Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo

            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 miércoles, 21 de febrero de 2018   ENTREVISTA WEB 6/2018
Antonio Serrano, el pionero de La Solana

Por : Emeterio Valiente - Fotos: Colección personal de A.Serrano y RFEA


Corría, por el asfalto claro, el año 1994 cuando nuestro protagonista hizo historia en el atletismo español al descender por vez primera de la cota de las 2:10 en la distancia de Filípides; sí, luego llegaron otros más rápidos, pero lo realmente proceloso es siempre abrir el camino a los demás; 2 años antes ya había dado clarividentes muestras de su versatilidad, al aunar las condiciones de atleta olímpico y entrenador de atleta de idéntico rango, aunque el auténtico y genuino golpe de efecto lo propinó cuando un aún imberbe Juan Carlos Higuero, reputado especialista de 5.000m y cross por aquel entonces, aterrizó el siglo pasado en Madrid para trabajar bajo su égida. El ojo clínico de Antonio hizo el resto, verle dar cuatro zancadas fue suficiente para ubicarle como millero y tres años después teníamos a un finalista olímpico de 1.500 entre los nuestros.

- Antonio, ¿te consideras mejor ex atleta o mejor entrenador?
- Es una pregunta complicada…de atleta estuve desde 1988 hasta 1999 'haciendo mis pinitos' y siendo internacional, mientras que de entrenador llevo ya 18 años, desde el 2000, en el alto nivel, llevando atletas a los campeonatos internacionales; creo que el currículum de mis atletas es ya suficientemente bueno para considerar que, como entrenador, he superado el nivel que tuve como atleta.

- ¿Te sientes especialmente orgulloso de lograr ese 'doblete', destacado atleta primero y reconocido entrenador después, algo que pocos consiguen?
- Sí, claro, pero lo que más valoro es poder seguir en lo que me gusta, el mundo del atletismo, estar en contacto con gente joven, ayudarles día a día a conseguir sus sueños, ya sea ir a un Europeo, unos Mundiales, unos Juegos Olímpicos, o mejorar sus marcas. Tengo la fortuna de estar a un nivel alto, contar con un grupo muy bueno de atletas y la verdad es que estoy muy contento con el trabajo que tengo.

- ¿En qué momento te empiezas a considerar entrenador de élite? Porque llegaste a compatibilizar las facetas de atleta y técnico…
- Sí, estando en activo entrenaba a varios atletas, Rodrigo Gavela, Natalia Azpiazu, Griselda González…y en los Juegos de Barcelona participé en los 5.000m y era el entrenador de Gavela, que hizo la maratón; entonces me consideraba claramente atleta y no fue hasta que me retiré, en el 99, cuando empecé a dedicarme a tiempo completo a entrenar y en el 2000, con el puesto de finalista olímpico de Higuero (8º en los JJOO de Sidney en 1.500m) fue cuando comencé a considerarme entrenador profesional.

- ¿De qué logro de alguno de tus atletas te sientes especialmente satisfecho?
- Más que el hecho de que consigan un éxito concreto muy importante, lo que intento es que mis atletas tengan una vida deportiva longeva y duradera y que consigan logros durante muchos años; por ejemplo, Juan Carlos Higuero estuvo desde los 18 años hasta su retirada conmigo, casi 20 años, y que empezara con 3:50 en 1.500 y bajara progresivamente hasta 3:31.. éso es lo que me gusta, coger a un atleta joven, trabajar con él, pulirlo y conseguir que progrese y llegue arriba. Otros atletas me llegaron ya con 24 o 25 años, Loli Checa o 'Tete' de la Ossa, que venían aún sin grandes éxitos y conseguimos juntos que tuvieran muy buenos resultados. También he tenido atletas que han llegado ya consagrados, como Chema Martínez o ahora Adel Mechaal, y ahí el reto es que continúe en la élite mundial otros 8 o 10 años. En resumen, más que con un éxito puntual, me quedo con la trayectoria entera de un atleta.

- ¿Cuáles de tus atletas dirías que ha excedido las expectativas que tenías sobre ellos?
- Por ejemplo, Loli Checa, porque vino siendo una atleta normal y se fue con unas marcas muy importantes, 4:02.77 (1.500), 8:37.78 (3000) y 14:46.30 (5.000), aunque se me quedó un sabor agridulce porque no consiguió una medalla en un campeonato internacional. Pondría también el caso de Diana Martín, que era muy jovencita cuando vino y después de muchas temporadas y de mucho esfuerzo consiguió ser bronce en el Europeo de Zúrich en 3.000 obstáculos.

- En el lado opuesto, ¿cuál dirías que ha sido tu mayor desilusión?
- Lógicamente, he tenido gente joven que apuntaba alto y que no han llegado a la élite, las circunstancias pueden ser muchas: no han tenido continuidad, estudios, les agobiaba ya el estar en una edad en la que debían ya trabajar…; este no es un trabajo fácil y no convierto en oro todo lo que toco, lo que puedo ofrecer es trabajo y profesionalidad, unas veces salen las cosas bien y otras no. Recuerdo por ejemplo a Francisco Tugores, un chico balear que tenía una gran marca en 600 pero que estuvo un par de años aquí y no se acabó de adaptar.

- Se comenta ahora mucho sobre la importancia del entrenamiento de fuerza en los atletas, con independencia de su especialidad, ¿qué opinas, se exagera sobre su importancia o realmente es algo vital para la mejora del atleta?
- Es un poco lo que dices, parece que quien no haga fuerza no puede correr, o que tienes que tener 5 especialistas en ese campo contigo…; yo vengo de una escuela, la de Martín Velasco, en la que no se trabajaba tanto la fuerza como ahora, pero ahí estaba, por ejemplo, José Luis González, que tuvo los récords de España de 1.500, milla, 3.000, 5000m…; creo que la fuerza es importante, pero en su justa medida. Yo investigo, me documento y lo que creo que es interesante lo incluyo en mi método; ahora por ejemplo me ayuda en ese aspecto Jesús Oliván, que fue saltador de longitud y es profesor de la Universidad Europea.

- Parece increíble que, con lo mucho que 'andabas' en cross, no llegaras a ser campeón de España absoluto en su día…
- Tengo dos anécdotas muy curiosas en mi carrera deportiva: una es ésa, que ni en pista, 5.000 y 10.000, ni en cross conseguí ser campeón de España absoluto, aunque sí gané varias medallas, y la otra es que no he corrido jamás en pista cubierta; en mi época el mundial de cross se disputaba todos los años, era la prueba más importante del invierno y yo me centraba totalmente en el cross. Eso sí, ahora lo suplo (risas) con haber tenido en mi grupo 18 campeones de España absolutos, disfruto de esos títulos como entrenador.

- Cada cierto tiempo salta un nuevo escándalo sobre el dopaje de algún atleta muy importante, ¿qué piensas en esos momentos?
- Como amante del atletismo no me gustan esas noticias, porque además la prensa y el gran público tiende a 'meternos en el mismo saco' a todos; yo llevo mucho tiempo en esto y a mí nadie me ha ofrecido nunca nada ni he visto este tema de cerca; yo he tenido gente de 3:31 como Higuero, subcampeones de Europa de cross como Tete y sé que se puede correr fuerte sin dopaje; ahora tengo a Mechaal, que es el mayor portento que yo he visto como atleta; tiene una genética especial, entrena muchísimo y lo aguanta, eso es todo. Hay muchos atletas africanos con 20 años que ya hacen marcones y no se dopan, son muy buenos y entrenan mucho, no hay más.

- Mechaal, como en su día hizo José Luis González, domina desde el 1.500 hasta el cross, algo casi inverosímil, ¿cómo le ves?
- Es algo muy difícil, desde luego; a mí me encantan los atletas polivalentes, Marta Pérez es una atleta de 1.500 pero me gusta que haga cross en invierno y este año ha estado en el Europeo de cross, Higuero compitió varias veces en el Mundial de cross corto, en el Europeo de cross…pero claro, no todos son capaces de eso.

- ¿Ves a Mechaal este año por debajo de 13:00 en 5.000?
- Si coge una buena carrera claro que puede hacerlo, pero él me transmite que le gustan más los campeonatos, como el que acaba de terminar en Valencia; a Londres llegó con una marca mediocre en el 1.500 y estuvo a punto de subir al pódium.

- Por el fondo que atesora, ¿va a dejar de lado el 1.500?
- Hay atletas excepcionales, como Mo Farah, que son competitivos siempre en la distancia que corren y con Mechaal vamos a intentar que cuando prepare un 1.500 sea competitivo en esa distancia y cuando prepare un 10.000 también lo sea; es una gozada tener un atleta así porque disfrutas de muchas distancias a la vez.

- ¿Cuál dirías que es su prueba preferida?
- Nosotros lo que estamos estudiando es que hay que hacer 53s en el último 400 para ganar un gran campeonato, y si acabas en ese tiempo un 5.000 o un 10.000 puedes ganarlo. A él le gustan las tres, 1.500, 5.000 y 10.000 pero está deseando que llegue el 10.000 del Europeo de Berlín porque sabe que es capaz de seguir el ritmo de cabeza y luego acabar muy fuerte.

- Con tus 27:47.33 (10.000), 1h01:08 (Media) y 2:09:13 (Maratón) serías ahora mismo líder español del año…¡25 años después de lograr esas marcas!, ¿por qué hay ahora mucha menos densidad en el fondo español?
- La vida ha cambiado mucho en los últimos años; ahora los atletas estudian carreras universitarias, algunas muy complicadas…yo tenía a Higuero, Tete o Loli Checa, que se dedicaban solo a entrenar, pero ahora he tenido que esperar seis años a que Marta Pérez e Irene Sánchez-Escribano acabaran su carrera de Medicina para entrenar a tiempo completo; además, hubo una crisis en 2008, ahora hay menos dinero en el atletismo….en todo caso, es un fenómeno a nivel europeo; es más, en Europa siempre ganamos bastantes medallas, que podrían ser más ya que hay muchos atletas nacionalizados. En todo caso, Adel va a correr muy bien el 10.000, estoy deseando que Javi Guerra mejore mi marca porque vale menos de 2:09, y también son rachas, igual en dos o tres años hay más atletas en esas marcas que los que hay ahora.

- Por cierto, hiciste 2:09:13 en tu primer maratón, siendo el primer español en bajar de 2:10, pero no superaste ese crono después, ¿por qué?
- Simplemente fueron las circunstancias…hice una preparación muy buena para Amsterdam 96, estaba mucho mejor que para Berlín, pero llegué allí y hacía un vendaval tremendo, así que hice 2:12:20 y de milagro; cuando fui a Fukuoka, (95) en donde hice mi segunda mejor marca, 2:09:32, como iba a haber Juegos Olímpicos decidieron no poner liebres y pasamos a 1:04:50 50 atletas, además llovía…en mejores condiciones podía haber hecho un minuto menos.

- Entrenas también a una cuatrocentista como Herminia Parra, natural como tú de La Solana, reciente bronce en el Nacional de Valencia, ¿por qué empezaste a entrenarla?
- Ella quería venir a Madrid a estudiar, yo ya conocía a su padre, que es de mi edad y hemos jugado al fútbol juntos; al venir a entrenar conmigo, creían que haría mediofondo, pero mi reto era que mejorara primero en su prueba 'estrella', el 400, por lo tanto me puse a leer, a investigar y a aprender de los que más saben; me está gustando la experiencia de entrenar a una velocista y espero tener en el futuro algún velocista más.

- Fundaste en 2014 la fundación que lleva tu nombre, ¿estás satisfecho con los progresos?
- Sí, este año hemos dado un salto de calidad, creando un premio sub-23 de cross, estamos ayudando a los atletas para que puedan acudir a los principales crosses de la ANOC, hemos dado 10 becas de entre 1000 y 1500 € a atletas jóvenes con proyección, cada vez nos llegan más peticiones de ayudas: material deportivo, fisioterapia, viajes…así que contento y agradecido a amigos míos y amantes del atletismo, que se están portando muy bien aportando fondos para hacer posible todo esto. También son piezas fundamentales Jesús Oliván, Miguel Ángel Monjas y Pilar Martínez, pues en ellos recae el trabajo que conlleva que una Fundación funcione día a día.

- De todos tus pupilos, ¿quién se parece/se ha parecido más a ti, quizás De la Ossa?
- Sí, mejoró de largo mis tiempos en 5.000 y 10.000, en cross fue el mejor varios años… la pena es que no pudiera hacer grandes cosas en media maratón y maratón. Quizás sea él con el que más me identifique, pero ahora mismo me encuentro muy a gusto entrenando desde los 400 hasta el maratón. - ¿Crees que la faceta de psicólogo que realizas como entrenador es tan importante casi como el propio plan de entrenamiento?
- Sí, yo intento motivar a mis atletas para que todo ese esfuerzo que hagan luego tenga el resultado que se merece y sobre todo cuando visten la camiseta de la selección en una gran competición les motivo, diciéndoles que han entrenado muy bien, que lo pueden conseguir y que se tienen que dejar la piel para sacar su mejor versión y lograr sus objetivos. Está claro que muchas veces es la cabeza la que impide que no se consigan resultados.


- ¿Dirías que hay un número de atletas 'máximo' al cual un entrenador puede atender bien?
- Eso te lo da la experiencia; yo he tenido siempre un grupo grande y lo que tiene que ver un entrenador es hasta qué punto domina la situación, la planificación de todos, puede hablar con todos…; por suerte, estoy contratado a tiempo completo por la Federación, estoy por la mañana y por la tarde en la pista, además unos atletas vienen por la mañana y otros, los que estudian, suelen venir por las tardes, por lo que casi nunca coinciden todos y así es más fácil, además de la ayuda de las nuevas tecnologías, como el whatsapp, que es fundamental para la comunicación del día a día.

- Además de a los 'élite' también entrenas a otros atletas, ¿verdad?
- Sí, varios; por poner un ejemplo a Javi Martinez, el hermano de Chema, que corre muy bien en veteranos y viene un par de días a la semana, ayuda a las chicas, y el súper-veterano 'Manolillo' Alonso, con sus 82 años, baja todos los días al INEF…todo eso enriquece al grupo, el que un veterano pueda dar un consejo a un chaval joven, que unos ayuden a otros en las series, eso es lo que me encanta de un grupo en el que hay gente de 16, de 25, de 40 y hasta de 80 años.

- ¿Sueñas con que tu mayor logro como entrenador esté aún por llegar?
- Eso es lo que espero, hay que ser ambicioso; me he quedado a las puertas de una medalla olímpica con Higuero y de una mundial con Mechaal y espero, con Mechaal, con Marta Pérez, que está progresando mucho o con cualquier otro, acabar mi carrera como entrenador con alguna medalla olímpica o mundialista.

- Uno de tus 'picos' fue en los Juegos de Pekín, adonde llevaste 5 atletas, ¿verdad?
- Sí, la verdad es que llevar a tantos atletas a unos Juegos o a un Mundial no es fácil, te das cuenta de eso cuando al siguiente campeonato solo llevas dos o uno, pero en esa ocasión estuvieron Higuero, Tete, Chema y las hermanas Checa, Loli e Isabel. En realidad, llevé 6 porque también estuvo el argentino Javier Carriqueo, en el 1.500m

- ¿Cuál es la prueba que te resulta más fácil de entrenar?
- Por los años que llevo ya con ella, yo diría que la maratón, ya la entrenaba con Rodrigo Gavela hace más de 25 años, creo que ya tengo el método bastante pulido, aunque voy incorporando cosas nuevas; por ejemplo, para que Javi Guerra no tenga siempre los mismo estímulos he variado algunos entrenamientos y ya ha mejorado marca en media en Granollers con 1:01:38. También he preparado mucho los 42.195m con Alessandra Aguilar…por eso creo que es la disciplina que tengo más dominada.

- Ahora que el atletismo Master está de moda, ¿no te apetece volver a competir, aunque sea sin mayores pretensiones?
- No, nada (risas). Me gusta calentar con mis atletas, 25-30m, algún día puedo llegar a hacer 50m pero hago deporte salud, para encontrarme bien física y mentalmente; hace poco ayudé a uno de mis atletas, Ángel Cano, porque le prometí que le acompañaría hasta la media en la maratón de Amsterdam, entrené un par de meses para ello, fuimos a 4:10/4:15 y acabé con algunos dolores; además, no me parece ético dedicar tiempo y energía a entrenar fuerte para competir ya que tengo a un grupo de atletas que ha dejado en mis manos su futuro atlético y se merecen que me dedique a ellos en cuerpo y alma.

Una vez acabada la charla, Antonio lee una cita con la que comulga: "los entrenadores no somos gurús, somos personas que nos documentamos y que nos implicamos, de forma que cuando un atleta no tiene buenos resultados tenemos que ser muy rigurosos para descubrir los factores que han influido en ello".

También opina que "ahora, con tanto internet, redes sociales, twitter, etc, hay demasiados 'opinadores': se lesiona alguien y todo el mundo opina "ha sido por la zapatilla que utilizaba, ha sido por el terreno donde entrena…; por favor, dejemos que cada profesional (el médico, el fisioterapeuta, el entrenador) haga su tarea y dejémosles trabajar tranquilos". Y agrega: "en mi época, los atletas no sabíamos qué entrenamientos estaban haciendo nuestros contrincantes; ahora, si un atleta sabe que uno de sus rivales ha hecho un entrenamiento espectacular, puede ser negativo para él porque va a afrontar la competición sabiéndolo y le puede minar psicológicamente".

Para finalizar, rompe una lanza en favor de "los entrenadores de escuelas, de clubes, de pueblos pequeños, que hacen una gran tarea de formación con los chavales más jóvenes, aunque llega un momento en que quizás lo más conveniente es que, cuando el atleta ya se decanta con 16 o 17 años por una especialidad concreta, pase a entrenar con un entrenador especializado en esa disciplina; es un tema complicado, porque se quedan sin la 'joya' después de haber trabajado con ellos, pero va a ser lo mejor para el atleta; está claro que habría que compensarles de alguna manera por su tarea de formación". De momento, sus hijas Ainhoa (18 años) y Marta (14) han hecho un regate a su padre fondista y practican la altura y el triple, respectivamente.

 

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia




















En el Campeonato del Mundo de medio maratón de Montbeliard 1995
En el Campeonato del Mundo de medio maratón de Montbeliard 1995

Después de batir el récord de España de maratón en Berlín en 1994
Después de batir el récord de España de maratón en Berlín en 1994







Servicio Oficial diseñado y producido por MSL Technology. © Copyright 2018 / RFEA 1997-2018. Reservados todos los derechos.
| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |