Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo



        Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 miércoles, 25 de octubre de 2017   ENTREVISTA WEB 10/2017
Entrevista a una de las grandes revelaciones del atletismo español en 2018
Óscar Husillos: "¿Por qué no pensar en romper esa barrera de los tres minutos con el relevo?"

Por : Miguel Villaseñor - Fotos: José Antonio Miguelez)


Conozco a Óscar Husillos hace tiempo y siempre nos hemos tratado con gran admiración y cariño. Contacto con él y en un rato ya hemos concertado la cita para la entrevista que habéis comenzado a leer. Óscar es hombre sencillo, abierto, muy amable y educado, centrado en su trabajo. Un crack en lo deportivo y en lo personal. Me cuenta que este año ha empezado a entrenar más tarde, a mediados de septiembre, que la temporada pasada fue más larga de lo habitual y que hay tomarse la presente con tranquilidad.

¿Cómo valoras tu temporada 2017? Ha sido magnífica, también ha sido inesperada para mí y para muchos aficionados. Mi temporada ha sido inesperada para ti y para los aficionados, pero también para mí, para mi entrenador y para la gente que me rodea. En septiembre del año pasado pensamos en el cambio de prueba, a entrenar por arriba para el 400 en la pista cubierta, a intentar la mínima para el europeo de Belgrado, que luego fue más factible de lo que pensábamos, todo como base para el verano para el 200, para ir en esta distancia al europeo de Selecciones y al mundial de Londres. Pero esta idea se truncó porque salió todo mejor de lo esperado. Eso hizo que me dedicara todo el año al 400. Ha sido un punto de inflexión y al 400 me dedicaré ahora de cara a campeonatos internacionales.

Luego hablaremos de él, pero ¿para el cambio te tuvo que convencer tu entrenador, Luis Ángel Caballero? No, no, él me lo venía diciendo hace años, por mi forma de correr, el estilo, las series que hacía, podía llegar a ser un buen cuatrocentista. Son entrenamientos más largos, más duros, más costosos, en competición hay que sufrir el ácido láctico… Fue de mutuo acuerdo, pero pensando en seguir en el 200. Pero salió todo perfecto y este año seguiremos el mismo planteamiento, no vamos a cambiar nada.

¿Has dicho ya adiós a nivel de grandes campeonatos al 200? Sí, pero seguiré haciendo el 200, me viene bien, me gusta, me encanta correrlo en pista cubierta, tengo que aportar puntos también a mi club, al Barcelona, en la Liga y la Copa, pero en los campeonatos me dedicaré al 400.

"Pagué la novatada en Belgrado"

Hiciste una pista cubierta fantástica, con título nacional y récord de España, ¿te decepcionó no llegar a la final en Belgrado? Sí, había hecho una temporada fantástica hasta llegar a Belgrado, el objetivo allí era meterse en la semifinal y luego allí de acuerdo al ránking meterse en la final, pero me pudo la presión, metida por mí, por los medios, por todo el mundo, después de mi récord de España de 45.92… La novatada la he pagado ya (risas), dije una y no más. Pero en Belgrado gané experiencia, gané carácter en la competición para los siguientes campeonatos.

Correr bien un 400 es complicado, es decir, distribuir el esfuerzo a lo largo de la carrera, parece que tú lo has conseguido en gran medida en poco tiempo… Ha habido momentos en los que me ha costado coger el ritmo, me ha costado saber si tengo que pasar más rápido o más lento la mitad de carrera. ¿Te pasó en Sierra Nevada? Allí pasé muy rápido el 200 y me di cuenta de que hay que centrarse en los ritmos. Todavía me considero un novato, tengo delante a especialistas como Samu o Lucas, que llevan toda la vida corriendo el 400, y ante ellos me considero un novato, tengo que aprender de ellos.

¿Cómo llevaste durante la temporada el hecho de tener que hacer la mínima para Londres (45.50)? ¿Cómo te sientes en esta situación? Bien, la verdad es que no iba con mucha ansiedad a las carreras, empezamos tranquilos, hice marca personal en 100 casi sin hacer velocidad, dos 200 con el club, en el primer cuatrocientos en Huelva hice marca personal (45.74) y me quedé a dos décimas, luego vino Sierra Nevada, donde me quedé con las ganas porque hizo un día magnífico, hice 45.70. Fue en Madrid, con 45.33, en donde las condiciones no eran muy favorables, con muchísimo calor, pero la serie, aunque era B, era perfecta, con muy buenos rivales, supe medir mejor mis fuerzas, sabía que la mínima estaba en mis piernas, los entrenamientos me lo estaban diciendo, era solamente relajarme, correr igual que estaba entrenando y sabía que la mínima saldría.

"En las dos finales de este año, en Salamanca y Barcelona, me he encontrado muy cómodo"



Luego vino el Campeonato de España, en el que venciste, ¿cómo te sentiste en Barcelona?, fue una carrera complicada por las circunstancias, la tormenta, la espera… Sí, hubo inconvenientes, había habido fallos con los tacos de salida, llegó la tormenta, el rayo, sentados en cámara de llamadas sin movernos con la lluvia, una hora de retraso. En un principio tanto Lucas como yo nos planteamos no correr, los dos teníamos mínima, temíamos alguna lesión, nos jugábamos el posible mundial y el posible relevo. Vino Pepe Peiró, nos tranquilizó, nos dijo que saliésemos a correr tranquilamente, que pasase lo que pasase íbamos a estar en la lista para Londres. Pero luego fue una carrera en la que me encontré bastante cómodo. En las dos finales de este año, en Salamanca y Barcelona, me encontré cómodo, liberado de tensión, sólo preocupado por ganar, no por el tiempo, sólo por ganar. Me encontré muy cómodo y casi hago marca personal.

Háblanos de tus 400 de Londres, dos carreras, dos marcas personales, estuviste magnífico. ¿Cómo fue la experiencia ¿qué sentiste? ¿superaste tus expectativas? Sí, Miguel, las expectativas sí que las superé, la verdad, el objetivo principal era meterme en la semifinal, vistos los registros de Pekín, de Moscú, el corte para semifinal podía estar en 45.00, en 45.30, sabíamos que si corría en marca personal era muy probable estar entre los 24 mejores del mundo. Y así fue. No me pasó como en Belgrado, no me achiqué. Salí al estadio, lleno a reventar, estaba muy motivado, con una serie con Makwala como referencia en principio, y pasamos de ronda. Lo que no sabía es como iba a reaccionar mi cuerpo en 36 horas con dos 400 al 100 por 100, en las semifinal conseguí mejorar otros diez puestos, llegaba en el puesto 34 del ránking, fui el 14 del mundo, con otra marca personal, no podía pedir más a mi actuación individual.

Hablemos ahora del relevo 4x400 español, que ha sido maravilloso, tanto en Lille como en Londres, habéis sido muy seguidos por todos, nos habéis hecho soñar, hemos disfrutado muchísimo. Cuéntame tus sensaciones con el relevo, tu experiencia con tus compañeros… Venía de atrás, de la pista cubierta, tanto atletas como entrenadores y aficionados, todo el mundo se quedó decepcionado porque el relevo no pudo acudir a Belgrado, no era problema o culpa de nadie, era así la normativa de participación. Nos quedamos decepcionados, pero sabíamos que luego en verano tendríamos una oportunidad en Lille, si llegábamos en un gran estado de forma intentaríamos luchar por una plaza de Londres. En Lille había corrido 45 minutos antes el 200 y eso me liberó, tuve una buena puesta en escena, entregué a Lucas, Lucas no corrió poco como dijo la gente porque Lucas tuvo a enormes rivales, Maslak y Bonevacia. Darwin es a priori el benjamín, pero hizo un relevo increíble. Samuel al final en la lucha con el holandés en esos metros finales nos dio la plaza… Sí, sí, si Holanda hubiese ganado habrían ido ellos a Londres. Sí, por esos pocos metros finales de Samu nos metimos en Londres.

"El éxito de Londres se resume en que éramos un equipo"



Cuéntanos el relevo en el Mundial. En Londres todo se resume en que éramos un equipo, en las semanas anteriores, con Alex Codina, con Toni Puig, estuvimos juntos, desayunar juntos, comer juntos, cenar juntos, éramos un equipo, teníamos que compenetrarnos, hacer piña y ser un equipo, como así se demostró. En Londres, antes de comenzar la semi, sabíamos que teníamos una buena semifinal, que podíamos entrar en la final, que había que luchar, luego fallaron Bahamas y Jamaica y acabamos ganando la serie por todo lo alto. Un lujazo, un lujo… Sí, eso es, nos quedaba el premio final que era disfrutar en la final, sabíamos que el récord de España podría caer, cualquier cosa entre los ocho mejores era un premio, había que salir, correr y disfrutar. Fuimos quintos del mundo y hemos hecho disfrutar a toda España.

Había un interés tremendo, y todos hablábamos del récord, era factible, pero había que hacerlo, ¿estabais presionados en ese sentido? Todo el mundo hablaba del récord, se decía que en el anterior récord no había tantas buenas marcas personales como había ahora, lo que quiere decir que el anterior equipo estaba más mascado. Y de cara al futuro, este año con el europeo, por qué no hablar, no ya del récord de España, sino de por qué no romper esa barrera de los tres minutos. En estos próximos años, con concentraciones y pensando en Tokio, tenemos que pensar en estar en esa final de Tokio, tenemos que pensar que puede ser posible, que no es ya un sueño, tenemos que luchar por nuestros sueños y nuestros objetivos.

Ahora se os hablará de bajar de 3 minutos, yo sí lo veo factible en un futuro. Se nos pidió bajar del récord de España (risas), nos quedamos a 6 décimas de los tres minutos. Tanto los otros tres componentes como yo, como Alberto Gavaldá, que fue el reserva y estuvo con nosotros, y no sólo los cinco, hay más gente que está detrás nuestro, gente joven, que se puede hacer un hueco en la selección, les animo a que luchen por ello.

Le comento que la "sorpresa" del relevo no fue él ni Samuel ni Lucas, sino Darwin, que tuvo un comportamiento fantástico. Sí, así es, Darwin tuvo su europeo un mes antes, quizá se podía pensar que podía llegar pasado de forma o no al mejor nivel, luego fue todo un lujo tenerle en el equipo, hizo unas carreras increíbles, tanto en semifinal como en la final un papel espectacular.

"En la semifinal de Londres salí a tope para intentar batir el récord de Cayetano Cornet"

El récord de España de Cayetano Cornet se ve amenazado por cualquiera de los tres, ¿cómo lo ves? Estáis cerca pero al mismo tiempo estáis lejos, es muy complicado, ¿o no? (risas) Esta temporada ha habido momentos en los que se ha planteado que a ese récord de España le queda poco, es un gran registro, tienes que llegar al 100% con todos los factores a favor. En la semifinal de Londres yo salí a tope para intentar batirlo. Es un récord muy antiguo, de 1989. No habías nacido, le comento. Ni yo, ni Samuel, ni Lucas, ni Darwin (risas), ninguno de los cuatro. Esperemos que, visto lo visto, le quede poco tiempo. Si no lo bato yo, ojalá lo bata Samuel, ojalá lo bata Lucas o Darwin.

Recuerdo que se especuló mucho con que David Canal lo batiría y al final no lo pudo conseguir. Seguramente el récord sale el día que menos lo esperas. Eso es, Miguel, hay que ser paciente, a mí el de pista cubierta me llegó de sorpresa, no sabía que estaba para correr tanto, ni mi entrenador tampoco, las cosas salen cuando menos te lo esperas, cuando las piensas mucho es cuando peor te salen, te metes presión tú solo, te comes la cabeza y no corres como puedes correr.

Quiero hablar de tu entrenador, de Luis Ángel Caballero. Es un entrenador con mucha experiencia, son 71 años los que tiene. Es un segundo padre para mí, paso con él todas las tardes en las pistas del Campo de la Juventud entrenando, tanto él como yo ya sabemos lo que nos viene bien a cada uno, me conoce perfectamente. Como dice Ruth Beitia, mi entrenador es el 50 % (risas), me dice "yo soy el que hace los entrenamientos y tú eres el que sufres y el que corres" (risas), hay siempre una pequeña discusión entre ambos porque los dos nos quitamos méritos. Le apunto que fue triplista, que saltó 15.10 en 1967. Sí, sí, ya nos lo dice él (risas), fue récordman de Cataluña porque estaba en el Tarragona, que saltaba en pista de ceniza y que ahora tenemos buenas instalaciones para entrenar y que no nos podemos quejar (risas). Y Óscar cuenta una anécdota. Me conoce tan bien que en Belgrado en la semifinal él me vio la cara y supo que no era un buen día para mí, como así ocurrió.

No te has movido de Palencia, no has ido como otros atletas a un Centro de Alto Rendimiento, ¿por qué? Tengo en Palencia a mi entrenador, a mi grupo, tengo mi pueblo (Astudillo) muy cerca, a mi familia, lo que he estudiado lo he tenido en Palencia, no tengo motivos para marcharme, he sido siempre fiel a mi entrenador, no se me pasa por la cabeza marcharme a Madrid o Barcelona y cambiar de entrenador, se lo debo todo a él.

Cuéntame tus planes para 2018, aunque no parece que vaya a haber muchos secretos, mundial indoor y sobre todo el europeo aire libre. Primero está Birmingham, habrá que luchar por las dos plazas, y es posible que vayamos en el relevo, todavía no se sabe. El objetivo de la temporada es Berlín, porque visto Londres, fui tercer europeo y fuimos terceros europeos en los relevos, todo hacer pensar que puede haber algo grande, habrá que meterse en la final individual e intentar luchar por las medallas. En el relevo tenemos que aspirar a todo en Berlín, son objetivos complicados pero no imposibles.

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo
Su temporada 2016/2017
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia









































Servicio Oficial diseñado y producido por MSL Technology. © Copyright 2018 / RFEA 1997-2018. Reservados todos los derechos.
| AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD |