Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo

            Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 lunes, 18 de diciembre de 2017   NOTICIA WEB 412/2017
La contracrónica de Samorín 2017
8 ecos positivos del Eurocross de cara a 2018

Por : Antonio Aparicio - Fotos: José Antonio Miguelez


Cuando aún resuenan los ecos de las buenas actuaciones de nuestros crossistas en el Europeo de Samorín, hemos examinado con lupa ocho aspectos ilusionantes de la cita eslovaca para el medio y largo aliento español. Te invitamos a degustarlos.

1.- Tres escalones más con el anterior reglamento. Las 5 medallas (1O-2P-2B) obtenidas por nuestros crossistas en el hipódromo de Samorín constituyen una buena cosecha, pues superan claramente la media de España en la competición aun sin contar el bronce del novedoso relevo mixto. Pero hablando de novedades: sin la nueva norma por la que sólo puntúan los 3 primeros de cada país (y no los 4 primeros; algo que reflejaba más el poderío colectivo de un país), el balance habría mejorado cualitativamente en hasta tres pruebas. Sobre todo, la plata del equipo masculino sénior (a 3 puntos de Turquía) se habría convertido en oro (1ª ESP 34, 2ª TUR 38); y el pionero bronce de las sub-20 (1ª GBR 21, 2ª ITA 33, 3ª ESP 47) se habría trocado en una apoteósica plata (1ª GBR 33, 2ª ESP 67, 3ª ITA 84). Pero además, las sénior habrían ascendido de la 5ª a la 4ª plaza, a sólo 5 puntos del bronce. En las otras tres pruebas, entretanto, no habría cambiado el puesto: 1º los sub-20, 4º los sub-23 y 5º las sub-23. Dicho de otra forma: con el anterior sistema, España habría mejorado los resultados de Chia 2016 en 5 categorías, e igualado el de la sub-23 masculina.

2.- Mechaal, un valor seguro. Con su plata individual, Adel Mechaal se ha afianzado como una de las opciones de medalla más fiables para nuestro atletismo (un bien que no abunda y que resulta especialmente valioso tras la retirada de Ruth Beitia). Así lo refleja su trayectoria en los dos últimos años. Tras iniciar su cosecha de metales con un bronce en el Europeo de Cross de 2015 y una plata en los 5.000m del Europeo de Ámsterdam'16, sus prestaciones en los JJ.OO. de Río y en el Eurocross de 2016 (donde aun así fue 8º) se vieron afectadas por circunstancias psicológicas muy complicadas. Pero su apuesta firme por resurgir en Madrid a las órdenes de Antonio Serrano no tardó en dar fruto. En 2017, empezó impactando con su triunfo en los 3.000m del Europeo bajo techo de Belgrado, cuando aún pendía sobre él la espada de Damocles de la suspendida sanción. Y una vez exculpado por la máxima instancia de justicia deportiva (el TAS de Lausana), el de Palamós se destapó siendo 4º en el Mundial de Londres (el logro global más valioso de nuestro 'milqui' masculino en 6 años) y quedando subcampeón el pasado domingo. Para 2018, Mechaal se muestra igual de ambicioso de cara al Mundial 'indoor' de Birmingham (3.000m) y el Europeo al aire libre de Berlín (5.000m y 10.000m). Atentos a él.

3.- Los sénior, abonados al podio. Son ya 13 años seguidos sin fallar, que se dice pronto. En todas las ediciones desde 2005, el equipo masculino sénior se ha colgado invariablemente una medalla; y casi siempre de plata o de oro. Tal es la densidad de nuestros crossistas que tenemos recambios permanentes de un año para otro y, dada la buena salud de las categorías menores, todo apunta a que no faltará relevo cuando se despidan los más veteranos (Ayad Lamdassem, Javi Guerra, Jesús España…). En féminas, la buena noticia es que, tras haberse producido ya ese relevo (la media de edad del sexteto era de 27,5 años, frente a los casi 32 del equipo masculino), el podio sigue estando muy cerca… y también hay buena cantera por detrás.

4.- Un bloque sub-20 colosal… ¡y no estaban todos! El impresionante oro del equipo masculino sub-20 no sólo reeditó los ya lejanos triunfos colectivos en las ediciones de 1997 y 1998, sino que, cualitativamente, mejoró claramente las actuaciones de aquellos combinados liderados respectivamente por Juan Carlos Higuero y Yusef El Nasri. Con 4 atletas entre los 10 primeros (Miguel González 5º, Annasse Mahboub 7º, Ignacio Fontes 8º y Mario García 9º), más Tariku Novales 13º y Ouassim Oumaiz 23º, nuestros júnior ofrecieron un recital como bloque sin precedentes en la categoría. ¡Y eso que se habían quedado en casa dos auténticos 'patas negras' como Adrián Ben y Jordi Torrents, 8º y 12º en la edición anterior! Pero tras superar las complicaciones derivadas de una apendicitis (Ben) y un dedo roto del pie (Torrents), ambos prometen dar también mucha guerra en la próxima campaña de pista cubierta.


5.- ¿La mejor generación en chicas? Pese a las espléndidas perspectivas de futuro que ofrecen los sub-20, quizá sea más importante si cabe el hito logrado por sus coetáneas. No en vano, tras obtener tres veces la 4ª plaza (1997, 1998 y 2006), las júnior lograron por fin subir al podio. Y su bronce lo conquistaron ofreciendo una impresión magnífica, al meterse 4 atletas entre las 20 primeras (algo que, en la historia de la competición y contando todas las categorías, sólo había logrado otro equipo femenino español: el sénior que maravilló colgándose el oro en Toro'07). Tras su 7ª plaza en 2016, muchas miradas apuntaban a Lucía Rodríguez (que cumplió siendo 15ª). Pero el trío de castellanoleonesas que ya lograron sendas plazas de finalista en el pasado Europeo sub-20 de Grosseto, Marta García (13ª), Carla Gallardo (19ª) y Cristina Ruiz (20ª), demostraron que no tienen nada que envidiar a la madrileña. Y sobre todo, ¡que entre todas forman un equipo perfecto!

6.- Debuts fenomenales. Estrenarse en una competición nunca es fácil, pero hasta 12 de los 15 españoles que participaban por primera vez en un Europeo de Cross (en cualquier categoría) realizaron una actuación muy satisfactoria. No en vano, de esa docena, casi todos terminaron entre los 30 primeros: las sénior Nuria Lugueros (17ª) y Ana Lozano (30ª); los sub-23 Sergio Paniagua (17º), Yago Rojo (23º), Gonzalo García (26º) y David Bascuñana (28º); y los sub-20 Mario García (9º), Cristina Ruiz (20ª) y Ouassim Oumaiz (23º); así como dos integrantes del 'bronceado' relevo mixto, Jesús Gómez y Esther Guerrero. Y tampoco hay que olvidarse de la benjamina Andrea Romero, 41ª entre las júnior con 17 años.

7.- Mayo y Antón siguen prometiendo mucho. Con todo lo bueno que viene por debajo, los sub-23 Carlos Mayo y Celia Antón siguen siendo nuestras dos mayores esperanzas de futuro en el medio y largo aliento. En tierras eslovacas, ni el zaragozano (5º) pudo añadir otro metal a sus 3 platas obtenidas en la competición, ni la arandina (17ª) pudo acercarse al podio tras su 4ª plaza como júnior en 2015. Pero viendo el coraje, la ambición y el notable desempeño que exhibieron ambos, después de que Mayo estuviese a punto de renunciar por unos dolores de rodilla y de que Antón padeciese año y medio en el dique seco por un rosario de lesiones, sólo cabe aplaudirlos con fuerza y seguir ilusionándose con sus prometedoras carreras. Ojo también a Carmela Cardama, bronce en los 5.000m del Europeo júnior de 2015, y que pisó los talones a Celia en Samorín. El agradecido y fructífero regreso a la Selección de la viguesa, que lleva dos años estudiando en Estados Unidos, representa el acierto de haber llevado a equipos completos por primera vez desde 2010, y de contar con nuestros buenos atletas estén donde estén.

8.- Entrenadores doblemente satisfechos. Todos los técnicos españoles que tuvieron a pupilos a orillas del Danubio pueden estar muy satisfechos con sus esfuerzos; y la mayoría también con sus resultados. Se reparten a 13 de esos atletas entre Antonio Serrano y el tándem Juan del Campo-Luismi Martín Berlanas, responsables en la capital de lo más granado del presente y futuro de nuestro fondo. Podríamos resaltar a muchos más técnicos, pero hay dos que deben estar doblemente contentos. A las órdenes de Enrique Pascual (toda una institución que ayudó a triunfar a los míticos Fermín Cacho y Abel Antón, entre otros), prosperan en Soria la gran revelación de los sénior, Dani Mateo (8º en Samorín, su mejor resultado en 6 Eurocrosses) y David Bascuñana (28º en la prueba sub-23; otra gesta para uno de los 5 españoles que defendían por primerísima vez a la Selección, en cualquier categoría o competición). A su vez, el vallisoletano Uriel Reguero (que este año ya ha gozado de la explosión de su ochocentista Saúl Ordóñez) entrena a la gran revelación entre las sénior, Nuria Lugueros (17ª en sólo su segunda internacionalidad, muy cerquita de la líder Trihas Gebre), y a la perla Marta García (la mejor en Samorín del histórico equipo sub-20, tras haber sido ya 5ª en 5.000m y 7ª en 3.000m en el pasado Europeo júnior).

Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia


Adel Mechaal, medalla de plata en senior
Adel Mechaal, medalla de plata en senior

Los júniors de
Los júniors de

Nuria Lugueros, gran actuación en su debut europeo
Nuria Lugueros, gran actuación en su debut europeo

Mario García liderando a los jóvenes
Mario García liderando a los jóvenes

Carlos Mayo no subió al podio pero promete más y mejor
Carlos Mayo no subió al podio pero promete más y mejor







Servicio Oficial diseñado y producido por MSL Technology. © Copyright 2018 / RFEA 1997-2018. Reservados todos los derechos.
| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |