Martes, 6 de Junio 2006 ENTREVISTA WEB Índice Entrevistas Inicio Web RFEA
Entrevistamos a Antonio Peñalver, subcampeón olímpico de decatlón en Barcelona'92
"Los 8.000 puntos son una barrera más mental que física"

Por:Ignacio Mansilla

    El Campeonato de España de pruebas combinadas por Federaciones Autonómicas, disputado en Murcia el pasado fin de semana, marcaba el inicio de una serie de competiciones importantes para nuestros mejores especialistas de combinadas, que culminará con la disputa de las Copas de Europa el primer fin de semana de julio (la Superliga para hombres en Arles y la Copa de Europa de 2ª categoría para mujeres en Monzón). Aprovechando nuestra estancia en Murcia hemos conversado con Antonio Peñalver, subcampeón olímpico de decatlón en Barcelona'92, una de las voces más autorizadas para analizar cual es el estado actual de las pruebas combinadas en nuestro país.

   Antonio, ¿qué opciones tienen los atletas españoles en estas importantes competiciones internacionales?
- "En hombres ahora mismo el equipo ha perdido un poco de consistencia con respecto a años atrás cuando había varios atletas que pasábamos de 8.000 puntos pero sin embargo el año pasado España fue tercera en la Superliga. Como se demostró allí, el hecho de tener tres hombres por encima de 7.500 puntos da opciones en esta competición y además el nivel en Europa tampoco es el de antes. Por su parte, en chicas habrá que ver en que estado de forma está María Peinado, que junto con Ruth Unzu y Ana Capdevila deberían tener opciones de ascenso en Monzón".

   A lo largo de tu trayectoria deportiva acumulaste una larga experiencia en la disputa de Copas de Europa. ¿Cómo hay que afrontar este tipo de eventos?
- "Hay que pensar siempre en el equipo; si en el decatlón piensas en las diez pruebas, cuando estás en la Copa de Europa tienes que tener en mente las treinta o las cuarenta; es decir, las tuyas y las de tus compañeros. Tienes que valorar tu actuación y la de todos y nunca debes centrarte en los problemas sino pensar en positivo".

   En 1989 te convertiste en el primer español en superar la mítica barrera de los 8.000 puntos al señalar 8.050 en el Campeonato de España de Barcelona, ¿qué significó para ti?
- "En aquel momento no era consciente de la importancia que tenía y lo he ido valorando con el tiempo. Venía de hacer 7.976 en la Copa de Europa disputada en Viena y casi me veía obligado a pasar de los 8.000 puntos en Barcelona. Derribar esa barrera fue entonces como un alivio. Además hubo otros componentes muy emotivos en ese Campeonato: la inauguración del Estadio de Montjuich o el gran récord de España de Cayetano Cornet en los 400 metros (44.96). Fue una gran alegría batir el récord de España y cumplir ese objetivo, pero lo he valorado mucho más después, con toda la distancia que da el tiempo transcurrido".

   El mayor logro de tu trayectoria fue la medalla de plata en decatlón en Barcelona'92. Han pasado ya casi catorce años de aquello pero ¿qué recuerdos vienen a tu mente?
- "Fue muy parecido a lo que comentábamos antes. En 1992 todas las instituciones se habían volcado con los Juegos Olímpicos, se había hecho un esfuerzo grandísimo, y los atletas españoles queríamos hacerlo bien. La primera sensación fue decirme: 'lo he hecho bien… menos mal'. Por supuesto, luego disfruté mucho de esa alegría compartida con tanta gente, con el equipo y con un estadio repleto de personas; es algo que yo no volveré a repetir… otros espero que sí tengan la oportunidad de hacerlo. Sin embargo, como decíamos antes, la perspectiva que da el tiempo es la que hace que más se valoren estos logros".

   Además de ti, otros tres hombres en nuestro país, Francisco Javier Benet, Álvaro Burrell y Jaime Peñas, han superado los 8.000 puntos; sin embargo, hace ya varios años que no se pasa esa barrera. ¿Cuándo podremos ver a más españoles por encima de los 8.000 puntos?
- "Probablemente ha existido una especie de sensación de resaca en el sentido de que hubo un tiempo en el que parecía que era fácil para nosotros hacer 8.000 puntos. No obstante, no éramos tampoco muy superiores a los atletas actuales; si nos comparamos prueba a prueba somos similares y en la única especialidad en la que quizás destacábamos más era en lanzamientos. El decatlón es una prueba de largo recorrido, en la que hay que aprender mucho y no hay que darse por vencido hasta que sales por la puerta del estadio. En cuanto al futuro, cuando los mejores atletas actuales dejen de pensar en los 8.000 puntos como algo imprescindible, a lo mejor lo consiguen. En mi opinión ésta es una barrera mucho más mental que física".

   Hace unos meses José Luis Martínez nos decía que las pruebas combinadas son como una escuela de vida gracias a la dificultad que entraña superar las distintas pruebas y llegar hasta el final. ¿Qué es lo que te ha aportado a ti esta particular escuela?
- "Seguramente el mayor aprendizaje que he sacado yo de las combinadas es que, a pesar de que he pasado por momentos muy malos, nunca he perdido la sensación de que había una luz al final del camino. Tanto las experiencias buenas como los malas son simplemente un escalón más en tu trayectoria y de todo se aprende. Hay que seguir trabajando y mirando al frente, estando seguro de que encontrarás lo que buscas".

   En la actualidad sigues muy vinculado al atletismo, compitiendo de vez en cuando en pruebas de lanzamientos y colaborando con la Federación Murciana. Háblanos algo de estas actividades.
- "Todavía sigo lanzando bastante, por encima de 15 metros e incluso alguna vez más de 16 metros en peso y en disco hace poco me sorprendí a mi mismo lanzando 46,60 metros. La fuerza, el genio… es algo que sigue en mí y no sé por cuanto tiempo. Tampoco puedo entrenar mucho por mis actividades profesionales pero sigo manteniendo la técnica y la explosividad que me permiten hacer esas marcas. Luego también colaboro con la Federación Murciana; el presidente de la Federación me pidió que me incorporara a su equipo en la Junta Directiva y ahí estoy opinando sobre las cosas que se hacen e intentando aportar, desde la parte de la experiencia, lo que creo que puede ser mejor para nuestro atletismo".

   También en el último año te has incorporado como comentarista de TVE en retransmisiones atléticas. ¿Qué tal te sientes realizando este trabajo y cuál crees que puede ser tu principal aportación?
- "Cada día me gusta más aunque también con el paso del tiempo me doy cuenta de que cometo muchos errores… (risas). Hay muchas cosas por hacer en este campo, me encanta ser un poco didáctico para los espectadores que no tienen muchos conocimientos de atletismo. Los que son entendidos saben lo que están viendo y no necesitan que Antonio Peñalver venga a contarles nada pero lo interesante es transmitir estos conocimientos a esas personas que se acercan a nuestro deporte. El atletismo es un deporte muy difícil de ver, pasan muchas cosas en poco tiempo que tienen su explicación técnica y lógica; yo lo que intento es interpretar todo esto que pasa para poder transmitirlo al espectador".

    Como se puede extraer de sus palabras, Antonio Peñalver, el hombre que mantuvo en vilo a todos los aficionados durante dos calurosas jornadas del mes de agosto de 1992, sigue muy vinculado al atletismo desde diversas facetas, transmitiendo su experiencia y aportando sus opiniones. Sin duda, algo muy positivo para nuestro deporte.


"En Barcelona'92 la primera sensación que tuve fue decirme: 'lo he hecho bien… menos mal'. Luego he aprendido a valorar estos logros con el paso del tiempo" Antonio Peñalver en la actualidad

En Barcelona 1992 exultante tras un lanzamiento de disco "En la Copa de Europa hay que pensar siempre en el equipo; si normalmente tienes en mente las diez pruebas, aquí hay que pensar en las treinta o cuarenta" En el Europeo de Split 1990

"El atletismo es un deporte muy difícil de ver, pasan muchas cosas en poco tiempo que tienen su explicación técnica y lógica; yo lo que intento es interpretar todo esto que pasa para poder transmitirlo al espectador" En el Europeo en pista cubierta de Génova 1992.


Patrocinadores y Colaboradores RFEA