Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo



        Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


 viernes, 08 de septiembre de 2017   NOTICIA WEB 300/2017
Este sábado se cumplen 100 años del primer Campeonato de España Absoluto de Atletismo al aire libre


Este sábado 9 de septiembre se cumplen 100 años de la celebración del primer Campeonato de España Absoluto al aire libre que tuvo lugar en el ya desaparecido Campo de Atocha de San Sebastián.

Qué mejor manera de celebrar esta importante efeméride para nuestro atletismo que recoger a continuación el brillante texto escrito por Jose Javier Etayo , Presidente de la Asociación Española de Estadísticos de Atletismo, que será parte de la publicación en la que está trabajando desde hace unos años la propia AEEA sobre la historia de los Campeonatos de España al aire libre y que verá la luz en 2020 con ocasión del Centenario propiamente dicho en cuanto a ediciones celebradas.

Las primeras competiciones atléticas en España que alcanzaron relevancia nacional se celebraron en 1914, básicamente en Madrid, Barcelona y Alza (Guipúzcoa). La organización de las mismas correspondió a los clubes que ya existían. El paso siguiente en la institucionalización fue la constitución de las primeras Federaciones Regionales. Así, en 1915 se creó la Real Federación Atlética Catalana, que organizó sus primeros Campeonatos regionales en agosto de 1916. También en 1915 se constituye la Federación Donostiarra, convertida en 1916 en Guipuzcoana, y que en este mismo año celebra sus Campeonatos. A final del propio 1916, se constituye a su vez la Federación Castellana, cuyos primeros Campeonatos se disputaron en junio de 1917.

Parecía ya llegado el momento de elevar el rango de los Campeonatos, y decidir quiénes eran los mejores de España. El 20 de junio de 1917 la federación Atlética Guipuzcoana hacía público el Reglamento de los Campeonatos Atléticos de España, que se habían de celebrar en el campo de Atocha de San Sebastián; aunque sin indicación de fecha, la previsión era celebrarlos en agosto. Dicho Reglamento preveía curiosas reglas en cuanto a la participación. Así, podrían tomar parte en los Campeonatos, (a) los seleccionados por las Federaciones en las regiones donde existen; (b) los atletas de esas regiones pertenecientes a sociedades federadas que no hubieran sido seleccionados; (c) los atletas pertenecientes a sociedades no federadas o a regiones donde no hubiera Federación; y (d) los extranjeros que residieran en España con anterioridad a 1 de agosto de 1914. Estas reglas suscitaron debate, y así el apartado (c) fue modificado, de modo que se excluía de la participación a los atletas de sociedades no federadas en regiones con Federación. Por otra parte la fecha, que en principio se fijó en el 16 de agosto, se atrasó al 9 de septiembre, por la tardanza en concretar la subvención que había de conceder el Ayuntamiento de San Sebastián.

Finalmente, el domingo 9 de septiembre, se celebraron los primeros Campeonatos de España. Participaron los atletas seleccionados por la Federación Guipuzcoana, la Federación Castellana, el F.C. Barcelona, que copó la representación catalana, y el C.D. Bilbao, pues aún no existía federación en Vizcaya. La asistencia de público fue multitudinaria, y la tarde espléndida, después de varios días lluviosos.

En ambas pruebas de velocidad se repitió el resultado. Tanto en 100 como en 200 metros se impuso el guipuzcoano Félix Mendizábal, que consiguió desde la salida su ventaja sobre el castellano Daniel García-Tuñón y el catalán Leandro Coll. Mendizábal registró 11.4 y 24.8, igualando en la distancia corta su propio record de España.

El catalán Anonio Blanch ganó los 400 metros, por delante de Cosme Duñabeitia y Gonzalo Leyra, que habían disputado con anterioridad los 800 metros, en los que entraron por este orden, seguidos de Rosendo Calvet, y con excelentes marcas. No pudo participar el guipuzcoano Zufiaurre, en excelente forma, pero que se lesionó en un entrenamiento.

En medio fondo brilló el elgoibarrés Juan Muguerza. La carrera más brillante de los Campeonatos fueron los 5.000 metros. Tomó la cabeza desde el principio el catalán Pedro Prat, hasta que al cabo de cinco vueltas (de 250 metros) intentó pasarle Emilio González, sin conseguirlo. En la vuelta número once Prat demarró, pero González no sólo resistió el envite, sino que le adelantó, forzando a Prat a la retirada. Entonces Muguerza siguió a González. Completadas dieciocho vueltas, o sea, a falta de dos, el público entusiasmado por la lucha se lanzó a la pista, y los dos atletas, pensando que estaban en la última vuelta, se lanzaron en un sprint del que resultó vencedor Muguerza con unos 50 metros de ventaja. Al llegar González, y advertirle de que quedaba todavía una vuelta, la corrió, por lo que fue el único que corrió completa la distancia. Sin embargo renunció a la que habría sido su victoria, reconociendo deportivamente que estaba vencido por Muguerza. En los 1.500 metros, Prat y González se volvieron a alinear, con la idea de colaborar con sus compañeros de región. Pero Muguerza demostró nuevamente su superioridad. Lanzó el ataque final a falta de 200 metros, obligando a retirarse a Pedro Prat, y adelantando a Adrián García que quedó subcampeón.

El salto de altura se centró en el recordman español José Luis Elósegui y el representante del C.D. Bilbao, José Luis Baquero. Fueron saltando 1.60, 1.62, 1.64, hasta llegar al 1.66. Aquí ya falló Elósegui, mientras que Baquero superaba la altura al tercer y último intento. En cambio, en el salto de longitud se intercambiaron los papeles, venciendo Elósegui a Baquero. También se disputaron las pruebas de altura y longitud sin impulso, y en ambas triunfó el guipuzcoano Alvaro de Artola, con mínimas ventajas sobre el recordman, el castellano Pompeyo Sevilla.

En los lanzamientos no hubo resultados excesivamente notables. El peso fue para el castellano Daniel García-Tuñón. En cambio, en disco, donde era favorito ante el mediano estado de salud de Ventura Elizondo, le ganó el otro representante local, Juan Ansola, con una marca de 36.13. Esta la igualó García-Tuñón, pero el lanzamiento fue anulado por haber pisado fuera del círculo. Finalmente, en la jabalina, lanzado todavía en estilo libre, sí triunfó Ventura Elizondo.

Nos quedan por recoger dos pruebas. La más importante, probablemente, de todo el Campeonato, fue el salto con pértiga. Cuando estaban empatados al haber superado los 2.70 los guipuzcoanos Elósegui y Gorrochategui, los vizcaínos Salaberría y Erice, y el castellano Baonza, se hizo necesario suspender la competición porque se echó la noche. Esta fue la causa de que el Campeonato se prolongara al lunes día 10. En esta continuación de la prueba, los cuatro atletas vascos saltaron los 2.80. La siguiente altura prevista eran 2.90, que intentaron cuatro atletas, y que era a la sazón el record de España, del propio Elósegui, conseguido en 1914. Sólo dos de los contendientes saltaron los 2.90, Elósegui y Salaberría, igualando por lo tanto el record de España. Elósegui saltó a continuación 2.95, nuevo record de España. En Madrid Sport apareció que también superó esta altura Salaberría, y probablemente de ahí tomó el dato José Iguarán en su trabajo de 1964 sobre la evolución del record de salto con pértiga. Pero creemos que se trata de un error, y que el vizcaíno se quedó en 2.90, como recoge El Pueblo Vasco en su crónica del día siguiente, y también La Gaceta del Norte, de Bilbao. Señalemos que Madrid Sport también atribuía 2.90 a Juan Bautista Erice, que es claro que se trata de un error (o errata). Pero lo más importante es que Elósegui, no contento con sus dos records, aún mejoró su marca de nuevo al superar los 2.98.

También habían quedado pendientes para el lunes los 110 metros vallas, y aquí triunfó Alvaro de Artola, completando así un excelente Campeonato con tres triunfos. Estaba prevista la celebración (art. 4 del Reglamento) de "pruebas de relevos (potestativas)", pero no llegaron a celebrarse.

Tenía gran importancia en la época la clasificación por regiones. En esta primera ocasión el triunfo guipuzcoano fue rotundo, al ganar once de las quince pruebas, mientras que los vizcaínos del C.D. Bilbao ganaban dos -800 metros y altura-, el catalán Antonio Blanch los 400 metros, y el castellano Daniel García-Tuñón el lanzamiento de peso. Habían nacido los Campeonatos de España, y habían comenzado bien: gran éxito de público, buenas marcas, con records de España en dos pruebas, comparación sobre el terreno de los mejores atletas de las distintas regiones, y consagración de figuras nacientes.

 

Enlaces relacionados:

Campeonato de España - San Sebastián 1917 - RESULTADOS
Comparte la noticia:





Imprimir esta noticia


Juan Muguerza, uno de los grandes pioneros del atletismo español, campeón en 1.500m y 5.000m en 1917
Juan Muguerza, uno de los grandes pioneros del atletismo español, campeón en 1.500m y 5.000m en 1917

Salida de los 100m
Salida de los 100m

Félix Mendizábal, campeón en 100m y tres años después fue olímpico en Amberes 1920
Félix Mendizábal, campeón en 100m y tres años después fue olímpico en Amberes 1920






© Copyright 2017 / RFEA 1997-2017. Reservados todos los derechos.
| Política de Privacidad |