Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo



        Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 miércoles, 07 de marzo de 2018   NOTICIA WEB 98/2018
Recuerdos del primer Campeonato de España de Cross

Por : Vicente Capitán


Durante el siglo XIX en España encontramos que la actividad del pedestrismo se había desarrollado de forma muy esporádica y basada sobre todo en apuestas entre particulares que pujaban por uno y otro corredor. Poco a poco las carreras como algo reglamentado y con la participación de varios corredores se fue extendiendo, sobre todo en Madrid y Barcelona… lo que llevó a generar una cierta rivalidad entre las dos grandes ciudades por ver quién tenía al mejor corredor. Aquí tenemos el germen del primer campeonato de España de Cross, esa "pelea" entre Madrid y Barcelona, especialmente entre las dos figuras del momento, el catalán Pedro Prat y el madrileño Emilio González.

El primero empezó a darse a conocer en 1911 con apenas 20 años, era un tipo con un físico imponente más propio de un velocista, que mostró grandes aptitudes para la media y larga distancia, llegando a tener los récords de España desde los 800 metros hasta el maratón (no todos a la vez) entre los años 1913 a 1916 y digamos que fue superado en muchos de sus registros por el gran Juan Muguerza a partir del año 1917. Los 2h47.18 que lograra en 1913 los mantuvo como plusmarca nacional hasta 1935, el récord que más le duró. Podríamos decir, si se me permite, que Pedro Prat fue una especie de precursor de Paavo Nurmi a la española, un avanzado de su tiempo cuyas marcas en las tablas de récords fueron: 42.6 (300), 2:04.6 (800), 4.31.4 (1.500, logrados en el paso del récord de España de 10.000, en un planteamiento de carrera claramente de ¡más a menos!), 4:43.6 (Milla), 9:23.4 (3.000), 16:19.2 (en el paso del récord de España de la Legua -18:10.4-. Prat tiene también un 16:15.2 hecho en una carrera con hándicap). 34:29.2 (10.000), 17.698 metros (1h en pista) y 2h47.18 (maratón). Pedro Prat abandonó el atletismo competitivo muy pronto, en 1917 cuando emigró a Estados Unidos estableciéndose en Boston y posteriormente en Nueva York donde ejerció como taxista.

Por su parte Emilio González se dio a conocer en 1913, y se convirtió en el gran dominador de las carreras madrileñas, corriendo una prueba de 5.000 metros en 1914 en 16:05.5, más rápido que el vigente récord español en pista (Prat lo batió en 1915) pero en una prueba no homologada. González batió en el año 17 el récord nacional de 1.000 metros con 2:51.0 y en aquellos años ganó las primeras pruebas de campo a través que se organizaron en la capital, en concreto en las zonas de Moncloa y el Paseo de Rosales.

El primer campeonato de España de Cross surgió en 1916 gracias a la iniciativa del semanario "España Deportiva" que vio la necesidad de un duelo entre las dos figuras del momento, el catalán Prat y el madrileño González. Prat lanzó un desafío al madrileño a través de esta publicación y aquel aceptó. Los dueños del semanario (Fojo y Salvadores) eran miembros de la Sociedad Cultural Deportiva, entidad a la que pertenecía también Emilio González.

A finales de noviembre de 1915 el semanario publicó la reglamentación del "Gran Premio Nacional, Campeonato de España, Copa Rodríguez Arzuaga" y se fijó la fecha del 6 de febrero para su celebración. Se decidió crear una clasificación individual y otra por regiones, pudiendo participar como mínimo 5 atletas de cada región para puntuar. Manuel Rodríguez Arzuaga, que llevaba años impulsando y promocionando carreras, donó una copa para premiar al mejor conjunto.

La prueba fue diseñada sobre un recorrido de unos 12 km que tuvo su salida y meta en la Plaza de Colón y que discurría por los bulevares, la calle Princesa, Moncloa, Ciudad Universitaria, Puerta de Hierro, Dehesa de la Villa, alrededores del antiguo Hipódromo, Palacio de Bellas Artes y Paseo de la Castellana.

La Federación Catalana era la única existente en aquel momento y mandó un equipo potente. Castilla presentó dos equipos, hubo algunos participantes a título individual y una pequeña selección portuguesa. En total 56 atletas, de los que siete no llegaron a meta.

Pedro Prat dominó la carrera desde el inicio escapándose en solitario desde el pistoletazo de salida, quedándose Emilio González relegado, emparejado con el también catalán José Erra. Prat ganó con más de un minuto de ventaja acabando en 59 minutos, por lo que la distancia final recorrida hay que dejarla en entredicho (algunas crónicas como la de Pérez de Guzmán hablan de 12 km, pero en los resultados que se conservan aparecen reflejados 14 km). Erra fue claro subcampeón mientras que González acabó en el podio pero ya con 1h02. Antonio García (ex recordman de la Legua) y Rosendo Calvet (que llegó a tener el récord de España de 3.000 con 9:16 en 1918) entraron cuarto y quinto respectivamente y dejaban para Cataluña el triunfo colectivo casi sentenciado, aunque hubo que esperar a la agónica llegada de Jaime Mestres (12º) el hombre al que Prat arrebató el récord de España de 1.500, que sufrió mucho en la segunda mitad de carrera por ser atleta de distancias cortas, de hecho nunca había corrido más de seis kilómetros. La Sociedad Cultural Deportiva y la Sociedad Deportiva Obrera, los dos equipos castellanos, fueron los siguientes equipos clasificados. El evento tuvo mucho eco en la prensa de la época, sobre todo en la catalana, que sacó pecho de su éxito rotundo. Por cierto que los catalanes vivieron un auténtico periplo en su desplazamiento para este campeonato, llegando medio hambrientos y sin dormir, tras un viaje de 24 horas en tren, en los famosos vagones de tercera clase, según el testimonio de los propios protagonistas.

El buen hacer del Campeonato de España se extendió por la geografía nacional y ese mismo año se celebraron también campeonatos regionales de cross en Galicia, Madrid y Guipúzcoa. Cataluña ya lo había celebrado con anterioridad al Campeonato de España celebrado en Madrid.

Debido al éxito precedente, el semanario la "España Sportiva" se encargó también de la organización del II Campeonato de España de Cross, celebrado también en Madrid, en febrero de 1917 y que vio repetir triunfo a Pedro Prat. García, Calvet y Erra completaron las cuatro primeras plazas para el combinado catalán, revalidando de forma brillante el título por equipos. El doble campeón de España de cross no pudo confirmar su poderío en el primer Nacional de Pista disputado ese verano en San Sebastián, ya que fue derrotado, por dos veces, por el joven Juan Muguerza, que iniciaba entonces una carrera ascendente y terminó superando muchas de las plusmarcas españolas del Prat.

La llegada de las mujeres al Campeonato de España de Cross no se produjo hasta 1965 disputándose entonces sobre la exigua distancia de 1.000 metros y con victoria para la guipuzcoana María Aránzazu Vega.

Nota: Para saber más sobre la historia del cross en España, resulta imprescindible el libro "100 años de Campo a través en España" publicado en febrero de 2016 por la RFEA y la AEEA, editado por Ignacio Mansilla. El texto ofrece crónicas y resultados tanto del Campeonato de España Individual como del Campeonato de España de Cross por Clubes. Una joya que hay que tener en casa y que el autor de este artículo guarda con dedicatoria firmada del gran Mariano Haro.

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia


Pedro Prat y José Erra (semitapado) en dura pugna
Pedro Prat y José Erra (semitapado) en dura pugna

José Erra llegando a meta
José Erra llegando a meta

El podio del campeonato inaugural: Pedro Prat (50), José Erra (51) y Emilio González (2)
El podio del campeonato inaugural: Pedro Prat (50), José Erra (51) y Emilio González (2)

El primer campeón Pedro Prat
El primer campeón Pedro Prat







Servicio Oficial diseñado y producido por MSL Technology. © Copyright 2018 / RFEA 1997-2018. Reservados todos los derechos.
| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |