓN TÉCNICA

 jueves, 08 de marzo de 2018   ENTREVISTA WEB 10/2018
La lanzadora murciana de 34 años regresa a su tierra
Úrsula Ruiz, la vida en un tiro

Por : Miguel Calvo - Fotos: Miguelez Team


Es invierno. Tan blanco y tan duro como los peores que se recuerdan.

Pero en contraste con un mes de enero que parece infinito y tras regresar a casa después de una etapa de 15 años en León, la lanzadora Úrsula Ruiz presume del sol murciano de Lorca que le abraza entrenando en la pista que lleva su nombre, siempre dentro de una canción de Supersubmarina: "Luce el sol, ola de calor. Tu una luz de un lejano azul".

Y mientras la vida sigue igual, como todo lo que gira dentro de un círculo. Aunque uno se empeñe en trazarlo siempre en línea recta.

Como una constante, la misma ilusión y tenacidad de aquella joven que decidió coger la mochila y cruzar medio país para comenzar la universidad lejos de su casa con una sola idea en la cabeza: "ser lanzadora de peso y estar con los mejores, con Carlos Burón y Manolo Martínez".

Como una señal de que el tiempo pasa, la evidencia de que las personas y los lugares cambian: "Tengo 34 años y era el momento de regresar a casa, a pesar de que en León dejaba atrás muchas risas, muchas lágrimas y todos los amigos y los momentos que forman una vida".

Y como un lugar al que poder volver una y otra vez, como el rumor de una maravillosa noche de verano en la que nos gustaría quedarnos a vivir para siempre, el récord de España (18,28 metros) que logró el pasado mes de julio durante el Campeonato de España que se disputó en Barcelona, justo el día de la retirada de su amiga Irache Quintanal, la anterior plusmarquista nacional (18,20 metros en 2007), y en una tarde tan emotiva que hasta el mensaje escrito en un felpudo que alguien había colocado junto al círculo de lanzamiento parecía completar la escena: "El mundo a tus pies".

"La pista de Serrahima es un lugar muy especial para competir, con el público tan cerca que puedes sentir muy próxima a toda la gente - cuenta la propia Úrsula Ruiz -. Y después de tantos años, más allá incluso del propio récord y de los simples números, fue un día maravilloso y una competición perfecta por un cúmulo de situaciones: las emociones a flor de piel por la despedida de Irache, las pañoletas que teníamos preparadas como sorpresa para su adiós, el hecho de que se tratase del año del cambio y mi vuelta a casa con todas las ilusiones y dificultades emocionales que se habían mezclado, las ganas que tenía de lograrlo para agradecerle a Carlos Burón tanto trabajo durante tantos años, la presencia de Manolo, las sensaciones únicas que había tenido durante las semanas previas sabiendo que estaba como un avión…".

"De hecho, tras el récord en el primer lanzamiento fue la mejor serie de toda mi vida, pero estaba totalmente fuera, muy emocionada y con mucho sentimiento. Y aunque Manolo no me paraba de gritar que un poco más, cada vez que me acercaba no paraban de llorar y todo terminó siendo pura emoción", termina de recordar la lanzadora, justo en el campeonato que coincidieron por última vez la propia Irache Quintanal, Mercedes Chilla, Ruth Beitia y ella misma, después de tantos años, amistades y confidencias.

Ya con las emociones archivadas, Úrsula sabe que el verano se acerca y después de un invierno en el que se ha encontrado bien y ha podido conseguir su noveno título de campeona de España en pista cubierta consecutivo, a pesar de una inoportuna gripe en el peor momento que le ha impedido estar como hubiese querido, este fin de semana se disputa en Leiria (Portugal) la Copa de Europa de Lanzamientos y confía con estar muy pronto sobre los 17 metros, con el Campeonato de España y el Campeonato de Europa de Berlín en el horizonte.

Y en el manual de instrucciones, la soledad del día a día y el continuo contacto con su entrenador Manolo Martínez y su compañera Sabina Asenjo, todavía en las antípodas, quienes están formando un mágico triángulo de entrenamiento repleto de plusmarcas nacionales y donde los miles de kilómetros que separan León, Murcia y Nueva Zelanda parecen no existir.

"Carlos Burón nos enseñó todo lo que sabemos, tanto a nivel de conocimiento como de filosofía, y la continuación junto a Manolo no deja de ser una extensión de lo que somos. En su día, lo dejé todo por él, por poder entrenar a su lado, y a lo largo de todos estos años ha pasado de ser un referente, a un compañero, un amigo, un entrenador y sobre todo un confidente, que me conoce mejor que yo misma y que solo con su presencia me da toda la seguridad que necesito. Entre risas, Sabina y yo le llamamos nuestro Jedi, que controla nuestra mente y nos da fuerza. Es nuestro chamán", afirma la lanzadora lorquina, con la tranquilidad y el conocimiento que da la madurez y acostumbrada ya a entrenar con la planificación de Manolo, su propio desarrollo y el continuo contacto y retroalimentación entre los tres a pesar de la distancia.

"Úrsula es el paradigma de la constancia y el trabajo - señala el propio Manolo Martínez -. Es una mujer increíblemente disciplinada que a base de repetición analítica y de búsqueda de la excelencia ha logrado llevar a su cuerpo al límite de sus posibilidades. Hasta el punto que genéticamente no destaca, pero que sí es un portento psicológico, de análisis, de constancia, de capacidad creativa, de autoevaluación y de motivación, lo que hace que no haya notado el bajón que otros lanzadores que dependen mucho más de su físico dan a partir de los 30 años".

"Al principio, error de novatos, nos equivocamos intentando buscar la técnica más ortodoxa, cuando no es más que un referente y no sirve para la atleta en concreto - continúa el plusmarquista español de peso y medallista olímpico en Atenas mientras nos desgrana las peculiaridades técnicas de la lanzadora -. Cuando ya pasamos a un plano más profundo de análisis nos dimos cuenta que lo que teníamos que hacer era buscar el patrón motor efectivo para ella. Y sabiendo cómo había funcionado su cuerpo en los mejores momentos, volvimos a buscar esos puntos gatillo, esa orden cerebral que ordena todos los gestos de la técnica para que sea lo más efectiva posible sin tener que pensar en todos los ítems que hay y que a lo mejor son 200 en menos de un segundo".

"En el caso de Úrsula, por sus propias características, va más encaminado a la paciencia que a la velocidad, y más a la fuerza elástica que a la explosiva. Tiene una fuerza elástica que no se caracteriza por una contracción muscular muy rápida, pero que cuando es capaz de pretensionar todo el sistema tendinoso lo que devuelve es dinamita. Y para buscar esa pretensión hace falta paciencia, porque hay que estirar el arco hacia atrás", finaliza el campeón del mundo en pista cubierta en 2003.

Aferrada a la tranquilidad de la rutina de la interminable primavera murciana, sin más planes de futuro que los que vayan dictando el cuerpo y la ilusión que traiga cada nuevo año, Suly, como la conocen todos, continúa encerrada en sus propios entrenamientos bajo el sol del mediodía de Lorca, disfrutando cada día, sintiéndose como la lanzadora que siempre había soñado ser y aprovechando el camino a través de los interminables lanzamientos que tanto ama, convencida de que la vida siempre cabe en un buen tiro.

"Esa soy yo. Hace tiempo, hablando con mi psicólogo en busca de frases o pensamientos que te ayudan a mentalizarte y creerte capaz de superar los retos, me recordaba que simplemente me tengo que repetir que soy Úrsula, porque esa soy yo. Luego, la gente o yo misma en algunas ocasiones decimos: qué absurdo es esto, ¿eh? Tiros y venga más tiros… La absurdez sublime de decir: cojo una cosa pesada y la tiro (risas). Manolo y yo nos reímos mucho con estas cosas y siempre terminamos haciendo reflexiones filosóficas: ¿Y qué no es absurdo?"

¿Acaso los lanzamientos no son el reflejo más fiel de la búsqueda de la belleza clásica que tanto reside en los orígenes del atletismo?, le preguntamos antes de dejarla soñando en su universo de coleccionista de instantes.

"Es la búsqueda de la perfección. Arreglar un ángulo, mejorar un parámetro, pulir un pequeño detalle. Y repetir una y otra vez hasta lograrlo. Seguramente, por eso los lanzadores tenemos una personalidad muy peculiar y somos muy constantes y muy frikis de lo nuestro, siempre aferrados a los amigos de toda la vida que nos hemos ido reuniendo a lo largo del camino".

"Mi vida está en el círculo de lanzamiento, y cuando ya no esté dentro seguro que estaré bastante cerca. Es mi pasión y me siento muy realizada. En verano, aunque haya cuarenta grados en Lorca, soy feliz haciendo sesiones de cuarenta tiros, uno tras otro, hasta el punto que me evado absolutamente de todo, el tiempo se detiene, el reloj deja de existir y ni siquiera siento el sol que te va abrasando sin darte cuenta".



 

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de Úrsula Ruiz
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia


En su lanzamiento récord de Barcelona donde llevó la bola hasta 18,28m
En su lanzamiento récord de Barcelona donde llevó la bola hasta 18,28m

Compitiendo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012
Compitiendo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012




En el Europeo indoor de Praga 2015 donde fue finalista (8ª)
En el Europeo indoor de Praga 2015 donde fue finalista (8ª)




En el Europeo de Ámsterdam logró su mejor clasificación (10ª)
En el Europeo de Ámsterdam logró su mejor clasificación (10ª)

En el Nacional absoluto de 2017 junto a su gran amiga Irache Quintanal, anterior plusmarquista española al aire libre
En el Nacional absoluto de 2017 junto a su gran amiga Irache Quintanal, anterior plusmarquista española al aire libre







Servicio Oficial diseñado y producido por MSL Technology. © Copyright 2018 / RFEA 1997-2018. Reservados todos los derechos.
| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |