Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo



        Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 viernes, 13 de octubre de 2017   NOTICIA WEB 326/2017
La especialidad que más medallas ha dado al atletismo español en toda su historia
100 años de marcha en España

Por : Miguel Calvo


Territorio para pioneros, durante las décadas de 1910 y 1920 en el atletismo español todo estaba aún por inventar, por descubrir.

A medida que nacía el siglo XX, las primeras competiciones atléticas fueron saltando de los festejos de las fiestas mayores a eventos más o menos organizados. Poco a poco empezaron a nacer nuestras primeras federaciones de atletismo. Y enseguida comenzaron a disputarse las primeras competiciones oficiales, antes de que los campos se convirtiesen en estadios(1).

A tientas, aquellos primeros deportistas amateurs fueron sentando las bases del atletismo español y, tras la I Guerra Mundial, España debutó oficialmente en los Juegos Olímpicos de Amberes 1920 con el atleta José García Lorenzana como primer abanderado español de la historia(2) , con el lanzador Inazio Izagirre siendo el primer atleta español en competir en unos Juegos Olímpicos(3) y con un amplio equipo atlético en el que el marchador Luis Meléndez consiguió ser el primer atleta español en clasificarse para una final olímpica(4), demostrando desde un principio la importancia de la marcha atlética dentro de nuestro atletismo.

"Fueron tiempos de enorme afición al deporte en general. Sentíamos intensamente la práctica deportiva, que por entonces era mucho más pura", tal y como definió esta época el marchador Eduardo Soler (campeón de España en 1924) en una entrevista en El País en 1980(5).


Después de la cita de Amberes y tras un año post-olímpico bastante flojo a nivel atlético, el 15 de octubre de 1922 se disputó en Barcelona el primer Campeonato de España de marcha, sobre la distancia de 50 kilómetros, cuyo 95 aniversario celebramos estos días.

La organización de la competición se encargó a la sección de atletismo del R.C.D. Espanyol, de acuerdo con la Real Federación Española de Atletismo y la Federación Catalana de Atletismo. Y la prueba, con salida y llegada en el barcelonés Parque de la Ciutadella, llevó a los marchadores en un recorrido de ida y vuelta a través de San Adrián del Besós, Badalona, Montgat, El Masnou, Alella, Vilanova del Vallès, Montornès de Vallés, Martorellas, San Fausto de Campcentellas, Santa Coloma de Gramanet hasta regresar de nuevo por San Adrián del Besós(6).

Y desde el primer momento, reflejo de que pocas pruebas deportivas encierran tanta épica como los 50 kilómetros marcha, todo fue aventura, lluvia y mítica.

La salida estaba prevista para las seis de la mañana, pero como consecuencia de un fuerte aguacero tuvo que retrasarse durante una hora. 51 de los 56 marchadores inscritos tomaron la salida y en la primera parte de la carrera se vieron obligados a detenerse en un paso a nivel por un tren de mercancías. Y a pesar de que pronto la lluvia pareció amainar un poco, desde Alella marcharon bajo un enorme diluvio que ocasionó numerosos abandonos(7).

Los más fuertes continuaron su camino a través del frío, la humedad y la subida al collado de Font de Cera. Mientras, en la meta, el numeroso público apenas podía enterarse del discurrir de la prueba: la organización había previsto un innovador sistema de comunicación a través de estaciones de campaña de los boys scout repartidas por todo el recorrido(8), pero la lluvia impidió colocar los paneles informativos y las tribunas reservadas a prensa, jueces y autoridades.

Las viejas fotos que nos han llegado reflejan toda la dureza de la prueba y la gran expectación que levantó, con los marchadores empapados entre charcos y barro, rodeados de coches, motocicletas y bicicletas de la organización e incluso de gran parte del público que se agolpaba para ver la competición y que corría, hasta con los paraguas abiertos, detrás de los atletas.

Tras un duro ataque en la parte final, la victoria correspondió a Alberto Charlot (5h14:15.4) y el podio lo completaron Francisco Albesa (5h20:46.2) y Enrique Buendía (5h27:59.8)(9).

"El circuito no podía estar mejor elegido, pues los parajes por los que hemos atravesado son todos sin excepción de insuperable belleza. No quiere decir esto que la prueba haya sido fácil, ya que el temporal reinante nos ha molestado duramente en todo el recorrido, haciendo difícil nuestra marcha. La lluvia y el barro han hecho que la prueba haya resultado en general dura y a ratos durísima. Sin duda, este triunfo constituye la mayor alegría de mi larga actuación deportiva", declaró el primer campeón de España de marcha nada más acabar la prueba a La Jornada Deportiva(10).

Cargado de simbolismo, el destino quiso que el primer campeón de España fuese Alberto Charlot, auténtico pionero de la marcha en nuestro país.

Nacido en Rentería en 1892, de padres franceses, Alberto se afincó junto a su hermano René en Barcelona cuando la actividad atlética nacía en nuestro país(11). En aquellos años en los que los libros estaban todavía en blanco, en noviembre de 1912 Charlot estableció en el parque de Montjuic un récord de España de 1.500 metros (4:37.2) que permanecería vigente hasta 1915(12).

Hace justo 100 años, el 18 de noviembre de 1917 y tras un gran cambio de especialidad, en un entrenamiento oficial en el Campo de la S.S. Pompeya el propio Alberto Charlot consiguió la primera marca de la marcha española registrada por la Asociación Española de Estadísticos de Atletismo (31:19.4 en 5.000 metros en pista)(13), lo que le convierte oficialmente en el primer marchador de nuestro país(14).

Con esta semilla y con el germen en Cataluña (al igual que tantas otras disciplinas deportivas), la marcha atlética nació en nuestro país alrededor de las asociaciones excursionistas catalanas, con el epicentro en los hermanos Charlot y el gran grupo de marchadores que se comenzó a formar a su lado, con atletas como José Domenech o los citados Enrique Badía, Luis Meléndez o Eduardo Soler(15) entre otros y que terminó desembocando en aquel primer campeonato nacional.

"En una ocasión competimos 71 marchadores en una prueba importante, y solo llegamos 19 a meta. Lo nuestro, en aquel entonces, era temerario", terminaba de recordar Eduardo Soler , rememorando los tiempos en los que, junto a la enorme distancia, aquellos primeros marchadores se enfrentaban a complicados caminos de arena y pequeñas carreteras bacheadas, convencidos de que cada prueba era una nueva aventura hacia un terreno desconocido.

El paso del tiempo, el paso de las distintas generaciones, poco a poco fue haciendo que los nombres de todos estos pioneros se perdieran entre la niebla del pasado y, sucesores directos de aquellos atletas, nombres como Jordi Llopart, Josep Marín, Daniel Plaza, Valentí Massana, Jesús Ángel García Bragado, María Vasco, Juan Manuel Molina o Miguel Ángel López han ido escribiendo muchas de las mejores páginas de la historia de nuestro deporte.

En la actualidad, cualquiera que pasee una mañana por la madrileña Casa de Campo podrá ver a un grupo de jóvenes marchando en silencio bajo los árboles que dan nombre al Paseo de los Plátanos. El mismo silencio en pleno esfuerzo que puede sentirse si vemos al resto de los mejores grupos de entrenamiento de nuestro país, repletos de jóvenes soñando con ser campeones de España y convertirse en herederos de nuestra interminable saga de marchadores.

Y todo comenzó una furiosa mañana otoñal de lluvia en Barcelona.


BIBLIOGRAFÍA
(1) Martínez Patón, V. (2011): "Etimología (II): Campos y estadios". Cuadernos de Fútbol, nº 20, fecha: 1 abril 2011, ISSN: 1989-6379. http://www.cihefe.es/cuadernosdefutbol/2011/04/etimologia-ii-campos-y-estadios/
(2) Arrechea Rivas, F. (2016): "The flag bearer for Spain at the 1920 Olympic Games". AGON International Journal of Sport Sciences, 6(1), 7-16. Artículo incluido en "El atletismo español en los Juegos Olímpicos". Boletín 97 AEEA, Julio 2016. Pág. 15-22. http://www.rfea.es/historia/seleccion/JJOO_TodoLibro.pdf
(3) Calvo Aníbarro, M. (2016): "La primera aventura olímpica del atletismo español". Artículo publicado en "El atletismo español en los Juegos Olímpicos". Boletín 97 AEEA, Julio 2016. Pág. 25-35. http://www.rfea.es/historia/seleccion/JJOO_TodoLibro.pdf
(4) Etayo, J.J. (2016): "Los atletas españoles en los Juegos Olímpicos". Artículo publicado en "El atletismo español en los Juegos Olímpicos". Boletín 97 AEEA, Julio 2016. Pág. 37-114. http://www.rfea.es/historia/seleccion/JJOO_TodoLibro.pdf
(5) Pañella, V. (1980): "La marcha atlética llegó a España en 1914". Artículo publicado en la edición impresa del diario El País el sábado 23 de agosto de 1980. https://elpais.com/diario/1980/08/23/deportes/335829609_850215.html
(6) Anónimo (1922): "Primer Campeonato Español de Marcha Atlética (gran fondo)". La Jornada Deportiva Año II, número 70. 16 de octubre de 1922. Pág. 6 y 7. http://mdc2.cbuc.cat/cdm/compoundobject/collection/jorndeport/id/38/rec/86
(7) Idem 6
(8) Anónimo (1922): "El Campeonato Español de Marcha Atlética (Gran Fondo)". El Mundo Deportivo 2 de octubre de 1922. Pág. 5. http://hemeroteca.mundodeportivo.com/preview/1922/10/02/pagina-5/612781/pdf.html#
(9) Anónimo (1922): "Charlot del "R.C.D. Español" es campeón de España (50 km.)" El Mundo Deportivo 16 de octubre 1922. Pág. 6. http://hemeroteca.mundodeportivo.com/preview/1922/10/16/pagina-6/612792/pdf.html#
10) Idem 6
(11) Etayo, J.J. (2006): "La marcha atlética en España, desde sus orígenes hasta 1977". Boletín 76 AEEA, abril 2006. "Historia de la marcha en España". Pág. 11. http://www.rfea.es/aeea/archivos/ESP_marcha_historia.pdf
(12) AEEA (2015): "Cronología de los récords y mejores marcas españolas de atletismo". RFEA / AEEA. Madrid. Pág. 77.
(13) Idem 12. Pág. 302.
(14) En aquel entrenamiento oficial celebrado el 18 de noviembre de 1917 los hermanos Alberto y René Charlot terminaron con la misma marca, pero René había nacido en Francia y tenía nacionalidad francesa.
(15) Idem 5


Enlaces relacionados:

más información - www.pericosonline.com ALBERTO CHARLOT - PIONERO DEL ATLETISMO DEL RCD ESPANYOL
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia


Charlot con la camiseta del R.C.D. Espanyol
Charlot con la camiseta del R.C.D. Espanyol

Charlot (en el centro) junto a dos compañeros del R.C.D. Espanyol
Charlot (en el centro) junto a dos compañeros del R.C.D. Espanyol

Alberto Charlot
Alberto Charlot

Charlot y Luis Meléndez compitiendo en 1923 en Valencia
Charlot y Luis Meléndez compitiendo en 1923 en Valencia

Enrique Badía
Enrique Badía






© Copyright 2017 / RFEA 1997-2017. Reservados todos los derechos.
| Política de Privacidad |